Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Análisis

Comunismo= lavado de cerebro a la plebe para beneficio de su casta

El tridente formado por televisión-redes sociales-masas de acoso, es lo más peligroso a lo que se ha enfrentado el ser humano en los últimos tiempos.

La política es el arte de servirse de los demás haciéndoles creer que se les sirve a ellos Louis Dumur

Desde el principio, los comunistas han considerado a los medios de comunicación como una herramienta para el lavado de cerebro. Vladimir Lenin usó a los medios de comunicación como un mecanismo para promover, incitar y organizar la Revolución Rusa. Ayudó a gestionar los periódicos comunistas oficiales Iskra y Pravda para promover la propaganda y el activismo revolucionarios. Poco después de que el Partido Comunista de la Unión Soviética tomara el poder, este utilizó a los medios de comunicación para el adoctrinamiento político en el país y para difundir su propaganda en el extranjero con el objetivo de mejorar su imagen y exportar la revolución. Como bien dice Vladimir Bukovsky[1] –legendario disidente soviético−, “tenemos que llevar a juicio al comunismo, involucrado siempre en las elecciones y manipulaciones a los gobiernos incluso antes de que se inventaran las computadoras”. Nunca se les obligó a responder por sus crímenes. La pertenencia a organizaciones comunistas jamás fue percibida como un delito. Como no hubo una especie de juicio de Núremberg en Moscú, la guerra no terminó, no desapareció, solo cambió en la geografía.

Es sabido que inmediatamente después de que el régimen soviético tomara el poder en Rusia, intentó establecer su control sobre el discurso público en Occidente, despachando a sus agentes para infiltrar los medios de comunicación occidentales y seducir a los simpatizantes comunistas locales. Usó a estas personas para que elogiaran a la Unión Soviética y así ocultar la brutalidad del régimen comunista. Los esfuerzos de propaganda soviética persuadieron a gran cantidad de occidentales, influyendo incluso en las políticas de gobiernos a favor de Rusia. Conviene recordar la manipulación que sufrió toda Europa, especialmente el pueblo ruso, con la firma del Pacto Ribbentrop-Molotov. El tratado contenía cláusulas de no agresión mutua, así como un compromiso para la solución pacífica de las controversias entre ambas naciones mediante consultas mutuas. A ello se agregaba la intención de estrechar vínculos económicos y comerciales otorgándose tratos preferenciales, así como de ayuda recíproca y se vendió, especialmente a los rusos, como un hecho positivo y benéfico para ellos, aunque para muchos resultaba incomprensible que dos potencias tan enfrentadas pudieran ponerse de acuerdo en un pacto de no agresión en tan poco tiempo.

Naturalmente los partidos comunistas bajo influencia de la Unión Soviética que lideraba la Komintern, justificaron el Pacto y siguieron las órdenes de Stalin de cesar la propaganda contra el fascismo y, por el contrario, debían atacar a las democracias occidentales enemigas de la Alemania nazi. Los militantes del Partido Comunista Francés, siempre tan defensores de su ideología, rehusaron prestar servicio militar cuando Francia declaró la guerra al Tercer Reich en septiembre de 1939, acusando al gobierno francés de lanzar una “guerra imperialista”, saboteando así el esfuerzo bélico de su país. Similar conducta observaron los comunistas del Reino Unido y otros países convencidos todos por el lavado de cerebro a que fueron sometidos.

No obstante, el tratado contenía un Protocolo adicional secreto​[2] (solo para conocimiento de los jerarcas de ambos gobiernos, no revelado al público) donde el Tercer Reich y la Unión Soviética definían el reparto de la Europa del Este y central fijando los límites de la influencia alemana y soviética mediante mutuo acuerdo, determinando que ambos fijaban pactos para no interferir en sus zonas de influencia mientras reconocían los intereses de cada uno sobre ciertos territorios de Europa Oriental, a pesar de lo cual, el Pacto solo duró once meses, del 23 de agosto de 1939 al 31 de julio de 1940, cuando los alemanes tomaron la decisión de invadir la Unión Soviética en la primavera de 1941. El desconcierto del pueblo ruso fue tremendo. Les habían repetido una y otra vez las bondades de Alemania, y que ya no iba a haber más guerras, cuando ven desencadenarse directamente contra Rusia la “Operación Barbarroja”. Sin problema. Los comunistas cambiaron el mensaje para el lavado de cerebro. Ahora consistió en olvidar parte de su retórica comunista internacional en un intento por agitar el nacionalismo ruso, afirmando que el Ejército Rojo estaba luchando en una “Gran Guerra Patria“(contra los que hasta no se había cumplido un año, eran amigos y aliados) pero ocultándoles la pérdida que les supuso de cerca de 27 millones de personas, de las cuales 10 millones eran soldados del Ejército Rojo, más de tres millones que fueron hechos prisioneros, y, otros tres millones judíos rusos aniquilados en campos nazis y, de seis a 10 millones de civiles soviéticos de los cuales no se sabe casi nada sobre cuyo destino, más los que murieron por hambre y destrucción total de pueblos y ciudades arrasados por el fuego.

