Opinion

2019, un año bueno

Tener una vida significativa está asociado con ser un dador, con obtener alegría al dar a otros. En la vida significativa el sentido trasciende al ego.

¿Cuál es el mejor deseo para el nuevo año? ¿Tener un Feliz Año Nuevo o tener un Año Bueno?

Parecen coincidentes, el tener una vida feliz y una vida significativa, pero entre ambas existe una importante diferencia.

¿Se ha de perseguir la mera felicidad, porque ser feliz lo es todo en la vida? En el mundo natural, la búsqueda de la felicidad no distingue a los humanos de los animales, lo que los distingue es la búsqueda del sentido, que sí existe en los humanos.

Para algunos psicólogos, tener una vida feliz está asociado con ser un tomador. Sin un significado, la felicidad se caracteriza por una vida relativamente superficial, e incluso egoísta, que implica darle al ego lo que éste quiere y que la primacía del ideal de una cultura hedonista sea el objetivo a conseguir, que conduce a evitar las complicaciones para que todo esté bien y poder así satisfacer los deseos y las necesidades sin dificultad. La gente feliz muestra su alegría al recibir de los demás. Ser feliz puede parecer ser suficiente, pero ser bueno es mejor.

Tener una vida significativa está asociado con ser un dador, con obtener alegría al dar a otros. En la vida significativa el sentido trasciende al ego.

Desear un año bueno supone reconocer la superioridad del significado sobre la alegría momentánea. El término bueno tiene un especial significado en la Torá (el Pentateuco). En el Génesis, después de cada día de creación, Dios ve su obra y la proclama buena. Y cuando completó su obra, Dios vio todo lo que había hecho y “he aquí que era muy bueno”.

¿De qué forma era bueno el mundo? Es decir, con bueno se indica que cada parte de la creación cumplía con el propósito de Dios, era buena porque era lo que debía ser. Aplicado a nosotros, somos buenos cuando logramos nuestro propósito; aplicado a nuestra vida, es buena cuando ella cumple lo que tenemos que hacer. Se puede tener una buena vida, a pesar de tener que sufrir infelicidades, llevar una vida de sacrificio en lugar de placer y dejar un legado de inspiración y logros que no se habrían alcanzado de preocuparnos solamente por la gratificación personal.

Así pues, desde una perspectiva espiritual, un AÑO BUENO contiene mucha más bendición que uno simplemente feliz. Así que os deseo un AÑO BUENO, Shaná tová a todos.

Por Julio Gómez Bahillo (artículo publicado previamente en la revista Reino de Valencia)

Tema -

Reciba gratuitamente nuestras noticias en su correo electrónico

RecibA en Su e-mail todas las novedades
Ha podido leer este artículo gracias al esfuerzo de quiénes hacen posible TradicionViva, un espacio de análisis y debate lejos de los dogmas de la corrección política, que se sostiene gracias a la generosidad de sus lectores. Si quiere ayudarnos puede hacer un donativo en la Cuenta 0073/0100/52/0498126649 – IBAN ES5100730100520498126649 o realizando una donación pulsando aquí. También puede colaborar remitiéndonos sus colaboraciones, reportajes, artículos de opinión, ilustraciones, reseñas de libros, noticias de tu asociación … a nuestra dirección redaccion@tradicionviva.es.

 
Revista Reino de Valencia

Revista Reino de Valencia

REINO DE VALENCIA es una revista editada por los CC. CC. Aparisi y Guijarro, San Miguel, Domingo Forcadell y Polo y Peyrolón.

Añadir comentarios

Pulse aquí para comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

¡SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES Y ENTÉRATE DE TODO LO QUE SUCEDE EN LA HISPANIDAD TRADICIONALISTA!

Facebook

Publicidad