Entrevistas

Los cristianos laicos debemos asumir la responsabilidad personal de educarnos y formarnos

Entrevista a Rod Dreher, autor de «La opción benedictina»

Brevemente, ¿qué es la Opción Benedictina?

A principios del siglo VI, en medio del colapso del Imperio Romano, San Benito abandonó la ciudad para construir comunidades en las periferias, donde él y sus seguidores podrían intensificar su búsqueda de Dios. En los monasterios, crearon islas de paz, orden, luz y amor en un tiempo oscuro y caótico. Durante los siguientes siglos, el movimiento benedictino se extendió por toda Europa y sentó las bases para el renacimiento de la civilización.

Hoy, Occidente está en su peor crisis espiritual desde la caída de Roma. Los laicos cristianos que vivimos en el mundo debemos observar el ejemplo de los primeros benedictinos para tener una vida más disciplinada espiritualmente, en comunidad, en medio del colapso moral y religioso de nuestro tiempo. No estamos llamados a vivir exactamente como monjes; después de todo, vivimos en el mundo, pero si vamos a vivir en el mundo como auténticos cristianos, nuestras vidas deben volverse más monásticas. La “opción” es la elección que debemos tomar para ser más radicalmente contraculturales en nuestra fe, para dejar de tratar de defender este “Imperio” agonizante y poner la búsqueda de Dios en primer lugar, de manera concreta.

Aunque los cristianos, en todos los tiempos, han tenido que luchar para ser fieles al Evangelio (esto es normal), lo que hace que nuestro tiempo sea diferente es que nuestra antigua civilización cristiana ahora es post-cristiana. Podemos por primera vez concebir que la fe morirá completamente en Occidente. Es por esto que la Opción Benedictina es urgente. ¡Nuestra casa está en llamas!

 

En su libro habla de su propia conversión al cristianismo. Desde su experiencia, ¿qué impacto tiene en la vida del hombre creer en Cristo y vivir conforme a la fe cristiana?

En mi experiencia personal, Cristo me sacó del egoísmo y la disolución moral cuando era un hombre joven, a los 20 años. No era un tipo “malo” según los estándares contemporáneos, pero era egocéntrico y estaba centrado sólo en mi propio placer. ¡Estaba haciendo todo lo que la cultura post-cristiana les dice a los jóvenes que hagan! Jesús, a través de la Iglesia, me mostró un camino más difícil, sí, pero una mejor manera de vivir. Más adelante en mi vida, he enfrentado muchos desafíos; Algunos de ellos los he manejado mejor que otros, pero Jesús nunca me ha abandonado. Cuando fracasé, me ofreció misericordia, perdón y restauración. Él siempre me mostró caridad, una caridad que a veces fue difícil de recibir, porque requería morir a mí mismo.

La búsqueda de Dios ha sido una peregrinación que me ha hecho más amoroso y más humano. Sin lugar a dudas, todavía soy un pecador que necesita gracia y misericordia, y que necesita aprender a mostrar más gracia y misericordia a los demás. Pero poco a poco, el Espíritu Santo está ordenando mi propia alma y mi propia vida, y me está llevando a ser una bendición para los demás. Esto es lo que la vida en Cristo es, o debería ser, para todos nosotros. Es radical. Si nuestra fe no es más que ser consumidores de clase media en la oración, entonces no es real.

Algunas personas cometen el error que yo cometí demasiadas veces de pensar que la fe es principalmente un conjunto de proposiciones intelectuales. Más común es el error, muy extendido en nuestra era, de creer que el cristianismo es poco más que un sentimentalismo. Ambas son opciones falsas. El desafío para los cristianos de nuestro tiempo es vivir radicalmente, por lo que el Evangelio no será una fake news.

 

¿Qué impedimentos puede tener un cristiano hoy en día para que tenga que buscar una estrategia para vivir el cristianismo?

