Crisis de valores, crisis de moral= crisis de la democracia.

Crisis de valores, crisis de moral= crisis de la democracia.

Nuestra sociedad, como sabemos, pasa en líneas generales por el cedazo de grandes cambios. Pero éstos se vuelven más importantes, mientras más afectan el sentido y el significado de nuestra vida y de nuestras relaciones. De hecho, como humanos, nuestra vida se sostiene y se proyecta a través de los bienes de consumo, las relaciones y los significados. En gran parte, producimos los constitutivos de esta forma de sostenimiento de vida, como una gran construcción dinámica que desafía a las generaciones. 

 

En la actualidad, es muy común escuchar frases como: “se están perdiendo los valores“, “existe una pérdida total de valores“, “en mis tiempos están cosas no pasaban”. Por lo general, estos comentarios corresponden a la pérdida de valores morales y sociales.

Dicen algunos psicólogos que la crisis por la que atravesamos no es una crisis de valores en sí, sino del sentido de éstos y de nuestra aptitud para gobernar y orientar los actos humanos. La descomposición social que se vive en la actualidad, abarca todos los ámbitos de la vida diaria. Comienza desde el ejemplo que dan los gobernantes terminando con el comportamiento del niño en el colegio. Aunque parezca un sin importancia y fácil de resarcir, no es así. Es totalmente lo contario, es un tema transcendental para vida humana en general. Se manifiesta en todos los aspectos de su transcurrir: en el modo de hablar, de relacionarse, de vestirse, en la forma en que se quiere acumular todo, ya sean posesiones materiales, información o hasta gente, y también en  el ambiente laboral. Sin embargo, el ser humano entre más tiene, más vacío se siente, ya que el consumismo exagerado lo aleja de los valores y principios morales que son la base de su existencia. Es muy claro que vivimos en una sociedad demasiado egoísta, o que carece de solidaridad y de justicia social entre los seres humanos. Esto a la vez fomenta el individualismo, y el egoísmo, ya que cada persona se preocupa sólo por sí misma y por tener cada vez más. Si ella está bien no le importa si los demás lo están o no.
En esta crisis de valores no podemos dejar de recordar la situación de desempleo en que se encuentran 3.767.054 personas y lo poco que hacen para resolverlo. España sigue siendo el segundo país con mayor tasa de paro (19,8%), por detrás de Grecia (24,1% en marzo de 2016), mientras que la tasa de paro de la Eurozona se sitúa en el 10,1%. Y  siendo esto así, es aún peor cuando recordamos la actitud que en  2010 adoptaron los diputados ante una propuesta de UPyD que propuso acabar con los privilegios de los parlamentarios españoles en materia de pensiones. Era un momento propicio por cuanto sus señorías discutían desde hacía meses la reforma del sistema de pensiones del resto de los mortales, la revisión del cómputo de cálculo, la extensión de la edad legal de jubilación y otros asuntos vitales para futuros pensionistas.  Es más, José Bono, presidente de la Cámara y el ministro de Justicia, Francisco Caamaño,  se manifestaron  públicamente a favor de revisar, también, las pensiones de sus señorías[1].

El modelo de pensiones de los diputados y senadores fue aprobado, por consenso de todos los grupos, en 2006. Establece que los parlamentarios que hayan ejercido esa actividad al menos siete años y cuenten 65 en el momento de recibir la pensión tendrán derecho a la jubilación máxima. Quienes defienden el modelo, siguiendo una actuación que podría, en cierta medida, equipararse a aquella famosa “Revuelta de los Privilegiados”[2], pues llegan a afirmar los órganos de gobierno del Congreso y el Senado que el sistema de protección de los parlamentarios «es válido y adecuado», arguyendo que se trata de un complemento  y que apenas cien diputados y senadores de los  más de 3.600  que ha habido en democracia han solicitado este complemento a su cotización (es decir, como les afecta directamente vienen a declarar que “es el chocolate del loro”). También dicen en su descargo que esta indemnización corre a cuenta del Congreso y no de la arcas Seguridad Social, como si el dinero no saliera todo de los impuestos que pagan  los ciudadanos. Esta indocumentada contestación fue una de las razones esgrimidas para rechazar la petición de la también diputada Rosa Díez, pero eso sí, al pueblo, por el que dicen trabajar, le aplicaron la reducción que fijaron estos próceres asegurando que el Estado tenía que reducir gastos.

