Miscelánea

Recuerdos carlistas del General Don León Martínez-Fortún y Erlés, Conde de San Léon, y su familia.

León Martínez-Fortún y Erlés fue preceptor del Príncipe Don Jaime de Borbón, hijo de Carlos VII.

Tras el reciente fallecimiento a la avanzada edad de noventa y ocho años de Mª Josefa de Larrucea y Samaniego, baronesa de Camporredondo y viuda del ministro de Franco José Antonio Girón de Velasco, ocurrido el pasado día 6 de mayo de 2019 en su finca pacense de Valdecaballeros se cierra un capítulo en la saga de una familia de honda raigambre carlista descendiente de León Martínez-Fortún y Erlés, nacido en Logroño el 23 de febrero de 1819 y muerto el 30 de julio 1904 en Valladolid. Este pundonoroso militar legitimista durante la Tercera Guerra Carlista (1872-1876) fue promovido al empleo de brigadier durante el sitio de Bilbao, ascendido a mariscal de campo por su actuación en la batalla de Lácar, comandante general de Álava; concluida la contienda fue nombrado preceptor del Príncipe Don Jaime de Borbón, hijo de Carlos VII y recompensado por este último con el título de Conde de San León el 4 de noviembre de 1876.

Mª Josefa de Larrucea además de ser bisnieta del General Martínez-Fortún era también sobrina carnal de Antero Samaniego y Mtnez-Fortún, leal secretario que fue de Don Jaime de Borbón, e hija de José Larrucea y Lambarri, asesinado en Bilbao a bordo del buque prisión <<Cabo Quilates>> el 31 de agosto de 1936 por milicianos republicanos junto a sus hijos Javier y Carlos, hermanos a la sazón de la extinta baronesa. Mª Josefa guardó en su domicilio de la calle Almagro 26 de Madrid con devoción los objetos carlistas heredados de sus antepasados, venerándolos como reliquias históricas y familiares. Lamentablemente sus cuatro hijos no supieron valorar la importancia que entrañaba el conjunto atesorado por su fallecida madre. Al poco de fallecer ésta deshicieron su casa y llamaron a un anticuario que les libró del lastre por una cantidad económica pactada.

León Martínez-Fortún y Erlés

Enterado el que esto suscribe de la disponibilidad en el mercado anticuario madrileño de los objetos que se ofertaban al mejor postor no hubo dudas ni tiempo que perder. Me puse inmediatamente en contacto con el comerciante que en ese momento había adquirido la mayor parte del lote después de haber pasado por diversas casas de almoneda y tratantes de obras de arte. Por fortuna conseguí rescatar dos piezas, el diente del Príncipe de Asturias engarzado en un anillo de oro y el escritorio de campaña de Carlos VII  -quizás las más interesantes- que volverán a ser referenciadas en el listado, o inventario, redactado por la baronesa en dos páginas mecanografiadas, la primera de ellas titulada “Relación de Recuerdos Carlistas y su origen” y que a continuación transcribimos literalmente respetando la ortografía y sintaxis original, aunque lo contenido entre paréntesis lo hemos añadido nosotros para facilitar una mayor comprensión global del asunto tratado.

Esta crónica estaría incompleta sin hacer referencia a una visita efectuada en septiembre de 2017 a Mª Josefa de Larrucea en su domicilio madrileño por el joven pucelano Ignacio Hernández García, incansable investigador de temas carlistas, especialmente sobre la figura de Don Jaime de Borbón, Jaime III. En el transcurso de su entrevista con la baronesa -quien le recibió postrada en la cama debido a un achaque de salud- le fueron mostrados algunas de sus preciadas reliquias permitiéndosele además tomar una serie de fotografías que amablemente nos ha cedido y que son las que ilustran algunas de las piezas aquí referenciadas. La calidad de las mismas no es óptima pues adolecen de falta de luz y espacio, además de la lógica premura con que se realizaron. En caso de no figurar ninguna foto es porque no se realizó en su momento por lo que hoy, dispersado ya el conjunto, resultará muy difícil hacernos cabal idea de la imagen que ofrecerían.

A continuación se presenta al lector la transcripción del inventario y explicación del origen de los doce objetos redactado por la baronesa de Camporredondo, pertenecientes a su familia, redactado en dos hojas mecanografiadas a una cara:

1- PENDIENTES QUE FIGURAN UNA MARGARITA.

Pertenecieron a S.M. la Reina Dª Margarita de Borbón, esposa de Carlos VII. Se los regalo (sic) a mi abuela Dª Mª de los Ángeles Martínez-Fortún y Martínez de Talavera [quien contrajo matrimonio con Antero Samaniego y Frías], cuando ésta estaba a su servicio como Dama de Honor, en París durante la guerra Carlista.

2- MEDALLÓN DE ORO LABRADO CON CUATRO DIAMANTES QUE REPRESENTA A SANTIAGO APÓSTOL.

Regalo de Dª Margarita de Borbon (sic( a mi abuela, en condiciones iguales que la anterior.

3-ROSARIO DE ONIS (sic)

Igual que los anteriores.

4- MANTILLA DE ENCAGE (sic) BLANCA DE BLONDA EN SEDA NATURAL.

Mª de los Ángeles Martínez-Fortún y Martínez de Talavera,

[Mª de los Ángeles Martínez-Fortún y Martínez de Talavera, hija del I Conde de San León, portando la mantilla con preciosa  labor de encaje en forma de margaritas, en alusión a la reina carlista]

Igual que los anteriores. Se la regaló cuando al terminar la guerra Carlista mi abuela regresó a España.

