Cristianofobia y cofrades incoherentes

Cristianofobia y cofrades incoherentes

En el avión que, en noviembre de 2010, llevó desde Roma a Santiago al papa Benedicto XVI, al ser éste preguntado por “el avance del secularismo y la rápida disminución de la práctica religiosa” en Occidente, Ratzinger aseguró que es en España donde se juega la batalla decisiva entre fe y razón. Y estableció una relación entre el choque de la fe y el “laicismo agresivo” en la España actual y el anticlericalismo de la Segunda República.

2014-03-26 benedicto xviExplicó que el “problema del secularismo y la laicidad del mundo occidental” tiene en España uno de sus epicentros porque se ha producido un “desencuentro”. “España siempre fue un país generador de fe”, dijo, “el renacimiento del catolicismo en la época moderna se produce sobre todo gracias a España, donde figuras como San Ignacio, Santa Teresa o San Juan de la Cruz dan forma a la fisonomía del catolicismo moderno. Pero es también verdad que en España nació una laicidad, un secularismo fuerte y agresivo, como vimos en los años treinta”. Y concluyó: “Esa disputa, o mejor este choque entre fe y modernidad, ambas muy vivaces, tiene lugar de nuevo hoy en España”. Por eso, añadió el Papa, “el futuro de la fe y el encuentro – ¡y no el desencuentro! – entre fe y laicismo tienen su punto central en la cultura española”.

Por la tarde, Ratzinger no habló en concreto de España, sino de Europa. Llamó a defender las raíces cristianas del continente y reflexionó sobre la aportación que la Iglesia debe hacer a la construcción filosófica del continente. Así, dobló la apuesta por no cejar en la batalla contra el laicismo, con argumentos teocráticos. “Solo Dios basta”, dijo citando a Santa Teresa. “Es una tragedia”, añadió, “que en Europa, sobre todo en el siglo XIX, se afirmase y divulgase la convicción de que Dios es el antagonista del hombre y el enemigo de su libertad”.

Recordamos estas manifestaciones del papa Benedicto a cuento de unas desafortunadas declaraciones del vice hermano mayor de una cofradía en Madrid y un pregonero de una cofradía de Málaga, coincidentes ambas en la misma actitud de proclamar valores laicistas contrarios a la moral católica.

Ricardo Manuel Torrijos

Ricardo Manuel Torrijos

El primero de los casos se refiere a las declaraciones de Ricardo Manuel Torrijos, vice hermano mayor de una de las cofradías de más renombre de Madrid:la “REAL E ILUSTRE ESCLAVITUD DE NUESTRO PADRE JESÚS NAZARENO DE MEDINACELI”, considerado, según dice el entrevistador[1], “un hombre del siglo XXI” y quiere llevar esta modernidad a una de las instituciones más antiguas que existen. Se siente orgulloso de que su candidatura para el primer cargo electivo de la congregación, ganara con más del 75% de los votos porque, a su modo de ver, “la gente quería una propuesta nueva y joven”. Debemos entender, por tanto, que los demás compañeros están de acuerdo con sus reflexiones. Esto resulta muy doloroso para un católico, ya que permite comprobar que estas ideas, impregnadas del virus anticlerical propio de aquél grupo con gran poder empeñado en destruir en el mundo los valores morales que sustentan una sociedad sana, parece haberse extendido a los miembros de dicha cofradía.

Las medidas que propone como paradigma de su innovador pensamiento son: “Este año hemos instalado en la carroza un sistema de luces lev”(sic). Desconozco si el error es del cofrade o del periodista, que, parece sentirse muy afín a las explicaciones del mencionado señor Torrijos, incluidos los sonoros yerros. En cualquier caso, lo importante no es, naturalmente, esa manifestación por muy representativa que sea de la profundidad de su pensamiento. Lo peor son sus “perlas”:

  • “Jesús hoy en día sería un hombre totalmente contemporáneo. Fue un revolucionario que luchó contra el poder establecido y defendió a prostitutas y marginados”. Es decir, en lenguaje actual, algo así como un guerrillero progre antisistema., por ello no habla de la Compasión y Misericordia de Jesús. Sin embargo, a pesar de esa “revolución”, él se muestra “defensor de la democracia y la monarquía”, es decir, incongruente con sus teorías sobre la revolución de Jesús, acepta la situación que se le ofrece con un conformismo algo pasota, lejos de mostrar preocupación por la deteriorada situación  por la que atraviesan muchos de sus compatriotas.
  • Al ser preguntado sobre el arzobispo de la archidiócesis de Madrid, cardenal Rouco Varela, se muestra más ambiguo: “Le debo un respeto porque es el cardenal que rige mi diócesis, pero claro, yo también soy un ferviente seguidor del Atlético de Madrid y no por ello defiendo todo lo que hace el club….Importante axioma filosófico-religioso que produce estupor oírlo de boca de un importante cargo de una cofradía que debería saber diferenciar entre un fervor deportivo y un fervor religioso, y, desde luego, porque por sus Estatutos y por la fe que dice profesar, está obligado a manifestar más consideración y acatamiento al cargo más importante de su diócesis.
  • Sobre el aborto: ¿Quién tiene la autoridad moral para decidir por los demás? Como católico no me molesta en absoluto que existan leyes que lo permitan”, afirma convencido. Es decir, uno que se dice católico, es contrario, no solo a defender la vida del no nacido, sino que es partidario de destruirla. También se distancia de las posturas eclesiásticas respecto a otros asuntos, como el de la utilización médica de las células madre –“creo que cualquier cosa que sirva para salvar vidas es algo bueno”, o el papel de la mujer en la Iglesia: “Hombres y mujeres somos iguales, y más ante Dios. No me importaría nada que hubiese una mujer cura”, enmendando la plana al mismo Jesús, quien, seguido por muchas y fervorosas mujeres, no hizo a ninguna sacerdotisa.
  • Según afirma, lo que este cofrade tiene claro es que en la vida lo más importante es ser feliz. (no parece preocuparle cómo lograrlo. Un hedonista al que parece que los valores éticos no le atraen suficientemente). “Vivimos en una sociedad rara en la que se da mucha importancia a cosas banales. Lo más importante es vivir el momento y disfrutar cada minuto. (¡carpe diem!)Yo todos los días intento acostarme y levantarme riendo”.
Malcolm Muggeridge

Malcolm Muggeridge

A este respecto, resulta interesante conocer la experiencia del periodista británico de reconocido prestigio en televisión Malcolm Muggeridge[2]  y su esposa. Ambos descubrieron que la búsqueda de la felicidad en la deslealtad del amor fácil, o de las cosas fútiles, sólo le había traído desolación y angustia. Al final, describía así la felicidad que tanto había buscado y que no había conseguido: La felicidad es un hermoso y ligero cervatillo. Cuando logras cazarlo se convierte en una pobre presa desesperada y, después de morir, en un hediondo pedazo de carne”. Los dos cónyuges, haciendo honor a cuanto defendían, se convirtieron al catolicismo para escándalo de la progresía. Incluso, al final de su vida, dimitió como rector de la Universidad de Edimburgo cuando los estudiantes reclamaron la legalización de la marihuana y de la píldora contraceptiva. Esto es ser un católico coherente, no como el señor cofrade objeto del artículo.

Pero quizás lo más interesante sean las afirmaciones del señor Muggeridge realizadas ¡hace 40 años!: “En una sociedad sin orden moral es imposible que haya orden de ningún tipo”… ni dignidad de tipo alguno”. Una buena enseñanza para los políticos de entonces y para los de ahora, porque  con su relativismo moral y su labor poco ejemplarizante han colaborado a esa degradación que, tristemente, empieza a roer las bases de la sociedad católica española, olvidando que, en palabras de Benedicto XVI, es necesario superar el descontrol existente entre fe y laicismo.

Tenemos abundantes ejemplos de las reacciones de los anticlericales y sus progresistas teorías siempre tan virulentas que solo llevan a un mayor radicalismo en los enfrentamientos, aunque, sin duda, dada la prudencia de la Iglesia se lo piensan mucho antes de actuar. Los católicos tenemos el deber de apoyar.

