Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Tradición Viva

Análisis

Derechos naturales violados por las cuarentenas de sanos

Son numerosos los derechos naturales que violan las medidas de aislamiento social que han impuesto en numerosos países.

Imagen con licencia Pixabay

Para analizar los derechos naturales violados por las cuarentenas de sano que se han implementado en numerosos países a lo largo del mundo con el pretexto de la pandemia por coronavirus tomaré la declaración de derechos fundamentales que hacen el Papa Pío XI en su encíclica Divini redemptoris (1937) y el Papa Pío XII en su radiomensaje de Navidad del año 1942. El primer derecho que voy a analizar es el siguiente:

1° El derecho a conservar y desarrollar la vida corporal, intelectual y moral.

Este es un triple derecho, tenemos por un lado el derecho a la vida física, por otro a la vida intelectual y por último la vida del alma, la espiritual o moral. Vayamos viendo uno por uno. El derecho a conservar la vida física lo voy a analizar junto con el derecho a la integridad corporal. Estos derechos son vulnerados por las cuarentenas extremas porque las mismas le impiden a mucha gente trabajar y hacen caer la economía, pudiendo generar hambre e indigencia. La indigencia es una forma muy grave de atentar contra la vida física y la integridad corporal, pudiendo llegar a la muerte, como de hecho ocurre. A su vez se atenta contra el derecho a la integridad física debido a que hubo enfermos que no pudieron seguir sus tratamientos. Ahora veamos el derecho a conservar y desarrollar la vida intelectual. Este también se ve afectado por el aumento de la pobreza y la indigencia, ya que los pobres tienen menos posibilidades de ocuparse de su vida intelectual. Además se ve afectado por el cierre de bibliotecas y la imposibilidad de importar libros de otros países.

Por último veamos el derecho a conservar y desarrollar la vida moral. Este derecho también se ve vulnerado por las cuarentenas extremas ya que cierto bienestar material es muy favorable para el ejercicio de las virtudes cristianas, tal como lo enseñó el Papa Pío XI en su encíclica social Quadragesimo anno (1931), y las cuarentenas extremas de sanos y enfermos generan pobreza e indigencia, dificultando el desarrollo de las virtudes morales. Hay que decir que este derecho es más sagrado que el derecho a la vida física, como lo demuestra el principio de la supremacía de lo espiritual sobre lo material.

2° Derecho a los medios necesarios para la existencia.

Publicidad.

Estos medios son fundamentalmente el alimento, el vestido y la vivienda. Las cuarentenas cavernícolas, al impedir trabajar a mucha gente y atentar contra los ingresos económicos de las personas, reducen su capacidad de adquirir o conservar estos bienes fundamentales.

3° Derecho a la propiedad.

Las cuarentenas, al producir pobreza atentan contra la posibilidad de conservar los propios bienes durables y no durables.

4° Derecho al uso de la propiedad.

Publicidad.

Este derecho se ve vulnerado por ejemplo cuando a una persona que es dueña de un local comercial, le impiden su uso.

5° Derecho de trabajar.

Prohíben muchas actividades económicas lícitas. El trabajo es el medio indispensable para el mentenimiento de la vida familiar, por lo cual, impedir su ejercicio, vulnera muchos otros derechos fundamentales. ¡Todo trabajo es esencial para aquel que vive de él! ¡Prohibir trabajar es un crimen imperdonable! Además todo trabajo constituye un aporte al bien común.

6° Derecho a la educación.

Publicidad.

En muchos países se han cerrado durante meses las escuelas, quedando solo una educación a distancia siendo que esta es mucho más precaria y además hay muchos niños y jóvenes que no cuentan con conectividad a internet. Violar este derecho también vulnera el ya mencionado derecho a conservar y desarrollar la vida intelectual.

7° El derecho al matrimonio y a la obtención de su fin.

La pobreza, por dificultar la virtud, puede dificultar fundar la familia en el matrimonio, pero en caso de que las personas se casen igual, siendo pobres o teniendo menos ingresos se dificulta obtener el fin del matrimonio el cual es la procreación y educación de la prole. Por verse afectada la vida intelectual por la pobreza, educar bien a los propios hijos puede no ser posible.

8° El derecho a la sociedad conyugal y doméstica.