Publicidad.

Consecuencia de la devastación de la guerra, de la sequía y de la política de colectivización entre 1946 y 1947, una gran hambruna se extendió por la Unión Soviética. Las sequías y las hambrunas en  la URSS tienden a ocurrir con bastante regularidad, cada cinco a siete años. La última gran hambruna en golpear la URSS comenzó en julio de 1946, alcanzó su punto máximo en febrero y agosto de 1947 y luego disminuyó rápidamente en intensidad, aunque existen todavía algunas muertes por hambre en 1948. Sin embargo, Stalin ocultó todo ello con la colaboración del New York Times y su corresponsal Walter Duranty que escondió los peores momentos del «Holodomor», aquella política del dictador comunista que mató a millones de personas. «Cualquier informe de hambruna en Rusia es una exageración. No hay hambre o muertes por inanición», aseguraba. Recibió un Pulitzer por sus crónicas y el agradecimiento del dictador comunista que hizo todo lo posible para garantizar que tuviera una calidad de vida muy alta en Moscú y perdiera el interés por contar la tragedia que vivía el resto de la población. Le proporcionaron una vivienda enorme y un lujoso automóvil con chófer para que paseara a su amante rusa. Le concedieron el mejor acceso a la información del Estado (la que interesaba difundir) y pudo entrevistar a Stalin hasta en dos ocasiones. Un privilegio que no estaba al alcance de nadie.

La postura adoptada por Duranty, convertido en uno de los periodistas más influyentes de su tiempo, fue enormemente útil para el régimen soviético. Una herramienta perfecta para mejorar su imagen en el exterior, atendiendo a las preocupaciones del propio Stalin. Numerosos fueron los casos de pueblos y granjas colectivas montadas como teatros, incluso con actores, para engañar por completo a ilustres visitantes extranjeros. Es el caso del primer ministro francés, Edouard Herriot, del arzobispo de Canterbury y del mismo Bernard Shaw, el famoso y polémico dramaturgo irlandés. Los tres volvieron encantados alabando el régimen estalinista.

El comunismo que sigue siendo muy poderoso en lugares como China, Vietnam, Cuba y otros países, continua con tácticas similares y rara vez se oye hablar del comunismo contando la verdad de la ideología. La esperanza de cambio se desvanece a causa de las generaciones más jóvenes que parecen estar completamente desinteresadas, quizá por ello la consideración sobre este sistema político ha cambiado. No hay miedo de ser llamado comunista o socialista. El siguiente paso será considerarlo un elogio.

Hay una frase contemporánea china que describe vívidamente el rol de la prensa bajo el régimen del PCCh: “Soy el perro del Partido, sentado junto a la puerta del Partido. Morderé a cualquiera que el Partido me diga que debo morder, todas las veces que me lo diga”. Esto no es una exageración. Cada movimiento político comunista, se desarrolle en el país que sea, comienza manipulando a la opinión pública: la prensa divulga mentiras para incitar el odio, lo que termina en violencia y asesinatos. Los medios de comunicación juegan un rol crucial en este mecanismo letal. Durante la masacre de la Plaza de Tiananmen en 1989, el PCCh afirmó que los estudiantes eran rufianes violentos y que por eso había utilizado al ejército para reprimir el supuesto “vandalismo”. Luego de la masacre, dijo que el ejército no había disparado a nadie y que no hubo muertes en la Plaza de Tiananmen. En 2001, a principios de la persecución a Falun Dafa[3], el régimen montó una autoinmolación falsa en la Plaza de Tiananmen para incriminar a dicha práctica espiritual y encender el odio contra los practicantes de Falun Dafa en toda China y en el mundo.

