La ley de venganza histórica y la masonería.

«Todo para el pueblo, pero sin el pueblo».

La ley de venganza histórica y la masonería.

Así suele citarse en castellano, aunque la frase originaria es «Tout pour le peuple, rien par le peuple» (en español, «Todo para el pueblo, nada (hecho) por el pueblo»). Su uso se extiende desde finales del siglo XVIII como lema del despotismo ilustrado, en oposición a los enciclopedistas, ambos influidos por las ideas de la Ilustración. Los primeros realizaban ciertas reformas sin contar con el pueblo y los segundos consideraban vital contar con el protagonismo y la intervención del pueblo en los asuntos políticos, incluso asignándole el papel de sujeto de la soberanía (principio de soberanía popular de Rousseau). Los filósofos más famosos de la Ilustración: Charles de Secondat, barón de Montesquieu y François-Marie Arouet (Voltaire), acaudillaron el movimiento.

En la etapa actual no puede decirse en puridad que en España se practique el liberalismo, a no ser un liberal-conservadurismo que nos retrotrae a las teorías de Thomas Hobbes que veía al Estado como garante y tutor del pueblo que sufría un estado de minoría de edad permanente. Esa minoría de edad en que según los gobiernos se arrastra España, unido a la teoría (confirmada) de Edmund Burke que estima que “toda clase de gobiernos está basado sobre compromisos y pactos” les lleva a actuar sin el pueblo, olvidando al pueblo, o aún peor, en contra del pueblo. Y, desde luego, ocultando los hechos, en la medida de lo posible, al pueblo soberano.

En este sentido observamos con preocupación la dejación de funciones en defensa de la unidad de España que amenaza romperse en mil pedazos: Cataluña, Baleares, Valencia, País Vasco…y en lontananza, Canarias, Galicia y ahora, hasta Asturias, cuna de la Reconquista, comienza reivindicando su propia lengua con el bable.

Y, como ejemplo de intento de ocultación, tenemos el utilizado el 10 de abril de 1977, Viernes Santo, aprovechando que la gente estaba distraída en sus vacaciones, para aprobar la legalización del partido comunista causante de tantos asesinatos en la zona republicana durante la guerra civil: los terribles barcos prisión, los causados por Companys (8.000 asesinatos), las sacas de Málaga, los asesinatos de Pozo Lagarta y Tabernas en Almería, El Saler de Valencia, el Picadero de Paterna. En la mina de Las Cabezuelas, a medio camino entre Toledo y Ciudad Real, sepultados bajo 20.000 kilos de cal y arena arrojados por sus verdugos aparecen cientos de víctimas amontonadas a 25 metros de profundidad en una antigua explotación romana de plata. Las víctimas eran “sacadas” de todos los pueblos de la zona, transportadas en camiones y empujadas al abismo. Los más viejos del lugar sostienen incluso que eran traídas en vehículos soviéticos de las checas de Madrid. Y tantos lugares más, todos coincidentes en el mismo grave motivo: ser partidarios del bando nacional, ir a misa, no levantar el puño, tener tierras o ser religioso. Ese reconocimiento de legalidad de los asesinos fue terriblemente doloroso para muchos españoles. En Madrid, a los asesinatos en las cunetas de las carreteras de Andalucía y Toledo, se unían los asesinatos en Vicálvaro, Aravaca, Paracuellos (con sus 276 niños masacrados), Dehesa de la Villa, Retiro y los de tantos otros sitios, que estaban bajo la responsabilidad de Santiago Carrillo, al que con esta disposición se le permitía la libre circulación por España y se pedía la rápida llegada de La Pasionaria, aquella que, seis días antes de la declaración de guerra, amenazó de muerte en el propio Parlamento, a otro diputado, como era José Calvo Sotelo. Al día siguiente, se cumplió su amenaza. ¿Cuál era su culpa? Denunciar en el Congreso la barbarie destructora de obras de arte, bibliotecas con importantes incunables, prestigiosos laboratorios y lo que era peor: la cantidad de asesinatos con que, ya antes del 18 de julio de 1936, aparecía regado Madrid.

La Pasionaria y Carrillo, los dos españoles con más muertos a sus espaldas

Pero, como en tantas otras ocasiones, el ministerio fiscal no encontró indicios de ilicitud penal en la documentación presentada, desconocemos si la resolución fue de “motu proprio” o inducido, pero dejó abierta automáticamente, y por imperativo legal, la vía hacia la legitimación del PCE, lo que pilló  por sorpresa a sus más conspicuos miembros y a millones de españoles de bien que pasaron ese día como un auténtico Viernes de Dolores. Para Ramón Tamames[1], entonces miembro del comité ejecutivo del PCE, el reconocimiento del Partido Comunista de España por el Gobierno era una muestra de sentido común político. Claro que conviene señalar que pertenecía a la sociedad Fabiana afín a la masonería.