Estos insolidarios que no consintieron perder la mínima parte de sus privilegios perciben, como verán a continuación, cantidades sustanciosas por sueldo y otras gabelas que serían adecuadas si su labor estuviera a la altura de los mismos. Según la página oficial del Congreso, se distribuyen así:

  1. Asignación constitucional idéntica para todos los Diputados: 2.813,87 € mes.
  2. A esta asignación se añaden, en su caso, los complementos en función del cargo que desempeñe el Diputado por ser miembro de la Mesa, o de la Junta de Portavoces, bien de la Cámara o bien de alguna Comisión. Los de cada grupo no son acumulables. Complementos mensuales por razón del cargo:

-Presidente.      – Complemento miembro de Mesa: 3.064,57 €

– Gastos de representación: 3.327,89 €

 – Gastos libre disposición: 2.728,57 €

 

Vicepresidentes.

-Complemento miembro de Mesa: 1.209,60 €

 

 -Gastos de representación: 1.010,83 €

 

-Gastos libre disposición: 707,10 €

-Secretarios.

-Complemento miembro de Mesa: 944,49 €

-Gastos de representación: 818,46 €

 -Gastos libre disposición: 677,35 €

-Portavoces.

-Gastos de representación: 1.741,19 €

-Gastos libre disposición: 926,31€

-Portavoces adjuntos.

– Gastos de representación: 1.424,62 €

-Gastos libre disposición: 662,45 €

-Presidentes de Comisión.

-Gastos de representación: 1.431,31 €

-Vicepresidentes de Comisión.

-Gastos de representación: 1.046,48 €

-Secretario de Comisión.

-Gastos de representación: 697,65 €

-Portavoz de Comisión.

-Gastos de representación: 1.046,48 €

 -Portavoz adjunto de Comisión.

 – Gastos de representación: 697,65 €

Tras la disolución de la Cámara, y conforme al acuerdo adoptado por su Mesa, los Diputados miembros de la Diputación Permanente, tanto titulares como suplentes, perciben a partir del primer día del mes siguiente al de la disolución de la Cámara o al de la expiración de su mandato como retribución la asignación constitucional, la indemnización y un complemento de miembro de la Diputación Permanente equivalente en su cuantía a la totalidad de los que venían percibiendo en el momento de la disolución o de la expiración del mandato, hasta el día anterior al de la constitución de la nueva Cámara.

Tienen derecho a “las ayudas, franquicias e indemnizaciones por gastos que sean indispensables para el cumplimiento de su función” (8.2 RCD). Entre los conceptos incluidos en este precepto pueden destacarse los siguientes:

  1. A) Indemnización Con este concepto, que tiene una cuantía mensual de 823,86 € para los Diputados de circunscripciones distintas a Madrid y de 870,56 € para los electos por Madrid, los parlamentarios deben afrontar los gastos que les origine la actividad de la Cámara. Es una cantidad dedicada, pues, a cubrir gastos y por ello exenta de tributación, de acuerdo con lo previsto en el art. 17.2 b) de la Ley 35/2006 de 28 de noviembre.
  2. B) Transporte El Congreso de los Diputados cubre los gastos de transporte en medio público (avión, tren, automóvil o barco) de los Diputados, así como los gastos derivados del aparcamiento en las estaciones de tren y aeropuertos. Se trata de un reembolso de gasto, es decir, no se facilita una cantidad al parlamentario, sino que se le abona directamente el billete a la empresa transportista. Excepción hecha, claro está, del uso del propio automóvil en sus desplazamientos a la Cámara para el cumplimiento de sus funciones parlamentarias, en cuyo caso y previa justificación, se abona 0,25 € por kilómetro así como, en su caso, los importes de los peajes de autopistas.
  3. A partir del mes de mayo de 2006 la Cámara facilita a cada Diputado que no dispone de vehículo oficial una tarjeta personalizada que permite abonar el servicio de taxi en la ciudad de Madrid. La disponibilidad de dicha tarjeta tiene un límite anual de 3000 €.
  4. C) Dietas Los Diputados solo perciben dietas por los desplazamientos que realizan en los viajes oficiales expresamente autorizados por la Mesa. A partir del 1 de enero de 2006, la cuantía de las dietas se cifra en 150 € por día en el supuesto de desplazamientos al extranjero, y 120 € diarios en el de viajes dentro del territorio nacional.
  5. D) Comunicaciones Las convocatorias a las sesiones de la Cámara se efectúan por correo electrónico y mensajes SMS. También se distribuye por correo electrónico la documentación de los distintos órganos de la cámara. Igualmente, el Boletín Oficial de las Cortes Generales y el Diario de Sesiones se editan electrónicamente. Por ello, el Congreso facilita a los Diputados un iPad, así como un teléfono móvil que les permitan ejercer su función.
  6. Todos los Diputados disponen de despacho propio en el Congreso.
  7. Por último, determinados Diputados (miembros de Mesa, Presidentes de Comisión), tienen la posibilidad de contar con personal de confianza para apoyarles en el ejercicio de su función. – La dotación del Gabinete de la Presidencia está compuesta por cuatro personas. – Los miembros de la Mesa (Vicepresidentes y Secretarios) disponen de dos personas cada uno para esta tarea. – Los Presidentes de Comisión cuentan con un asistente para cada uno de ellos. – Además, tienen asignados 271 asistentes para el resto de los Diputados.

