Historia

Las fraternidades masónicas -I

 

La fraternidad es el amor recíproco, la tendencia que conduce al hombre a hacer para los demás lo que él quisiera que sus semejantes hicieran para él.

Giuseppe Mazzini


Uno de los peligros de la masonería es que las frases con que intentan introducir su filosofía, son siempre agradables que por ello pueden resultar muy convincentes. Es por ello necesario ir al trasfondo y reflexionar sobre quién es el personaje que lo afirma. En este caso, Giuseppe Mazzini[1], el conocido masón grado 33, fundador de la Mafia y promotor junto a Garibaldi de la Reunificación Italiana, que expresó con palabras más bellas que sus hechos, su idea sobre el tema que nos ocupa.

Fraternidad es el afecto y confianza propia de hermanos o de personas que se tratan como hermanos. Se entiende por ello como fraternidad masónica, una gran hermandad mundial por la que cada miembro reconocido como masón, no importa en qué parte del mundo se encuentre, es acogido y ayudado, (si así lo necesita), por parte de sus hermanos de secta. Esto es muy útil porque el masón sabe que puede encontrar ayuda de sus correligionarios a donde quiera que vaya. Sin embargo la fraternidad no funciona como algo mágico, dicen ellos. Así como todas las relaciones humanas deben nacer y desarrollarse mediante la constancia y el accionar del masón, establecer una afinidad en lo que respecta al sistema de valores, a la necesidad de mejorar como persona a crecer intelectual, material, social y espiritualmente para ayudar a los demás en la medida en que nos sea posible, no ser indiferente ante las injusticias y sobre todo practicar las virtudes que establecen los doce puntos que consideran básicos y que definen la francmasonería. Destacamos:

  1. Es una fraternidad iniciática que tiene por fundamento tradicional la fe en Dios, Gran Arquitecto del Universo, (que no es el Dios cristiano en absoluto). Existen, según las logias, variaciones en el juramento de iniciación. Dicho juramento se hacía sobre la Biblia en nombre de Dios y de San Juan pero tal circunstancia provocó un cisma internacional entre Potencias de tronco inglés y las que soportan su influencia, por una parte, frente al Gran Oriente de Francia y las del grupo latino, por otra. Solo desde 1710 aparece la Biblia como uno de los “pilares” y, en 1730, como una de las “decoraciones” de la Logia. Al final se impone el criterio admitido por la Masonería Universal aprobado por el Convento de Lausana de 1875 que declara:”La Francmasonería no es una religión, no tiene culto, quiere la instrucción laica y su doctrina se resume en el precioso mandato: Ama a tu prójimo”. En 1877 el Gran Oriente eliminó de las Logias toda invocación al Gran Arquitecto del Universo (una alegoría siempre confusa) y a la Biblia. Fue un punto de inflexión crucial para lo que se daría en llamar después la Masonería liberal y adogmática, es decir, para todos aquellos que no sostenían ninguna creencia basada en cuestiones de fe. Por esta cuestión el Gran Oriente fue repudiado por los ingleses, creando la más profunda división que aún perdura entre la Masonería universal.
  2. Se refiere a los “antiguos deberes” y a los fundamentos de la fraternidad, especialmente al absoluto respecto de las tradiciones específicas de la orden, y esencialmente, a la regularidad de su jurisdicción. Estos fundamentos constituyen las reglas explicitas e imperativas, que hacen que la Orden sea una secta y no una entidad asociativa.

Se reúnen en las logias, para trabajar según el ritual, con compromiso y asiduidad, conforme a los reglamentos prescritos por la constitución y los reglamentos generales de la obediencia. Y aquí hay que señalar que a pesar de su lema de Igualdad, ellos practican en sus logias una gran división, sentándose por zonas y niveles según el grupo al que pertenezcan: aprendices, compañeros o maestros, lo que sorprende a un miembro de la, tan denostada por ellos, Iglesia Católica. Cuando uno asiste a un acto en una iglesia, se sienta donde quiere o donde puede si está muy lleno, pero jamás le preguntan su estatus social. Otro aspecto en relación con la igualdad que pregonan. “Solo deben admitir en sus logias a hombres mayores de edad, de reputación perfecta, gente de honor, leales y discretos, dignos desde todos los puntos, de ser sus hermanos y aptos para reconocer los límites del dominio del hombre y el infinito poder del Eterno”. Y añadimos aunque ellos lo omitan: hombres con capacidad para pagar la cuota que determinan los altos cargos de la logia en función de la capacidad económica del neófito, así como lo correspondiente a cada escalón que “si se perfecciona” vaya ascendiendo. Y es necesario no olvidar que a pesar de ese ideal de paz, amor, igualdad y fraternidad que dicen comprometerse a practicar, no se conoce ningún caso que en alguna de las muchas ramas de la masonería universal, haya sido acogido nunca un “homeless” entre sus miembros.

