Hemeroteca - 01/11/2018

Parece estar abriéndose la puerta a una nueva fase del capitalismo, que podríamos llamar delicuescente, por cuanto se habrá producido una casi absoluta desvinculación entre el crecimiento económico global (también cada vez más raquítico, volátil y desigual) y el empleo. En términos económicos, una gran parte de la población no será necesaria para...

Recibe en tu e-mail todas las novedades