El artículo 28 del Reglamento del Congreso de los Diputados señala lo siguiente:

Para cada Grupo Parlamentario de 28.597,08 € mensuales y una subvención variable en función del número de Diputados de cada uno de ellos de 1645,49 € mensuales por cada Diputado.

Hagan cálculos, por favor, vean lo que nos cuesta  cada diputado y multipliquen por 350 que es el total que compone el Congreso y que en este momento disfrutan de las mencionadas prebendas. Les supongo lógicamente indignados después de haber realizado la ecuación: “el pago del servicio debe corresponder al tiempo y esfuerzo dedicado a su labor”.

Se estima que cuando hablamos de “valores morales”, es importante notar que éstos están frecuentemente constituidos por hábitos establecidos en un grupo o sociedad y que deben subordinarse a la valoración ética, pero está claro que nuestros diputados no lo consideraron así. De modo que  la moción de Rosa Díez terminó, ellos defendiendo sus privilegios y los demás aguantando pacíficamente la reducción. No hubo Estado Llano que defendiera sus derechos. Ahora tampoco. Y así continúan, con sus prebendas. Quizás  por ello, cuando surgió Podemos, con sus protestas, broncas y afirmaciones de solucionar las desigualdades sociales, hubo gente ingenua que confió que con ellos se produciría un cambio.              Y así fue. El cambio, y muy positivo, solo ha sido para miembros de estos nuevos grupos políticos que tanto destacan por su mal hacer, mal hablar y mal comportamiento que, encima, tratan de imponer, decididos, al parecer, a pervertir a la infancia con la nueva obligación del NOM como es la implantación de la  LGTB en los colegios.

Téngalo en cuenta a la hora de practicar el nuevo deporte nacional: las elecciones.

Efectivamente parecen decididos a que practiquemos una y otra vez la juerga electoral mientras ellos, “los privilegiados” se niegan a adoptar posiciones responsables para que, como en otras partes de Europa, se unan para formar gobierno. Se escudan en posturas antagónicas personales como si al pueblo le importaran sus gustos personales; al pueblo solo le interesa un buen gobierno. Pero a ellos, a todos ellos, sí y es natural que diputados y senadores estén encantados con que la situación se prolongue. Llevan un año cobrando todo lo estipulado pero sin ninguna exigencia de trabajo. Lo último ha sido tomarse vacaciones hasta después del 25 de septiembre. Todos debían estar muy cansados, porque en esto no ha habido tensiones por diferencias políticas, que en otros casos parecen insalvables, porque se han puesto de acuerdo rápidamente.

 

 No hay trabajador en España que se les pueda igualar, a pesar de lo cual, no son capaces de sentir el mínimo afecto y respeto por aquellos que les permiten pertenecer al grupo de privilegiados. Muy al contrario, están dispuestos a destrozarlos al tiempo que a su propia Patria.

Y la falta de respeto llega al culmen con la fecha de la próxima juerga electoral: el dia de Navidad. ¡!Estupendo!! con ello pretenden dificultar, sin necesidad de carmenadas, la celebración del Nacimiento del Niño Dios y lo tendrán más fácil para introducir lo del solsticio de invierno en la mente de tanta gente que, en su estolidez, se creen así más modernas. No puedo dejar de preguntarme si esta disparatada fecha con su trasfondo laicista no habrá sido sugerida al presidente por aquellos amiguetes de Méjico con los que celebró una comentada entente y de la cual volvió tan irreconocible.

