El Ministerio de la Verdad.

El Ministerio de la Verdad.

 

En tiempos de engaño generalizado, decir la verdad se convierte en un acto revolucionario”

George Orwell (1903 -1950)


En su novela 1984 Georges Orwell creó una nación ficticia gobernada por un Partido (el Ingsoc) y su jefe, El Gran Hermano, los cuales con la policía del pensamiento (con un pensamiento fanatizado), y  cuatro ministerios podían mantener a la población bajo control, sin temor a una rebelión. Algunos le equiparan a Julio Verne y a Wells por su anticipación al futuro, pero ese futuro, ya está aquí. Lo preocupante es que lo que Orwell planteó como novela, se lleva a la práctica en muchos países.

Por su magnífico análisis del poder y de las relaciones y dependencias que crea en los individuos, es una de las novelas más inquietantes y atractivas del pasado siglo. Fue considerada esta obra como un panfleto anticomunista, y muchos han dicho que su visión pesimista del Estado ha resultado profética, sin embargo, va más allá, es una crítica a los estados totalitarios que atropellan los derechos del hombre.

De los cuatro ministerios[1], el que nos ocupa ahora es el llamado Ministerio de la Verdad (Miniver en la novela). Ese gobierno consideraba que la verdad era su verdad y como fuera contada podía determinar el curso de los acontecimientos. Para ello dedicaban gran parte de sus recursos en reescribir la historia y, falseándola, contarla de un modo que coincida con la verdad que ellos pretenden presentar. El pasado no existía en sí, sino era un reflejo de lo que los gobernantes querían que fuera. Esta era la función del Ministerio de la Verdad.

Parece que a Orwell le molestaba en particular la lealtad generalizada de la izquierda hacia el estalinismo a pesar de las pruebas abrumadoras sobre la crueldad del régimen. “Por razones complejas”, escribió en marzo de 1948, cuando empezaba a revisar el primer borrador de 1984, “casi la totalidad de la izquierda inglesa ha acabado aceptando el régimen ruso como ‘socialista’, pese a que reconoce en silencio que, tanto en espíritu como en la práctica, está muy lejos de todo lo que significa ‘socialismo’ en este país” (Inglaterra). De ahí que haya surgido una especie de corriente de pensamiento esquizofrénico, en la que palabras como ‘democracia’ pueden tener dos significados irreconciliables y cosas como los campos de concentración y las deportaciones en masa pueden estar bien y mal al mismo tiempo, según el punto político en el que se encuentre situado el observador.

Fundamentales en ese pensamiento esquizofrénico fueron los tres lemas del partido, “la guerra es paz”, “la libertad es esclavitud” y “la ignorancia es fuerza” que sirvieron para fines perversos, propios de todos los regímenes totalitarios. Así la frase no novelada, sino real, que figuraba en el arco de entrada de los campos nazis “Arbeit macht frei” que en alemán significa “El trabajo os hará libres”. Efectivamente, la liberación les llegaba  cuando, agotados después de trabajar en régimen de esclavitud, les llegaba la muerte.

Esta actuación del Miniver se ha generalizado en cualquier país por aquellos que detentan un incontrolado poder político. En España tenemos abundantes ejemplos de esa manipulación que ha llevado a que muchas personas se sientan soliviantadas desde la malhadada Ley de Memoria Histórica porque ha permitido a los partidarios de esta manera de actuar, trocar a los malos por buenos. Socialistas y comunistas son los máximos responsables de mantener la falsedad histórica sobre la Guerra Civil española. Fue la decisión mayoritaria del Partido Socialista y de la Unión General de Trabajadores quienes alegando falsos motivos, prepararon y declararon la Guerra Civil, cuya finalidad era la toma del Poder y hacer de España la segunda República Soviética de Europa, al precio que fuese. Sin embargo, solo atacan a los que se rebelaron contra los causantes de tantas muertes inocentes, familias enteras asesinadas, adolescentes, religiosos, etc., víctimas de las  que tratan de imponer su olvido.