Y como ya nos tienen acostumbrados, los medios sociales trastocan los términos, los malos pasan a ser los admirados buenos y aquellos que nos evitaron el holomodor tipo Ucrania o el gulag siberiano, son los malos a los que hay que machacar porque se resistieron a desaparecer como Albania, Bulgaria, Rumania y todos aquellos que cayeron bajo la órbita y dominio comunista. De modo que tergiversan la comunicación: la persecución política y religiosa se oculta y los templos católicos que arrasaron, simplemente sufrieron un incendio en 1936.

Así que con ese estado de minoría de edad permanente en que Hobbes veía al pueblo, los poderes públicos españoles, utilizando el tradicional sorteo de la lotería nacional y la resaca de las elecciones del 21 D en Cataluña en una clara táctica de distracción,  publicaron en el BOE lo que ya se conoce como Ley de Venganza Histórica  que enfrenta mucho más  a los españoles. Es decir, no se resuelve  el desafío independentista de Cataluña, se continúa sin poner orden ni reforzar las estructuras del Estado y sin embargo, se admite a trámite una propuesta del Grupo Parlamentario Socialista para la reforma de la Ley 52/2007, de 26 de diciembre, por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil (¿para los dos bandos? No, en absoluto. Esto lo hacen para “limpiar” de culpa a los suyos.

Al ignorante en historia española, Sr. Muiznieks, (uno de los impulsores como veremos), habría que recordarle que tres meses antes de que las fuerzas del general Mola dijeran ¡Basta!, el 15 de abril de 1936, cuando el gobierno caótico del Frente Popular amenazaba con la revolución inminente y total, el líder de la derecha católica don José María Gil Robles se encaró con la izquierda y dijo: “Una masa considerable de opinión, que es por lo menos la mitad de la Nación, no se resigna implacablemente a morir: yo os lo aseguro. Media Nación no se resigna a morir”. Esa advertencia de Gil Robles no era una conjura contra lo que dicen era una democracia. Era el clamor de media Nación harta de asesinatos y tropelías que no se resignaba a ello y por eso estaba cada vez más dispuesta a alzarse para impedir su aniquilación.

Y decimos que lo que se promueve es una ley vengativa que pretende ahora, 80 años después, conseguir lo que no ganó en la guerra y además obtener beneficios económicos de ello. Observen lo que exigen y entenderán la mano que desequilibra la barca en este nuevo tsunami:

*Desenterrar a Franco y a José Antonio. Se vengan hasta con los muertos. Es conocida la inquina de la secta contra Franco porque sus convicciones ideológicas eran totalmente divergentes, por su actitud  en Poblet con la tumba de Wharton, no perdonan tampoco el fracaso, a pesar de sus muchos intentos, que saliera indemne de los 17 atentados y falleciera en su cama. Por último, le achacan que aniquilara la secta, cosa que, en absoluto, es cierta, por cuanto bastantes de sus miembros estuvieron infiltrados en puestos clave, haciendo uso de dos de sus principios básicos: la “cadena de unión” y la ocultación.

Lo de José Antonio solo se entiende si se conoce el poco respeto que la Orden tiene por vivos o muertos que no pertenezcan a ella. Así que después de ser vituperado, encarcelado y asesinado no respetan ni su descanso en la tumba. Cabe la pregunta si ese afán de borrar la memoria de estos personajes, lo sea también por borrar las culpas de los autores del asesinato.

Suprimir el Patronato del Valle de los Caídos y reconvertirlo en un memorial de la Venganza Histórica.!Ah la Cruz el daño que les causa! Cuando empezaron esta movida hubo un diputado que se quejaba de que molestaba porque se veía desde la carretera de Toledo. Durante la guerra los centros religiosos los transformaron en mercados, cuarteles, garajes…ahora como son más modernos lo transformarán en un puticlub para mayor escarnio .

Eliminar todo símbolo considerado franquista, incluso de cementerios e iglesias.

Quitar los símbolos en las iglesias obligándolas a costearlo. Se les ve el plumero claramente; su laicismo les delata.

Proscribir todo nombre de quienes puedan ser considerados franquistas y enaltecer a cuantos se opusieron al franquismo.

*Crear una Comisión para fiscalizar e imponer esta represión. Ponen más interés en ello que en evitar la destrucción de la Nación.

