El Archivo General publica en Internet la cartografía histórica de Navarra

Se trata de una colección única que reúne 700 documentos de carácter figurativo procedentes de los siglos XVI al XX

Litografía del Palacio de Olite de 1850

Litografía del Palacio de Olite de 1850

El Archivo Real y General de Navarra ha publicado en el buscador web “Archivo Abierto” del portal institucional del Gobierno de Navarra (www.archivoabierto.navarra.es), su valiosa colección de Cartografía e Iconografía, formada por más de 700 documentos de carácter figurativo.

Se trata de una colección única, reunida en el Archivo a lo largo de los últimos cincuenta años, que atesora ejemplares centenarios de los siglos XVI al XX.

El consejero de Cultura, Turismo y Relaciones Institucionales, Juan Luis Sánchez de Muniáin, ha presentado esta mañana las características de esta colección y de su difusión electrónica.

Uno de sus grandes valores reside en que la mayor parte de los documentos son piezas manuscritas únicas, procedentes de antiguos expedientes y escrituras de los fondos documentales custodiados en el centro.

Los ejemplares más antiguos proceden del Fondo Juan Rena, como ocurre con un excepcional plano de la ciudad de Túnez trazado en 1535 y que se utilizó durante la planificación del asedio de la armada imperial de Carlos V contra el turco Barbarroja durante la Jornada de Túnez.

Todos estos documentos han sido debidamente descritos, restaurados y digitalizados con el fin de permitir su consulta, de acuerdo con el objetivo que se ha marcado el Archivo de acercar sus fondos documentales a los ciudadanos.

Al tratarse de una colección abierta a la incorporación de nuevos materiales, está previsto actualizar el contenido de la web con una periodicidad anual, conforme se identifiquen nuevos documentos de esas características.

Una ventana a la historia local

La mayor parte de los ejemplares son planos que representan montes, bosques, fincas, términos o caminos, palacios y casas relativos a diversas localidades de Navarra, levantados por peritos nombrados por los Tribunales Reales para incorporarlos a causas civiles por cuestiones de propiedad, aprovechamientos, disfrutes y derechos. Gracias a ello se han conservado unidos al correspondiente proceso judicial.

Los planos poseen distinto grado de detalle y calidad, abarcando desde los croquis más sencillos realizados a una tinta hasta dibujos coloreados con la mayor precisión. También existen abundantes trazas de iglesias y de retablos, e incluso diseños de obras públicas de importancia como puentes, molinos, obras hidráulicas o fábricas, que se han conservado formando parte de escrituras notariales. Estas piezas aportan una información de gran valor para la historia de numerosas localidades de Navarra, dado que permiten conocer con detalle la plasmación gráfica de inmuebles, fincas o caminos en muchos casos hoy desaparecidos.

Cartografía histórica

La colección también contiene numerosos grabados y litografías de carácter cartográfico que representan, de manera general, el reino de Navarra en toda su extensión, con sus fronteras durante los siglos XVII, XVIII, XIX y XX.

Son ejemplares adquiridos por el Archivo y que en su momento formaron parte de los grandes atlas realizados en Europa durante los siglos modernos, como los confeccionados por Hondius, d’Abbeville, Janssonius, Blaeu, Witt o Cantelli, y que permiten reconocer el notable avance de la ciencia cartográfica en esos siglos.

La colección también contiene mapas de Navarra con una cronología más moderna que reflejan el desarrollo de la cartografía española, desde los trabajos de Horta o López a los de los cartógrafos Coello o Chías.

Vistas y retratos

Dentro de la colección del Archivo de Navarra también destacan algunas vistas históricas realizadas por prestigiosos pintores como Villa-Amil, Locker, Bacler d’Albe y Le Jeune, de gran valor artístico y documental, que permiten conocer, por ejemplo, el estado de las fortificaciones de Pamplona o del palacio de Olite en un momento determinado de su historia.

En este sentido resulta muy abundante la información gráfica que aporta el siglo XIX sobre monumentos de Navarra, así como sobre determinados hechos históricos como el Carlismo.

Concretamente de las guerras carlistas existen numerosos testimonios, como un dibujo que reproduce un panorama de la Tercera Guerra Carlista, vistas de Pamplona o de Estella y un elevado número de retratos de generales y personalidades carlistas y liberales procedentes de la “Galería Militar Contemporánea” publicada en 1846. Sobre el Carlismo resultan también de gran interés las hojas cartográficas que describen con sumo detalle operaciones militares del frente del Norte durante la Tercera Guerra Carlista, recogidas en el Atlas topográfico de la narración militar de la Guerra Carlista de 1869 a 1876 publicado por el Depósito de la Guerra.

Le recomendamos






Comenta

Comenta nuestras noticias con tu cuenta facebook.

entrevistas tv
logo opinion portada