Actualmente el tema se ha complicado con la irrupción de las redes sociales a las que Jano García  en su libro La Gran manipulación califica como el sumun de la manipulación de masas, debido a la importancia que han adquirido con su exponencial crecimiento que le lleva a afirmar que el tridente formado por televisión-redes sociales-masas de acoso, es lo más peligroso a lo que se ha enfrentado el ser humano en los últimos tiempos. Ningún régimen totalitario contó con la posibilidad de manipular a ‘la audiencia de forma tan precisa como lo pueden hacer ahora a través de las redes sociales”. Esto es lo que pretende ahora Monedero al introducir en la gente la frase «¿Cómo es posible que esta idea de la globalización frene a gente que viene en patera y que no contamina y, en cambio, deja entrar por avión a gente con dinero que son los que contaminan?». No le interesa decir que su número es mayor que el de los bereberes que llegaron al mando de Tárik ibn Zyyad en el 711 y que muchos vienen con todo tipo de infecciones, sino plantear ese rechazo como un desprecio a los pobres por quienes ellos se desviven, cuando no se conoce que su partido haya establecido un mínimo servicio de ayuda a inmigrantes ni a personas desfavorecidas.

Publicidad.

Así estamos en España: infiltrados, desde que según dicen algunos ingenuos, disfrutamos de democracia, aunque claramente estemos bajo un gobierno comunista que como siempre actuó, también el español utiliza  grandes cantidades de recursos para manipular a la prensa hasta convertirlos en eficientes portavoces progresistas de sus amos totalitarios. Lo hacen sutilmente, estableciendo una cobertura selectiva que divide en tres categorías: Primero seleccionan los eventos por su utilidad para hacer que los lectores acepten la postura ideológica de la izquierda. En segundo lugar en vez de informar de manera cabal sobre el contexto del evento, reportan solo sobre los aspectos que apoyan el punto de vista izquierdista. Por último, la prensa tiende a dar mayor participación a aquellos que se inclinan hacia la izquierda o cuyas declaraciones están de acuerdo con la izquierda, mientras que otras organizaciones e individuos son dejados de lado. Estos “principios” lo aplican no solo a la información reciente, también en la educación, en la historia y hasta en el lenguaje, de modo que muchas ideas progresistas –como la llamada justicia social, la igualdad y el feminismo– han pasado a ser dominantes.

En la actualidad tratan de imponer una ideología contra la propiedad que necesariamente acaba con la libertad. Es la idea de que quitarle a todo el mundo su propiedad es algo bueno para todos. Se conoce como movimiento okupa  el cual consiste en apropiarse de terrenos y edificios que presuntamente están desocupados o abandonados, temporal o permanentemente, lo que supone una flagrante violación de la propiedad privada en aras de un idílico modelo de solidaridad social que pretende reutilizar los bienes okupados como tierras de cultivo, vivienda, lugar de reunión o centros sociales y culturales. El movimiento cuenta con la permisividad y la complicidad de determinados sectores políticos y sociales de izquierda, provocándose situaciones complicadas y violentas en los desalojos porque defienden al usurpador en contra del propietario. En España la Constitución española en su artículo 33 reconoce el “derecho a la propiedad privada”, pero supedita ésta a la “función social” de la misma, por lo que el estado podrá privar de ella en aras del interés social a la que se pudiera atribuir dicha propiedad privada. Abusando de este concepto y con el beneplácito de los gobiernos izquierdistas, la okupación se ha  convertido en usurpación de la propiedad privada y en un problema socioeconómico de primera magnitud, ya que han crecido un 60% desde 2013, coincidiendo con el auge político y electoral de la extrema izquierda comunista. La explicación quizá resida en el hecho de que el comunismo parece haber pasado de ser una ideología a ser una profesión que pone en práctica la doctrina de Marx y de Bakunin, aunque realmente es Lenin quien propaga la idea de que no sólo los comunistas pueden robar, como los bandoleros del Romanticismo, sino que también puede hacerlo el Estado basándose en la idea de que quitarle a todo el mundo su propiedad, es algo bueno para todos. Ocultan, claro, que como la gente está en contra de que le quiten lo suyo y se rebela, el comunismo defiende que hay que matarla. Así ocurrió en la España del 36 cuando las columnas milicianas de Los Aguiluchos, Tierra y Libertad, Solidaridad Obrera, Roja y Negra avanzaron desde Cataluña por los pueblos de Aragón realizando todo tipo de robos y saqueos con la excusa de la colectivización.

