Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Tradición Viva

Actualidad

El globalismo y la masonería son simplemente satanismo disfrazado

El hombre sin el socorro divino está completamente indefenso frente a Satanás que lo maneja como a un títere.

Los globalistas (es decir: los masones porque eso es lo que son) han dado un paso en falso con la falsa pandemia, que puede dar al traste con sus diabólicos planes. Es imposible que un plan tan descabellado y demencial pueda llegar a buen puerto. Resulta espeluznante que obliguen a los niños a llevar mascarilla, pero el sacrificio de niños inocentes siempre ha sido el rasgo más destacado del satanismo. La resistencia al golpe de estado global disfrazado de emergencia sanitaria es cada vez mayor en todas partes aunque no en España y cabría preguntarse por qué. La situación en España es simplemente desoladora, pero no es aquí donde se va a jugar la batalla definitiva.

Hay que dejar muy claro que el globalismo y la masonería son simplemente satanismo disfrazado. Lo de disfrazarse de esto o de lo otro es una táctica típica de los masones en la que descuellan particularmente; eso es lo que confunde a sus rivales que a menudo carecen del olfato necesario para detectar su odiosa hipocresía. Los paralelismos entre el proyecto globalista y el masónico son cada vez más evidentes pues en realidad la masonería representa a la bestia por antonomasia, es decir: satanás.

🚨 Evita la censura Síguenos en TELEGRAM 🚨

Conforme el nuevo orden mundial masónico se consolida sus designios van quedando al descubierto y eso hace que la resistencia se acentúe y dentro de poco será imparable. La masonería se ha infiltrado en todas las religiones, especialmente la cristiana y la musulmana; ahí reside su fuerza y su debilidad: en su inmunda hipocresía y doblez. El famoso choque de civilizaciones no es más que una operación de la masonería, los grupos terroristas islámicos están dirigidos por agentes masones disfrazados de islamistas y lo mismo cabe decir de los servicios de inteligencia anti terroristas como la CIA. De esta forma explotan la hostilidad y la desconfianza tradicional entre cristianos y musulmanes. También han explotado para su provecho el enfrentamiento entre sunitas y chiitas. O entre agnósticos y creyentes, porque la masonería también se disfraza de aconfesional y “racionalista”. Su impostura es de tal calibre que pone los pelos de punta. No existe en el mundo una organización más siniestra, criminal, ni peligrosa para la humanidad que la masonería y es preciso denunciar sus intrigas y por supuesto prohibirla en todas partes. Todo en ella es una odiosa mentira como le cuadra a una organización que da culto a Lucifer. La penetración en el Islán comenzó con el falso mesías Zabatai Zevi y en el cristianismo con su sucesor Jacob Frank. Los grandes banqueros son satánicos lo que explica la proliferación de sectas ocultistas y abierta o solapadamente luciferinas que proliferan por todas partes. El hombre sin el socorro divino está completamente indefenso frente a Satanás que lo maneja como a un títere. Es escalofriante pensar que muchos sacerdotes niegan su existencia (o sea que son herejes); yo he conocido personalmente a varios. El propio superior de los jesuitas hizo una afirmación al respecto. Ahí tiene la explicación de la desastrosa situación mundial. Si los líderes espirituales que deberían ser los primeros en esforzarse en combatir a la bestia no cumplen su papel ¿Qué cabe esperar? Lo que la humanidad necesita en estos terribles momentos es una alianza entre todos los cristianos, musulmanes y judíos ortodoxos que creen en un Dios todopoderoso, omnisciente e infinitamente benévolo y justo contra los financieros satánicos con capital en la City de Londres, esa es la alianza interconfesional que la humanidad necesita y no la que promueve Bergoglio que no hace sino reunirse con los agentes masones infiltrados en la jerarquía de todas las religiones.

Es necesario escandalizarse ante el hecho de que innumerables líderes de la cristiandad hayan dado pruebas más que suficientes de no creer en los Evangelios y aún así sigan en sus puestos. No es extraño que muchos hablen del fin de los tiempos y describan la situación actual como apocalíptica. Creo sinceramente que se equivocan. La crisis sin precedentes que vivimos es síntoma de que atravesamos un cambio de paradigma pues el nuevo orden mundial es un gigante con pies de barro.

COMPARTE:

Publicidad.

EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 10.000.000 de páginas vistas en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en:

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Te puede interesar:

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicidad

NUESTROS LIBROS

Revista gratuita

Revista Soberanía Social

Reciba gratuitamente la revista "Soberanía Social", y la selección de artículos del editor.

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

RAFAPAL: EL CARLISMO

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

Publicidad

Publicidad

Copyright © 2021. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.