Publicidad.

Lo doméstico tiene que ver con el hogar, es decir, la casa. Si por la prohibición de trabajar o la caida de la economía generada por la cuarentena no se tiene una casa no se puede satisfacer este derecho.

9° Derecho al culto de Dios, privado o público, comprendido en él el ejercicio de la acción caritativa religiosa.

En muchos países se han prohibido las misas, esto atenta contra el derecho al culto público de Dios y a su vez, contra el derecho a la acción caritativa religiosa, ya que ofrecer misa y dar el sermón u homilía es un acto de caridad, y también asistir a misa es una acción caritativa, porque la misa se ofrece por distintas intenciones. Hay que tener en cuenta que la santa misa es el mayor acto de culto a Dios que existe, y que su contribución al bien común es inconmensurable. Además, por prohibir o restringir la circulación y la entrada a cárceles y hospitales, también se atenta contra el ejercicio de la acción caritativa religiosa. Repasemos algunas de las obras de misericordia corporales: visitar a los enfermos (en hospitales y clínicas no se puede hacer), dar de comer al hambriento, dar de beber al sediento, vestir al desnudo (de estos tres, la restricción a la circulación los dificulta, lo mismo que las reglas de distanciamiento social) y visitar al que está preso (no permitido). Y con respecto a las obras de misericordia espiritual, varias de ellas pueden requerir circular y ponerse en contacto con el prójimo, por lo cual, las reglas de distanciamiento social y la regulación del derecho de circulación y de reunión puede atentar contra ellas. La prohibición del derecho de reunión también puede afectar todas estas acciones caritativas porque impide organizarse grupalmente para llevarlas a cabo. La vulneración del derecho al culto de Dios y la acción caritativa religiosa junto con la vulneración al derecho a la vida moral, constituye un atentado gravísimo contra el bien de las almas, valor de orden superior. Este noveno derecho de que tratamos también es más sagrado que el derecho a la vida física, el cual es el primer derecho humano por ser el fundamento sin el cual no puede existir ningún otro, pero no es el más importante. Esto es como los sacramentos, el primero es el bautismo, por ser la puerta de entrada a la vida sacramental, pero el más sacrosanto es la Eucaristía.

10° El derecho de tender a su último fin por el camino que Dios le ha señalado.

Publicidad.

Dado que se violan todos los derechos antes mencionados, se viola también este derecho importantísimo para el bien común rectamente entendido.

11° Derecho de circulación.

Se ha restringido o prohibido la circulación en muchos países, generalmente con arreglo a horarios. También se han cerrado las fronteras durante largos períodos, quedando ciudadanos varadoa en el exterior. Por afectar este derecho se han separado familias.