Otro ejemplo de manipulación ideológica. Se ensalza como mártir a Companys, en cuyo periodo como presidente de la Generalidad de Cataluña se cometieron con su bendición miles de crímenes. El fusilamiento de Companys, uno de los fundadores de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), le convirtió en uno de los mayores mitos de la causa separatista, ocultando el interés que la masonería tiene en elevar y dignificar a uno de sus miembros iniciado en la Logia Lealtad en 1922. Así que TODO el nacionalismo catalán se presta al ya tradicional juego masónico comunistoide de romper España promocionando desde 1978 a Companys como mártir y referente de la identidad catalana para conseguir ayuda de la Masonería Internacional y  capital de la Banca Judía Internacional.

Por supuesto contaron con la colaboración de los distintos gobiernos españoles que no tuvieron reparos en ocultar sus crímenes. Muestra clara de la descarada labor de ocultación y blanqueamiento que de su figura llevan a cabo, es la biografía que publica en su web la presidencia de la Generalidad: el texto omite los muertos provocados por el golpe de Estado separatista que encabezó en 1934 -de hecho, dicha web ni siquiera lo cita como un golpe e incluso lo justifica alegando “la involución conservadora del régimen republicano y las amenazas contra la autonomía catalana”-, (siguiendo la norma de manipular el lenguaje). Oculta también los miles de asesinatos cometidos bajo su mando durante la Guerra Civil, que según el historiador Josep Termes[4] calcula en unos 8.600, aunque algunos, como el que fuera presidente del Tribunal de Casación durante la guerra, Josep Andreu i Abelló, de ERC, eleva la cifra hasta los 12.000, según cita el propio Termes[5]. Fueron asesinados 4 obispos, 1.536 sacerdotes (el 30% del clero catalán) y miles de seglares por el mero hecho de ser católicos, o por ejemplo, como el alcalde de Lérida, el catalanista Juan Rovira y Roure, que lo fue  por haber organizado una cabalgata de Reyes. Que socialistas y comunistas apoyen esta consideración a Companys, es sintomático de lo que ocurre en España. La vileza de su actuación no puede ser mayor: le dedican calles, que les niegan a sus víctimas; al destructor de gran parte del patrimonio catalán le dedican un estadio olímpico; al que quiso eliminar la iglesia católica en Cataluña, ordenando la quema de 7.000 iglesias y el asesinato de muchos religiosos, es propuesto para su canonización por la misma iglesia que él quiso exterminar. Y lo que es más grave, esto es lo que están transmitiendo a generaciones venideras en toda España. Así explican la historia los de la “Memoria” Histórica de Zapatero.

Publicidad.

La última manipulación realizada en su propio beneficio pisoteando el más mínimo sentido democrático la ha realizado la formación de izquierda abertzale ( EH Bildu, PNV, PSE_EE, y Elkarrekin Podemos) firmando un acuerdo para evitar que el partido de Santiago Abascal “marque la agenda”.”A la ultraderecha hay que ponerla en su sitio” , dice EH Bildu,a pesar de que VOX solo cuenta con un diputado en el Parlamento vasco. ¿Cómo lo harán? Dicen que su acuerdo está amparado por el Reglamento de la Cámara y que se basa en criterios de proporcionalidad. El artículo 28, dicen los nacionalistas vascos, establece que los grupos contarán con un número de personal “acorde a su respectiva representación parlamentaria”, y que la decisión al respecto “será adoptada por la Mesa, previo acuerdo de la Junta de Portavoces”. La maniobra implica que Vox solo podrá intervenir la tercera parte del tiempo previsto para el resto de los grupos y solo podrá registrar una propuesta cada tres plenos ordinarios. Los demás tendrán la opción de presentar dos por sesión.  Todo muy legal, argumentan y a muchos convencen. Sin embargo, como suele suceder en sus actos, ocultan la trampa. No les interesa recordar el artículo 25 cuyo punto 3 recoge que “las intervenciones en los debates de los componentes del Grupo Mixto tendrán, en su conjunto, la misma duración que la de un grupo parlamentario, independientemente de que las intervenciones se produzcan en el mismo turno o en turnos diferentes”.

