La LOREG, los radicales y su objetivo encubierto.

Sobre el voto de los menores, y alguna técnica más de adoctrinamiento

La LOREG, los radicales y su objetivo encubierto.

 

A menos  que el PSOE se eche en brazos de Podemos y sus añadidos, la mascarada en que lleva instalada la política española desde el 20-D desembocará en unas nuevas elecciones, y si una situación es mala, la otra es peor. Las encuestas coinciden en que la formación de gobierno seguirá pasando por un pacto entre dos fuerzas y que Podemos no parece tener muchas expectativas de voto. Así que a 20 de abril parece que Podemos e Izquierda Unida han llegado a un acuerdo para ir juntos a las próximas elecciones, con lo que obtendrían casi un millón de votos más que el Partido Socialista. Los analistas creen que puede ser “una vuelta de tuerca” para  meter el miedo en el cuerpo a Pedro Sánchez quien, de no unirse, se vería apartado de alcanzar la presidencia de gobierno y posiblemente del Partido, pero que si se une, los constitucionalistas del PSOE se le echarían encima porque se vería obligado a aceptar las veleidades independentistas de quienes constituyendo un nuevo Frente Popular, su objetivo principal es romper España.

 

Así las cosas, estos grupos radicales se han unido en la defensa de una propuesta con el exclusivo objeto de conseguir los votos que les faltan para imponer su absolutismo letal. El Pleno del Congreso ha aprobado hoy la toma en consideración de una proposición de ley de Esquerra Republicana (ERC)[1] que pretende una reforma de la Ley Orgánica del Régimen Electoral Central (LOREG) para rebajar la edad de voto a los mayores de 16 años. Una formación secesionista como ERC pretende que el Parlamento nacional, incapaz hasta la fecha de nombrar un nuevo Gobierno y, por ello, a las puertas de su disolución, apruebe una proposición de ley para conceder el derecho al voto a los menores de edad mayores de 16 años con el apoyo de otras formaciones que no llevaban tal propuesta en su programa electoral, PSOE, Podemos y el Grupo Mixto y con el rechazo de PP, Ciudadanos y el PNV que había anunciado que votaría en contra de la proposición de ERC porque, según el diputado Mikel Legarda, se trata de un asunto de “gran trascendencia” que requiere de un debate “más profundo, serio y honrado” y debe ser objeto de un “gran pacto político y social”, lo cual nos parecía una postura de lo más sensata. Sin embargo, finalmente, se ha abstenido. (¡Ah! Las coaliciones, dependencias y servidumbres, a lo que nos obligan….)

 

El portavoz adjunto de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián[2], ha subrayado que el objeto es “ampliar la democracia” en España porque, a su juicio, no tiene sentido “negar” a los jóvenes de 16 y 17 años la posibilidad de defender frente a la urna medidas que les “precarizan” laboralmente y les “hipoteca” o “niega” el futuro. Es decir, no tienen capacidad para conducir un coche, ni para presentarse a unas oposiciones, pero les considera con suficiente sensatez como para elegir a futuros gobernantes, ellos, que todavía no saben gobernarse a sí mismos. Me recuerda los disparates que los progres han defendido con vehemencia respecto al derecho que dicen tienen las niñas a abortar sin conocimiento de sus padres.

 

Según ha dicho, el tal Rufián,  si a partir de los 16 años los jóvenes adquieren buena parte de sus derechos civiles, se les debe permitir también votar. No hacerlo, a su juicio, es una “una enorme hipocresía”. Para mí que la hipocresía está en considerarles con capacidad de adultos, cuando saben que, por su edad y falta de formación son más fáciles de manipular y conseguir así sus votos. En nombre de Podemos, el diputado Jaume Moya (En Comú) también ha aplaudido la iniciativa de ERC porque rebajar la edad de voto a los 16 años propiciaría una mayor participación de los jóvenes en la vida política y “forzaría” a los partidos a “canalizar” mejoras política para la juventud. “Un voto en contra sólo se entendería en clave electoral o de temor a empoderar a los jóvenes”, ha manifestado. El portavoz de Compromís, Joan Baldoví, ha defendido que no tiene sentido que los jóvenes de 16 y 17 años tengan reconocidos responsabilidades y derechos de adulto pero carezcan de la posibilidad de decidir sobre las políticas que les afectan.