Pero sí queremos destacar un punto que afecta muy claramente al tema que nos ocupa de las fraternidades masónicas. Se trata de aquél que dice: Se deben mutuamente, dentro del honor, ayuda y protección fraternal, incluso con peligro de su vida. Practicarán el arte de conservar en todas circunstancias, la calma y el equilibrio necesarios para lograr una perfecta maestría de sí mismo. Es decir, cumplidos esos puntos, la fraternidad masónica es entendida como la buena disposición que tiene el masón de ayudar en lo que pueda a algún otro miembro de la fraternidad cuando este se lo solicitase; es parecido a la prioridad que le damos a un amigo antes que a un conocido en una ayuda. Además la ayuda que puede brindar un masón a otro es más que todo moral de consejo de reflexión en momentos difíciles. A diferencia de lo que ocurre en el mundo que ellos llaman profano, los intereses de beneficios económicos, religiosos o políticos no son los que mueven al masón a practicar la fraternidad masónica según su declaración de principios.

Recordamos sin embargo y  con cierto escepticismo, diferentes actitudes que desconocemos a qué son debidas, en la puesta en práctica de esa generosidad con el hermano masón. Por ejemplo con respecto a Prim (1870), Cánovas (1897), Eduardo Dato (1921) todos masones que fueron asesinados con participación y, desde luego, instigación de sus propios hermanos de secta. Sí debió producirse y en gran medida esa ayuda, en el extraordinario caso de Miquel Serra i Pamiés quien con mil sufrimientos consiguió eludir la orden de los comisarios comunistas de dinamitar Barcelona ante la entrada de los nacionales y por ello fue encarcelado en Moscú. Y aquí empieza el periplo de este catalán que, sin explicar cómo, consigue fugarse de las terribles cárceles estalinistas, atravesar toda Asia hasta Vladivostok (9073 km) donde embarca para Japón (941 km). En total 10.014 km recorridos en su huida se supone que sin ropa y sin dinero. Imposible sin la fraternal[2] ayuda de muchos hermanos a lo largo de la travesía, porque aunque Stalin también creyó haber acabado con ellos, quedaban muchos masones agazapados en la sombra.

Otro caso de utilización de la fraternidad masónica se produjo recientemente, cuando Lanza, el okupa de Barcelona que en una revuelta dejó parapléjico a un joven guardia que cumplía con su deber. Toda la izquierda movilizada, vídeos, prensa y hasta la alcaldesa de Barcelona defendiéndole. Oyéndoles parecería que el guardia tuvo la culpa de su desgracia por ponerse delante del ladrillo que le dejó inconsciente y parapléjico. Pero los okupas tienen tanta fuerza? No, por sí solos no creo, pero actuaron de tontos útiles de la fraternidad, esa fraternidad a la que recurrió la madre, (hija del almirante chileno Huidobro), cuyas vinculaciones familiares son tan fuertes que hasta la señora presidenta de Chile se interesó por el asunto. Conclusión, al poco tiempo en la calle dando conferencias de cómo organizar revueltas callejeras y okupar la propiedad de otros. Y llega su última hazaña: el asesinato de Víctor Laínez en Zaragoza y de nuevo la fraternidad interfiriendo, bajo cuerda siempre, de modo que aunque consta que le agredió “por la espalda, sin posibilidad alguna de defensa y utilizando al efecto un objeto contundente como para provocarle una fractura ósea” que le provocó una afectación del tejido cerebral y le produjo la muerte y que “Seguidamente, tras caer la víctima al suelo, le propinó fuertes golpes en la cabeza, quizá patadas, que le provocaron la rotura de los huesos propios de la nariz y zonas adyacentes” sin que Laínez pudiera hacer nada por defenderse, la mamá escandalizada porque su hijo estuviera en prisión incondicional mueve los hilos de nuevo y lo último que se ha publicado a este respecto, es que se está preparando la deportación del individuo, quiero pensar que después de pagar en tiempo de prisión y en importe de indemnización para la familia, lo que la justicia estime por su fechoría.

