El factor desestabilizador

Algunos grupos tratan de favorecer el estallido social. La situación actual trae el recuerdo de tristes antecedentes

El factor desestabilizador

Fotografía: La izquierda se va radicalizando.


 

Existen aún desde el Congreso, grupos que tratan de favorecer la subversión y el estallido social, basándose con la mayor de las incongruencias en que esto tiene que estar tolerado porque para eso estamos en democracia, cuando precisamente en virtud de esa democracia, deberían ser ellos los primeros en respetar y hacer respetar la ley.

Es necesario preguntarse por qué se vienen produciendo desde hace tanto tiempo, los más variados intentos para radicalizar a la población desde todos los ángulos posibles. Especialmente virulentos contra la Iglesia y los valores morales de la sociedad y ahora también contra otro de los pilares de la nación, las Fuerzas Armadas y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. La explicación, aunque nos llame la atención, se retrotrae (a mi entender), a bastantes años atrás y desde entonces se han venido sucediendo cada vez con mayor violencia.

Las manifestaciones del Prestige[1] y del 11-M (dos escasos años después de aquellas) han puesto de moda la violencia en la izquierda …”, dijo, en su momento, Federico Jiménez Losantos. Por lo que, observando el éxito que obtenían en el manejo y radicalización de las masas, el señor Rodríguez, entonces presidente en ejercicio, al enterarse de que sus correligionarios, “bajaban la guardia”, y, estando próximas las elecciones en las que se proponía volver a obtener la presidencia, decidió activarlas. Así lo reconoció él mismo en amigable entrevista con el periodista Gabilondo el 14 de febrero de 2008: Antes de despedirse el presentador de Cuatro preguntó al presidente: “¿Qué tal las encuestas?”. Zapatero hizo gala de su conocido talante en su respuesta. “Bien, lo que nos conviene es que haya tensión”, reconociendo que va a tratar de “dramatizar” para crear “tensión porque les beneficia la crispación. Poco más tarde, en mayo del 2011, nos obsequiaron con una acampada en la Puerta del Sol de Madrid que nos dejaron decorada con todo tipo de inmundicias, con el consiguiente perjuicio para comercios y establecimientos hosteleros.

Podríamos decir que  desde que disfrutamos de lo que, por estos lares se llama democracia, las manifestaciones se suceden de manera insoportable, al menos en Madrid, convertido en manifestódromo nacional. Las últimas,  ̶ 35 en un mismo día, ̶  denominadas “marchas de la dignidad” del 22 de marzo, vino cargada, como ya anunciaron los convocantes, con todos los “Idus de marzo” y, al igual que en la época romana teñida de sangre. Duele comprobar que, lo mismo que entonces, el césar actual ignora las advertencias del peligro. César se rió de ellas y al ver que no sucedía nada, cuando llegó al Senado llamó al vidente y le dijo: «Los idus de marzo ya han llegado»; a lo que el vidente contestó compasivamente: «Sí, pero aún no han acabado»”. Aquí tampoco. Tomen nota los “césares” actuales.

En la convocatoria aludida, los convocantes hablaban de “columnas que iban a entrar en la capital” con lenguaje claramente militar e instrumentos paramilitares, en lógica correspondencia con uno de los colectivos convocantes. Se trata del colectivo militar  “Anemoi”[2] partidarios de un cambio revolucionario:

“La defensa de la soberanía exige la salida de nuestro país de las alianzas militares y la eliminación inmediata de las bases extranjeras en nuestro territorio. Las marchas del 22 de marzo han de ser una contundente muestra de unidad popular e invadir las carreteras de todo el estado y las calles de Madrid en una incontenible marea ciudadana que suponga un primer paso en la larga y difícil marcha que nos espera para lavar a nuestro país de tanta indignidad y miseria”.