La razón de la negativa la ha dado la representante de EH Bildu quien ha asegurado que “a la ultraderecha hay que ponerla en su sitio y no puede, en ningún caso, marcar la agenda política de esta parte del país”. Ellos, la ultraizquierda comunista, plena de atentados y asesinatos, SI pueden marcarla, disponer como si esa parte de España fuera su cortijo, quizás mejor, su caserío particular, negando el mismo derecho al resto de los españoles. Claro que esta actitud prepotente la tienen con el consentimiento del gobierno que se lo otorga a cambio del puñado de votos que necesita el Presidente para disfrutar de las ventajas que le permite el cargo, aunque las mismas vayan en contra de la ideología del partido al que dice pertenecer. Dos ejemplos: Dice estar de acuerdo con los principios que defiende la activista medioambiental sueca, Greta Thunberg, centrada en los riesgos planteados por el calentamiento global y se compromete por ello, no solo a reducir las emisiones, sino también a promover las energías renovables y la eficiencia energética. El objetivo es acelerar la descarbonización de la economía para 2050; se centra en la reducción de gases de efecto invernadero y progresivamente, limitar las emisiones de carbono. Esto solo rige para todos los españoles, excepto para Sánchez, usuario desaforado del Falcon, como si por utilizarlo él no contaminara económica y medioambientalmente. El otro ejemplo a señalar es la contradicción que supone que el principal representante (en este momento) de un partido social-comunista que en su último congreso celebrado en 2017, definió sus valores como republicanos, saliera corriendo a disfrutar del palacio real que el rey Hussein regaló a Juan Carlos I.

Esta actitud, tantas veces repetida, nos ha hecho recordar la diferencia que se podría establecer con el escritor y ex presidente checo, Václav Havel, católico, nacido en un país comunista, cuya sensibilidad, sentido común y hombría de bien, le hizo escribir cosas como éstas:

“Vivimos en un entorno moral contaminado. Nuestra moral enfermó porque nos habíamos acostumbrado a expresar algo diferente de lo que pensábamos. Aprendimos a no creer en nada, a hacer caso omiso de los demás, a preocuparnos sólo por nosotros mismos. … Conceptos como amor, amistad, compasión, humildad o perdón perdieron su profundidad y sus dimensiones, y para muchos de nosotros pasaron a representar tan sólo singularidades psicológicas. Nos parecían recuerdos extraviados de una época ancestral, algo ridículos en la era de los ordenadores y las naves espaciales. ”Sólo unos pocos fuimos capaces de alzar nuestras voces para gritar que los poderes nunca deberían haber sido todopoderosos; que las granjas especiales, que producen alimentos ecológicamente puros y de la mejor calidad sólo para esos poderes, deberían haber enviado sus productos a escuelas, hogares infantiles y hospitales, ya que nuestra agricultura era incapaz de ofrecérselos a todo el mundo….”.

Exactamente, así actúan también en España. El vicepresidente comunista Iglesias que ha criticado en varias ocasiones los privilegios con los que cuentan los diputados en la cafetería del Congreso, ha exigido que el servicio  de cafetería y restauración ofrecido en sus dependencias sea «de primera categoría». Así lo refleja en el pliego de la licitación donde se especifican las características que la empresa adjudicataria debe cumplir: «Servicio y consumiciones de primer nivel» y «productos de marcas de reconocida calidad y prestigio». Le ha faltado lo de “granjas especiales y alimentos ecológicamente puros”, pero todo se andará.

Publicidad.

 Por último, recordar dos axiomas en relación al comunismo a las que los pueblos no suelen prestar atención: Jean François Revel afirmó: *La primera fuerza que mueve el mundo es la mentira” y Vaclav Havel que los conoció y sufrió, dio testimonio: *Lo verdaderamente peligroso del comunismo no sería tanto la fuerza bruta como el lenguaje con que se le disfraza”. Conviene tenerlo presente.

