Hemeroteca - 05/01/2015

Le ví nacer, le ví crecer, me enamoró su bonita sonrisa franca, abierta y, aparentemente inteligente, y creí que los españoles, no republicanos, podíamos esperar mucho de él; por ello mi frustración es enorme. Ya comenzó con su discurso el día de su toma de posesión y digo toma de posesión porque eso era lo que parecía, en una monarquía tan...

Recibe en tu e-mail todas las novedades