 

¿A qué responsabilidades se refiere el señor Baldoví? Porque hemos visto a menores cometer gravísimos hechos delictivos contra seres que también eran menores, de los cuales han salido excesivamente bien librados porque al imputárseles esa consideración de su minoridad, se les aplican normas penales específicas y también les pueden juzgar tribunales propios. Estos serán, en caso de derivarse responsabilidades penales, los encargados de determinar qué medidas se le administran al menor, como mandarlo a centros de internamiento aunque nunca a centros penitenciarios, precisamente porque al ser menores se considera muy perjudicial para su posible reinserción y vuelta al buen camino, que permanezcan en un ambiente de avezados componentes de un mundo marginal. Sin embargo, estos miembros del Congreso en su esquizofrenia, al tiempo que consideran lógico y positivo esta minoridad, creen que son suficientemente adultos para votar.

Pero este contrasentido por qué? El PSOE por boca de la diputada María González Veracruz, apoyó la toma en consideración de la iniciativa porque entiende que hay que abordar una reforma global de la ley electoral y porque, en el caso concreto del voto a los 16 años, ingenuamente ve “más motivos a favor que en contra”. “Rebajar la edad de voto estimula la participación de los jóvenes en política y su interés por estos temas, factores clave en un momento de desafección”, ha resumido.

 

Rufián de Esquerra oculta que las responsabilidades que el Estado puede pedir a un muchacho de 16 años no son las mismas que reclama a un mayor de edad. Por eso los ordenamientos jurídicos establecen esa distinción entre mayores y menores de edad y recogen la figura de la emancipación, por la que una persona menor de 18 años pero mayor de 16 puede alcanzar la plena capacidad de obrar. El demagogo separatista apela al ejemplo de los países en los que se ha reconocido el derecho al voto a los jóvenes de 16 años obviando que la inmensa mayoría no lo hace, y silencia que en algunos de los primeros ese derecho se ha limitado a los menores que trabajan, se han casado o pagan impuestos.

 

En el extremo opuesto, el PP se ha pronunciado en contra de tramitar la propuesta. La diputada Pilar Cortés considera “incoherente” e “irresponsable” que se plantee una reforma electoral cuando no hay ni Gobierno y todo apunta a elecciones. El PP no ve sencillo la edad de voto de otros derechos y deberes de la mayoría de edad, pero en todo caso asegura no oponerse a un debate general sobre la ley electoral. Eso sí, ha subrayado que no se debe reformar la LOREG unilateralmente y que el PP, incluso cuando tenía mayoría absoluta, no quiso hacerlo porque “las reglas del juego no se pueden cambiar sin consenso”. Pero quien ha despejado la incógnita ha sido Ciudadanos, cuyo secretario segundo de la Mesa, Ignacio Prendes, ha avanzado que tampoco apoyará la propuesta de ERC porque considera que detrás hay un interés electoral, es decir, persigue que más masa poblacional apoye la independencia en Cataluña. “¿De verdad que lo más importante para mejorar la democracia es rebajar la edad de voto?”, se ha preguntado, incidiendo en la necesidad de abordar una reforma electoral global.¡Por fín , un político que denuncia la carta marcada con que juega la izquierda.