D. Pedro Moreno Brenes de IU

D. Pedro Moreno Brenes de IU

En Málaga, el obispo se ha visto atacado por su rechazo total a todas y cada una de las afirmaciones expresadas por el pregonero de la cofradía de Las Glorias, D. Pedro Moreno Brenes de IU que contradicen de plano la doctrina y el magisterio de la Iglesia Católica. La diócesis andaluza había manifestado en noviembre pasado sus reticencias a la elección de dicho pregonero. Como cabía esperar, el pregón se convirtió en un alegato a favor de las uniones entre homosexuales, lo que provocó que el delegado diocesano de Cofradías abandonara el lugar.

El señor. Zorrilla portavoz de IU en el Consistorio, ha salido en defensa de su correligionario diciendo que las palabras del pregonero, además de ser “plenamente conformes” con la Constitución y con los derechos humanos, “están más cerca de lo manifestado recientemente por el papa Francisco, y con el propio ejemplo de Jesús, que las ofensas reiteradas por parte del obispo hacia las personas homosexuales”. Es decir, el anticlerical se permite dar lecciones al obispo en aquellas materias que le son propias. Por si fuera poco, añade que la reacción de monseñor “corresponde a otra época, cuando las autoridades eclesiásticas intervenían y ordenaban en aspectos de la vida civil”. Olvida intencionadamente, que, si bien las cofradías están formadas por personas civiles, prometen respetar los Estatutos que las rigen y en todas, lógicamente, se exige respeto a los valores éticos y morales y, por supuesto, a la jerarquía de la Iglesia representada por el obispo de su diócesis, en este caso, monseñor Jesús Catalá, el cual es, desde luego, más competente en todos y más en estos temas, que los miembros de Izquierda Unida.

Una de las consecuencias ha sido la movilización de Izquierda Unida en contra del obispo al que tildan de homófobo y piden que se le haga el vacío institucional, de modo que han influido en la Cofradía y el resultado es que ésta se niega a desmarcarse del pregón contrario al magisterio de la Iglesia que fue condenado expresamente por la jerarquía de la misma en Málaga.

No es nuevo que se produzcan en España ataques anticlericales más o menos sibilinos. En la etapa de la presidencia de Rodríguez Zapatero se produjeron 60 asaltos a diferentes iglesias y en lo que va del presente año, 14. Sin embargo, la ofensiva anticlerical es más amplia. Actualmente existe claramente una persecución contra los altos cargos de la Iglesia y desde hace ya tiempo se viene observando que por parte de algunos medios de comunicación manipulan con permisiva facilidad tanto las palabras del Papa, como el magisterio de la Iglesia e incluso el propio Evangelio. Es posible que quienes lo hacen, aunque gustan de llamarse “católicos” sean los llamados “iluminados” que se creen los mejores para determinar qué debe opinar, pensar y hacer la Iglesia porque ellos, partidarios, dicen, de la fraternidad universal, son quienes pueden determinar lo que es bueno y malo para toda la humanidad.

El Observatorio sobre la intolerancia y la discriminación contra los cristianos en Europa, denuncia en un  informe referido al año 2012, el sectarismo y la segregación contra los cristianos, mediante limitaciones a la objeción de conciencia, a la libertad de expresión, a la libertad de asociación o al derecho de los padres de educar a sus hijos según sus convicciones; la falta de protección legal para los farmacéuticos que se niegan a vender anticonceptivos o para los empleados públicos que no quieren registrar el matrimonio entre personas del mismo sexo. Explica que además de episodios de intolerancia, violencia o vandalismo cuyo blanco son los cristianos o sus lugares de culto, se producen restricciones legales que afectan a la libertad de los cristianos para profesar su fe.