De modo que nos encontramos con que arrancan cruces y lápidas en recuerdo de los vilmente masacrados, al tiempo que a los causantes, por acción o inducción, se les dedican avenidas y erigen estatuas, por ejemplo, a Indalecio Prieto quien en el Parlamento se permitió reiteradamente amenazar: “Decimos, señor Lerroux y señores diputados, desde aquí, al país entero, que públicamente contrae el Partido Socialista el compromiso de desencadenar la revolución”. O los mensajes y arengas de Largo Caballero “el Lenin español” a los jóvenes socialistas el 21 de abril de 1934: “…mantengo el criterio que hay que apoderarse del Poder político revolucionariamente, y que es tonto hacerse la ilusión de que vamos a poder adueñarnos de él de otra forma, tengo que manifestar que la revolución no se hace con gritos de viva el Socialismo, viva el comunismo y viva el anarquismo. Se hace violentamente, luchando en la calle con el enemigo. No nos diferenciamos en nada de los comunistas”.

La izquierda representada por la mayoría de los socialistas declaró, pues, de forma encubierta la Guerra Civil en octubre de 1934, respondiendo la derecha en julio de 1936. Negar este hecho histórico es mentir o faltar a la verdad. Sin embargo, son maestros en el arte del camuflaje y así a pesar de constar en las hemerotecas cantidad de declaraciones sobre sus intenciones en octubre de 1934, han logrado que pase a la Historia como si se tratara de una simple huelga general más o menos violenta: “la huelga general de Octubre”, “la rebelión de Asturias”,la revolución de Octubre”, de modo que la actuación de su Miniver encubre que los que llevaron a la tragedia de la guerra civil, fueron los socialistas/comunistas, afirmando sin rubor que fueron las derechas.

Por último, (por no se exhaustivos), entre los inductores de la guerra se encuentra “la Pasionaria”,

quien, cual Sibila de Eritrea profetiza en el Parlamento el asesinato de Calvo Sotelo, cosa que realizan esa misma madrugada y a la tarde siguiente, esta agitadora se dirige a las Cortes solicitando entre otras cosas: “Artículo 1º. Serán disueltas todas las organizaciones de carácter reaccionario y fascista, tales como Falange Española, Renovación Española, Ceda, Derecha Regional Valenciana y las que, por sus características, sean afines a éstas, y confiscados los bienes muebles e inmuebles de tales organizaciones, de sus dirigentes e inspiradores”. Es decir, el 12 de julio de 1936 amenaza a un diputado, a la madrugada siguiente le asesinan y por la tarde de ese mismo día, le consideran reaccionario y quitan sus bienes a la familia, porque había que encubrir el asesinato haciéndole parecer culpable por su maldad. Por cierto, obsérvese que en este artículo 1º están incluidos todos aquellos que no son afines a sus ideas, actitud que se generalizará.

Todos esos personajes y más: Carrillo, Álvarez del Vayo, Escorza, Serrano Poncela, etc., han pasado a ser buenísimos, ensalzados y dignos de recuerdo por la ciudadanía, mientras los que les combatieron, y aquellos que fueron vilmente asesinados por ellos, siguiendo las normas del Ministerio de la Verdad, son presentados como malos malísimos, se les vitupera y se les retira placas y estatuas. En abril de 1939 la derecha ganaría la contienda bélica, sin embargo, la izquierda sigue triunfando en la contienda de la propaganda, especialmente entre la juventud.

Pero no es necesario remontarse tan lejos en la Historia para darse cuenta que el Ministerio de la Verdad sigue actuando para introducir en la mente de los ciudadanos las ideas que le interesa. Un claro ejemplo lo hemos observado con claridad en la actitud de la Generalidad con motivo del atentado en Las Ramblas de Barcelona que ha suscitado, a pesar del Miniver oficial, infinitas dudas con respecto a la actuación de los miembros de poder en Cataluña. Por ejemplo:

*Respecto a los mandos de los Mossos, (Mozos que para eso fueron creados por Felipe V):

1) Sobre la explosión en Alcanar:

a)¿cómo es posible que unos okupas puedan actuar acumulando libremente más de un centenar de bombonas de butano, cuando cualquier ciudadano necesita un contrato donde figura su identificación y el lugar donde va a ser utilizada para que la empresa pueda proceder a la inspección de la instalación? No se explica si no es por negligencia o concesión a que eran okupas.

  1. b) ¿Cómo no se detectó la acumulación de tanto material para fabricar explosivos, entre ellos, más de 500 litros de acetona con la intención de fabricar el destructivo TATP o peróxido de acetona, conocido como “la madre de Satán”?.
  2. c) analizaron mal los datos y no supieron ver que había huellas del material utilizado por el Estado Islámico. Desoyeron además, el comentario de la juez que advirtió a los Mozos que la hipótesis de una acumulación de gas o una deflagración provocada por la actividad de un laboratorio de drogas, no se aguantaba. ‘Señoría, no exagere’ le contestaron con cierta chulería.
  3. d) no se permitió que los Tedax de la Guardia Civil (el grupo con mayor experiencia en explosivos), recogiesen muestras sobre el terreno.
  4. e) se negaron a instalar bolardos en evitación de un posible atentado advertido hasta por la CIA.