Primero, hay oposición, incluso persecución, del estado y de otras instituciones, como los medios de comunicación y las instituciones educativas. Segundo, y más importante, el individualismo radical y el consumismo de nuestra sociedad, así como nuestra obsesión con la tecnología, hacen que sea muy difícil entender qué es el cristianismo y qué requiere de nosotros. Tercero, nuestras instituciones religiosas (iglesias y escuelas) a menudo no son del todo “saludables”, falta liderazgo. Los cristianos laicos debemos asumir la responsabilidad personal de educarnos y formarnos a nosotros mismos y a nuestros hijos.

 

¿Qué comunidades u “opciones benedictinas” existen en el mundo actual y que tú conozcas?

En mi libro, escribo sobre algunas comunidades que están tratando de vivir estos principios. Desde que el libro se publicó por primera vez en 2017, he conocido muchos más, ¡suficientes como para escribir cinco libros más! Hasta ahora, el más emocionante que conozco es el de Tipi Loschi, un grupo de unas 20 familias católicas italianas que viven en una pequeña ciudad en la costa del Adriático. Comenzaron hace más de dos décadas, cuando un grupo de hombres italianos que acababan de graduarse de la universidad decidieron que querían más de su vida de fe que el mediocre y minimalista catolicismo con el que fueron educados. Se unieron en el espíritu del Beato Pier Giorgio Frassati, y del escritor católico inglés G.K. Chesterton para educarse en la fe, y para servir a los demás. Finalmente se casaron con sus novias y formaron familias. Hoy, los Tipi Loschi han creado una escuela cristiana privada (la Scuola G.K. Chesterton) y viven de muchas otras maneras una vida católica fiel y alegre. Están 100 por ciento comprometidos con la fe católica, y son los cristianos más felices y generosos que he visto. Marco Sermarini, su líder, dice que no inventaron nada; solo redescubrieron las verdades vivificantes en las tradiciones de la Iglesia. Dijo Marco: “Nos habíamos olvidado”.

 

En Marcos 16:15 Jesús dice “Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura”. En este sentido, ¿qué piensa del término que tanto se está hablando hoy en día de la necesidad de “una Iglesia en salida” que no debe encerrarse en sí misma?, ¿cree que la “Iglesia en salida” es compatible con la estrategia que usted presenta en su libro?

Si, absolutamente. Como cristianos, nunca podemos dejar de evangelizar y servir a los demás. Pero cuando salimos al mundo, tenemos que llevarle algo. No podemos dar al mundo lo que no tenemos. Los estudios demuestran que muchos cristianos de hoy son muy débiles en la fe y, de hecho, piensan que es poco más que ser amable con otras personas y ser feliz. Ser amable y feliz suele ser algo bueno, pero no es cristianismo. Si vamos a ir al mundo como portadores de Jesucristo, debemos pasar más tiempo lejos del mundo, en oración, leer las Escrituras, ir a catequesis y hacer otras prácticas que profundicen nuestro conocimiento y compromiso con la fe. No es un caso de “uno u otro”, sino de “uno y otro”.

Discurso de Rod Dreher en su presentación de «La opción benedictina»

Reciba gratuitamente nuestras noticias en su correo electrónico

RecibA en Su e-mail todas las novedades
Ha podido leer este artículo gracias al esfuerzo de quiénes hacen posible TradicionViva, un espacio de análisis y debate lejos de los dogmas de la corrección política, que se sostiene gracias a la generosidad de sus lectores. Si quiere ayudarnos puede hacer un donativo en la Cuenta 0073/0100/52/0498126649 – IBAN ES5100730100520498126649 o realizando una donación pulsando aquí. También puede colaborar remitiéndonos sus colaboraciones, reportajes, artículos de opinión, ilustraciones, reseñas de libros, noticias de tu asociación … a nuestra dirección redaccion@tradicionviva.es.

 
Tradición Viva

Tradición Viva

El digital de la Mayoría Social. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.

Añadir comentarios

Pulse aquí para comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

¡SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES Y ENTÉRATE DE TODO LO QUE SUCEDE EN LA HISPANIDAD TRADICIONALISTA!

Facebook

Publicidad