Financiar a todas las asociaciones favorables a estas medidas.¿ Se imaginan a quienes?

*Adoctrinar en ese sentido vengativo en todos los grados de la Educación. ¡Pobres españoles del futuro!

*Ilegalizar y prohibir todas las asociaciones y fundaciones que se puedan considerar franquistas o defensoras de los ideales del Alzamiento Nacional. Igualito que en la II República, que fue aumentando progresivamente hasta llegar a “o eres de los míos o estás contra ” en 1936.

*Multar y encarcelar a quienes emitan juicios favorables al franquismo o enarbolen sus símbolos por cualquier medio, incluso internet. Es decir, el artículo 14 de la Constitución lo han tirado a la basura para proceder, ellos sí, con libertad absoluta contra los que opinan diferente. No se podrá decir que bebemos agua y nos lavamos gracias a los pantanos que Franco mandó hacer, ni el gran desarrollo económico que España alcanzó, porque como en el 36 encarcelarán y volverán a las checas. Sólo en Madrid, hubo 345 checas, sacas  y asesinatos de miles de víctimas, unos 360 clérigos, sacerdotes y religiosas, según los últimos estudios [2]. Todo por el pecado de no pensar según su ideología.

*Premiar e indemnizar a todas las supuestas víctimas del franquismo hasta la cuarta generación, incluidos los amparados por la ley de Amnistía de 1977, es decir, los terroristas del Maquis, ETA, FRAP, GRAPO y Terra Lliure. Esta es su filosofía, premiar a malos y asesinos. Lo vemos hasta en sentencias judiciales: a los asesinos no se les puede pedir cadena perpetua porque hay que tener compasión con ellos ¿y con la víctima y sus familiares?

*Anular todas las condenas y declarar ilícitos todos los Tribunales, Leyes y Sentencias del Bando Nacional, no así del Bando Rojo. Llevan ventaja porque sentencias suyas son las menos. Ellos facilitaban el proceso liquidador. Se limitaban a ir a las casas, decir que solo llevaban al detenido a declarar y en la primera cuneta, jardín o cementerio era asesinado. Sin juicio, ¿para qué si la finalidad era asesinarle?

*Aplicar tales criterios a los hechos sucedidos entre el Alzamiento Nacional de 1936 y la Constitución de 1978.

Esta propuesta que ha sido admitida a trámite y se aprobará con el aplauso borreguil de todos los diputados producirá muy graves desavenencias entre los españoles. Quizás por ello lo están tramitando con “ocultación y alevosía”. Es por ello imprescindible conocer los autores que están detrás, su proceso y su ideología.

Antes de llegar a esta Lay de Venganza Histórica, se aprobó, ahora vemos que como paso previo, la Ley de Memoria Histórica, de Rodríguez Zapatero lo que se supone fue medio para que ascendiera varios peldaños en la escala de los hermanos “tres puntos”[3] Esta que ahora pretenden sea aprobada, fue presentada en nombre del Grupo Parlamentario Socialista por Margarita Robles Fernández, ex secretaria de Estado de Interior con Juan Alberto Belloch durante el último Gobierno de Felipe González. Durante la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero, fue vocal del CGPJ y fundadora de la orden paramasónica “Jueces para la Democracia[4]  Con esta asociación y la también judicial Foro Judicial Independiente, más la ONG Rights International Spain, se dirigió el 28 de julio de 2015 a la Relatoría Especial de Naciones Unidas poniendo en su conocimiento diversas actuaciones de España relacionadas con la actuación de la Justicia.

Consecuencia o no de este hecho, distintos organismos de la ONU se dirigen a España manifestándole la obligación de actuar en el sentido descrito anteriormente, sin preocuparse de las secuelas que pueda acarrear, ¿o quizás por ello?

Otros autores de la proposición son miembros prominentes de la ONU. Conozcámoslos. Los 51 países que fundaron la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el 24 de octubre de 1945 en San Francisco (California) al finalizar la Segunda Guerra Mundial probablemente no imaginaron que aquel organismo derivara en lo que es hoy en día: un mecanismo burocrático plagado de funcionarios y altos cargos en su mayoría ideologizados por lobbies de presión. Basándose en la premisa de que “si lo dice la ONU es verdad”, los ciudadanos del mundo han visto cómo desde su sede central en la isla de Manhattan este organismo ya no es un foro de debate entre las diferentes naciones del mundo, sino un altavoz desde donde implementar una ingeniería ideológica al servicio de determinados lobbies de presión.

