Los ayacuchos de 2015

Malo, cuando se tiene que predicar la inexistente unidad.

Los ayacuchos de 2015

 

En un reciente artículo en Libertad Digital, Amando de Miguel hace un repaso de lo difícil que es conseguir la unidad, por muchos invocada y no conseguida. En el panorama nacional, UCD, Convergencia y Unión, UP y D, UPN, entre los partidos políticos no han logrado mantener esa ilusión.”Más estrambótica es la CUP (Candidatura de Unidad Popular) en Cataluña, que vienen a ser los herederos de los viejos anarquistas. De momento, parecen ser la clave del nuevo Gobierno independentista, pero saltarán por los aires”. La  UGT (Unión General de Trabajadores). “ha acabado en una burocracia corrupta, avasallada además por Comisiones Obreras. A saber lo que significa “la unidad de la clase obrera””.

En el plano internacional no es muy diferente. La flamante ONU, Organización de las Naciones Unidas, que no pueden estar más desunidas. El mayor número de ellas son dictaduras. Es solo un paripé para indicar que perseguimos la paz en el mundo. Tiene derecho de veto China pero no Alemania. La Unión Europea (UE) ni siquiera ha conseguido que todos sus miembros acepten la moneda única.

Ahora se repica en España la letanía de “la unión de todas las fuerzas democráticas” frente al separatismo catalán. Malo, cuando se tiene que predicar la inexistente unidad. Sería interesante hacer un recuento de cuántos partidos que se presentan a las próximas elecciones llevan la palabra unidad o análogas. Mi predicción es que tienen poco porvenir, afirma el sociólogo  señor de Miguel.

Hace unos años,  durante el gobierno zapaterino, escribí un artículo “La España Craquelada” en el que planteaba la misma idea. Hoy día en que se debate  la secesión de Cataluña, la situación se ha agravado aunque se presente bajo el estúpido eufemismo de la “desconexión”. En la seguridad de que nada sucede por azar y menos en política, nos planteamos quién está interesado en ello. El señor de Miguel plantea algo así como si un virus disgregante hubiera invadido todas las instituciones nacionales e internacionales, por ello, a continuación uno se plantea qué organismo o secta supranacional puede tener tanto poder como para introducir sus tentáculos en todos los sectores de todas las naciones del mundo, de modo que sociedades de países muy dispares, coinciden todas en tratar de hacer un lavado de cerebro a sus pueblos para que sean aceptados y considerados como buenos, planteamientos tan atroces como por ejemplo, el genocidio llevado a cabo con el aborto, beneficiarse con la venta de sus órganos y restos, o la persecución a la Iglesia Católica , nunca a otras iglesias y mucho menos al Islam.

En España hablan de su interés por la mejora de la educación, pero solo se aprecia su afán por manipularla y es lógico, desde su tendencia a conseguir una sociedad sumisa y borreguil, como ya denunció Orwell hace casi 80 años y en esos cambios que propugnan para asaltar el Palacio de Invierno, paso previo para resolver cuantos problemas políticos o sociales tenemos, ya hemos visto en Madrid y Barcelona dónde nos han llevado, a colocar a ineptos en puestos importantes por tener la titulación clave: ser sus amiguetes.

A estas alturas Vds. habrán comprendido que esa fuerza oscura y oculta que maneja los hilos, con especial dedicación en España, es la Masonería, que desde los últimos años de Franco vinieron organizando movimientos sísmicos en la sociedad española para llegar a transformarla según su intención de imponer sus parámetros de reingeniería social anticristiana. El asesinato de Carrero Blanco,  el “freno” al 23 F (por su interés en cortar esa deriva), el terrible atentado del 11 M… son hitos en la transformación sufrida por España desde entonces.

Aunque los masones aseguran haber sido aniquilados por Franco, no es cierto, de modo que siguieron laborando en la consecución de sus fines, siguiendo las directrices que desde Méjico les marcaba el Gran Maestre Diego Martínez Barrio, que, por supuesto iban encaminados, no al bien de España, sino al cumplimiento de los objetivos marcados por la secta. Entre las órdenes que dirige a las Grandes Logias Regionales de su Observancia[1] hay unas muy significativas:

*Nada, pues de la Nación, porque separa,

*Nada de vincular patriotismo, funesta invención propia de tiempos atrasados, porque hace rencorosos y egoístas,

*Nada de Ejército, porque es la base de sustentación de esos odios y egoísmos separadores.”