Dicen los masones que las fraternidades se fundamentan en sus principios filosóficos doctrinales  que, aseguran están inspirados en el liberalismo original; en la primacía de la libertad del individuo frente al Estado y la sociedad con el objetivo primordial de edificar lo que denominan “la Gran Obra”, erigir la “Redención Social”, que desemboca en libertad política, Igualdad de economía y Fraternidad solidaria. Sin embargo, sin poner en duda la rectitud de sus intenciones, hay que advertir que no todas las ramas masónicas entienden esa libertad del mismo modo. La masonería de raíz anglosajona, más mesurada, es opuesta a la que presume de su procedencia del Gran Oriente de Francia, tan radical que se muestra en contra del concepto de familia y lo explica diciendo que la metáfora conceptual de que la “familia era la célula de la base de la sociedad del Antiguo Régimen” viene del latín famuli que habla de esclavos, de siervos, etc., por lo que, siguiendo con esa metáfora, no era solo el parentesco sino que tenía otra trascendencia, que era lo que llaman, dependencia, subalternidad respecto a un señor patriarcal.

Ese señor patriarcal es el pater familias quien, según ellos, coarta la libertad, por lo que crean unos sustitutos, según ellos más igualitarios “porque es a nivel de hermanos”, olvidando decir que entre aquellos que se llaman “hermanos” también existe una jerarquía tan insoslayable como la del padre de familia. Esos sucedáneos de familia son las llamadas Fraternelles Maçonniques, o Fraternidades Masónicas, logias de “hermanos” (frater en latín) o masones de una misma profesión, de cualquier Obediencia y Rito, de la misma o diferente nación, de modo que  no son logias en sentido estricto. Coinciden en que todos sus miembros son masones y todos ejercen la misma profesión. Las hay de políticos, de parlamentarios, de profesores, de jueces, de policías, de periodistas y de comunicación social, etc. Una de las más importantes por la trascendencia que su labor ha tenido para la sociedad mundial es el “Grupo Littré”, una fraternelle integrada por médicos “librepensadores” franceses, también algunos belgas, suizos y holandeses que ha cambiado la sexualidad y la ética del mundo.

Son, pues, Fraternidades profesionales y no logias, y aunque a veces se llamen así, en puridad, no lo son:

a) por su condición transversal. Sus miembros pertenecen a diversos talleres y logias de distinto países con lo que la amplitud de sus conclusiones es mayor;

b) porque sus reuniones se diferencian de las “tenidas” o reuniones celebradas periódicamente en el templo de cada logia de acuerdo con su ritual. En las Fraternelles los “trabajos se desarrollan sin ajustarse a un ritual estatuido. Se hacen exposiciones de signo sociocultural y político, que son escuchadas sin guardar silencio riguroso como en las tenidas, porque los miembros pueden participar aportando sus ideas sobre el tema.

La siembra y la aparición de una nueva forma de pensamiento por parte de algunos individuos o grupos repercute necesariamente en la sociedad, provocando un cambio en el comportamiento social. De ahí la importancia de los “principios” de la masonería. Angelo Tramontano, grado 33º en el Gran Oriente de Italia, descubre esta manera de actuar de la masonería en la sociedad: “No propone oficialmente nada al mundo profano (no masónico), sino que siembra las ideas y principios a través de sus miembros más idóneos para proyectarlos en el ámbito profano. Al menos así debería ser”. Pierre Lambicchi (cardiólogo marsellés, Gran Maestro del Gran Oriente de Francia, años 2008-2010), reconoce: “Las ideas cultivadas en la logia han cambiado la sociedad”.

