Cultura

Alessandro D’Avenia, el fenómeno literario entre los jóvenes italianos, presenta en España su novela Lo que el infierno no es

El profesor Alessandro D’Avenia (Palermo, 1977), el fenómeno literario juvenil cuyos libros se han traducido a 24 lenguas y solo en Italia han vendido más de dos millones y medio de ejemplares, ha presentado en España su novela Lo que el infierno no es, que La Esfera de los Libros publica.

La obra de D’Avenia se enmarca dentro de la literatura adolescente, aunque deliberadamente se aleja de los temas y conflictos que muchos autores explotan de manera cómoda con los valores políticamente correctos. Aunque formalmente emplee ingredientes parecidos –el mundo del instituto, la relación con sus compañeros, las amistades, los primeros amores, los conflictos que tienen con los padres y con la sociedad, etc. –, utiliza la escritura para que los adolescentes desarrollen al máximo, de manera positiva, sus potencialidades en el estudio, en la vida y en el amor. Como telón de fondo, se nota su formación clásica y el alto concepto que tiene de la buena literatura, de la que beben también sus personajes.

Publicada en Italia en 2014, Lo que el infierno no es recrea algunos episodios biográficos del autor. En las aulas del Instituto Vittorio Emanuele II de Palermo conoció a su protagonista, el padre don Pino Plugisi, que ejercía de profesor de Religión. La novela cuenta la relación que mantiene Federico, un joven de diecisiete años, con este sacerdote, párroco además en una iglesia del barrio marginal de Brancaccio. El chico es buen estudiante y muy buen lector. Está fascinado con las poesías de Petrarca y las novelas de Dostoievski. Encuentra en la literatura lo que la mayoría de las veces no le da la vida. Además, es un enamorado de las palabras, que le sirven para conseguir un fuerte anclaje en el mundo. Insatisfecho con la vida que lleva, acepta la invitación de don Pino para visitar el barrio antes de su viaje a Oxford para mejorar su inglés.

En Brancaccio, se encuentra con una realidad absolutamente desconocida para él. Se trata de un barrio miserable, con muchas lacras sociales y donde solo brilla la labor social y sacerdotal que desarrolla el párroco, preocupado de verdad por la situación de muchos niños y jóvenes del barrio, que crecen sin expectativas en un contexto marcado por las drogas, el paro, la violencia y las situaciones familiares complicadas. Además, está el problema de la Mafia, la otra gran protagonista de la novela, pues los capos de la Cosa Nostra en el barrio no ven con buenos ojos la intensa actividad solidaria del padre Pino.

Esta experiencia provoca en Federico, un joven de muy buenos sentimientos, una fuerte sacudida emocional. Decide implicarse en la actividad del barrio, lo que le provocará no pocos problemas con sus padres, su hermano Manfredi, sus amigos de instituto y… hasta con la Mafia, que le amenaza. D’Avenia salpica toda la novela de positivos y nobles valores. La novela destaca sobre todo la actitud vital de don Pino, un sacerdote que busca a Cristo en todo lo que hay a su alrededor, aunque esto sea desagradable, como sucede en el barrio de Brancaccio (dura realidad que no se oculta en la novela).

La primera novela de Alessandro D’AveniaBlanca como la nieve, roja como la sangre (2010), se convirtió rápidamente en un éxito popular entre los adolescentes, señal de que había conectado con sus gustos e intereses, e incluso llegó a llevarse al cine en 2014. Protagonizada por un adolescente, aborda todos los temas propios de esta edad, como la amistad, el amor, el misterio del dolor y la muerte, la familia y la existencia de Dios, con profundidad y con esperanza. En Cosas que nadie sabe (2011) volvió a ensalzar valores como la amistad, la unidad familiar, el diálogo, la comprensión, el perdón, y la idea de que nada es definitivo, que siempre se puede intentar volver a empezar siguiendo el ciclo vital donde la muerte solo puede dar paso a una nueva vida.

Su tercera obra, El arte de la fragilidad (2017), tiene un carácter epistolar y un poco más ensayístico pues se centra en la vida y obra del poeta italiano Giacomo Leopardi, lo que da pie al autor a reflexionar, con una original perspectiva y a través de múltiples enfoques, sobre la felicidad, la belleza y la fragilidad. Se convirtió en un fenómeno literario en su país, donde vendió más de cuatrocientos mil ejemplares y fue número uno en las listas de distintos géneros, pues es un libro de difícil clasificación.

Temas

Reciba gratuitamente nuestras noticias en su correo electrónico

RecibA en Su e-mail todas las novedades
Ha podido leer este artículo gracias al esfuerzo de quiénes hacen posible TradicionViva, un espacio de análisis y debate lejos de los dogmas de la corrección política, que se sostiene gracias a la generosidad de sus lectores. Si quiere ayudarnos puede hacer un donativo en la Cuenta 0073/0100/52/0498126649 – IBAN ES5100730100520498126649 o realizando una donación pulsando aquí. También puede colaborar remitiéndonos sus colaboraciones, reportajes, artículos de opinión, ilustraciones, reseñas de libros, noticias de tu asociación … a nuestra dirección redaccion@tradicionviva.es.
Recibe en tu e-mail todas las novedades