 

La insensata propuesta de la izquierda –incluida la separatista– aboga por una ampliación de los derechos que no lleva aparejada ninguna ampliación de los deberes y las responsabilidades. Esta iniciativa no abre el debate de si se debe conceder el derecho al voto a determinados jóvenes que, no habiendo alcanzado la mayoría de edad, sí asumen obligaciones y responsabilidades propias de cualquier adulto, sino si se le concede a todos los mayores de 16 años por el simple hecho de serlo. No se plantea, por tanto, si se debe reducir la mayoría de edad a los 16 años, o si se ha de conceder el derecho de voto a los emancipados; de lo que se trata es de captar como electorado a una franja de la población inmersa en la cultura de los derechos sin obligaciones. He aquí el uso infame que hacen de los adolescentes unos políticos sin escrúpulos que les niegan responsabilidad y plena capacidad jurídica para gobernarse a sí mismos pero les conceden el derecho de elegir el Gobierno de todos.

Uno de los argumentos esgrimidos dice: Reducir la edad del voto a los 16 es una gran oportunidad para que los nuevos votantes puedan recibir una formación política, ya que todavía están dentro del sistema educativo.” (literal). Naturalmente, muchos no han dejado de ver en ello, la intención de aleccionar.

 

Explica Duverger que a través de la historia, es dable advertir que la mayoría de edad civil coincide con la política, lo cual resulta normal; señalando que un adelanto o retraso de esta última generalmente ha respondido a un fin político sobre la base de la experiencia en cuanto a que “los hombres son más revolucionarios cuanto más jóvenes son. A medida que, con la edad, llega la experiencia, se inclinan al conservadurismo, o al menos hacia un reformismo prudente. Por tanto, los regímenes conservadores retrasan la mayoría de edad electoral; los revolucionarios tienden a adelantarla[3].

En este sentido señalar la postura de la convergente Lourdes Ciuró quien ha dado la bienvenida a la iniciativa de ERC porque se trata de una recomendación de la UE, si bien cree que se queda “algo corta”….Como  algún comentarista ha dejado escrito, no sin cierta ironía, que por la necesidad de votos, a lo mejor hasta conseguimos que se deje de ejecutar a cientos de miles de niños antes de nacer…. Viendo el radicalismo, la intencionalidad de estos grupos y su actuación de desprecio y burla a lo que representa el Congreso, es posible plantearse si no será su objetivo adoctrinar y formar un nuevo  grupo adlátere con estos alevines. ¿Querrán constituir, siguiendo el ejemplo de la “madrecita” Krupskaya,[4] su propio grupo de “pioneros”?

 

Aclaremos: Los Jóvenes Pioneros fueron fundados al mismo tiempo que el Partido Comunista para garantizar la integración de los niños en la sociedad. Bajo la responsabilidad de líderes de la Juventud Comunista (Komsomol), en sus estructuras se aplicaba la pedagogía comunista preconizada por Antón Makarenko[5], sintetizada en la frase: “La mejor forma de educar es el ejemplo”. El Pionero es la mejor representación del “hombre nuevo” socialista. Lo que  aparentemente eran buenas intenciones, encubrían una gran carga de adoctrinamiento.

 

En la Unión Soviética, cada niño de 9 a 15 años, con pocas excepciones, pertenecía a la Organización de Pioneros Lenin. Había campamentos en todo el país, donde los Jóvenes Pioneros pasaban los veranos y días festivos. La mayoría de Pioneros eran promovidos al Komsomol, la organización hermana para jóvenes entre 14 y 28 años. Era una manera de promoción social y aún de subsistencia, por cuanto en la terrible época de la Gran Hambruna, eran los pocos que tenían algo para comer. Los pioneros que destacaban en los estudios, deportes o actividades eran elegidos para la dirección de pequeños grupos y enviados como delegados a los congresos de pioneros. Los logros más importantes eran reconocidos en el libro de honor.Durante la Gran Guerra Patriótica muchos pioneros tomaron parte activa en la lucha contra la Alemania nazi, incluyendo la lucha como partisanos en territorios ocupados. Cerca de 30 mil de ellos fueron premiados con diferentes medalles y condecoraciones y cuatro pioneros fueron galardonados como héroes de la Unión Soviética. Uno de ellos Valentin Aleksandrovich Kotyk [6] quien a sus 13 años fue el más joven héroe de la Unión Soviética.

