Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Actualidad

Nueva Zelanda aprueba el aborto

El miércoles 18 de marzo, el parlamento de Wellington aprobó una enmienda a las disposiciones legales vigentes, presentada por el gobierno de centro izquierda bajo de la primera ministra Jacinda Ardern.

Imagen con licencia Pixabay

Los obispos católicos de Nueva Zelanda reaccionaron a la enmienda a las leyes de aborto aprobadas por el Parlamento con “gran decepción”. “La nueva ley ya no reconoce los derechos del feto”, dijo el jueves una declaración emitida por la Conferencia Episcopal de Nueva Zelanda. “Afirmar que el feto no es una entidad legal ignora la realidad de que genéticamente ha surgido una vida humana única que no es ni la de la madre ni la del padre”, continuaron los obispos.

El miércoles por la noche, el parlamento de Wellington aprobó una enmienda a las disposiciones legales vigentes, presentada por el gobierno de centro izquierda bajo la primera ministra Jacinda Ardern, con 68 votos a favor, y 51 en contra. Según la reforma, la matanza prenatal de niños ya no contará como delitos penales y puede llevarse a cabo hasta la semana 20 de embarazo sin requisitos legales. Tampoco existe la obligación de que las mujeres embarazadas busquen asesoramiento antes del procedimiento, lo cual es fatal para el niño.

Fue concedida libertad individual para la votación, aunque la mayoría del gobierno rechazó una solicitud del partido del gobierno que había pedido que se votara por grupos.

El aborto en Nueva Zelanda estaba estrictamente prohibido por la ley actual. La ley preveía excepciones cuando dos médicos independientes comprobaban que las embarazadas pudieran sufrir daños físicos o mentales graves. El aborto también se considera legal si el niño era diagnosticado con discapacidad severa. Los médicos que violaban las disposiciones legales se enfrentaban a prisión de hasta 14 años. Sin embargo, la ley nunca se aplicó.

Publicidad.

La liberalización del aborto fue una de las promesas electorales clave hechas por el Primer Ministro Ardern. Después de aprobar el Parlamento, el Secretario de Justicia Andrew Little dijo: “Desde hoy, los abortos se tratan adecuadamente como problemas de salud”.


Te necesitamos

Somos un espacio de análisis y debate lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar remitiéndonos tus artículos, reseñas de libros, noticias de tu asociación … a nuestra dirección redaccion@tradicionviva.es, o haciendo una DONACIÓN.

 

Te puede interesar:

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

Publicidad

Revista Soberanía Social

Reciba gratuitamente la revista cuatrimestral "Soberanía Social", y semanalmente la selección de artículos del editor.

Podcast

Publicidad
Publicidad

LIBRO

Carlismo para principiantes
Publicidad

Actualidad

Los Estados Unidos objetaron a la inclusión del término y rechazaron la noción de un derecho internacional al aborto.

Actualidad

Francia y el Reino Unido se encuentran entre las naciones de Europa occidental que han ofrecido abortos legales bajo demanda durante décadas, y han...

Videos

Activistas estudiantiles de la TFP organizan una concentración divulgativa en un campus universitario estadounidense.

Actualidad

5 laboratorios habrían desarrollado vacunas contra el coronavirus que contendrían células de bebés abortados

Publicidad

Copyright © 2020. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.