Cabe recordar que la masonería estuvo (y con toda certeza sigue estando) en el origen de la creación de Naciones Unidas. El ejemplo más palpable es que el segundo secretario general de las Naciones Unidas Dag Hammarskjöld, era masón. Fue secretario general entre 1953 y 1961, momento en que falleció en un viaje. Y se le atribuye ser el artífice de la famosa sala de meditación de la ONU, de la que se ha hablado mucho por su carácter extrañamente agnóstico y simbólicamente esotérico. Detrás de la ONU hay una ideología soterrada, atea muy vinculada a creencias que ni son mayoritarias, ni la humanidad las ha considerado nunca sanas.

Bien, pues esta ONU nos envía a un relator del Nuevo Orden Mundial (NOM), Pablo de Greiff para exigirnos que cerremos el Valle de los Caídos y los demás puntos expuestos Pero ¿Quién es Pablo de Greiff?

En la ONU no se puede medrar si no perteneces al Nuevo Orden Mundial (NOM). Para ser exactos

ni te ficharán. Un buen miembro del NOM, la nueva masonería del siglo XXI, con centro en Nueva York, debe ser: cristófobo –a ser posible, nominalmente cristiano pero cristiano rarito, muy progre-, abortista, homosexualista, ferviente defensor de la ideología de género. Es de suponer, que el relator que la ONU nos ha enviado a España para investigar sobre las víctimas del Franquismo reúna estas cualidades.. Casualmente, tras un “estudio minucioso”, don Pablo nos ha echado una bronca tremenda: pide más recursos -monetarios, naturalmente- para las víctimas del Franquismo; dice que hay que reinventar el Valle de los Caídos, reconducir la ley de Amnistía y, por supuesto, ni una palabra sobre las otras víctimas de la terrible guerra civil, las víctimas causadas primero por el bando republicano.

 

Este señor procede de una ONG llamada Centro Internacional para la Justicia Transicional (ICTJ), detrás del cual están las dos grandes fortunas o empresas, o familias, que financian el NOM, así como todos los fondos dedicados a despoblación (aborto, homosexualismo, etc.). Son la Fundación Ford y la Fundación Rockefeller, seguidas de cerca por la Corporación Carnegie (hay otras pero solo mencionaremos las que sostienen a ICTJ). También aparecen la Fundación John D. y Catherine MacArthur[5] y el Fondo Familia Andrus[6].

Otro personaje implicado en este tema, es el Comisario de derechos de humanos del Consejo de Europa, una instancia no judicial encargada de fomentar la educación, la sensibilización y el respeto en lo concerniente a los derechos humanos. Este señor, mencionado anteriormente, llamado Nils Muiznieks[7]  muy vinculado a organizaciones masónicas europeas, algunos dicen que de carácter iluminista, ya criticó en octubre de 2014 la actuación de la Guardia Civil española en Melilla ante el intento masivo de entrada de inmigrantes en un nuevo salto a la valla y pidió que fuera investigado, porque, siguiendo la línea de Soros, los inmigrantes son una prioridad para él. De los naturales del país que se esfuerzan en salir adelante no se preocupa, lo cual es lógico porque los inmigrantes, especialmente algunos, radicalizados en determinada ideología, tal como se viene demostrando en distintos países, son un gran factor de desestabilización que está demostrado que es buscado por Soros y dependientes.

La actitud de Soros promoviendo estas tensiones por Europa está soliviantando a aquellos países que defienden su soberanía. No se sabe lo que hará España ante tanta intromisión en su independencia y autonomía, pero podría fijarse en Polonia, tan envidiable en tantos aspectos, que, defendiendo su derecho a mantener sus valores éticos y tradiciones, rechaza varias premisas de esa globalización. Lo ha hecho enfrentándose hasta por el aborto, tan querido por el NOM, negándose a despenalizarlo porque las fuentes de la legislación polaca se basan en su Constitución. Basándose en ello, la primer ministro polaca, Beata Szydło, se atreve a acusar al Comisario Muiznieks de extralimitarse en sus funciones y de interpretar de manera sesgada las leyes polacas. ¿Se atreverá el Sr. Rajoy a actuar como la señora Szydlo, y defender a las miles de víctimas inocentes causadas por miembros de la barbarie roja? Algunos de estos que reclaman fueron después ajusticiados por sentencia en juicio legal, por eso quieren que sean anuladas. No quieren que se sepa.