Es significativo el silencio de las izquierdas ante este manifiesto cuando tanto clamaron contra los discursos de los generales Pontijas, Mena o Chicharro que, en definitiva, sólo dijeron algo tan obvio como que, al igual que el juez debe estar para hacer justicia, el ejército está para defender a su patria. A dichos generales se les impuso severos castigos que las izquierdas aprobaron gozosamente. Los convocantes decían también en su manifiesto:

“La soberanía corresponde al pueblo, comoquiera que ésta se exprese. Su defensa también. Las FAS son del pueblo, se deben al pueblo y obedecen al pueblo”. Esto dice en su proclama ANEMOI y hacen un llamamiento “a todos los componentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y también a los profesionales de las fuerzas armadas para que contemplen con simpatía esta expresión espontánea de ira popular, reconociendo que, en definitiva, los intereses legítimos del pueblo son sus mismos intereses”. Afirman también que “El uso del espacio público para manifestarse es tan legítimo como para transitar o ejercer actividades comerciales” (de ahí que hayan convertido a Madrid en ciudad impracticable). Y, por último, “les exhorta a acallar con rotundidad todo intento de desacreditar esta noble acción y, llegado el caso, a neutralizar todo intento de desbaratarla por la fuerza. (Estas declaraciones me inducen a temer que el siguiente paso en esta llamada a la rebelión sea entregar armas al pueblo como ya hicieron en el pasado).

Los objetivos del citado colectivo fueron perfectamente expresados por Manuel Ruiz en la presentación, “la obediencia de las FAS al Rey debe ser definitivamente quebrada. Únicamente es aceptable que la Jefatura de las Fuerzas Armadas recaiga en quien que haya sido democráticamente elegido. La III República es, pues, inaplazable[3]. ¿No resulta más que sospechosa su coincidencia con los propósitos tradicionalmente pretendidos por la masonería?

Es necesario tener presente que la organización de semejante hazaña no es improvisada: se necesita logística y, sobre todo, dinero. ¿Quién está detrás? ¿Quién paga todo esto? ¿Qué fuerzas están interesadas en fomentar la batalla que hubo el sábado en Madrid? Se han destapado dos personajillos de izquierda, pero estos no son, no pueden ser, no tienen capacidad, para ser el cerebro, siguen instrucciones de una potente organización mundial.

Sello masónico

Sello masónico

Recuerdo a este respecto unas instrucciones de la AMI (Asociación Masónica Internacional)[4] firmadas por el “hermano” de fraternidad Cullaz para los Valles de España. Refrendan la recepción M. Munuera y J.Mª Rubio el 30 de diciembre de 1941 con un sello del que pende la leyenda “DEUS MEUMQUEM JUS”, que normalmente se traduce por “Dios[5] y mi derecho”. Algunos la matizan como “Dios y mi rectitud moral”, utilizado en los grados 33 en países de origen español que también emplean SUUM CUIQUE JUS (A cada uno por derecho propio), aunque ésta es una frase que algún masonólogo considera de inferior nivel, ya que, si se interpreta demasiado literalmente, tendría un sentido que, en realidad, podría abrir la puerta a todo tipo de caos, tales como la anarquía o el ateísmo, que ninguna de las numerosas ramas del árbol masónico están interesados en admitir. En España tenemos conocimiento de las actuaciones de estas ramas, aunque lo nieguen basándose en que según su filosofía esta radicalidad no es asumible por ellos.

Es posible que algún bienintencionado piense que son órdenes desfasadas dado el tiempo transcurrido. No lo crean, ellos siguen su ritmo para conseguir sus objetivos. Observen las instrucciones referidas en relación con los hechos sufridos en España estos últimos tiempos y podrán advertir a pesar de su engolada elocuencia, la transmisión de sus órdenes desestabilizadoras adaptadas a cada circunstancia:

“En este solsticio de invierno, sobre las olas infernalizadas del mar de los Atlantes, cabalgando en alas de las ondas de Hertz en novísima clave, han llegado las palabras anual y semestral que para las Obediencias de España han de establecer, como otros años, en este que va a empezar, la unidad francmasónica dentro de la Federación del Grande Oriente Español (…) .de acuerdo absoluto con el Soberano Gran Comendador del grado 33….