2) Sobre el imán de Ripoll:

  1. a) ignoran y ahora niegan, la alerta belga que sobre el imán, según El País, recibieron los mozos, al tiempo que afirman estar en condiciones de actuar a la perfección, eso sí, en caso de ser independientes.

3)con responsabilidad de la Autonomía y del Gobierno Central):

  1. a) ¿Por qué no se vigilan las mezquitas de Ripoll, sabiendo que de allí han salido muchos jóvenes para combatir con los yihadistas? ¿Existen más grupos de musulmanes radicales en Cataluña?
  2. b) Según los detenidos en la operación Chacal el imán es Satty lo fue de la mezquita de Vilanova y la Geltrú donde animaba a sus compañeros a unirse a la yihad como terroristas suicidas ¿Por qué el juez Garzón no incluyó a es Satty entre los acusados que se sentaron en el banquillo?
  3. c) Además de la furgoneta blanca con la que se cometió el crimen en las Ramblas aparece otra con las mismas características aparcada en Vic. ¿Qué había en su interior? ¿Cómo llegó hasta allí? ¿Está realmente relacionada con el grupo terrorista? Se desconoce la identidad de su conductor y quién la alquiló.

3) Cómo llegó Younes Abauyaaqoub hasta Barcelona? ¿De dónde venía el criminal vehículo? ¿Estuvo siempre solo o lo acompañó alguien antes de llegar a Barcelona? Se desconocen las horas previas del terrorista y si pudo tener algún tipo de apoyo antes de entrar en Las Ramblas; si se entrevistó con alguien, si hizo alguna llamada… Todo sigue siendo un misterio.

4) Se evitó otra masacre en Cambrils solo gracias a la pericia de un mozo, antiguo legionario del tercio Gran Capitán, que abatió a tiros a cuatro terroristas.

Aquí termina la verdad de los hechos y empieza la versión del Ministerio de la Verdad.

*Después de tantos errores cometidos por la policía autonómica, el Parlament ha decidido conceder su Medalla de Honor en categoría de oro, a los Mossos d’Esquadra, a las policías locales de Barcelona y Cambrils y a los servicios de emergencia catalanes por su buena actuación en los atentados. Ni una sola mención a Guardia Civil y Policía Nacional[2].

 

*Puigdemont acusa a Rajoy de poner en peligro la seguridad de los catalanes y afirma que la fuerte oposición del Gobierno español al referéndum del 1 Octubre ha llevado a Madrid a cortar el flujo de dinero e información a Cataluña (OkDiario 26-08-2017). El Sr. Font ratifica esas palabras diciendo que lo que se busca es destruir el proceso de separación, por lo cual se ha producido la masacre. Mentira. Las demás autonomías no hace mucho, ponían el grito en el cielo por la cantidad de dinero que se daba a Cataluña en detrimento de ellas mismas.

 

*Debía parecerles que estas afirmaciones que hacían no tenían suficiente fuerza y dieron un nuevo golpe de tuerca declarando insidiosamente que al gobierno del Estado le ha venido muy bien el atentado para desacreditar a la Generalidad. No es necesario, los hechos demostraron que se desacreditan solos al actuar bajo las normas del Miniver[3].

 

*Mandan consignas a la ciudadanía, aceptadas, si no impuestas, con júbilo por los radicales, pero seguidas también por muchos ingenuos que no se percatan de la manipulación a que son sometidos. De modo que:

-se situaron detrás del Jefe del Estado y del Presidente del Gobierno, a los que recibieron con pitos, abucheos y multitud de pancartas con escritos ofensivos acusándoles de ser culpables del atentado por sus negocios con países árabes, olvidando que la Generalidad promueve negocios desde 1992 con las mismas dictaduras del Golfo a través de su “embajada” en Dubai dirigida por Mireia Sitjas.