Advierte que no pueden o no deben ser masones aquellos que anteponen a los deberes de fraternidad los ideales patrióticos y, dentro de éstos, los políticos.

Y se queja de que los militares no acaben de formarse el justo criterio de que el Ejército es una profesión como otra cualquiera, ya menos indispensable que otras muchas, ya que sólo han de ver en él lo meramente profesional sin atuendos de un denodado patriotismo, bueno todo lo más para desconectar la verdadera labor de fraternidad. Y ha sido gravísimo en nosotros este olvido de la formación masónica del militar, considera que por ello han forjado un sentimiento patriótico que, llegado el choque, ha hecho claudicar del deber masónico a muchos buenos masones, dejando la Fraternidad (deber primero) supeditado a una entidad ficticia que llaman Patria (¿No recuerda estos conceptos a los expresados por el ex presidente Zapatero durante su mandato?, es decir, a aquello de que la Patria y la Nación son conceptos discutidos y discutibles?).

Para realizar esta consigna “vale todo” o con sus palabras: “Utilizadlo todo, que el fin justifica los medios”, justificación y consigna repetida en otros documentos. Esta orden avalada por la AMI, fue redactada tras una reunión de los responsables de dicha  Asociación con los Grandes Maestros de la Gran Logia Unida de Inglaterra y del Gran Oriente de Francia.[2] En otra de sus instrucciones se felicitan del resquebrajamiento que, aseguran, se produce en el Ejército.

En estas ideas continuaron laborando, ocultamente bajo el gobierno de Franco, libremente desde 1978 y libérrimamente desde el malhadado gobierno zapaterino, aquél que dijo que “había que crear tensión” y que, con seguridad, todavía no le parecerá suficiente. De modo que si observamos con atención cuanto está sucediendo en nuestra Patria, veremos que, con las modificaciones que exigen  la adaptación a los tiempos y personajes coetáneos, están de plena actualidad. De ahí que se desgañiten en su defensa del cambio de la Constitución por una federal, para así trocear mejor a España  asegurando, falazmente, que así tendremos paz, esa paz que ellos pregonan pero que solo se les queda en palabras porque atacan a aquellos que defienden ideales contrarios a los suyos. Se olvidan que el federalismo es un sistema político en el cual las funciones del gobierno están repartidas entre un grupo de Estados asociados en principio, que luego delegan competencias a un Estado federal central, si quieren, claro, porque no tienen obligación de unirse. Y, efectivamente, está claro que no quieren delegarlas y constituir un federalismo como el de EE.UU. o el de Alemania. Buscan romper España, como ya ocurrió con el movimiento cantonal en el siglo XIX encabezado por Antonio Gálvez Arce, conocido como Antonete, cuando éste solicitó el ingreso en Estados Unidos y ayuda para mantener su independencia frente al poder centralista de Madrid.

En ello han venido trabajando, y ya en 2010 el Gobierno Tripartito del socialista José Montilla dio titulares a la Prensa por su relación con la masonería. La iniciativa partió de la propia Generalitat y, según la revista Tiempo, con motivo de una invitación previa a una reunión que el presidente catalán recibió del gran maestre de una de las principales logias masónicas de Francia, pero como no podía aparecer públicamente así de explícito, fueron invitados a un almuerzo de trabajo por Josep Brunet director de la biblioteca Arús[3], experto en el tema y a su vez masón, quien también convocó a los cuatro grandes maestres de las logias más importantes en España: José Carretero (Gran Logia de España), Jordi Farrerons (Gran Logia Simbólica Española), Antoni Castillo (Gran Orient de Catalunya) y Ana María Lorente (Gran Logia Femenina de España). En consecuencia,  vaticinó y acertó, que en 2014 se celebraría una consulta sobre la autodeterminación de Cataluña.

