Connect with us

¿Qué deseas buscar?

Historia

La verdad sobre la Operación Félix

¿Cómo se puede ser uno de los oficiales más importantes del Tercer Reich y, a la vez, un ferviente oponente de los nazis?

Mapa de la "Operación Félix" | Fuerza Naval

El admirante Wilhelm Canaris es un persona extremadamente enigmático. ¿Cómo se puede ser uno de los oficiales más importantes del Tercer Reich y, a la vez, un ferviente oponente de los nazis? ¿Cómo puedes administrar la inteligencia y contrainteligencia militar así como torpedear algunos de los planes de Hitler? Estas contradicciones pueden ser irreconciliables, pero en esos impredecibles tiempos no lo eran.

Canaris debe su rápida carrera, en principio, a talentos organizativos e inteligencia. Lo demostró antes, porque durante la I Guerra Mundial, cuando sirvió en la Armada y la inteligencia militar. En Alemania, se hizo famoso, especialmente, por sus escapadas de los cautiverios que, para enfado de los británicos, no solo le permitieron perdonar su vida (fue condenado a muerte), sino que también demuestran su astucia e imprudencia. En cambio, el periodo de entreguerras ha revelado su titánico trabajo para Alemania. Todas esas cualidades le permitieron, el 1 de enero de 1935, tomar las riendas de la Abwehr.

Durante la II Guerra Mundial, el destino del mundo entero y Europa podría haber sido diferente, si no hubiera sido por una historia extremadamente importante pese a ser ampliamente desconocida. Para tratar de entenderlo, hemos de mencionar dos eventos previos. Primero, que Canaris y el general Franco se conocieron años antes (desde 1935 eran básicamente amigos). Segundo, el amor del almirante a España.



Publicidad.

Tras la caída de Francia, en el verano de 1940, Gran Bretaña era el único valioso oponente al III Reich en Europa. Los alemanes se estaban preparando no solo para atacar la isla, sino también para conquistar Gibraltar (“Operación Félix”). La expulsión de los aliados no solo habría atacado en gran medida los contactos de Gran Bretaña con partes remotas de su Imperio, no solo para debilitarlos en Oriente Medio, sino que, sobre todo, hubiera sido equivalente a ganar control sobre el Mediterráneo y en las futuras escalas basculantes de victoria en la campaña de los africanos germano-italianos de captura de Egipto y el norte de Irak y, en consecuencia, de ataque de la Unión Soviética desde la zona caucásica. Para asesorar la posibilidad de un ataque, Canaris viajó a España en el verano y a finales de 1940. Como militar experto, no solo se dio cuenta de lo que era necesario para esta situación en cuestiones militares. Era consciente de que este ataque solo tendría lugar, probablemente, si España entrara en la guerra. Como enemigo de Hitler pero, a su vez, jefe de la inteligencia militar, tuvo dos caras y actuó en conformidad con la situación.

Por una parte, estuvo bastante implicado en la preparación de planes de captura de Gibraltar para preparar informes, penetrando en el área y dirigiendo inspecciones. Incluso se especula que Canaris estuvo detrás de las incursiones francesas en el puerto. Él estaba, de hecho, en el centro de las preparaciones.

Por otra parte, siendo esto lo más interesante, el almirante estaba preparando a las altas autoridades españolas para una conversación con Hitler y su entorno. Esperaba que el Führer hablaría sobre superioridad militar, conquistando Gran Bretaña, devolviendo Gibraltar a España y enviando alimentos. Las respuestas del general Franco fueron extremadamente atinadas. El caudillo preguntó a Hitler sobre algunos tipos de pistolas especiales que serían necesarias para el asedio de Gibraltar, sabiendo que el calibre de este arma no estaba disponible en el Imperio debido a un repentino fallo en la producción. También demandó obuses de multi-calibre la defensa de la costa en caso de un contraataque (esto tampoco lo tenían los alemanes). Cuando Hitler cuestionó ese escenario, Franco había empezado a hablar sobre el apoyo americano a los británicos. El Caudillo también tenía que empatizar con la desproporcionada miseria de los contingentes de comida alemanes en España, tras la terrible destrucción durante la Guerra Civil. Este se mantuvo en silencio respecto a otros argumentos (o jugaba con los tiempos). Por supuesto, conocía, por parte de Canaris, que si este tema se posponía a la primavera de 1941, desaparecería para siempre ya que Hitler estaría absorbido en la guerra con la Unión Soviética.



El almirante no dejó ninguna pista a quienes pudieran conspirar contra él, ya que había transmitido todo verbalmente. Había dado valiosos consejos a los españoles, tales como, por ejemplo, el mantenimiento de las carreteras en pésimas condiciones ya que así, Alemania vería en qué medida estaban preparados para la guerra.

Publicidad.

Esta conversación tuvo lugar durante el encuentro clave que mantuvieron Franco y Hitler en Hendaya (Francia), el 23 de octubre de 1940. Antes de ello, el Führer estaba convencido de que España se sumaría al Eje. Lo mayor fue su sorpresa, que resultó en resentimiento y rabia cuando encontró tal sabiduría pero, al mismo tiempo, resolutiva y dura resistencia. Tras la reunión, incluso dijo que preferiría “arrancarse cinco dientes que tener una discusión, de nuevo, con el Caudillo”.

Obviamente, esta reunión no fue el único contacto diplomático entre ambos países sobre el ataque de Gibraltar y la alianza militar. Negociaciones a varios niveles tuvieron lugar, con una particular intensidad, en la segunda mitad de 1940 y los comienzos de 1941. Empero, nunca hubo una oportunidad de éxito. Pese a las presiones, España no se sumó al Eje y su territorio resultó ser una importante parada en la ruta de los mensajes que la Abwehr transmitía a los Aliados.

El almirante Wilhem Canaris desempeñó un rol clave en las relaciones hispano-germanas durante la II Guerra Mundial, que fue resumido por el general Muñoz Grande, quien informó al SD en Berlín de que él fue responsable de parar a Franco a la hora de participar en la guerra.

Publicidad.
Dejar un comentario

Deja un comentario

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

Advertisement

Revista Soberanía Social

Revista cuatrimestral de pensamiento. Gratuita en pdf
Mantenemos tu datos en privado.

Donar

Tradicion Viva es un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política, que se sostiene gracias a la generosidad de sus lectores.

Advertisement
Advertisement
Advertisement

Historia

Debemos, primero a Semmelweis y después a Pasteur y Koch, las medidas que proponemos en contra del coronavirus SARS-CoV-2.

Análisis

El papel de los videojuegos como agente mediador entre el pasado y el presente, con capacidad para conformar y consolidar identidades nacionales, apenas ha...

Cultura

El misterio del origen de los protoindoeuropeos continúa siendo un enigma, pero quizás no tan indescifrable tras la lectura de este libro.

Historia

La traición es y existe. A veces puede ser sofisticada, escudarse paradójicamente en la propia democracia o en la libertad de pensamiento.

Advertisement

Copyright © 2020. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.