Puede haber otros derechos naturales vulnerados y puede haber muchas otras formas en que las cuarentenas atropellan estos derechos. Pero como se puede ver, son numerosos los derechos naturales que violan las medidas de aislamiento social que han impuesto en numerosos países. Y hay que decir que las leyes que no se conforman con el derecho natural o se oponen a él, deben ser desobedecidas. Como decía Santo Tomás de Aquino, Lex iniusta non est lex (Una ley injusta, no es ley). Las leyes injustas son solo violencia y no tienen autoridad. Pero los defensores de estas medidas de aislamiento aducen que el primer derecho humano es el derecho a la vida, y que como el virus puede matar a mucha gente, tiene fundamento cuarentenar a todo el mundo. Para refutar esto lo primero que voy a decir es que las cuarentenas de sanos violan derechos que están por encima del derecho a la vida física, como son el derecho a conservar y desarrollar la vida moral y el derecho al culto de Dios y a la acción caritativa religiosa. En realidad, la justa libertad (no el libertinaje) es un derecho que está por encima del derecho a la vida física, porque sin libertad la vida no es nada, no se puede hacer la Voluntad de Dios. En segundo lugar, para refutar el argumento de que la protección del derecho a la vida física justifica confinar a todo el mundo, diré que estos aislamientos, al igual que el Covid, también atentan contra la vida física. Por ejemplo en Argentina, mi país, con una de las cuarentenas más largas del mundo, se generó un millón de nuevos indigentes en 2020, atentando gravemente y de modo masivo contra el quinto mandamiento, no matarás, y contra el derecho a la vida. Un millón supera ampliamente el número de muertos por coronavirus. Muchos de los indigentes mueren de hambre o por patologías ocasionadas por la desnutrición. Por lo cual, el derecho a la vida física está del lado del no cierre de la economía, no del cierre. No se puede matar de hambre a la población para protegerla de un virus con una tasa de mortalidad baja. Lo tercero que voy a decir, es que el fin no justifica los medios, que las medidas deben ser proporcionadas. No se pueden eliminar todos los derechos en virtud de uno de ellos y menos aún cuando ese mismo derecho que se dice defender está siendo afectado masivamente. Lo cuarto que voy a decir es que es antihistórico, nunca en la historia de la humanidad se cuarentenó a los sanos, siempre se aisló a los enfermos. Lo quinto que voy a decir es que en muchos de estos países se ha legalizado el aborto de manera que es una contradicción total después decir que quieren cuidar la vida aislando a todos. Lo sexto que voy a decir es que como dice San Pablo “para mí el vivir es Cristo, y el morir ganancia” (Filipenses 1, 21), de manera que los santos, que representan la correcta escala de valores, no tienen miedo de morir. De hecho, a lo largo de la historia cuando ha habido pandemias o ante los enfermos de cualquier clase, los santos arriesgaban su vida para ayudarlos. De manera que aislarse para no morir no es una actitud cristiana. El cristiano huye de los que matan el alma, los herejes, pero no cuida de su vida física como si fuera su máximo tesoro. Por último voy a responder con datos, no con argumentos filosóficos o teológicos. En Brasil, con un presidente anticuarentena, el porcentaje de muertos es 0,210%, y en Argentina con un presidente fanático de las cuarentenas extremas, es 0,165%. Como se puede ver, la diferencia es pequeña. Aclaro que manejo los datos oficiales sin plantearme la validez de los test ni nada de eso. Si Argentina tuviera el porcentaje de muertos por Covid que tiene Brasil, tendría 92.400 muertos por esa causa. Y Argentina tiene 72.699 muertos por Covid, casi no hay diferencia, y la Argentina tiene un millón de nuevos indigentes (13,7 veces más que muertos por Covid), contra cuyo derecho a la vida se está atentando gravemente. De manera que se atenta más contra el derecho a la vida física con cuarentena que sin ella. Pero además pensemos en el enorme daño al bien común por atentar contra el derecho a conservar y desarrollar la vida intelectual y moral, el derecho a los medios necesarios para la existencia, el derecho a la propiedad y su uso, el derecho a trabajar, a la educación, al matrimonio y a la obtención de su fin, a la sociedad conyugal y doméstica, al culto de Dios y a ejercer la acción caritativa religiosa, a tender a su último fin por el camino que Dios le ha señalado, y el derecho de circulación. De manera que el daño al bien común es mayor con cuarentena de sanos y enfermos que sin ella, ¡y esa debe ser la medida y el criterio!

Publicidad.

Vale la pena señalar que los derechos humanos naturales constituyen verdaderas prerrogativas que tienen las personas, no pueden ser violados gratuitamente.

Para finalizar diré que, aislar a los enfermos es una medida sanitaria, aislar a los sanos es una tiranía.

COMPARTE:


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 10.000.000 de páginas vistas en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en:

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Te puede interesar:

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicidad

NUESTROS LIBROS

Revista gratuita

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.

Agenda

No hay próximos eventos actualmente.

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

RAFAPAL: EL CARLISMO

Publicidad

Opinión

¿Cómo ponen los enemigos de Dios en marcha sus acciones?

Análisis

Los supuestos científicos, políticos y medios de comunicación ya estaban combinando el "cambio climático" con Covid y están interviniendo nuestras cuentas bancarias.

Opinión

La revolución ha borrado los conceptos naturales de patria, familia, ley natural, individuo como creación de Dios.

Actualidad

Al parecer, West Point planea reunir a todos los cadetes que se niegan a recibir la vacuna y transferirlos a una sola compañía o...

Publicidad

Copyright © 2021. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.

Boletín gratuito

Reciba en su correo nuestro boletín digital

(tras cumplimentar el formulario le enviaremos un correo para que confirme la suscripción)

Holler Box