Connect with us

¿Qué deseas buscar?

Miscelánea

Monarquía de verdad.

La monarquía de España o las Españas es eminentemente popular. Defendió al pueblo llano, al vecino débil, a la familia, las instituciones sociales y laborales, los sindicatos libres y no politizados, la personalidad municipal y los comunales, la verdadera representación social.

Defendió los Fueros de los diferentes reinos y señoríos como derechos propios y pre constitucionales, como eje de libertades, realización y representación social y limitación al poder político.

Defendió a las llamadas clases trabajadoras -urbanas y rurales-, la propiedad individual, colectiva e institucional, y el salario familiar para que todos los miembros de la familia viviesen dignamente.

Se opuso a la desamortización o latrocinio de los bienes de las instituciones asistenciales, municipales y de la Iglesia.

Publicidad.

Ello es correlativo a su carácter de monarquía católica. Se tomó muy en serio la Doctrina Social de la Iglesia, y también por eso sus reyes fueron admirados y amados, en oposición a la denominada “monarquía” liberal o liberal-socialista, que –mera apariencia de monarquía y sujeta a cambios y recambios tácticos- nada hace, vive del   cuento, “reina” con las leyes más inmorales, y se somete a los poderes internacionalistas. La caricatura de la monarquía liberal es la de una República.

Como ejemplo de la verdadera monarquía citaremos un texto de Carlos VII:

“¡Adelante, mis queridos carlistas! ¡Adelante por Dios y por España! Sea ésta vuestra divisa en el combate, como fue siempre la mía y los que hayamos caído en el combate, imploraremos de Dios nuevas fuerzas para que no desmayéis.

Mantened intacta vuestra fe, y el culto a nuestras tradiciones, y el amor a nuestra Bandera. Mi hijo Jaime, o el que en derecho, y sabiendo lo que ese derecho significa y exige, me suceda, continuará mi obra. Y aun así, si apuradas todas las amarguras, la dinastía legítima que nos ha servido de faro providencial, estuviera llamada a extinguirse, la dinastía de mis admirables carlistas, los españoles por excelencia, no se extinguirá jamás. Vosotros podéis salvar a la Patria, como la salvasteis, con el Rey a la cabeza, de las hordas mahometanas y huérfanos de Monarca, de las legiones napoleónicas. Antepasados de los voluntarios de Alpens y de Lácar, eran los que vencieron en las Navas y en Bailén. Unos y otros llevaban la misma fe en el alma y el mismo grito de guerra en los labios”.

“Nuestra Monarquía es superior a las personas. El Rey no muere. Aunque dejéis de verme a vuestra cabeza, seguiréis, como en mi tiempo, aclamando al Rey legítimo, tradicional y español, y defendiendo los principios fundamentales de nuestro Programa”.

Publicidad.

Carlos VII, Testamento político, Loredán, 6-I-1897.

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

Advertisement

Revista Soberanía Social

Soberanía Social, revista cuatrimestral de pensamiento gratuita. También recibirás semanalmente nuestro resumen de noticias.
Mantenemos tu datos en privado.

Donar

Tradicion Viva es un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política, que se sostiene gracias a la generosidad de sus lectores.

Advertisement
Advertisement
Advertisement

Actualidad

La Agencia Faro acierta al reseñar la figura de María Teresa de Borbón Parma.

Actualidad

Otra carlista más que se nos lleva el coronavirus COVID-19.

Biografias

La causa probable de su muerte ha sido el coronavirus COVID-19.

Carlismo

Lersundi pudo haberle ahorrado a España el desgaste político que supuso el parto de la Primera República, y la vuelta de la monarquía con...

Advertisement

Copyright © 2020. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.