Hace un año ya tratábamos de llamar la atención sobre este punto haciendo notar cómo en la biblioteca Arús se había celebrado otra conferencia más a favor de la independencia de Cataluña. La presidencia del acto la ostentaban José Mª Casal, coordinador de la sectorial de la francmasonería por la independencia, Carlos Castellanos, vicepresidente de la ANC y Francisco Pallejá, Gran Comendador grado 33 de Cataluña. ERC, cuyos líderes históricos tradicionalmente han estado vinculados a la Masonería, se siente con tal fuerza que se permite advertir a Mas: le dejará caer si no presenta la votación y que si no se atreve, él ya prepara la declaración unilateral de independencia. Se siente fuerte. Cuenta con el apoyo de Ramón Viñals, firmante de un manifiesto por la independencia catalana, diputado por ERC y veterano masón catalán que se presenta a Gran Maestre de la Logia Española[4].

Cabría preguntarse la influencia que en estos hechos tienen también organizaciones como CLIPSAS, Asociación Internacional Masónica,  la Cadena de Unión Universal entre las Obediencias miembro, a la que pertenece, desde 1983, la Gran Logia Simbólica Española, la cual también es miembro de la Unión Masónica del Mediterráneo. Ambas declaran que la cadena de unión asumirá el deber de defender las obediencias signatarias en caso de eventuales dificultades en sus países por la afirmación de su pertenencia masónica.

En este momento, estamos en la circunstancia crítica de saber quién ganará el partido, si los masones o los españoles libres. Y no se trata de exageración alguna. Ya en enero del presente año, Federico Jiménez Losantos comentaba una inquietante noticia sobre ciertas reuniones de altos militares, dos generales del Ejército y la Guardia Civil con el Fiscal Superior de Cataluña, fervoroso partidario de la impunidad legal de Artur Mas tras el referéndum separatista ilegal del 9 de noviembre, hasta el extremo de engañar primero y enfrentarse después con el entonces Fiscal Superior del Estado, Torres Dulce. Participaban también en dicha reunión Felip Puig, ex-consejero de Justicia de la Generalidad, y Sergi Loughney, socio de Jordi Pujol Ferrusola y jefe de protocolo de su padre, Pujol Soley, más diversos representantes políticos. El citado señor Jiménez Losantos dice que “ no se sabe si (la reunión era) para espiar o ser espiados, para recibir o para dar órdenes, pero en todo caso para hablar con dos generales y un fiscal que representan la Ley y el Ejército sobre la independencia de Cataluña, es decir, sobre la destrucción del orden constitucional y la eventual traición de unos funcionarios del máximo nivel a la nación que un día juraron servir”. En su sospecha sobre el trasfondo de la misma, viene a recordar lo que, a primera vista, parece una actuación masónica como la de la famosa Logia Lautaro, que San Martín y O’Higgins fundaron en Cádiz y que, junto a la masonería regular, coordinó la rebelión político-militar contra España hasta lograr la independencia de Argentina y Chile, entre otras repúblicas[5].

Podría darse el caso, como también sugiere el mencionado escritor, que se trate de lo que en la España del XIX dio en llamarse “ayacuchos”: oficiales dispuestos a perder una batalla a condición de no darla, que es lo que se dijo que fue la de Ayacucho: una derrota pactada por los masones del Ejército español con los masones rebeldes de la Lautaro. Y añade: “No sería extraño que se ayacuchizaran el Ejército y la Guardia Civil de Rajoy. Que no son todo el Ejército ni toda la Guardia Civil, claro, pero que es todo lo que necesita el separatismo catalán para lograr la rendición de España”.

Estando de acuerdo con ello, debo matizar que, a mi entender, los ayacuchos vienen laborando de atrás en la demolición de España. Despacio, sigilosamente, como les es propio. Unos ejemplos al respecto:

En diciembre de 2004 siendo ministro de Defensa José Bono (masón de la Orden Martiniense Sinárquica, según el experto en Masonería, Padre Manuel Guerra) ordenó retirar de la ladera de la montaña de Tremp el lema que con piedras blancas decía:A España servir hasta morir” lo que fue considerado como una humillación por los militares, aunque aguantaron diciplinadamente la orden a pesar de que dicho lema solo se veía desde el interior de la Academia general Básica de suboficiales. ¿A quién molestaba? A los nacionalistas catalanes. “Retirar el lema de la montaña de Tremp equivale a reconocer que «A España servir hasta morir» es un mensaje equivocado, provocador y vergonzoso” escribíó Duran Lleida. El  equivocado es él. Para los militares no es una simple frase. Es una vocación decidida, un juramento invencible y un ofrecimiento inalterable. Y eso es lo que tanto asusta a los nacionalistas.

