La bandera arcoíris no me representa: ¡retírela!

Firma para que la Presidenta de la Comunidad de Madrid (del Partido Popular) cambie de opinión y retire la bandera gay de los edificios oficiales.

La bandera arcoíris no me representa: ¡retírela!

 

La bandera arcoíris representa solamente a una ínfima parte de la sociedad española.

Presionadas por el qué dirán y la dictadura de lo políticamente correcto, las instituciones públicas (Gobiernos Autonómicos, Ayuntamientos, Parlamentos Regionales…) han puesto de moda lucir en los edificios oficiales la bandera arcoíris, demostrando así que se prestan a imponer a la mayoría una ideología que muchos ciudadanos españoles consideramos funesta.

La Presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid, Cristina Cifuentes, olvidando que representa a todos los ciudadanos, y no solo a una minoría, ha decidido unirse a esta moda colgando la bandera del orgullo gay en la Sede del Gobierno Regional de la Puerta del Sol. Pidámosle que la retire.

Con la colocación de dicha bandera, la señora Cifuentes no sólo está violando por medio de una artimaña legal las normas jurídicas que regulan la colocación de las banderas oficiales en los edificios públicos, sino que, tal y como han hecho en España los partidos proetarras y los partidos independentistas, está tratando de imponer una ideología sectaria a la mayoría de los ciudadanos.

En necesario recordar que la bandera del arcoíris sólo representa el colectivo LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales),un colectivo que, por definición, es excluyente: no defiende la dignidad de todos los ciudadanos, sino únicamente la dignidad de una minoría.

La señora Cifuentes se ha olvidado que las instituciones son de todos: tienen la obligación de representar a todos los ciudadanos y de abstenerse de priorizar cualquier ideología.

Igualmente es necesario recordar que durante todos los años que se ha celebrado la “fiesta del orgullo gay”, se han utilizado dichos festejos para ofender de forma explícita los sentimientos religiosos de millones de católicos, religión mayoritaria de los madrileños.

Es evidente que, aunque los colectivos LGBT se aprovechen, aún en una época de profunda crisis económica, de subvenciones millonarias, no por ello dejan de representar a una exigua minoría. Aunque, paradójicamente, gozan de más derechos que el resto de la ciudadanía, como demuestra el hecho de que pueden lucir la bandera del arcoíris en nuestros edificios públicos.

Tales manifestaciones no dejan de ser una muestra de adoctrinamiento incompatible con el mandato representativo de nuestras instituciones democráticas. Cuando además, durante los días que se celebre en las calles madrileñas el “orgullo gay”, seremos testigos de actitudes marcadamente promiscuas, que ni queremos presenciar ni serán educativas para nuestros menores, por lo que inevitablemente nos expulsan de las calles para que una minoría goce de sus privilegios.

Desearíamos que la señora Cristina Cifuentes mostrara la misma sensibilidad el día Internacional de la Familia. Sin embargo, y para no ser defraudados ahora, nos es suficiente con que ordene retirar todas las enseñas arcoíris de los lugares públicos dependientes del gobierno autonómico.

Por eso te pedimos que firmes la siguiente petición (por cada firma le llegará a la señora Cifuentes un correo electrónico solicitando la retirada de la bandera del arcoiris)

A Excma. Sra. Cristina Cifuentes:

Me ha sorprendido ver por primera vez la bandera del arcoíris en la Sede del Gobierno Regional de la Puerta del Sol.

Creo que no es necesario que le recuerde que usted tiene la obligación de representar a todos los ciudadanos de Madrid, y no únicamente a una minoría ideologizada.

La bandera arcoíris solo representa al colectivo LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales), un colectivo que por definición es excluyente: no defiende la dignidad de todos los ciudadanos, sino únicamente la dignidad de una minoría.

Sepa usted que este juego de las banderas ha supuesto un gran quebranto en los derechos cívicos de los españoles residentes en las Provincias Vascas y en Cataluña, y no querría que dichas violaciones de los derechos cívicos se repitieran en la ciudad de Madrid.

Por todo ello, la emplazo para que inmediatamente ordene retirar la bandera gay de todas los edificios públicos dependientes del gobierno regional.

Atentamente,

 

 

Le recomendamos






Comenta

Comenta nuestras noticias con tu cuenta facebook.

entrevistas tv
logo opinion portada