            Palabra anual:

            *Dominio de sí mismo (ocultar su naturaleza de masón)

            *Necesidad de obediencia (son libres relativamente, puesto que no pueden ni opinar en contra)

            *Necesidad de silencio (ocultando siempre sus intenciones y acciones)

            Palabra semestral:

*Desprestigiar la figura del Generalísimo Franco (continúan persistentemente)

            *Ahondar el malcontento entre el Ejército y Falange[6]

            *Muerte política a Serrano Suñer

Insiste en que con lo que llaman palabra semestral, “se haga propaganda en extensión y a fondo, que el bien colectivo está sobre la conveniencia del bien individual y el bien nacional ha de supeditarse en justicia al bien universal. Y, de ahí, que la reivindicación de Gibraltar y otros puntos para España y la conservación forzosa y sin consideraciones universales de Cabo Verde, Baleares y Canarias en sus soberanías actuales, constituyen germen de destrucción del equilibrio mundial de la paz, por ser ventajoso a todos que un arma potente y difícilmente manejable esté en manos fuertes y expertas, y no el de naciones caducas…”

Persevera en sus recomendaciones de obedecer, callar y desconfiar de cualquiera y recuerda que la masonería internacional es “ una asociación filantrópica, filosófica y progresiva para apoyar el bien de todos los pueblos y, “por tanto del vuestro, con lo que, en día no lejano alboreará para España y para Portugal encuadradas en el conjunto de Naciones Libres y Conscientes, que sepan distinguir a la conveniencia aparente, la conveniencia positiva de tener un aliado intensamente fuerte y decidido a proteger efectivamente a las Naciones coaligadas….una nueva Aurora Boreal”. ¿Está hablando del NOM: Nuevo Orden Mundial? Es decir, estos individuos abogan por destruir España (a la que consideran nación caduca), para diluirla en esa amalgama creada por ellos, el estado masónico internacional llamado NOM tan de actualidad últimamente.

A continuación les estimula a sentirse orgullosos de su obra en el pasado con “acciones de trascendencia tan enorme como la Revolución de Francia, las independencias de los pueblos americanos oprimidos y la supresión de la esclavitud en aquel continente esperanzador tan nuestro, (?), la unidad italiana, la derrota de los Imperios Centro-Europeos mediante la habilísima agitación interior durante la Guerra Europea del 14, el advenimiento de la República de España,(que el hermano Esteva[7] calificó acertadísimamente al llamarla la más masónica de todas las Repúblicas y que hay que resucitar tras breve paréntesis de acceso y tantas nobilísimas acciones de la Orden Masónica.”

Y remiten una “orden secreta” a todas las logias clandestinas de España: hay que desprestigiar a Franco y derrocar su régimen pero sin beneficiar a la URSS y Stalin. Para realizar esta consigna “vale todo” o con sus palabras: “Utilizadlo todo, que el fin justifica los medios”, justificación y consigna repetida en otros documentos. Esta orden está avalada por la AMI y ha sido redactada tras una reunión de los responsables de dicha  Asociación con los Grandes Maestros de la Gran Logia Unida de Inglaterra y del Gran Oriente de Francia.[8] En otra de sus instrucciones se felicitan del resquebrajamiento que, aseguran, se produce en el Ejército, por la labor que han realizado los hermanos Confucio, Pestalozzi[9], Pablo y Simpson[10], cuya habilidad y discreción en la táctica empleada para realizar las órdenes de esta Suprema Cancillería de la A.M.I. y de las autoridades masónicas de España, ha sabido aprovechar tan diestramente los propios desaciertos de Falange y de su propaganda, pero estiman que hay que ahondar las diferencias entre Ejército y Partido, intensificando con urgencia el malcontento, urgentemente y sin descanso. “Ya la Falange nos deparará momentos propicios, y para esto, tenemos precisión de estar en continua actividad en su seno y en el seno del Ejército.

En aquellos momentos, un grupo de generales plantea a Franco el malestar existente en el Ejército por el gran poder que había acumulado Serrano Suñer que desató la rivalidad y envidia que, convenientemente azuzada, existía entre el Ejército y los falangistas. Aquellos veían a los políticos civiles fascistas como advenedizos y oportunistas, que estaban más interesados en las potencias del Eje que en España. Franco, que sabía bien dónde estaba el poder de Serrano, para contrarrestarlo hizo que hubiera más nombramientos entre el personal antifalangista del Ejército y figuras de la derecha. Esto motivó la crisis más grave a la que tuvo que enfrentarse Franco entre sus propios seguidores.

