Monumento a los muertos de Navarra

Por Félix Urrizburu Cabodevilla (publicado en el nº 130 de El Babazorro).

Monumento a los muertos de Navarra

Verano de 1936.Explosión de gozo el 19 de Julio en toda Navarra. Los pueblos quedan vacíos de hombres, pues todos van voluntarios a salvar a la Patria que agoniza.

La guerra ha estallado. Con los Regimientos del Ejército levantados contra el Frente Popular que gobierna la Nación, los Tercios de Requetés y Banderas de Falange corren a engrosar el Ejército Nacional; la lucha es enconada -al final encarnizada-, pero al fin, la Victoria llega el Io de Abril de 1939. La contribución de la juventud Navarra a la Cruzada ha sido emocionadamente generosa.

De los 40.000 que salieron a las trincheras, cayeron nada menos que 4.545. Terminada la contienda, nadie pidió nada, los supervivientes volvieron a sus labores y la Paz tan duramente conseguida duró 40 años.Pamplona y en su nombre la Diputación Foral de Navarra, decidió ésta, dedicar un Monumento a tantos hijos de aquella noble tierra caídos en los combates. Levantó un hermoso conjunto mitad Basílica, mitad Panteón Funerario por tantos hijos muertos, héroes de la Epopeya.

Su forma es la de la Basílica de San Pedro del Vaticano visto desde lejos pero más pequeña, naturalmente. La cúpula le da un hermoso aspecto. El Monumento está situado al final de la Avenida Carlos III resultando un bello paisaje urbano visto desde la Plaza del Castillo, la gran avenida en línea recta. Figuran en él, en los mármoles de las paredes y por localidades, las listas de muertos de cada una hasta completar la cifra de 4.545… que se dice pronto.

Presidiendo el recinto en un amplio foso circular, están los sepulcros del General Sanjurjo -navarro-, Jefe del Alzamiento y el General Mola, Director del mismo y junto a estos, los de el más viejo y el más joven de aquella eclosión que salvó a la Patria.

Pero han pasado los años. Vino la transición con la democracia a la muerte de Franco y los arribistas y traidores se hicieron con el mando de la Nación. En Navarra, una funesta, desgraciada y absurda Diputación o “Comunidad” dispuso que la Laureada del Escudo y el Monumento a los Muertos no tuvieran razón de ser. La Laureada fue suprimida y el acosado Monumento decidieron que los mármoles con los nombres de los Héroes, molestaban y los taparon con lienzos para que no se vean. La incuria y abulia de algunos eclesiásticos y autoridades que tienen que ver, hicieron que el Monumento esté sobreviviendo, de mala manera.

¡Que vergüenza para Navarra…? ¿Qué oprobio y que ignominia? Los nuevos caciques ¿Cómo han podido cometer tamaña felonía?..

Naturalmente no contaron con los familiares de los allí simbolizados. Es muy triste que todo cuanto se relacione con la Cruzada y Franco, en vez de ser parte de la Historia de España, está proscrito.

Población de hecho en Navarra en 1936: 345.883

Población masculina: 172.652

¡¡ 40.461 hombres en pie de guerra!!

Y total de muertos en combate, 4.545

De rabiosa actualidad, escrito en 2012.

Le recomendamos






Comenta

Comenta nuestras noticias con tu cuenta facebook.

entrevistas tv
logo opinion portada