En la Cámara Baja de Paraguay se vuelve a denunciar el peligro de la ideología de género.

El diputado José María Ibáñez alertó, durante la sesión ordinaria en Cámara Baja, sobre una “agenda internacional” que subyace a la “ideología de género”.

El diputado paraguayo José María Ibáñez

El diputado paraguayo José María Ibáñez

El diputado Ibañez expuso en detalle una serie de argumentos -a nombre de la bancada colorada- para rechazar de plano cualquier la declaración contra toda forma de discriminación, principalmente, lo relacionado al respeto a la orientación sexual.

 “La intención que tienen las minorías sexuales es la de imponer su orientación sexual. Entiendo que ellos tienen derecho a una visión propia del mundo, y ellos responden a la ideología de género, introducida en el país como LGTBI (Lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales o indefinidos)”, detalló Ibáñez.

Refirió que los “propagadores de esta ideología” proponen que por lo menos “hay cinco sexos, aparte del sexo con el que uno nace”.

“El género humano no se divide en homosexuales y en heterosexuales, se dividen en hombre y mujer. Por lo que no queremos contradecir este concepto antropológico y es necesario recordar que el elemento esencial que nos permite mantener y asegurar la supervivencia de la especie humana es la unión entre el hombre y la mujer como la base fundamental de la familia”, expuso.

Para Ibáñez, existe un “una agenda internacional” planificada en todos los países del mundo, cuyos objetivos en primero término es la “legalización entre personas del mismo sexo, o también denominado matrimonio igualitario”.

“Respetamos a las minorías pero que no nos quieran imponer su forma de pensar (…) En los países donde se aprobó el matrimonio gay, existe un porcentaje bajo de parejas que se casaron”, señaló.

El siguiente tema de dicha agenda, de acuerdo al diputado, “es la posibilidad de la adopción de niños por las parejas homosexuales” y el aborto, entre otros.

“Sería ofensivo para la pedagogía de género, que exista la terminología de padre y madre, ya que sería discriminativo (…) También se podría prohibir que las niñas jueguen con muñecas o los niños con cochecitos, porque sería discriminativo”, insistió.

Prejuicios infundados

El diputado liberal Víctor Ríos cuestionó la exposición de Ibáñez, durante el debate en la sesión ordinaria y expresó que “duele mucho” que se instale en el país “debates llenos de prejuicios y manipulaciones”.

“Si no queremos que el Paraguay suscriba esta declaración vayamos con argumentos claros no con fantasías”, sostuvo en alusión al rechazo del Gobierno a firmar el pronunciamiento de la OEA por la no discriminación, propuesto por Brasil.

“Es una locura asociar una declaración con el tema de prohibir las muñecas o los coches”, expuso en referencia al interlocutor que le precedió.

Le recomendamos






Comenta

Comenta nuestras noticias con tu cuenta facebook.

entrevistas tv
logo opinion portada