Por Valentina Orte


  • [1] LA GRAN ÉPOCA:https://es.theepochtimes.com/legendario-disidente-sovietico-tenemos-que-llevar-a-juicio-al-comunismo_496682.html     
  • [2] Los documentos oficiales del Tercer Reich alusivos al Pacto, incluyendo el Protocolo adicional secreto, fueron descubiertos tras el final de la guerra por tropas británicas, y se revelaron al público. Durante décadas, la política oficial de la URSS fue negar la existencia de tales “cláusulas secretas” del Pacto y admitir como reales solo los términos referidos a la mutua no agresión. La Unión Soviética calificó como “falsificaciones” los documentos hallados en los archivos alemanes. (Lo negaron, como también negó el comunismo en pleno, la denuncia de Aleksandr Solzhenitsyn en “Archipiélago Gulag”). Tras la gran manifestación denominada “Cadena Báltica”, formada por Estonia, Letonia, y Lituania, en agosto de 1989, reivindicando la investigación de la existencia de las “cláusulas secretas”, la conclusión fue afirmativa, Gorbachov admitió que se había planificado un “reparto” nazi-soviético de Europa Oriental y condenó el Pacto
  • [3] Falung Dafa (también llamado Falun Gong) es una disciplina cuya práctica, según sus seguidores, produce un enorme beneficio para el cuerpo y la mente. Se puede hacer a todas las edades, aumenta la armonía y la energía, desecha los pensamientos negativos, incrementa la sabiduría y eleva la moralidad, además de promover la juventud y la espiritualidad, según sus seguidores. Se ha convertido en la forma de “qigong”(que podría traducirse por el trabajo de la energía vital) más popular que jamás haya conocido la historia china, su país de origen, y la disciplina ahora es practicada por un número de casi 100 millones de practicantes en más de 50 países. Y mientras en el mundo se la empieza a considerar como una terapia oriental más, en China se la ha perseguido como a los criminales. En sólo dos años, desde julio de 1999 hasta agosto de 2001, más de 100.000 personas han sido arrestadas, 270 han muerto torturadas, más de 20.000 han sido enviadas a campos de trabajos forzados y más de 1.000 han sido ingresadas en hospitales psiquiátricos. Ante esas acusaciones los seguidores de Falun Dafa se defienden proclamando a los cuatro vientos su pacifismo y su no carácter de secta. Y acusando al partido comunista chino de perseguirles, por no poder ejercer directamente un control autoritario sobre ellos
  • [4] Nacido en la capital catalana en 1936 (m.2011), Termes está considerado como uno de los más importantes especialistas de la historia contemporánea de España y Cataluña, especialmente del movimiento obrero catalán de los siglos XIX y XX y las vinculaciones de éste con el catalanismo político. Fue el primero en combatir las teorías que negaban las raíces populares del movimiento catalanista. Se le concedió en 1990 la Cruz de San Jorge y fue Premio de Honor de las Letras Catalanas en el 2006, galardón que concede anualmente Òmnium.   
  • [5] Josep Termes y Arnau Cònsul: “La Guerra Civil a Catalunya (1936-1939)”, Pòrtic, Barcelona 2008, página 46.- Citado por  Xavier Rius, Director de e-noticies: Los muertos de Companys en LA PUNTITA, 22 DE JUNIO DE 2019.      

COMPARTE


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA:

Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano desde una perspectiva tradicionalista, y nosotros los publicaremos. También puedes enviarnos artículos sobre la fe católica y la cultura, entendiendo cultura como amor a la verdad y la belleza, reseñas de libros, artículos de opinión … Ya somos más de 9.000.000 de lectores en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es

Te necesitamos

Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN.

 

Publicidad.

Te puede interesar:

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

Revista gratuita

Revista Soberanía Social

Reciba gratuitamente la revista "Soberanía Social", y la selección de artículos del editor.

Agenda

No hay próximos eventos actualmente.

LIBRO

Carlismo para principiantes

Revista Tradición Viva

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

Podcast

HISTORIA DEL CARLISMO

Publicidad

Rafapal: El carlismo

Análisis

La Europa que se está construyendo ante nuestros ojos se parece cada vez más al comunismo que dominó la Europa del este durante la...

Opinión

El proceso de paz en Colombia fue un engaño, y los engañadores ya caen y seguirán cayendo.

Opinión

Seamos "eco-friendly", pero miremos para otro lado si alguien realiza un aborto.

Opinión

Durante cinco décadas las huestes comunistas patrocinadas inicialmente por Rusia, China y Cuba, y financiadas luego por el narcotráfico, el secuestro y la extorsión,...

Publicidad

Copyright © 2020. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.