Opinion

¡Qué vienen los rojos!

No es de extrañar que hasta las relaciones internacionales se hayan visto afectadas por el giro estalinista.

La llegada del comunismo aburguesado al poder por primera vez en la historia de España no es una broma, ya es una realidad factible que pone en riesgo terminal la unidad de la nación, tras el veloz preacuerdo en menos de 48 horas entre el Partido Socialista y la formación Podemos de extrema izquierda, financiada con el dinero bolivariano de Maduro y otros regímenes comunistas.

Todo aquel que sea de derechas, católico o simplemente un liberal convencido, ahora mismo está en serio peligro, más aún, si finalmente se lleva a la práctica un gobierno socialcomunista que ya está en marcha y ha puesto el acelerador ante el avance de la derecha, porque la izquierda radical no tolera los pensamientos opuestos y por lo tanto los intenta combatir si puede mediante el terrible genocidio de las naciones. De hecho, a los ejemplos me remito, se están produciendo profanaciones de tumbas, intransigentes asaltos de iglesias y ataques selectivos de bolcheviques y anarquistas a patriotas españoles en medio de un contexto político, social y económico muy grave. Un ambiente guerracivilista únicamente comparable a los años más oscuros de la Segunda República.

No es de extrañar que hasta las relaciones internacionales se hayan visto afectadas por el giro estalinista, en el que España podría tener sanciones de Estados Unidos, precisamente por los vínculos tan estrechos e indiscretos que se han realizado con las dictaduras cubana, venezolana y nicaragüense, donde se ha llegado a un desequilibrio extremo y se han impuesto regímenes totalitarios, en los que se vulneran continuamente DDHH y se excluye a la oposición del lugar que realmente les corresponde. No olvidemos que en la patria española se han excluido incluso ya temas políticamente incorrectos, que contenían problemáticas reales y no se atendían  por culpa de intereses ajenos de personajes como el lobby George Soros. Sin embargo, España está despertando ante todo este panorama histórico y transcendental para el presente y futuro de la nación, a sabiendas de lo importante que es estar unidos frente al golpismo separatista que quiere partir a cachos el país en estos momentos cruciales y que pasarán sin la menor duda a los libros del mañana como algo que seguramente no deberíamos haber llegado jamás, dado que se podía evitar incuestionablemente.

No obstante, la esperanza es que España ha superado cosas peores y de está saldrá, pero costará sangre, sudor y lágrimas pasar la página de este gran embrollo en el que nos hemos metido todos los españoles para bien o para mal.

Reciba gratuitamente nuestras noticias en su correo electrónico

RecibA en Su e-mail todas las novedades
Ha podido leer este artículo gracias al esfuerzo de quiénes hacen posible TradicionViva, un espacio de análisis y debate lejos de los dogmas de la corrección política, que se sostiene gracias a la generosidad de sus lectores. Si quiere ayudarnos puede hacer un donativo en la Cuenta 0073/0100/52/0498126649 – IBAN ES5100730100520498126649 o realizando una donación pulsando aquí. También puede colaborar remitiéndonos sus colaboraciones, reportajes, artículos de opinión, ilustraciones, reseñas de libros, noticias de tu asociación … a nuestra dirección redaccion@tradicionviva.es.

 

Descarga gratuita

Boletín mensual

Recibe gratis La Tradición de la Hispanidad

Mantenemos tu datos en privado.

Síguenos

¡SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES Y ENTÉRATE DE TODO LO QUE SUCEDE EN LA HISPANIDAD TRADICIONALISTA!

Facebook

Publicidad