Me cabe la duda de si Bono retiró el lema exclusivamente por obedecer las directrices de su secta o si, además, se añadió la fuerza de las logias catalanas, por aquello de la fraternidad entre ellas. En cualquier caso, como dijo Usía en un magnífico artículo, después del deshonor político y la humillación, intentarán prohibirnos también el grito de “¡Viva España!”.

A La inquietud social sobre el problema que se venía acelerando en Cataluña, el presidente Zapatero continua afirmando que las negociaciones sobre el texto catalán van “razonablemente bien”. Los militares se agitan . No puedo imaginar que a nosotros nos esté ocurriendo una cosa así”, dijo el presidente José Luis Rodríguez Zapatero a Bono, alarmado ante un posible ruido de sables, causado por  Mena, capitán general de Sevilla y jefe de la Fuerza Terrestre en 2006.

En la Pascua militar de dicho año,  pronunció un discurso en el que amenazaba con una intervención del Ejército si el Estatut de Catalunya recogía las ambiciones “desmesuradas” de Pasqual Maragall, el entonces presidente de la Generalitat y principal impulsor del texto. Mena advirtió que el artículo 8 de la Constitución contempla que “las Fuerzas Armadas tienen como misión garantizar y defender la integridad de España“. “Hemos jurado guardar y hacer guardar la Constitución”, pronunció desde su posición como uno de los principales jefes de los ejércitos, “y para nosotros, los militares, todo juramento constituye una cuestión de honor”. Inmediatamente fue cesado  al ser calificadas sus palabras de “inadmisibles” e incluso “golpistas” por nacionalistas catalanes y vascos ¡y lo único que pedía era la defensa de España!

La postura de nacionalistas catalanes y vascos no necesita explicación. La actitud de los militares quizás necesite alguna. Sabido es la dificultad de encontrar informaciones fehacientes sobre la pertenencia a la masonería, pero si hablamos de militares la dificultad es mayor. No obstante, confidencialmente, se dice que el militar Félix Sanz Roldán, JEMAD, encargado de destituir al capitán general Mena y en la actualidad director del CNI, se inició en una logia de EE.UU. Es muy amigo del almirante Torrente, “su protector y amigo, del que se dice es uno de los grandes masones de este país”[6].

No es de extrañar, pues, la actitud de este organismo con respecto al independentismo catalán que no ha hecho nada para controlarlo ni impedirlo y que, con expresa traición a los principios constitucionales, ha ido socavando pueblo a pueblo, ciudad a ciudad, el sentido de pertenencia a España. ¿Han informado de la creación de su homólogo Centre de Seguretat de la Informació de Catalunya (Cesicat)?[7]

Y por último, el movimiento de Podemos que nos ha inmerso en perplejidad. El nombramiento del general José Julio Rodríguez, jefe de Estado Mayor de la Defensa durante la segunda legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero, entre 2008 y 2011 para participar con Podemos en las próximas elecciones, ha causado asombro e indignación entre sus compañeros. Es posible que  si hubieran estado atentos no les hubiera extrañado.

No juró su cargo, se limitó a prometer y es sabido que una promesa es más fácil de romper que un juramento. Piloto de caza, no era en cambio un hombre de acción y, por ejemplo, no había estado nunca en una misión internacional cuando fue nombrado por Chacón poco después de convertirse en ministra de Defensa en 2008; convirtiéndose en su sombra a partir de entonces. Fue presentado como pacifista lo que, en principio, es un contrasentido, ya que la Nación le paga para que la defienda y no suele conseguirse, en ningún país del mundo con palabras. Pero quizás ese llamado pacifismo (casualmente lo mismo defiende la masonería) le ha llevado a no cumplir con la exigencia de su cargo en aconsejar debidamente a la ministra Chacón, en la precipitada retirada unilateral de Kosovo. Esto provocó un incendio diplomático con los aliados y el malestar entre nuestras tropas, ya que la participación en la guerra de Afghanistán había causado cien muertos. Noventa y siete de ellos pertenecían al Ejército, dos a la Guardia Civil y el otro era un traductor. Todos ellos se merecían mayor respeto.