Verónika Gudrun Kuglerr

Verónika Gudrun Kuglerr

La directora de dicho Observatorio, Verónika Gudrun Kuglerr,[3] se preguntó en su informe sobre la discriminación contra los cristianos representados en Tirana en la conferencia del 23 de mayo del 2013 de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa,  “¿Cómo es posible que una mayoría pueda ser discriminada.? Bueno… no es el cristiano de nombre, plenamente integrado en la corriente principal de la sociedad, el que sufre la discriminación. Son todos aquellos que se esfuerzan por vivir según los exigentes estándares éticos del cristianismo los que se convierten en el objetivo de las oposiciones. Quienes adoptan estas posiciones, como ha ocurrido al director, responsable de la página web “Germinans germinabit”, se exponen a graves enfrentamientos, incluso con los sectores “progresistas” de la Iglesia en Cataluña, que ha motivado que tras ocho años de buen y ortodoxo trabajo, anuncien el cierre de la página por agotamiento psicológico.

En un artículo publicado el 2 de junio en el diario Corriere della Sera, el periodista Ernesto Galli della Loggia, confirmando lo anterior,  describe la situación actual en la sociedad europea como una “revolución anti-religiosa”, “una revolución en la mentalidad y la moral colectiva que significa una ruptura con el pasado “. Según Della Loggia, esta “revolución” golpea el factor religioso como tal.

Ambos escritores, Klugert y Galli, coinciden con el pensador católico e historiador Roberto de Mattei[4] en señalar ejemplos de casos de discriminación que demuestran un estado de ánimo anti-cristiano en la sociedad, y en las acciones anticristianas adoptadas por las autoridades en diferentes países del mundo que, por propagarse tanto, le ha llevado a considerar que Cristo y la Iglesia son el blanco de una feroz persecución del mundo actual, especialmente en una Europa descristianizada y apóstata. Se está produciendo lo que denomina “cristianofobia”: “la revolución anticristiana que está sacudiendo el mundo”.

El mal quiere dominar el mundo, es necesario luchar contra él”

(Benedicto XVI)


[1] DANIEL MARTÏN: El Mundo 17704/2014

[2] Malcolm Muggeridge. Se casó con una sobrina del matrimonio Webb,  los del socialismo fabiano de Bernard Shaw, en un lúgubre registro civil y dejando claro que no había ningún compromiso entre ellos. En efecto, ambos tuvieron todas las aventuras extramatrimoniales que pudieron, más que por el gusto del sexo por el gusto de la infidelidad, Los dos cónyuges se convirtieron al catolicismo para escándalo de la progresía.

[3] Veronika Gudrun Kugler, de soltera Lang, también conocido como Kugler-Lang, nacida en 1976, en Austria, es una teóloga católica y jurista. Se dedica a movimiento pro-vida y trabaja contra la exclusión social la discriminación y la persecución de los cristianos en Europa y en todo el mundo. Tiene maestrías en derecho y estudios de la mujer y un doctorado en Derecho Internacional. En 1999 obtuvo su Maestría en Estudios Teológicos sobre el Matrimonio y  Familia.  De 2001 a 2004 fue primer director de la Alianza Mundial de la Juventud en Europa, fundó junto a su esposo Kairos-Consulting una empresa con sede en Viena, que se centra en las iniciativas de caridad. Junto con el obispo auxiliar de Salzburgo Andreas Laun – inició el primer servicio de citas en línea católica en el idioma alemán y en unión de otros intelectuales cristianos, fundó “Europa por Cristo!”, una iniciativa para animar a los cristianos a ser conscientes de sus responsabilidades en el foro político. También creó el Observatorio sobre la Intolerancia y la Discriminación contra los cristianos en Europa, www.intoleranceagainstchristians.eu.

[4] Roberto de Mattei: Antiguo alumno y asistente del filósofo de la política Augusto del Noce y del historiador Armando Saitta en la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidas Sapienza de Roma, ha estudiado ampliamente la historia europea del siglo XVI y XX, con un enfoque particular en la historia de la ideas religiosas y políticas. Entre otros cargos académicos, fue profesor de Historia Moderna en la Facultad de Artes de la Universidad de Cassino y actualmente es Catedrático de Historia Moderna y de Historia del Cristianismo en la Universidad Europea de Roma, donde también es Coordinador de la Licenciatura en Ciencias Históricas.

Le recomendamos






Comenta

Comenta nuestras noticias con tu cuenta facebook.

entrevistas tv
logo opinion portada