Sin embargo, la labor de catequización que se llevaba a cabo entre los pioneros tuvo casos terribles por denuncias entre los miembros de la propia familia, como es el caso de Pavel Morózov. Este joven pionero de la Juventud Comunista, había denunciado a su padre, Trofim Morózov, por actividades contrarrevolucionarias. Al parecer, el padre se oponía a la colectivización de tierras que estaban llevando a cabo las autoridades soviéticas en aquel momento y llegó a acusarle de falsificar documentación para entregársela a los enemigos del Estado. Esto le supuso la detención y un juicio sumarísimo que le costó diez años de trabajo forzoso en el Gulag y el brutal asesinato después. Algunos familiares de los niños buscaron vengar la memoria de Trofim y llevaron a Pável y su hermano más pequeño, al bosque, donde los asesinaron a sangre fría, cortándoles el cuello con una sierra. La policía les siguió la pista, los arrestó y, tras arrancarles la confesión, los condenó a morir en el paredón.

 

La sangrienta lucha de clases durante la forzada colectivización agraria, la destrucción del afecto y la vinculación familiar, convirtió a Pavel Morózov, a pesar de haber sido delator y causante de la muerte de su propio padre, en mártir y ejemplo de los Jóvenes Pioneros soviéticos. Pronto alguien en Moscú advirtió las infinitas posibilidades que ofrecía una historia como la de Pavel, rebautizado a toda prisa por su diminutivo Pavlik (Pablito, -otro Pablito como Iglesias -), para aleccionar a las masas sobre lo perversa que podía llegar a ser la reacción antisoviética. Serviría también para ilustrar al país entero de las bondades y la oportunidad de una denuncia a tiempo, incluso dentro de la familia. La Unión Soviética sería generosa con todos los que, sin importar su edad y condición, descubriesen a los contrarrevolucionarios que, ocultos en el paraíso socialista, tratasen de destrozarlo mediante sucias mañas. Siempre igual: los buenos son los que siguen sus consignas.

 

El joven Pavlik, a pesar de la traición a su propio padre, se convirtió en una celebridad nacional. El Gobierno le declaró mártir y promovió su culto civil mediante estampas y carteles que tapizaron las paredes de todo el país. Se erigieron estatuas del niño héroe y muchos colegios y centros juveniles adoptaron su nombre. Se inauguró un museo dedicado a su persona en Sverdlovsk, la capital de su región natal, hasta donde peregrinaban grupos de jóvenes del Partido para comprar souvenirs y retratarse en una réplica del aula donde había estudiado el crío. Los niños de todas las escuelas le escribían poemas que luego competían en certámenes celebrados al efecto. Se llegó incluso a componer una ópera sobre su trágica epopeya, que fue profusamente representada. Serguei Eisenstein rodó una película, El Prado de Bezhin, inspirada en la historia. Curiosamente nunca llegó a ser estrenada porque a las autoridades les pareció que el director trataba a los personajes hostiles al régimen con una luz demasiado favorable. Sirva de ejemplo de lo que entiende por moralidad y ética la doctrina comunista.

Los movimientos de pioneros proliferaron especialmente en Cuba, Venezuela, Corea del Norte…..pero también en España porque el Movimiento de Liberación Nacional Vasco creó, siguiendo el modelo pionero, una organización dirigida a los niños: KIMUAK (Brotes) que estaba bajo la dirección de jóvenes de Jarrai.

Dada la sintonía de este nuevo Pavlik con el leninismo y con los etarras, nos cabe, por un lado, la certeza de que la propuesta de modificación de la LOREG no la hacen ni por el bien de la nación ni por los menores, sino por la posibilidad de captación de los mismos para organizar los grupos de “pioneros” y la duda. si la exhibición en el Congreso del bebé Bescansa, no habrá tenido como finalidad el ir entrenándolo. Hay que ir enseñando a la criatura las triquiñuelas congresuales. La verdad es que el bebé mantuvo en todo momento la compostura, se portó más educadamente que sus mayores y cautivó al hemiciclo, hasta el punto que ya obtuvo algún voto, en vista de lo cual y dado lo necesitados que de papeletas a su favor están los podemitas, el gran jefe Pavlik II, por los méritos del infante

¿Le concederá el pañuelo rojo de líder de los pioneros?