Por cierto que hablando de carmenadas es imprescindible mencionar a esta juez-alcaldesa que alaba a la gente que no respeta las leyes (¿cabe mayor disparate?) Al tiempo que deja a los encargados de hacerla cumplir, como los “malos de la película”. Otra carmenada más. Esta señora ya propuso que las madres limpiaran los colegios y dentro de poco nos dirá que baldeemos las calles porque es un ejercicio estupendo para mantener la línea. Sin embargo, en ningún caso habla de reducir impuestos, (los necesita para abonar gabelas y gracietas de afines) al tiempo que nos tiene la capital del Reino peor que una cochiquera.

Entre esas gracietas mencionamos el conocido Festival Internacional de Cine de la Cañada Real (¡tiembla Cannes!) en el que ya aparecen como beneficiados de una u otra forma, Pedro Navarrete, representante del Ayuntamiento en la zona, Ana Isabel González, de la Fundación Voces y codirectora del festival y Carlos Olalla, codirector del festival, según algunos medios de comunicación. La declaración de objetivos parece interesante, incluso loable, aunque no creo que pueda llegar a ser un “boom” a pesar de las llamativas declaraciones de la alcaldesa-juez quien parece olvidarse muy a menudo de ambas funciones.

En la inauguración de dicho festival la  mencionada alcaldesa ha celebrado que más de cien inmigrantes lograran ayer saltar la valla que separa Melilla de Marruecos: «Son los mejores, los más valientes». “Mientras escuchaba las noticias aplaudía internamente por aquellos que han saltado la valla desde Marruecos porque sí». «Nosotros queremos que vengan con nosotros y lo queremos de verdad, queridos amigos, porque son los mejores, los más valientes, los que en un momento están dispuestos a hacer lo que hacéis vosotros, emprendimiento social». Ni un reconocimiento a la labor de policías y guardias civiles que defendían, con arreglo a lo que dispone la ley, la frontera sur de España.

Indignada porque los ”manteros” salgan corriendo ante la presencia de policías, plantea su desquiciada solución: retirar la vigilancia policial y permitir que realicen una actividad comercial sin pagar impuestos (otra vez la señora juez se salta la ley), mientras la tienda de al lado, a veces un pequeño autónomo, sobreviven a duras penas. Quiere, también, darles carnet de ciudadanía de mantero por el que tendrán derecho a  optar a una “vivienda municipal, a planes de inmigración o a otros servicios sociales“, con lo que disfrutarán de más beneficios que  los demás residentes en situación irregular, y, si me apuran que los españoles, no de 8 sino de 80 apellidos madrileños, quienes a través de sus impuestos, como marca la ley, rellenan la cuenta de la que se nutre el Ayuntamiento.

¿Hablamos de valores morales y de democracia en España?

Difícil no recordar las palabras de Benedicto XVI:  “En el origen de la actual crisis económica hay una crisis de valores, una crisis moral. Pero no es la única. Hay otra crisis previa: la de una democracia que no es capaz de sanar en raíz la pertinaz e impertinente enfermedad de la corrupción”.

Se entiende corrupción en el más amplio sentido de la palabra, no solo económica, por lo que, al no cortarla de raíz, como un cáncer corroe y destruye la democracia. Es la situación de España.


 

[1] Esther L. Palomera. :  Diputados y senadores se niegan a perder su derecho a la pensión máxima  http://www.larazon.es/historico/1220-diputados-y-senadores-se-niegan-a-perder-su-derecho-a-la-pension-maxima-MLLA_RAZON_349273?sky=Sky-Septiembre-2016#Ttt1UomYgmJZ4kd5
[2] La protagonizaron la aristocracia y el clero que se opusieron a las propuestas del ministro de Luis XVI, Calonne. Éste para evitar la bancarrota de la Hacienda proyectó una reforma fiscal que incorporaba como contribuyentes a los privilegiados. Reunidos en una Asamblea de Notables, integrada por príncipes, grandes nobles y altos dignatarios eclesiásticos, los dos grupos privilegiados se opusieron frontalmente a las pretensiones de Calonne.

Le recomendamos






Comenta

Comenta nuestras noticias con tu cuenta facebook.

entrevistas tv
logo opinion portada