El secuestro de Pio XII. La conspiración de Hitler

Como en otros grandes temas de la historia el pontificado de Pio XII se puede estudiar desde una perspectiva histórica con base en documentos, hechos y testimonios incontrovertibles, o desde una perspectiva ideológica con base únicamente en vaguedades y manipulaciones.

 

2016-01-04 portada el secuestro pio xiiSi nos atemos a un método histórico el pontificado de Pio XII durante la II Guerra Mundial fue un factor clave en la salvación de miles de judíos perseguidos por el régimen nacionalsocialista alemán. Si nos atenemos a  la ideología (más concretamente a la ideología marxista) Pio XII fue un Papa demasiado cercano al régimen nazi.

 

Tras la Segunda Guerra Mundial no existían dos perspectiva en la forma de interpretar la labor de pontífice durante la guerra. Dado que los testigos políticos estaban vivos, dado que miles de judíos sabían que debían su salvación a la intervención de Pio XII, dado que miles de romanos habían sido testigos directos de la prisión efectiva en el que vivió Pio XII tras la ocupación de Roma por parte del ejército alemán y dado que millones de católicos tenían recientes las palabras y las alocuciones del Papa en las que se condenaba claramente la ideología nazi y la persecución de los judíos, la manipulación de la historia no podría triunfar.

No fue hasta el año 1962 ,en el que se publico la obra de teatro El vicario del alemán Rolf Hochhuth, en que algunos sectores doctrinales trataron de empañar la imagen del Papa denunciando los supuestos silencios papales en cuanto a la persecución del pueblo judío. Inicialmente la manipulación de la labor pacificadora de Pio XII estuvo asociada a la infiltración comunista en occidente durante la guerra fría con el objeto claro de tratar de impedir los esfuerzos de la Santa Sede por combatir el comunismo.

 

En este contexto Mario Dal Bello nos presente una apasionante obra fiel al relato histórico en donde el lector podrá compartir con Su Santidad Pio XII la preocupación por una Europa que se precipitaba al vacío y donde se podrá respirar las fuertes presiones a las que estaba sometido Pio XII que sin renunciar a su crítica directa a los regímenes totalitarios tenía como objetivo primero la necesidad de usar con cautela las redes cristianas en los territorios ocupados para salvar el mayor número de judíos perseguidos.

 

Fue precisamente la presión de miles de vidas necesitadas de salvación lo que llevó a Pio XII a actuar con prudencia y con diplomacia temiendo en todo momento que el régimen nacionalsocialista decidiera actuar directamente contra los fieles católicos y la jerarquía católica impidiendo de esta forma la labor asistencial que tan solo podía realizar la iglesia católica.

Su Santidad Pio XII

Su Santidad Pio XII

Es necesario recordar que Pio XII tuvo claro antes de ser pontífice que el régimen totalitario nacionalsocialista suponía un peligro para la humanidad. Así en la encíclica “Mit brennender Sorge” encíclica publicada en 1937 por Pio XI pero redactada por Pio XII, Roma ya advirtió, dos años antes de la Segunda Guerra Mundial que  «todo el que tome la raza, o el pueblo, o el Estado, o una forma determinada del Estado, o los representantes del poder estatal u otros elementos fundamentales de la sociedad humana […] y los divinice con culto idolátrico, pervierte y falsifica el orden creado e impuesto por Dios», en una clara señal de crítica hacia los aspectos seudorreligiosos y las teorías raciales del régimen nacionalsocialista alemán.

Mario Dal Bello para la redacción de su obra ha tenido en consideración los últimos hallazgos realizados tanto en los archivos vaticanos, como en los archivos de las principales potencias que se enfrentaron en la Segunda Guerra Mundial, en los que se revelan que Adolf Hitler proyectó y ordenó secuestrar al Papa Pío XII porque era “antinazi y amigo de los hebreos”, aunque el proyecto de Hitler fracasó porque el oficial alemán a quien ordenó ejecutar el secuestro no le obedeció.

 

El general  de las SS, Karl Friedrich Otto Wolff recibió personalmente del propio Hitler la orden de secuestrar al Papa con el objetivo de “cancelar el cristianismo y sustituirlo con la nueva religión nazi”.Fue el propio general alemán quien se reunió en audiencia secreta con Pío XII  y le confesó las intenciones de Hitler. Wolf le pidió estar en guardia porque, aunque él no iba a cumplir la orden, “la situación era confusa y estaba llena de peligros”.

 

El libro que nos presenta la Editorial Ciudad Nueva es un crónica detallada de estos acontecimientos históricos que por su interés y su amenidad se leen como si estuviéramos ante una novela.

 

Datos del libro:
Título: El secuestro de Pio XII. La conspiración de Hitler.
Autor: Mario Dal Bello.
Editorial: Ciudad Nueva, Madrid 2015
Páginas: 204
PVP: 15,00 euros.
ISBN: 978-84-9715-316-4
Forma de adquisición: pulse aquí.

 

Le recomendamos






Comenta

Comenta nuestras noticias con tu cuenta facebook.

entrevistas tv
logo opinion portada