Recuperar la soberanía de los Estados

Así lo dejan claro en la presentación de la coalición en Santander

Recuperar la soberanía de los Estados

La formación Impulso Social, de posiciones “euroescépticas y eurorealistas”, se ha presentado hoy en Santander, con la presencia de representantes de los tres partidos que conforman la coalición electoral y ante un público de un centenar de personas.

El acto ha sido presentado por el responsable de (AES) en Cantabria, Salvador Sarabia, que explicó que Impulso Social solicitará “la devolución de competencias a cada uno de los estados miembros proponiendo que Europa se ocupe de temas concretos comunes a los estados miembros”.

Por su parte Carlos Ibañez Quintana, miembro de la Junta de Gobierno de la Comunión Tradicionalista Carlista, expuso que fue “fácil” llegar a un acuerdo para formar la coalición dado que “los tres partidos coinciden en lo fundamental, menos intervencionismo de los poderes públicos poniendo en valor el hombre como eje del sistema”.

 Por su parte, el representante del Partido Familia y Vida, Miguel Aguilella, manifestó “la preocupación de una Europa que defienda los valores básicos sin los que la sociedad puede construirse” como son  “la defensa de la vida, de la familia y el bien común”.

Impulsarán la recuperación de la soberanía de los Estados.

Los representantes de los tres partidos que forma la coalición explicaron algunas notas sobre su programa político, asi refirieron que bajo la frase beatífica de “más Europa” que defienden populares, socialistas y liberales se oculta la idea de reducir progresivamente la soberanía de los Estados para llegar a una organización territorial de carácter federal con un aparato institucional fuertemente centralizado que, diseñando los Objetivos de la Unión, asumirá las decisiones políticas, económicas y morales que inspiraran la legislación comunitaria al tiempo que conseguirá que de forma paulatina se transfiera la capacidad de decisión de los Estados a una superestructura burocrática, supranacional, alejada de los intereses reales de las patrias y las personas.

Impulso Social abogará por la reorganización de la Unión en base al fortalecimiento de la soberanía de los Estados y demás sociedades intermedias (asociaciones laborales, gremios, colegios profesionales…), debiendo recuperar estos capacidad de decisión y control en muchas de las materias que ahora son competencia de la política comunitaria, buscando la recuperación de competencias por parte de los Estados y sociedades intermedias, que deberán gozar de la capacidad de poseer bienes comunes que garanticen su capacidad de autogestión.

Impulso Social es partidario de que la integración, en un trato de igual a igual, se articule desde la cooperación entre la UE y los Estados y no desde la anulación de estos.

Impulso Social entiende que la soberanía de la Unión nunca puede prevalecer a la soberanía de los Estados, correspondiendo a estos, en exclusiva, decidir sobre cuestiones fundamentales. Por ello se opone al intento de condicionar las políticas nacionales a través de las disposiciones generales de la U.E. (leyes-marco, reglamentos…).

Impulso Social entiende la U.E. como un espacio de puesta en común para la cooperación y colaboración en materias concretas, para articular políticas comunes que generen una posición europea frente a retos como el terrorismo, la expansión del radicalismo islámico, la delincuencia internacional, la corrupción, el blanqueo de capitales, el control de los flujos migratorios, la protección del menor, la pederastia, o la lucha contra las nuevas formas de esclavitud (prostitución, trata de blancas…).En este sentido Impulso Social llevará al Parlamento Europeo, como primera iniciativa, la consideración europea del terrorismo como delito de genocidio, declarando que dichos crímenes son imprescriptibles, evitando además que pese a las declaraciones y reconocimientos se produzcan situaciones de indefensión de las víctimas como está aconteciendo en la actualidad.

Impulso Social estima que es al Parlamento Europeo a quien debe corresponder la elaboración de la legislación y normativa comunitaria, asumiendo la iniciativa legislativa dado el carácter antidemocrático de la Comisión Europea. Al mismo tiempo se debe instrumentar la capacidad de control y ratificación por parte de los Parlamentos Nacionales con respecto a las leyes de la U.E.

Le recomendamos






Comenta

Comenta nuestras noticias con tu cuenta facebook.

entrevistas tv
logo opinion portada