DIEGO BESCANSA: PIONERO DE HONOR


[1]Todo lo que rodea a ERC está orientado a dinamitar la pertenencia catalana al Reino de España, a la República Española, al régimen del 18 de Julio (Franco), a la monarquía de la transición o a la de estos momentos; da igual, el manual de instrucciones para aplicar la demolición del Estado es el mismo y emana de los mismos centros de poder fáctico de obediencia mundialista… (es decir, masónica) y se aplica! ¡Cómo sea! COLECTIVO ATLÁNTIDA: SELECTO*DIGITALPeriodismo Agudo de Resistencia.

[2] Jerarca de Súmate:”un cretino con balcones a la calle”, según Dolça Catalunya

[3] Carlos R. Baeza (Abogado constitucionalista). www.libertadyprogresonline.org/2013/04/16/el-voto-de-los-menores/

[4] Nadezhda Krúpskaya pasó a la historia por ser la compañera de Lenin y por ejercer un importante papel en la dirección del Partido Socialdemócrata Ruso. Pero también, y sobretodo, por su implicación en la educación y en la creación de un sistema de bibliotecas profesional en la rusia bolchevique. Trabajó estrechamente junto a Lenin en todo el proceso revolucinario en Rusia de principios del siglo XX.Luchó contra las injusticias más básicas de la sociedad trabajando desde cuestiones tan necesarias como  el intento de erradicar el analfabetismo entre la población rusa, como uno de los pilares del avance de la revolución bolchevique y creó los grupos de pioneros como paso previo a las juventudes comunistas.

[5] Anton Semiónovich Makarenko; Bilopol, 1888 – Moscú, 1939. Pedagogo ruso. Nacido en el seno de una familia muy humilde, con enormes sacrificios por parte de su familia pudo estudiar pedagogía, estudios que completó en 1917 con la obtención del diploma del Instituto Pedagógico, con la máxima puntuación. Se dedicó especialmente a la reeducación de niños y jóvenes inadaptados. Su principio fundamental es que la educación es un proceso que se produce con esfuerzo y disciplina, y cuyo objetivo es el ejercicio de una socialización eficaz y productiva. El trabajo colectivo es el medio más idóneo para lograrla; solamente una sociedad que impone tareas importantes y exige esfuerzos en su realización, puede desarrollar las potencialidades de sus niños y jóvenes. No hay adolescentes malos o extraviados, simplemente no han tenido un buen condicionamiento social, afirma. Proporcionar ese buen condicionamiento es la tarea del educador, que no se realiza con recetas psicológicas, sino introduciendo una experiencia social verdadera. Desde 1935 hasta 1937 fue vicedirector de la sección de las colonias obreras del Comisariado del pueblo para asuntos internos de Ucrania. Posteriormente, se trasladó a Moscú, donde se dedicó intensamente a organizar programas educativos y a su actividad de escritor.

[6] Durante la guerra entre Alemania y Rusia participó en Ucrania. Al principio, él era una forma ordenada, más tarde participó en peleas, fue herido dos veces, murió en acción durante la batalla por Iziaslav. Recibió la Orden de la Guerra Patriótica de 1ª clase y la Medalla “participante en la Segunda Guerra Mundial”. En 1958 obtuvo el grado póstumo de Héroe de la Unión Soviética y, en consecuencia, una serie de calles, escuelas, equipos de pioneros y hasta motonaves, llevaron su nombre y se levantaron una serie de monumentos.

Le recomendamos






Comenta

Comenta nuestras noticias con tu cuenta facebook.

entrevistas tv
logo opinion portada