Otra de las fraternidades importantes son las Fraternidades políticas que integran a los masones, funcionarios en general o según sus distintas secciones. Así la Fraternidad Parlamentaria agrupa a los miembros del Parlamento (diputados, senadores) masones de un país. Lo mismo sucede en planos superiores: el europeo (Unión Europea), el internacional (diferentes organizaciones americanas) y el global o mundial (ONU, etc.).

Una de las más potentes es la llamada “Logia de Estrasburgo” Fraternidad que engloba a los masones eurodiputados de los distintos partidos políticos y de las diferentes naciones de la Unión Europea. Según el valenciano Ramón Torres, Gran Comendador o presidente del Supremo Consejo del Rito Escocés Antiguo y Aceptado (REAA) del grado 33º para España, entre un 60 y un 70% de los eurodiputados del Parlamento Europeo de Estrasburgo son masones; de ellos, la mayoría socialistas, pero –dada la proporción de los europarlamentarios- varios son del Partido Popular Europeo, etc. Maurice Caillet reconoce:  ”En la Fraternal de Altos Funcionarios (a la que perteneció él) se negocian ciertas promociones; en la Fraternal de Reconstrucciones y Obras Públicas se reparten contratos con consecuencias financieras considerables”. En la de Altos Funcionarios, “funcionarios de toda clase de administraciones, prefectos, jefes de gabinetes de ministros, intercambiaban informaciones, (incluso) decidían el ascenso de funcionarios”.

Quizás si tenemos esto en cuenta, podemos entender muchas actuaciones como por ejemplo la declaración de los jueces alemanes de no considerar al preso Puigdemont, incurso en un delito de rebelión, mientras que millones de españoles lo consideran, sin duda, delito de lesa patria, lo que nos lleva a reflexionar sobre la actitud  que está desarrollando el gobierno que tiene la obligación de defender a España. Ante su inacción que muchos tratan de blandenguería, se sospecha pueda estar inducida por las logias, básicamente catalanas, unidas a esas fraternidades europeas, en especial belgas y alemanas. La labor consentida de socavar y despiezar la Nación española no puede entenderse si no es por la obediencia debida a la imposición de unas directrices por medio de la transversalidad de las fraternidades. No cabe duda de que si nos atenemos a la exhortación de Mateo[3]: “Por sus frutos los conocereis”, en el Parlamento español, tanto los diputados de un grupo político como los de otro, han dado suficientes muestras de su pertenencia a la secta.

El Gran Maestro de la Gran Logia de España (2002-2006), Josep Corominas creó logias profesionales en el 2005, o sea, Fraternidades; por ejemplo, “Ágora[4] reservada a los políticos; “Mercurio[5], a los del mundo empresarial y financiero; Hermes Trismegistos[6], llamada vulgarmente ”grupo de Montserrat[7] por haberse constituido en una reunión celebrada en el monasterio montserratino, para personas del ámbito universitario. Este grupo quedó “en sueños”, o sea, oficialmente inactivo, al no ser reelegido Corominas, pero últimamente da muestras de reactivación[8]. Las anteriores logias profesionales no son propiamente encubiertas, aunque se les aproximan, pues dependen directamente del Gran Maestro, saltándose las instancias intermedias (provinciales, etc.). Pero, en mayo de 2006, un decreto de su sucesor, José Carretero (Gran Maestro de la GLE, 2006-2010), las vinculó a la Gran Logia Provincial de Cataluña, sembrando la inquietud entre sus miembros por el riesgo mayor de la filtración de sus nombres.(Si son tan benéficos para la sociedad, por qué tienen miedo a ser conocidos?)

La Gran Logia Simbólica Española (GLSE), liberal y mixta, fundada en mayo de 1980, constituyó (octubre, 1988) la logia profesional Europa nº 19 para políticos hombres y mujeres. Bajo la dirección de su primer Venerable Maestro, el socialista Josep Brunet Sierra, estaba integrada por más de 50 políticos del Partido Socialista Catalán (PSC), también por nacionalistas de Convergencia y Unión (CIU). Luego se desvinculó de la GLSE y recibió su carta patente, testimonio de su incorporación a la Gran Logia de España, en 1989 con el nombre Europa nº 42.