Todos ellos son causantes de esta nueva aberración jurídica propia de la fraternidad a que pertenece. Según Webislam (citado en Religión Digital, 18.2.05) el entonces cardenal Ratzinger explicó «a no pocos obispos españoles de visita ad limina en Roma que la masonería está controlando casi todo “en y desde” Bruselas. […] Cree el cardenal, ahora Papa emérito, siempre guardián de la ortodoxia, que la masonería quiere usar España como banco de pruebas para lograr arrancar del todo la influencia del cristianismo en Europa

Arrancar el cristianismo y hasta la más mínima noción de libertad en España, será para ellos la guinda de su pastel de cumpleaños en su tercer centenario. Ante la imposición del NOM globalizador masónico, no tenemos fácil salida. Necesitaríamos un gobierno como el de Polonia, Austria o Hungría que priorizan y defienden los intereses de su nación antes que aceptar ciegamente los del NOM. ¿Se encontrarán los poderes públicos de España atados por la fraternal “cadena de unión”?

Decía Agustín de Hipona, que “era necesario matar a la bestia, pero para matarla tendríamos que descubrirla” y no ocultarla como hace el gobierno, o no quererla ver como hace la hedonista sociedad de consumo. ¿Cómo protegernos de quienes nos afrentan y de quienes no nos defienden? Edmund Burke, siglos después de san Agustín, nos advierte: “Para que triunfe el mal, basta con que los hombres de bien no hagan nada.”

¿Haremos algo o permitiremos ser conducidos del ronzal a donde y como ellos quieran?

 

Miré los muros de la Patria mía,
Si un tiempo fuertes, ya desmoronados,
De la carrera de la edad cansados,
Por quien caduca ya su valentía.

Francisco de Quevedo y Villegas


[1] Ramón Tamames Gómez ​ es un economista y político español.(nacido el 1 de noviembre de 1933 en Madrid. Miembro deReal Academia de Ciencias Morales y Políticas (desde 2012). Políticamente evolucionó del PCE, a IU y CDS. Pertenece a la sociedad Fabiana (del grupo de asociaciones afines a la masonería, según

http://blogs.periodistadigital.com/corrupcionglobal.php/2007/08/07/p110105)

la cual orientó la fundación del Partido laborista y dominó en las universidades de Oxford, Cambridge y Harvard, actualmente con influencia decisiva en la London School of Economics and Political Science. En ella han sido también alumnos: Fernando Morán, F. Fernández Ordóñez, Narciso Serra, y Luis A Rojo,  entre otros.

[2] Estudio realizado por el Instituto de Estudios Históricos de la Universidad CEU San Pablo (www.iehistoricos.ceu.es), el cuan  ha hecho entrega a la política socialista Francisca Sauquillo, presidenta del comisionado de la Memoria Histórica del Ayuntamiento de Madrid, de un amplio trabajo  que han realizado sobre la represión del Frente Popular en Madrid. (Menos mal que ya lo han presentado, porque a partir de ahora irían derechitos a la trena.

[3] [3]  Ortiz Burbanode Lara, Venerable Maestro Responsable de la Logia Simbólica “La Fraternidad Nº 387” del valle de Nueva York, en el diario La Prensa, de Nueva York. Afirma que Zapatero es masón.( Recogido por El Confidencial Digital de 18/01/2018)

https://www.elconfidencialdigital.com/politica/Gran-Maestre-Nueva-York-Zapatero_0_386361364.html

[4] La asociación Jueces para la Democracia constituye una «masonería judicial, quintaesencia del sectarismo» (chat del 26.5.04) Guillermo Sánchez Vicente: “La masonería, ¿una amenaza para la democracia? www.laexcepcion.com (27 de junio de 2005)

[5] John D. y Catherine T. MacArthurUna de las mayores fundaciones privadas de EEUU. Temas de interés para esta fundación incluyen: la paz y la seguridad internacional, la conservación y el desarrollo sostenible, la población y la salud reproductiva (es decir, aborto), los derechos humanos, la migración internacional, el desarrollo comunitario, la vivienda asequible, medios digitales y aprendizaje, la justicia de menores, y los medios de comunicación”.

[6]Fondo Familia Andrusincluye programas que apoyan a gays, lesbianas, bisexuales, transexuales, intersexuales y ayuda a los jóvenes que no tienen clara su identidad sexual. Es decir, se trata de un Fondo para la promoción de la homosexualidad..

[7] Nils Muižnieks es un político y experto en derechos humanos. Letón nacido el 31 de enero de 1964 en Los Ángeles, California (USA). Pertenece a la Gran Logia de Letonia.

Le recomendamos






Comenta

Comenta nuestras noticias con tu cuenta facebook.

entrevistas tv
logo opinion portada