5- IMAGEN DE LA VIRGEN DE LOURDES.

Durante la guerra carlista y estando mi abuela como ya he referido, de Dama de Honor de S.M. la Reina Dª Margarita de Borbon (sic) en París, mi bisabuela [Josefa Martínez de Talavera y Pereira] estando su esposo el General D. León Martínez-Fortún y Erles (sic), Conde de San León, en los campos de batalla y de Ayudante de Campo de S.M. Carlos VII, ésta enfermó gravemente. En París S.M. la Reina y mi abuela hicieron una novena a esta imagen, y cuando mi bisabuela falleció la Reina se la regaló a mi abuela Dª Mª de los Ángeles Martínez-Fortún.

6- SORTIJA DE ORO, PORTADORA DE UN DIENTE.

Al terminar la guerra Carlista, el Rey D. Carlos VII se llevó a París con él a mi bisabuelo el Con (sic) de San León, con la misión de vivir el Palacio y actuar como Ayo-Preceptor de su hijo el Príncipe D. Jaime de Borbon (sic) y Borbón, cargo que ejerció hasta que D. Jaime cumplió los siete años en que ingreso (sic) interno en los Jesuitas de París. Por estas fechas al Príncipe D. Jaime se le cayó su preimer (sic) diente y la Reina Dª Margarita, su Madre, se lo regaló a mi Bisabuelo D. León M-Fortún y éste mandó hacer la sortija.

Diente de Don Jaime engarzado en anillo de oro por el General León Martínez-Fortún.

Actualmente la pieza se exhibe junto al retrato del Príncipe de Asturias pintado por Vicente Palmaroli. Ambas piezas del que sería Jaime III forman exquisito conjunto en la residencia del marqués de Jaureguizar.

7- CHAPA REDONDA TRABAJO DE EIBAR.

Esta chapa con el anagrama de Carlos VII, fue la que llevaba en la boina roja durante la guerra Carlista mi bisabuelo, D. Leon (sic) Martínez-Fortún y Erles (sic), General Carlista, Ayudante de Campo de S.M. el Rey D. Carlos VII, Gobernador General de Alava (sic), Ayo-Preceptor del Príncipe D. Jaime de Borbon (sic) y Borbon (sic), hijo único [varón] de Carlos VII.

8- ARCA DE MADERA, CON LAS INICIALES EN MARQUETERÍA DEL Gral. FORTUb (sic).

Este pequeño baúl fue el que llevo (sic) durante toda la guerra carlista mi bisabuelo, el General D. Leon (sic) M-Fortun (sic).

9- BOTON (sic) GRIS DE SEDA.

Perteneció al uniforme de Coronel [realmente corresponde al grado de capitán] del Regimiento de Usares (sic) de Grofno [Húsares de Grodno]; ruso al que pertenecio (sic) durante la guerra ruso japonesa [de 1904]. Al finalizar la misma todas las insignias de su guerrera las repartió como recuerdos entre los que nos encontrábamos en esos momentos con él en el castillo de Frosdorf [Frohsdorf], en el que habitualmente habitaba D. Jaime de Borbon (sic), y en el que yo estuve de gentil-hombre de Camara (sic) de príncipe. (nota que se encontraba en el paquete de letra de tio Antero [Samaniego y Martínez-Fortún, tío materno de la baronesa y secretario que fue de don Jaime].

10- MONEDA DE COBRE

Esta moneda de cobre tiene la efigie del Rey Carlos VII (Carlista). Circuló por todo el territorio Navarro conquistado por el (sic) durante la guerra.

11- CAJA ESCRITORIO.

Esta caja escritorio con trabajo de Eibar, fue un regalo que el pueblo de Eibar le hizo al Rey D. Carlos VII durante la campaña. Al finalizar la misma el Rey se la regaló a mi bisabuelo que se encontraba de ayudante suyo. Es muy baliosa (sic), pues en su interior tiene unos cajoncitos secretos, por si caía en manos enemigas.

Uno de los tinteros del escritorio de campaña de Carlos VII

12- SABLE CON ADORNOS DE EIBAR.

Este sable se lo regaló el pueblo de Eibar a mi bisabuelo el General D. Leon (sic) M-Fortún y Erles (sic), Conde de San Leon (sic), siendo éste Gobernador Militar de la provincia de Alava (sic). Esta (sic) grabado con su nombre y la fecha.


Reciba gratuitamente nuestras noticias en su correo electrónico

RecibA en Su e-mail todas las novedades
Ha podido leer este artículo gracias al esfuerzo de quiénes hacen posible TradicionViva, un espacio de análisis y debate lejos de los dogmas de la corrección política, que se sostiene gracias a la generosidad de sus lectores. Si quiere ayudarnos puede hacer un donativo en la Cuenta 0073/0100/52/0498126649 – IBAN ES5100730100520498126649 o realizando una donación pulsando aquí. También puede colaborar remitiéndonos sus colaboraciones, reportajes, artículos de opinión, ilustraciones, reseñas de libros, noticias de tu asociación … a nuestra dirección redaccion@tradicionviva.es.

 

Iñigo Perez de Rada y Cavanilles

Añadir comentarios

Pulse aquí para comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descarga gratuita

Boletín mensual

Recibe gratis La Tradición de la Hispanidad

Mantenemos tu datos en privado.

Síguenos

¡SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES Y ENTÉRATE DE TODO LO QUE SUCEDE EN LA HISPANIDAD TRADICIONALISTA!

Facebook

Publicidad