La masonería ha influido en el nivel político de la vida española a través de sus miembros. A veces, por medio de sus directivos, interfiere directamente en la política (en las deliberaciones y decisiones o votaciones parlamentarias. Otras impone sus proyectos por encima de la determinación de los partidos políticos a los que pertenecen los masones parlamentarios. Los documentos incautados a las logias durante la Guerra civil y reunidos en el Archivo de Salamanca demuestran que:

– a) ya en la apertura de las Cortes Constituyentes de la República (14.7.1931) se propuso la formación de una fraternidad masónica, con palabras de Diego Martínez Barrio, Gran Maestro del GOE, “la constitución de una minoría masónica, de cuya eficacia creemos inútil hacer elogio porque está en el ánimo de todo

– b) a propuesta de los masones más radicales, en la asamblea masónica de 1932 se impuso a los masones diputados la emisión de un juramento personal masónico por el cual se comprometían a seguir las consignas e indicaciones de los directivos. Todos los numerosos diputados masones, lo hicieron y todos fueron obedientes a las orientaciones recibidas en varias sesiones previas a la votación de la Ley de Confesiones y Congregaciones Religiosas y de las posteriores disposiciones legales anticatólicas (divorcio, cementerios civiles, supresión del presupuesto del clero, exclusión de los religiosos en la enseñanza), que implantaron en España el laicismo masónico.

Ya a mediados del siglo XIX, un documento de la masonería belga expone e impone el modo de proceder de las logias ante las elecciones políticas. “Primeramente la Logia propondrá un candidato masón, con cuyo móvil se hará la elección, bajo la adopción del Gran Oriente; siendo enseguida impuesto a los hermanos de la Obediencia. En las elecciones, ya sean nacionales, provinciales o municipales, será igualmente reservada la elección del Gran Oriente. Cada masón jurará valerse de todo su influjo para que salga triunfante el candidato adoptado. El elegido por la masonería está obligado a hacer ante la Logia su profesión de fe de lo cual se levantará acta. Se le invitará a recurrir a las luces de dicha Logia o del Gran Oriente en los sucesos graves que puedan presentarse mientras dure su mandato. La inobservancia de sus compromisos le expondrá a severas penas, y hasta a ser excluido de la Orden. Si cada logia juzga útil auxiliarse por medio de la publicidad, se procurarán medios de inserción en los periódicos, pero el Gran Oriente les recomienda que se valgan de los periódicos que les inspiren entera confianza”.

No parece que con estas instrucciones los miembros a los que se alude tuvieran la libertad que tanto pregonan, porque al final, la conciencia individual se ve forzada  con consignas secretas y de obligado cumplimiento o que, por otra parte, se cierre la entrada a la objeción de conciencia, tal como viene ocurriendo; acordémonos de la votación del aborto, por ejemplo. Y todo ello por mor del relativismo sociocultural e histórico, que es el específico de la masonería. Invito al lector a experimentar un cierto vértigo asistiendo imaginariamente a una reunión de la Fraternidad Parlamentaria española, integrada por masones diputados y senadores –juntos o separados- del PSOE, PP, CIU, PNV, etc. Quizás así sea posible entender sus incomprensibles deliberaciones y más absurdas conclusiones que escandalizan a medio país.

Por último, es necesario comentar un símbolo que los masones utilizan para reforzar las fraternidades. Se trata de  “la cadena de unión”, el rito que realizan todos los integrantes del taller situándose en círculo alrededor del cuadro de dibujos de la logia, momentos antes de clausurar los trabajos, al tomarse las manos con los brazos entrecruzados a la altura del pecho. Es símbolo de fuerza, unidad y fraternidad que se abre en tres ocasiones: La primera se produce cuando un H:. (hermano) pasa al Oriente eterno (es decir, se muere) y debe abrirse suavemente esta cadena para dejarlo partir en paz y en armonía. La segunda oportunidad, es quizás menos agradable, y sucede cuando un H:. no es del metal, esto es, no cumple las expectativas que los masones de más alto grado habían supuesto, por lo que es necesario abrir violentamente la cadena para expulsarlo y cerrarla inmediatamente. La tercera, mucho más gratificante, es cuando la cadena se abre para incorporar nuevos metales (nuevos socios) que hagan más fuerte y fraterna a la misma”.