-los portadores de una gran pancarta con el lema: “España contra el terrorismo. Gracias Majestad”, apoyados por unas cuantas banderas nacionales, símbolo de la Nación, fueron obligados a retirarse rodeados de mozos como si, por llevarla, fueran delincuentes. Mientras, la multitud de banderas estrelladas pudieron ondear sin dificultad. Al parecer, agradecer al Rey al que habían denigrado poco antes, no era aceptable y mucho menos que figurara la palabra España, esta solo es tolerable cuando da dinero. “Refugiados sí”, “Españoles no”, gritaban en una manifestación clarísima de Hispanofobia; y una terrible, pero que aclaraba quién está realmente detrás de esta algarada. Decía:”Más Paracuellos Menos Alzacuellos”. Curiosamente, al tiempo que el Miniver repartía aquellos carteles, distribuía otros en los que se decía: “Amor a todos”, “Odio a ninguno” “La paz en el mundo”….Hipócritas mentiras, sustrato del Ministerio de la Verdad para convencer a la gente.

*miles de carteles denunciando la islamofobia, aunque nadie ha tenido un mal gesto contra los musulmanes. Es otro intento del Miniver de dar la vuelta al asunto: los asesinos son buenos chicos y, como dijo un familiar de uno de los asesinos, participaban en los actos independentistas, (lo cual parece concederles un plus de bondad) pero claro, es la gente la que tiene odio, incluidas las pobres 16 víctimas que no sabían de su existencia.

*Y el eslogan que, como las ovejas de “Rebelión en la granja” repite la gente insistentemente, de todas las maneras posibles: No tenemos miedo”.

Yo sí, yo tengo miedo; miedo a la maldad e iniquidad de los terroristas y vergüenza por la permisividad, incapacidad o negligencia de los gobernantes y mandos de las fuerzas encargadas de evitar estos hechos. Es terrible ver que, ante el cúmulo de errores sucedidos, se limitan a declarar que “la exclusión de la Guardia Civil en la investigación sobre la explosión de la guarida es un episodio que nunca más debe repetirse”.

-Vale, pero ¿qué medidas van a adoptar para que eso se cumpla? ¿Se reiterará como las ofensas, tantas veces repetidas, a la bandera? ¿Impondrán la Ley como han hecho con el idioma español? ¿Se atreverán a destituir a tanto inútil?

-¿alguna vez se va a decidir el Gobierno a defender al Estado, sus símbolos y sus ciudadanos, agredidos por la furia radical separatista?

-¿controlará el Gobierno del Estado la deriva que lleva España? O consentirá que volvamos a un

cantonalismo feroz dirigido por Puigdemont/ “Antonete Gálvez”[4]?

Nada. No podemos esperar nada. Ni siquiera se han atrevido a hacer como Francia y sacar el ejército a las calles porque temían molestar a independentistas y a los grupúsculos de izquierda que van de espías y se niegan a firmar el llamado pacto antiterrorista. Como decía Orwell, el pueblo solo les interesa cuando quieren conseguir sus votos y lo que puedan exprimirles con los impuestos. Se produce un atentado y solo tenemos constancia de que los poderes públicos han dedicado el masónico minuto de silencio, muchas flores, velitas y peluches; después, cuando el malestar y el dolor se serene, se oirán voces clamando: “hay que pasar página”. Así hasta el siguiente desastre que se prevé próximo. “Se avecina un septiembre complicado para España” amenaza Ramón Cotarelo[5] y añade: “pero si este mes de agosto está siendo decisivo para el futuro inmediato del futuro político español, no quiero ni pensar en lo que será el próximo septiembre, con epicentro en el día 11, la Diada Nacional de Cataluña”.[6]

En ello trabaja Ágora Masónica que bajo la coordinación de Jaume Salinas ha reunido a miembros de las principales asociaciones masónicas como la Gran Logia de España, la Gran Logia Simbólica España y el Gran Oriente de Cataluña y Francmasones por la Independencia, sectorial de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), todos comprometidos con el proceso independentista, porque como recuerda el Sr. Salinas el papel de la masonería ha sido determinante en muchos de los procesos de emancipación nacional, especialmente los vividos en América Latina.[7] Esa clara incitación al golpe de Estado se vio corroborada por la cena que después del aquelarre vivido en las Ramblas, las velitas y las flores, celebraron en casa de Roures con Podemos (ambos comunistas), Junqueras (de Esquerra, de antiguo trufada de masones) y Oriol Soler[8], una cena buscando acuerdos: Iglesias apoyaría la independencia de Cataluña a cambio del de los otros para derribar al Gobierno. Por si quedaba duda de sus intenciones.

