Izquierda-Ezkerra pide la expulsión de la CTC del Consejo Asesor del Museo Carlista.

Izquierda-Ezkerra pide una revisión de los contenidos y del Consejo Asesor del Museo del Carlismo, con el objetivo de que "esta infraestructura cultural sea fiel a lo protagonizado en Navarra por el Carlismo, especialmente durante la Guerra Civil".

Izquierda-Ezkerra pide la expulsión de la CTC del Consejo Asesor del Museo Carlista.

La coalición de extrema izquierda formada por IUN y Batzarre ha señalado en un comunicado al que ha tenido acceso TradiciónViva que “no se puede presentar al Carlismo sólo como víctima o como movimiento popular de disidencia social cuando fue el principal responsable de la matanza de cientos de navarros y navarras en 1936″.

“Esa idea romántica e idealizada del Carlismo casa mal con la realidad, con la memoria de las víctimas y con los objetivos y el espíritu de la Ley Foral de Memoria Histórica”, refiere igualmente el comunicado demostrando que la formación de ultra izquierda desconoce la historia de España, la de Navarra y por ende la historia del movimiento legitimista español encarnado en el carlismo.

Según la citada formación izquierdista en los estatutos de la Comunión Tradicionalista Carlista se denomina al “golpe de estado franquista del 18 de julio” como “Cruzada”, lo que, en su opinión, “casa mal con la política sobre la memoria histórica que está llevando a cabo, acertadamente, el Gobierno de Navarra”. Evidentemente la formación política desconoce que la guerra civil del 36, también llamada (con más propiedad) Cruzada de Liberación, no se inicio con un golpe de estado liderado por Franco, quien en los momentos iniciales del glorioso alzamiento era uno más de los militares sumados al alzamiento. Es necesario recordar que antes que Franco figuraban como militares más significados el General Sanjurjo y el General Mola; sólo el transcurso del conflicto y la muerte de ambos generales en sendos accidentes de aviación, provocaron el ascenso del General Franco a la jefatura del Estado.

La formación de izquierda igualmente reconoce en su comunicado que en el museo existe “una ausencia de información sangrante sobre la participación de los Carlistas en los fusilamientos, en la represión de las mujeres, en el robo de tierras, en la humillación y en todo el movimiento franquista de los primeros años de la Guerra Civil”. Evidentemente en su comunicado nada dicen de la represión que sufrieron los católicos, los militantes de partidos derechistas, y la gente honrada a manos de los republicanos, no sólo durante la guerra civil del 36, sino desde el mismo 14 de abril del 31.

Tras rechazar que se permita un museo como éste y que formen parte de su Consejo “organizaciones y personas que justifican el golpe de estado”, propone que formen parte de ese órgano las víctimas del Carlismo, a través de las asociaciones de familiares, y se revisen los contenidos del museo relativos al periodo 1931-1939 en base al trabajo que está llevando el Fondo Documental de la UPNA.

Con el objeto de conocer la posición del Gobierno al respecto I-E ha registrado una pregunta dirigida la consejera de Cultura.

Le recomendamos






Comenta

Comenta nuestras noticias con tu cuenta facebook.

entrevistas tv
logo opinion portada