Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Tradición Viva

Análisis

Una reflexión sobre el progreso técnico y tecnológico en base a la DSI

El progreso técnico y tecnológico no es un fin en sí mismo, debe estar ordenado y subordinado al bien común.

El progreso técnico y tecnológico no es un fin en sí mismo, debe estar ordenado y subordinado al bien común (cf. S. S. Pío XII, Oggi, 1 de septiembre de 1944). Todas las actividades humanas deben tener a Dios como fin supremo y utilizar las cosas creadas, inclusive la tecnología, como medio para ello, medios de los cuales se ha de usar nada más que en la medida en que lleven a la consecución del fin supremo (cf. S. S. Pío XI, Quadragesimo anno, 15 de mayo de 1931, # 136). Esto implica que todos deben evitar el laicismo en sus actividades, teniendo una mirada teológica de las mismas. De esta manera la tecnología ocupará el lugar que justamente le corresponda a la vez que se restaurará la vida rural. Para que todas las actividades humanas tengan a Dios como fin, se debe restaurar el orden religioso, moral y social. Ese debe ser el fin, no el progreso tecnológico. De esa manera la tecnología se integrará armónicamente en la vida social y no será causa ni de desempleo, ni de descristianización, ni de deshumanización. 

Esto se relaciona con lo enseñado en las siguientes dos declaraciones papales, de que el progreso técnico (y por extensión, el tecnológico), no debe ser utilizado únicamente de un modo egoísta para aumentar lo máximo posible las ganancias, sino que se lo debe poner al servicio de la justicia social y el bien común:

«No tener, en el uso de los progresos técnicos [y tecnológicos], como único punto de mira la mayor ganancia posible, sino ayudarse de los frutos que de ellos se logran para mejorar las condiciones personales del obrero, para hacer menos ardua y dura su fatiga y reforzar los vínculos de su familia en el terreno en que habita, en el trabajo de que vive.» (S. S. Pío XII, La vostra gradita presenza, 13 de junio de 1943, # 11)

🔔Evite la censura de Internet suscribiéndose a nuestro Telegram (pulse aquí)🔔

«Y no se diga que el progreso técnico [y tecnológico] se opone a un régimen tal [un régimen justo] y arrastra en su corriente irresistible toda la actividad hacia haciendas y organizaciones gigantescas, frente a las cuales un sistema social fundado sobre la propiedad privada de los individuos tiene inevitablemente que fracasar. No; el progreso técnico [y tecnológico] no determina, como un hecho fatal y necesario, la vida económica. Este se ha inclinado dócilmente con exceso de frecuencia ante las exigencias de los cálculos egoístas, ávidos de aumentar indefinidamente los capitales; ¿por qué, pues, no ha de plegarse también ante la necesidad de mantener y de asegurar la propiedad privada de todos, piedra angular del orden social? Ni siquiera el progreso técnico [y tecnológico], como hecho social, debe prevalecer al bien general, sino, por el contrario, estar ordenado y subordinado a éste.» (S. S. Pío XII, Oggi, 1 de septiembre de 1944, # 31)

Publicidad.

Si las personas persiguen a Dios como fin supremo en todas sus actividades, no serán egoístas, y de esa manera, no solo utilizarán la tecnología solo en la medida que sea útil para alcanzar el fin supremo, sino que no la utilizarán de modo egoísta, por el contrario la pondrán al servicio del bien común y la justicia social, cumpliendo lo enseñado por Pío XII en las dos declaraciones citadas, donde dice que los progresos técnicos deben ser utilizados para mejorar las condiciones del obrero y para lograr la propiedad privada de todos (el acceso de todos a un patrimonio propio), dos puntos que hacen al bien común y la justicia social. Para que todos persigan a Dios como fin supremo en sus actividades, es decir, para que eviten el laicismo en sus actividades, se debe evitar el laicismo en el Estado, es decir, se debe instaurar un Estado católico, fundado sobre los principios del derecho constitucional católico tal como fue expuesto en el artículo, “Explicación y fundamentación de los principios del derecho constitucional católico”. El Estado católico pone remedio al egoísmo, que hace un mal uso de la tecnología, y decreta la caridad, que es la virtud que debe guiar el uso de la tecnología. 

Puede leer:  El movimiento transgénero es una pesadilla viviente

Para que la sociedad pueda dominar y dirigir los progresos técnicos y tecnológicos y hacer que los mismos aporten los beneficios a que están llamados según los designios del Creador, es necesaria una fuerte religiosidad que lleve al temor de Dios, la observancia de sus preceptos y la estima de lo espiritual y eterno sobre lo material, todo lo cual solo puede darse plenamente en un Estado católico, en cambio en un Estado laico los mencionados progresos se saldrán de control y serán instrumento terrible de injusticia, de esclavitud y de crueldad (cf. Pío XII, Nel vedere,  12 de septiembre de 1948, # 13). En otras palabras, para que sea conscientemente observada por todos la escala de valores establecida por el Creador y Redentor, según la cual, la materia no domina sino que sirve, y para que los progresos técnicos y tecnológicos se subordinen, según la divina voluntad, a la dignidad, la libertad, la paz, y la felicidad terrena y eterna del hombre, es preciso que todos vivan con fervor la fe católica, lo cual no se puede dar plenamente más que en un Estado católico (cf. Ibíd. # 14).

Como conclusión podemos decir que, para domar los progresos técnicos y tecnológicos y compaginarlos con el bien común, (progresos como la robótica, la digitalización y la inteligencia artificial), hay que restaurar el orden religioso, moral y social e instaurar un Estado católico, solo así se puede evitar que los avances técnicos y tecnológicos prevalezcan al bien común, es decir, que traigan problemas y perjuicios graves. 

COMPARTE:

Publicidad.

EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 10.000.000 de páginas vistas en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en:

Puede leer:  El islamismo y la libertad, igualdad e integridad de España

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Te puede interesar:

🔔Evite la censura de Internet suscribiéndose a nuestro Telegram (pulse aquí)🔔

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicidad

NUESTROS LIBROS

Revista gratuita

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.

Agenda

  1. Rosario Reparador por España

    octubre - 30 - 11:30 - 12:00

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

Actualidad

La reina Isabel II recibió en el Castillo de Windsor a los dueños y CEOs de corporaciones globales, destacando entre ellos el magnate informático...

Actualidad

El condado de Waterford tiene las tasas de vacunación de adultos más altas de Irlanda con un 99% o más.

Análisis

El éxito puramente material no es verdadero éxito porque el hombre es unión sustancial de cuerpo y espíritu.

Videos

Esta red internacional persigue abiertamente varios de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (también conocidos como Agenda 2030)

Publicidad

Copyright © 2021. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.

Boletín gratuito

Reciba en su correo nuestro boletín digital

(tras cumplimentar el formulario le enviaremos un correo para que confirme la suscripción)

Holler Box