Actualidad

Un tribunal sentencia que las restricciones al aborto en Irlanda del Norte violan los derechos humanos

Ahora resulta que las leyes provida atentan a los derechos humanos.

La semana pasada una sentencia de un tribunal superior en Belfast dictaminó que las restricciones al aborto en Irlanda del Norte son una violación de los compromisos de derechos humanos, aumentando aún más la presión sobre el territorio, que es parte del Reino Unido, para eliminar la legalidad de las normas que establecen protecciones para los no nacidos.

El caso fue presentado por una mujer que había buscado un aborto después de enterarse de que su hijo nonato tenía una anormalidad fatal. Al denegar su solicitud en Irlanda del Norte, donde el aborto solo está permitido en casos de riesgo grave para la vida o la salud de la madre, viajó a Inglaterra para el aborto.

Según el juez Siobhan Keegan, la falta de una excepción por anomalías fetales fatales en la ley de aborto de Irlanda del Norte fue una violación del artículo 8 del Convenio Europeo de Derechos Humanos. Sin embargo, el tribunal no hizo una declaración formal de que la ley es incompatible con la convención debido a un proyecto de ley pendiente en el parlamento del Reino Unido que podría despenalizar el aborto en Irlanda del Norte por completo.

Independientemente del resto del Reino Unido, Irlanda del Norte ha establecido sus propias leyes sobre el aborto durante las últimas dos décadas, a través de su propia asamblea en Stormont. Sin embargo, la incapacidad de formar un nuevo gobierno desde 2017 ha dejado estancado el proceso legislativo de Irlanda del Norte. Este verano, el parlamento del Reino Unido declaró su intención de despenalizar el aborto en Irlanda del Norte si no se formaba un nuevo gobierno en Stormont antes del 21 de octubre.

Irlanda del Norte es una de las pocas partes restantes de Europa occidental con fuertes leyes pro-vida. Los grupos a favor del aborto obtuvieron una gran victoria cuando la República de Irlanda liberalizó sus leyes de aborto en 2018, y Malta y Polonia enfrentan una presión cada vez mayor para seguir su ejemplo.

En su diplomacia internacional, el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte (Reino Unido) se ha manifestado abiertamente a favor del lenguaje de «salud reproductiva» en las resoluciones de la ONU, y recientemente prometió 600 millones de libras para promoverlo en todo el mundo. En una declaración vista como una reprimenda a la postura pro-vida de Estados Unidos en la reciente apertura de la Asamblea General, el ministro de desarrollo exterior del Reino Unido declaró: «El Reino Unido está comprometido a defender y promover la salud y los derechos sexuales y reproductivos».

El Reino Unido ha recibido una fuerte presión para cambiar las leyes de aborto en Irlanda del Norte de múltiples mecanismos de derechos humanos en el sistema de la ONU. Los organismos expertos que supervisan el cumplimiento del Reino Unido con múltiples tratados de derechos humanos han instado a la despenalización, incluidos los derechos civiles y políticos, los derechos económicos, sociales y culturales, los derechos de las mujeres, la protección contra la tortura, los derechos del niño y los derechos de las personas con discapacidades Estos órganos de tratados han emitido observaciones condenando las leyes pro-vida de Irlanda del Norte un total de diez veces desde 1999, cuando el Acuerdo del Viernes Santo permitió que tales asuntos se determinen internamente en Irlanda del Norte. El Reino Unido también ha sido presionado sobre el aborto en Irlanda del Norte por otros países en el Examen Periódico Universal (EPU).

En el Wall Street Journal, Niamh Ui Bhriain señala que la legalización del aborto, y la amenaza de que sea impuesta por el Parlamento del Reino Unido en lugar de la legislatura local, no son populares entre los irlandeses del norte.

Bernie Smyth, director del grupo pro-vida irlandés del norte Precious Life, expresó su pesar por el fallo de la corte. Ella advirtió que el objetivo más amplio de este esfuerzo es la despenalización total del aborto en todo el Reino Unido, donde es nominalmente un asunto penal, aunque con amplias suficientes excepciones para el aborto es esencialmente disponibles bajo demanda.

Reciba gratuitamente nuestras noticias en su correo electrónico

RecibA en Su e-mail todas las novedades
Ha podido leer este artículo gracias al esfuerzo de quiénes hacen posible TradicionViva, un espacio de análisis y debate lejos de los dogmas de la corrección política, que se sostiene gracias a la generosidad de sus lectores. Si quiere ayudarnos puede hacer un donativo en la Cuenta 0073/0100/52/0498126649 – IBAN ES5100730100520498126649 o realizando una donación pulsando aquí. También puede colaborar remitiéndonos sus colaboraciones, reportajes, artículos de opinión, ilustraciones, reseñas de libros, noticias de tu asociación … a nuestra dirección redaccion@tradicionviva.es.

 
C-Fam

C-Fam

The Center for Family and Human Rights (C-Fam). C-Fam was founded in the summer of 1997 in order to monitor and affect the social policy debate at the United Nations and other international institutions.

Añadir comentarios

Pulse aquí para comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descarga gratuita

Boletín mensual

Recibe gratis La Tradición de la Hispanidad

Mantenemos tu datos en privado.

Síguenos

¡SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES Y ENTÉRATE DE TODO LO QUE SUCEDE EN LA HISPANIDAD TRADICIONALISTA!

Facebook

Publicidad