 Participó también en la penosa explicación sobre el desgraciado suceso del pesquero Alakrana. Una lancha de piratas somalíes abandonó dicho pesquero que habían mantenido secuestrado durante 47 días y, según el general, no pudo ser alcanzada por un helicóptero Seahawk. Lo que ocultó es que los soldados estuvieron cuatro minutos esperando una orden de ataque que no llegó, por lo que, en consecuencia, los piratas huyeron con unos miles de millones de rescate (pagados por los españoles), ante los pobres militares que quedaron con cara de tontos y furiosos por la comparación que se establecía con la eficaz actuación de otro ejército por aquellos días. No es difícil  pensar que ese retraso pudo ser premeditado llevado por eso que llaman pacifismo.

Pero, ¿es tal? El pacifismo ha sido históricamente asociado a la fe en ideas trascendentes, como Dios o la humanidad. El antimilitarismo, mayoritariamente ateo, parte de un análisis y crítica a las fuerzas armadas como institución que el servicio del Estado utiliza para reprimir; predican, por ello, que el ejército es innecesario, cuanto más que niegan el concepto de patria y nación, (¿recuerdan el exabrupto zapateril siguiendo las añejas instrucciones del  Gran Maestre Martínez Barrio?) al considerar que son elementos que segregan al hombre en función de límites políticos. Es un punto importante en la doctrina de la masonería a la que según algunos pertenecen Zapatero y Barroso el marido de Chacón, así como el ex general. Según Alerta Digital son invasores bajo los planes ocultos de la masonería.

El pacifismo del general Rodríguez le ha llevado a Podemos. Por otra parte, Bildu y Podemos van juntos al senado en Navarra. ¿Dará este señor militar un mitin de telonero de una de las “Nekanes” de esa formación? ¿Son ideológicamente afines? La estupefacción en tantas víctimas del terrorismo y en las fuerzas armadas ante la actitud de “Julio el Rojo” (así le llamaban los compañeros), debe de ser imponente. Otro de los preocupantes  puntos programáticos de Podemos es la defensa de la secesión catalana, o lo que es lo mismo, la no unidad territorial de España, en lo que, es de suponer, estará de acuerdo el último fichaje, Ante lo cual cabe preguntarse ¿Habrá, como en el XIX y también en la II República, muchos militares que como ”Julio el Rojo” participen de esas ideas pacífico-masónicas?

Me imagino que muchos de sus compañeros de armas se habrán quedado con la misma cara de perplejidad que se han debido quedar los miembros del PSOE que le encumbraron. Sería muy interesante conocer quién está realmente en el trasfondo de estas extrañas maniobras.

Añadiremos que el acuerdo entre Convergencia Democrática y Esquerra Republicana para configurar la lista unitaria de Junts pel Sí, incluía que la presidencia del Parlamento sería una decisión del partido de Oriol Junqueras y se ha cumplido en la persona de Carme Forcadell de ANC, quien nada más ser nombrada da el Viva la República Catalana, hecho que esta señora ya había declarado por cuatro veces en TV3 , sin que nadie ni entonces ni ahora cuando la ha proclamado en el Parlamento, haya tomado ninguna medida eficaz en defensa de la soberanía nacional. Es decir, se consuma un delito de sedición y quien tiene la obligación de defender la Nación, los poderes ejecutivo y judicial, se dedican a deshojar la margarita y a jugar al ping pong.

Vivimos un apasionante pero difícil momento histórico. Acabo de escuchar a Alfonso Guerra valorar positivamente la actitud de la República cuando en 1934, al producirse la proclamación del Estado Catalán dentro de la República Federal Española por parte del presidente de la Generalidad de Cataluña Luis Companys. El presidente de la República, Alcalá Zamora mandó a  las tropas sofocar la sedición. Batet solo necesitó un cañonazo, entró  en el Palacio de la Generalidad, detuvo a Companys, a su gobierno y a los diputados Josep Tarradellas, Antoni Xirau, Joan Casanellas, Estanislao Ruiz, y al presidente del parlamento  Joan Casanovas. Acto seguido detuvieron también en el Ayuntamiento al alcalde Carles Pi i Sunyer y a los concejales de ERC que le seguían. Los apresados fueron trasladados al buque Uruguay, de triste recuerdo en el 36.