La masonería asegura que al ingresar a la cadena de unión, el nuevo hermano descubre intuitivamente un mensaje de fraternidad universal. Esa fraternidad es la que puede estar amparando a Puigdemont dentro y fuera de España. Y hasta puede que estén ligados por lo que llaman “el hilo del Atma”, es decir del espíritu, según el esoterismo[9].


[1] Revolucionario del Risorgimento italiano (Génova, 1805 – Pisa, 1872). Tras estudiar Derecho, se consagró a la lucha contra el orden establecido por el Congreso de Viena (1815). Su lucha tenía dos objetivos: era una lucha nacionalista por la unidad de Italia y la eliminación de la influencia extranjera en la península y también una lucha liberal y republicana contra el absolutismo monárquico de la Restauración. Encarcelado en 1830 por pertenecer a la sociedad masónica los Carbonarios, decidió fundar una organización de masas de alcance nacional. Con ella realizaría una intensa labor de propaganda entre las generaciones jóvenes, de cuyo patriotismo esperaba el «resurgimiento» de Italia.

Desbaratado por la policía piamontesa un intento de insurrección que organizó en 1832, Mazzini fue condenado a muerte y hubo de huir de Italia, estableciendo su base en Marsella y, desde 1837, en Londres, pero en 1834, a la muerte en 1830 de Adam Weishaupt, Giuseppe Mazzini asumió el liderazgo de la logia de los Illuminati, manteniendo este puesto hasta su muerte en 1872. Durante su mandato mantuvo correspondencia con el satanista y masón de grado 33, Albert Pike, Gran Comandante Soberano del Rito Escocés Antiguo y Aceptado de los Francmasones, perteneciente a la jurisdicción del Sur de Estados Unidos, y más tarde, fundador del Ku KIux Klan. Al tiempo, en Berna, Mazzini fundó con revolucionarios exiliados la Joven Europa, otra sociedad secreta que aspiraba a completar la emancipación nacional con un gran movimiento revolucionario para unir a toda Europa bajo una confederación republicana.

Al estallar las revoluciones de 1848, luchó contra los austriacos por la liberación de Milán y colaboró en el movimiento insurreccional lanzado por sus partidarios de Roma contra el papa. Fue uno de los triunviros que gobernaron la consiguiente República Romana de 1849. En los años siguientes, los partidarios de la unificación italiana bajo un régimen liberal confiaron más en la opción moderada que representaban el rey Víctor Manuel II del Piamonte y su ministro Cavour, que serían quienes finalmente lograrían hacia 1860, la unificación del Reino de Italia

Desde el exilio impulsó a sus seguidores a participar en múltiples complots fallidos, así como en la fundación de la Asociación Internacional de Trabajadores. En 1869 regresó a Italia de incógnito para morir en su país.

[2] Debió de funcionar la fraternidad de la secta y la cadena de unión de la que hablaremos posteriormente para que pudiera salvarse y llegar después a Méjico.

[3] 15Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. // 16 Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? // 17 Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos.// 18 No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos.//19 Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego. //20 Así que, por sus frutos los conoceréis. (Mateo 7:15-20)

[4] A primeros de abril de 2016  en la Biblioteca Arús (Barcelona), se reunieron miembros de las principales asociaciones masónicas, como” Francmasones por la Independencia”, sectorial de la ANC, los cuales, comprometidos con el proceso soberanista crearon esa asociación, Ágora Masónica, desde donde trabajan por el éxito del proceso de conseguir  la independencia.

[5] Agrupadas en Mercurio 137 de la Gran Logia de España, aparecen a su vez, relacionadas con fecha 2016, 157 logias compiladas por distintas Grandes Logias Provinciales que a su vez reúnen un número indeterminado de ellas. Así  la GLP de Andalucía tiene 27, la de Baleares, 12; Canarias, 19, Castilla 16, Cataluña, 29, Madrid, 20, Murcia 7 y Valencia 27.