¿Será su manera de celebrar el Primer Centenario del Comunismo y el Tercero de la Masonería?


[1] Los otros tres ministerios son:

*El Ministerio de la Paz  (“Minipax”). El gobierno consideraba que era crucial mantener a la población distraída con un odio hacia algo externo. Era fundamental mantener un conflicto bélico con alguien ya que, mientras esto ocurriera, era menos probable que la población reflexionara sobre los problemas propios y se levantara (No les recuerda lo que está haciendo Maduro respecto a sus relaciones con EE.UU.)

*El Ministerio del Amor: (“Minimor”). El ministerio del amor es el que se encarga de promover la servidumbre y el amor desmedido por el líder, “El gran Hermano”, y por todo lo que este conlleva. Las ideologías deben ser profundamente implantadas incluso utilizando duros castigos.

*El Ministerio de la Abundancia: (“Minidancia”). Este sector es el encargado de mantener a la población en un estado límite de supervivencia, en una delgada línea de falta de abastecimiento y dependencia. Con esto se puede mantener más controlada a la población.

[2] La Unión Federal de Policía (UFP), el Sindicato Unificado de Policía (SUP) y el Sindicato Independiente de Policía (SIDEPOL) y la AUGC (Asociación Unificada de Guardias Civiles),  denunciaron que no se estaban facilitando datos y que se estaba dejando a las fuerzas estatales al margen. Los agentes sienten que una Cataluña «autosuficiente» les excluye de forma «dolosa».

[3] Más adelante se ve  quien dirige en la práctica, pero con discreción, el tal Ministerio.

[4] Antonio Gálvez Arce, (Torreagüera, Murcia, 29 de junio de 1819-28 de diciembre de 1898), o Antonete, como le llamaban sus contemporáneos, fue un agricultor, revolucionario y diputado español, una de las máximas figuras del republicanismo federal del último tercio del siglo XIX, jefe del Cantón de Cartagena. Este cantón se separó del Estado español durante 185 días en los que Gálvez hizo reformas revolucionarias y pidió la adhesión a EEUU.

[5] Ramón Cotarelo: Catedrático emérito de Ciencia Política de la UNED, fue profesor de Pablo Iglesias, Íñigo Errejón y Juan Carlos Monedero.  ideólogo del felipismo, se ilusionó hace un par de años con la creación de Podemos, pero fue de los primeros en caerse del caballo. Su diagnóstico: es el viejo comunismo de siempre. Desde su posición de izquierda, Cotarelo desenmascara a Iglesias.  “La intención de Podemos de fagocitar al PSOE es lo que ya intentó Carrillo en los 70 con el eurocomunismo y Anguita en los 90. Quítate tú y me pongo yo”. “Hay interés en que se produzca un sorpasso controlado, algo que persiguen medios como La Sexta, que es un canal de Podemos, y Público o Diario.es, que son el BOE de Podemos”. 

[6] http/www.agenciaincat.la/?p=31560 de 23/08/2017

[7] www.agencia cat.la/?p=20969 de 10/04/2016

[8] Empresario y periodista -cercano a ERC- actúa como jefe del ‘comité de campaña’ de la lista conjunta secesionista. En julio del año pasado, la ANC y Òmnium Cultural pusieron en marcha la campaña “Ara és l’hora”. El objetivo era movilizar a la mayor cantidad de personas posible para votar a favor de la secesión en la consulta del 9N. La iniciativa incluyó el reclutamiento de decenas de miles de voluntarios para ir puerta a puerta por toda Cataluña y “elaborar una base de datos de 2,5 millones de personas que afirmen que votarán ‘sí’ el 9 de noviembre” (pasado). Es decir, una suerte de censo de “buenos y malos” catalanes  en función de su adscripción ideológica. El pasado mes de junio trascendió que la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha iniciado un expediente sancionador contra las entidades organizadoras de esta ‘gigaencuesta’ por haber recabado datos ideológicos de los ciudadanos sin su consentimiento, vulnerando sus derechos fundamentales. La ANC y Òmnium se exponen a una multa de hasta 600.000 euros. El director de esta campaña fue Oriol Soler, el mismo que ahora pilota la estrategia electoral de la lista conjunta de CDC y ERC

 

Le recomendamos






Comenta

Comenta nuestras noticias con tu cuenta facebook.

entrevistas tv
logo opinion portada