Lo dice Guerra y la gente calla o hasta aplaude. Si lo hubiera dicho alguien de la derecha sería tildado de facha. Es curioso que levante la voz aquél que dijo que a España no la iba a conocer ni la madre que la parió y ahora que ha conseguido su objetivo, que ha lavado el cerebro a la sociedad con aquello que decían las mises de que querer la paz en el mundo; el pacifismo a costa de cualquier valor, se asuste de lo que puede venir. Sin embargo, en su declaración no he oído la más mínima censura al mayor instigador, Zapatero: “Aprobaré lo que decida el Parlamento de Cataluña”. No volveré a recordar su desprecio por lo que significa Nación y más vale no preguntarle por lo que entiende por Patria.

Por esa inane actuación que los políticos, en general, y el gobierno en particular, más la peligrosa adscripción que algunos grupos han venido demostrando, más parece que estén prolongando la situación hasta las elecciones generales del próximo 20 de diciembre. Creo que lo hacen con la intención de que el problema lo resuelvan otros (y ya veremos cómo). La permanente cobardía en aplicar los artículos 8 y 155 de la Constitución y la intención de seguir dando hilo a la cometa, lo que a algunos nos parece incomprensible,  nos lleva a recordar la disposición a perder la batalla sin llegar a darla, como si de unos nuevos ayacuchos se tratara

¿Oiremos como en 1931 a miembros de la Masonería felicitarse por su triunfo?


[1] Del archivo documental de la FNFF

[2] Manuel Guerra Gómez: Masonería, religión y política, p 231

[3] Es una de las bibliotecas más importantes de Europa en el tema del movimiento social y obrero del s. XIX e inicios del s. XX. También cuenta con todo el legado francmasónico importante de Rosendo Arús y otras donaciones de este estilo., como la de Tierno Galván ex alcalde de Madrid.

Rosendo Arús i Arderiu, impulsor de la masonería en la Cataluña del s.XIX, dejó en testamento como herederos a Valentí Almirall y Antoni Farnés, notorios masones de la época, con el objetivo expreso de utilizar el legado para crear una biblioteca pública para  ofrecer conocimientos al mundo obrero. Y así lo hicieron. Unos años tras su muerte, se inauguraba en 1895 la biblioteca en el lugar que había sido su casa. Una biblioteca pequeña, con mobiliario de maderas nobles, a la que se accede a través de una majestuosa escalera, con columnas jónicas a ambos lados y con una réplica de la estatua de la Libertad que da la bienvenida son indicios claros de inspiración masónica, así como el suelo en cuadrícula blanca y negra, y un dibujo de una figura humana con un gorro frigio junto al símbolo por excelencia de la masonería, un compás y una escuadra que quedan encima del escudo de la logia Avant, creada por el propio Arús.

[4] La masonería española se habría fijado en un independentista catalán para dirigir la Gran Logia – EcoDiario.es  http://ecodiario.eleconomista.es/sociedad/noticias/5594719/03/14/La-masoneria-espanola-situa-a-un-independetista-catalan-para-ejercer-de-Gran-Maestre.html#Kku8ayooAQqLCnO4

[5] Federico Jiménez Losantos: Los generales de Rajoy, entre la logia Lautaro y el Salón Kitty, Libertad Digital  2015-01-18

[6] http://blogelalijar.blogspot.com.es/2009/07/un-hombre-de-estado-al-frente-del-cni.html

[7] Jesús Cacho El caso CNI y el misterio de la Cuesta de las Perdices09. 09.03.2014.

http://vozpopuli.com/actualidad/40066-el-caso-cni-y-el-misterio-de-la-cuesta-de-las-perdices

Le recomendamos






Comenta

Comenta nuestras noticias con tu cuenta facebook.

entrevistas tv
logo opinion portada