En el referido mensaje secreto de la AMI se adjunta el  que el Gran Maestro Presidente del Gran Consejo Federal Simbólico efectivo del Grande Oriente Español, entonces Martínez Barrio, dirige a las Grandes Logias Regionales de su Observancia: “a vosotros pobres hermanos míos de la España de la II Inquisición, (os envío) palabras anteriores mías, amoldándolas al momento presente español, dándooslas interpretadas como el pájaro a su pollada da el alimento:

            *Nada, pues de la Nación, porque separa,

*Nada de vincular patriotismo, funesta invención propia de tiempos atrasados, porque hace rencorosos y egoístas,

*Nada de Ejército, porque es la base de sustentación de esos odios y egoísmos separadores.”

En documento firmado en junio de 1943 por Martínez Barrio afirma: nosotros somos los hombres del porvenir. Vosotros (los no masones) los homúnculos del pasado (…) Guardad vuestras sociedades; defendedlas, en tanto llegue la hora de su destrucción por la masonería universal, campaña de descontento al oído, especialmente de los dolidos, los ambiciosos, los defraudados y los que se consideran estafados…Nuestros cañones y bombas son las pasiones humanas. ¡Controlémoslas y encaucémoslas! Recuerda la paviada (alusión a Pavía, general golpista que puso fin a la Primera República) y comunica unos mandatos y consignas:

1)      Una comisión militar (a poder ser de generales, pero cuando menos de jefes del ejército) ha de presentarse inopinadamente en la residencia de Franco y le conminará, por necesidad patriótica[11], a abandonar el suelo español en horas. Gran contrasentido: niegan la noción de Patria y luego la utilizan como factor de exigencia.

2)      Las capitanías generales estarán previamente trabajadas para que, al pedirles amparo Franco, cuelguen los auriculares sin respuesta, al igual de lo logrado para el tirano general Primo de Rivera (…) Apoyamos la subida de Juan III, Inglaterra lo exige. Preséntese, como solución única, la monarquía juanista”[12].

Advierte que no pueden o no deben ser masones aquellos que anteponen a los deberes de fraternidad los ideales patrióticos y, dentro de éstos, los políticos. Y se queja de que los militares no acaban de formarse el justo criterio de que el Ejército es una profesión como otra cualquiera, ya menos indispensable que otras muchas, ya que sólo han de ver en él lo meramente profesional sin atuendos de un denodado patriotismo, bueno todo lo más para desconectar la verdadera labor de fraternidad. Y ha sido gravísimo en nosotros este olvido de la formación masónica del militar, considera que por ello han forjado un sentimiento patriótico que, llegado el choque, ha hecho claudicar del deber masónico a muchos buenos masones, dejando la Fraternidad (deber primero) supeditado a una entidad ficticia que llaman Patria (¿No recuerda estos conceptos a los expresados, no hace tanto tiempo,  por el ex presidente Zapatero durante su mandato?, es decir, a aquello de que la Patria y la Nación son conceptos discutidos y discutibles?).

Desconozco si este corrosivo virus de ideas antipatrióticas  han conseguido introducirlo en el Ejército, pero así induce a pensar algunas acciones como la retirada del lema de la Academia de Suboficiales de Talarn  (A España servir hasta morir) por orden del ministro de Defensa, el masón José Bono, y el “TODO POR LA PATRIA”, que figura en el frontispicio de nuestros Acuartelamientos Militares y Casas Cuartel de la Guardia Civil, entonces dirigida por el general Carlos Gómez Arruche[13], porque la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) propuso que fuera sustituido por el de “TODO POR LA DEMOCRACIA”, como más apropiado, aseguran ellos, a nuestro actual devenir histórico.

Comparando las transcritas instrucciones con lo que estamos viviendo, no nos queda duda de su influencia en la sociedad actual y nos hace plantearnos unas terribles dudas: ¿Hasta qué punto, la masonería ha conseguido infiltrarse en todos los sectores claves de la sociedad, como en el Poder Judicial o en el Ejército y. por ello,  siguen sus órdenes de estar a los mandatos de la Obediencia antes que a los intereses de la Patria que han jurado defender?[14] Analizando lo ocurrido en Madrid el pasado día 22 nos invade un gran temor, especialmente cuando vemos que a los agresores detenidos se les deja en libertad, excepto uno porque la cámara le pilló abriéndole la cabeza a un garante del orden cuando éste se encontraba indefenso en el suelo. ¿Y los policías, (71 heridos), obtendrán alguna medalla? No, un expediente. ¿Vds. lo entienden? Sí, si meditamos en lo anteriormente escrito.

