Hemeroteca - 04/04/2019

La primera obligación de un escritor es escribir lo que piensa, cueste lo que cueste. A los que prefieren mentir no les queda más opción que elegir otro oficio. El de político, por ejemplo

Recibe en tu e-mail todas las novedades