[6] Hermes Trismegisto es mencionado primordialmente en la literatura ocultista como el sabio egipcio, paralelo al dios Tot, también egipcio, que creó la alquimia y desarrolló un sistema de creencias metafísicas que hoy es conocido como hermetismo. Para algunos pensadores medievales, Hermes Trismegisto fue un profeta pagano que anunció el advenimiento del cristianismo. Se le han atribuido estudios de alquimia como la Tabla de esmeralda que fue traducida del latín al inglés por Isaac Newton y de filosofía, como el Corpus hermeticum. No obstante, debido a la carencia de evidencias concluyentes sobre su existencia, el personaje histórico se ha ido construyendo ficticiamente desde la Edad Media hasta la actualidad, sobre todo a partir del resurgimiento del esoterismo

[7] El 7 de febrero de 2005, una delegación del Gran Priorato De Hispania (GPDH) encabezada por su Gran Maestro Ramón Martí, su Gran Canciller y Genís Deusedes, depositaron, en las manos del Abad del convento benedictino de Montserrat Dom Josep M Soler, los rituales del Régimen Escocés Rectificado (RER) con la intención de permitir, que las jerarquías de la Iglesia católica puedan estudiar y leer con detenimiento los rituales y textos que utilizan habitualmente, pudiendo con ello disipar todos los prejuicios existentes que llevan a que sólo la Iglesia católica sea la única que sigue desaconsejando a sus feligreses la pertenencia a la Masonería, en el bien entendido, que tendrán que hacer con ello distinción entre las distintas masonerías existentes, de corte andersoniano unas y otras abiertamente liberales e incluso anticlericales, y la Masonería cristiana y Caballeresca del Régimen Escocés Rectificado.

Este hecho se encontraba enmarcado en una operación más amplia de contactos con la Jerarquía Católica y con el propio Abad de Montserrat, al igual que con otros abades de diversas ordenes. La intención no era otra que intentar hacerle ver a la Iglesia que la Masonería no es su enemiga, y que las ordenes cristianas masónicas podíamos ser incluso unos buenos aliados para acercar el cristianismo a la sociedad actual. La elección del Monasterio de Montserrat fue hecha a consciencia tras asegurarnos que ese era el lugar en donde los rituales estarían más seguros y menos expuestos a miradas indiscretas.

[8] El abad no ha tenido reparo en remar en favor de la independencia utilizando incluso al Vaticano: “El Vaticano normalmente reconoce a todos los  países que alcanzan su independencia”, opta por evitar humillaciones y viaja por todo el mundo y conoce las percepciones que se ofrecen sobre el problema catalán. También ha criticado el encarcelamiento de los golpistas: “Dificultan la construcción de puentes de diálogo”. … y el de Carles Puigdemont. Y pide oraciones para que el conflicto se resuelva favorablemente para Cataluña. No tiene en cuenta que la postura de los obispos catalanes hacia la independencia está provocando un cisma irreconciliable con el resto de prelados españoles, Cinco prelados, encabezados por monseñor Novell, se alinean con la secesión y mantienen una postura irreconciliable con el resto del Episcopado, con El Vaticano al margen. Los otros nueve que viven y trabajan en esa comunidad son más moderados, pero en todo caso catalanistas. Enfrente, la generalidad del Episcopado español proclama que la unidad de España es “un bien superior” que hay que defender porque de ello depende también la credibilidad social de la propia Iglesia, según la tesis del cardenal Antonio Cañizares .¿Se habrán contaminado en Montserrat de las teorías masónicas?

[9]  http://www.alertadigital.com/2017/10/09/brujeria-y-masoneria-en-la-generalitat/

Temas

Reciba gratuitamente nuestras noticias en su correo electrónico

RecibA en Su e-mail todas las novedades
Ha podido leer este artículo gracias al esfuerzo de quiénes hacen posible TradicionViva, un espacio de análisis y debate lejos de los dogmas de la corrección política, que se sostiene gracias a la generosidad de sus lectores. Si quiere ayudarnos puede hacer un donativo en la Cuenta 0073/0100/52/0498126649 – IBAN ES5100730100520498126649 o realizando una donación pulsando aquí. También puede colaborar remitiéndonos sus colaboraciones, reportajes, artículos de opinión, ilustraciones, reseñas de libros, noticias de tu asociación … a nuestra dirección redaccion@tradicionviva.es.

Síguenos

¡SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES Y ENTÉRATE DE TODO LO QUE SUCEDE EN LA HISPANIDAD TRADICIONALISTA!

Facebook