Adviertan como vuelven a intentar socavar los pilares del Estado. Está en su naturaleza y conviene estar advertidos como ya nos decía J. Andrade[15]:

 

“¡Qué enemigo más difícil de vencer!

No se le ve, está en todas partes y

Mediatiza a las más altas jerarquías”!

[1] El 13 de noviembre de 2002, el petrolero monocasco Prestige se accidentó en una tormenta. El vertido de la carga causó una de las catástrofes medioambientales   más grandes de la historia de la navegación, tanto por la cantidad de contaminantes  liberados como por la extensión del área afectada, una zona comprendida desde el norte de Portugal hasta las Landas de Francia. El episodio tuvo una especial incidencia en Galicia, donde causó además una crisis política y una importante controversia (oportunamente acrecentada), en la opinión pública.

[2] El acto fue presentado por Miguel Arróniz, del Consejo de Redacción de “Rebelión”, y los representantes del colectivo Antonio Maira y Manuel Ruiz dieron lectura al Manifiesto.

[3] Colectivo Anemoi: : colectivoanemoi@gmail.com (Las consignas del 41 siguen presentes)

[4] Del archivo documental de la FNFF

[5] Este dios al que hacen referencia, en ningún caso es el Dios cristiano.

[6] El que produjeron en marzo de 1941 parece que no les resultó suficiente, de ahí la insistencia.

[7] Francisco Esteva Bertrán pertenecía a la logia “Redención” nº 2 de Barcelona en la que fue iniciado el 22 de febrero de 1901 ,con el simbólico nombre de “Riego”.  Gran Maestre de la Gran Logia de España (GLE) en 1925 defendió la prioridad de la ‘escuela laica a fin de conseguir un cambio de valores y mentalidad en España. Para ello propuso la creación de una Liga de Enseñanza (en 1933 Liga de Enseñanza y Educación) encargada de propagar los principios democráticos y laicistas por medio de conferencias, congresos, publicaciones -periódicas o no-, cursos, educación física, artística y capaz de elevar peticiones al gobierno, etc. Esta Liga podía estar vinculada a otros centros de pensamiento para no comprometer a la masonería, pero todos sus directivos reales debían ser masones a fin de no exponerse a perder el control de la misma. Un documento dirigido a todas las Logias y Triángulos de la GLE destaca a esta Liga “entre todas las instituciones profanas fundadas y regidas por masones” como “la que quizás merece una mayor colaboración por parte de todos los hermanos”. La masonería ha estado siempre muy interesada en la educación, para moldear las conciencias y así manipular mejor a las masas.

[8] Manuel Guerra Gómez: Masonería, religión y política, pg 231

[9] Pestalozzi, nombre masón de José Tomás Sánchez, grado 9º y profesor de Segunda Enseñanza afiliado a Izquierda Republicana. Pertenecía a la Logia Amor de Elda (Alicante)

[10] Se desconoce si uno de esos nombres simbólicos corresponde a Gerardo Salvador Merino, falangista y masón que según el espionaje alemán estuvo involucrado en una conspiración (Yagüe, Aranda, Asensio y Muñoz Grandes) dirigida a formar un nuevo Gabinete, constituido por militares y falangistas, del que quedase excluido Serrano. (Moreno Juliá 2004: 47). En Auge y Caída del poder sindical azul (1938.1941) publicado en Hispaniainfo

[11] Una de sus muchas incongruencias. Acaba de decir que hay que desvincularse del patriotismo y luego conminan por “necesidad patriótica”.

[12] Manuel Guerra Gómez: Masonería, religión y política, pg 231. (Inglaterra lo exige, así que debemos supeditarnos a sus intereses)

[13] Según El Semanal Digital pertenecía a la misma Orden Martinista Sinárquica que José Bono

[14] ¿Será por esto que algunos solo prometen cuando toman posesión de sus cargos?

[15] Andrade, J. de (seudónimo de Francisco Franco Bahamonde) Raza(Anecdotario para el guión de una película) p.49

Autora: Valentina Orte

Le recomendamos






Comenta

Comenta nuestras noticias con tu cuenta facebook.

entrevistas tv
logo opinion portada