Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Tradición Viva

Miscelánea

EL HUECO QUE DEJA LUIS HERNANDO DE LARRAMENDI, POR JAVIER URCELAY

Su falta deja un vacío que nos parece irrellenable.

image_pdfLEER EN PDF

Desde su nombramiento como Secretario General de la Comunión en mayo de 1987, hasta su fallecimiento en octubre de 2007, Francisco Javier Lizarza Inda fue el gran impulsor del Carlismo, y especialmente del Carlismo madrileño.

Esa labor de impulsor es la que corresponde al corazón en el organismo humano: bombear la sangre que trasporta el oxígeno y el alimento a todas las células del cuerpo; latir sin descanso ni desmayo -incluso mientras el resto de los órganos se restablecen deteniendo su actividad- ; mantener continuo el pulso de la vida. 

No es el cerebro que urde pensamientos, no son los brazos ni las piernas que se mueven, no son los ojos que observan. También eso lo hay en el cuerpo humano -y en el cuerpo social-, pero el corazón es otra cosa: el corazón es lo que nos da la vida. Cuando se para, todo lo demás queda en arresto. 

Desde su plataforma operativa -el modesto Boletín Carlista de Madrid-, y su despacho profesional de abogado, no hubo convocatoria, acto político, religioso o cultural, no hubo conmemoración, excursión o comida de hermandad en la que Javier no estuviera detrás, como organizador o “sabiendo hacer hacer a otros”, que es la habilidad de los verdaderos líderes. 

El vacío dejado por Javier Lizarza tardó años en cubrirse, y en buena medida fue Luis Hernando de Larramendi el encargado de hacerlo. Había estudiosos, conferenciantes y profesores, no nos faltaban analistas del momento político o eclesial, teníamos concurrentes y entusiastas participantes en los actos, teníamos blogeros e influencers, si valen esos palabros…pero sólo Luis pudo ocupar ese lugar de corazón del Carlismo.

Podrá aducirse que tenía para ello la situación privilegiada de Presidente de la Fundación Larramendi legada por su padre, y es absolutamente cierto que su nutrido presupuesto anual superaba las posibilidades del Boletín de Javier Lizarza. 

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Ahí está la revista Aportes y los Premios Ignacio Larramendi, origen y causa del florecimiento de la historiografía sobre el Carlismo al que hemos asistido en las últimas dos décadas, sin precedentes en el pasado. Su labor no será nunca suficientemente reconocida, no solo por los carlistas, sino por cualquier historiador honesto al que se le había hurtado hasta ahora el conocimiento de una parte sustancial de nuestra historia de los últimos dos siglos.

Ha sido la actividad de la Fundación Ignacio Larramendi la que ha organizado y reunido a los carlistas madrileños en los actos más importantes que han tenido lugar en los últimos diez años: por su calidad, por su repercusión, por su rigor, por su altura de miras.

Luis Larramendi antepuso siempre el nombre de su padre en las labores de la Fundación. Lo hizo por una devoción filial admirable, que no conoció descanso en su esfuerzo por poner en valor su figura, como la de también la de su abuelo, el prócer Luís Hernando de Larramendi. Pero lo hizo, sobre todo, por pura modestia, por quitarse importancia, por no aparecer él en primer plano, cuando todos sabíamos que la Fundación Larramendi era Luís, y que sin Luís no habría fundación que valga. 

Puede leer:  Don Manuel González Alonso, Maestro de Graduados Sociales, In memoriam.

Porque para ser el corazón del carlismo, para ser su órgano de bombeo e impulso de vida, no es suficiente tener una fundación, como tampoco lo es tener una cátedra, un cargo asociativo, una web, una revista o un museo, por decir algo. Para ser el corazón, hace falta tener esa bonhomía, esa caballerosidad, esa grandeza de alma, esa pureza de ideales, esa pasión, esa hospitalidad, esa capacidad de integrar y no de excluir, ese espíritu de conciliación, ese deseo de unidad, de nunca hablar mal de otro, ese afecto y ese cariño a la Causa que Luís tenía, que Javier Lizarza tenía.

Por eso, su falta deja un vacío que nos parece irrellenable; por eso su desaparición nos empobrece a todos; por eso no nuestro desamparo es por miedo a no tener a quién pueda sustituirles.

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Dios proveerá, sin embargo, porque Dios no abandona nunca a los suyos. Sus tiempos no son los nuestros, sus caminos, no son nuestros caminos. 

Lo que ahora sabemos es que, por la misericordia divina, por la intercesión de Nuestra Madre de Lourdes -cuya festividad se celebraba precisamente ayer-, contaremos pronto, si no contamos ya, con un nuevo valedor en el Cielo para interceder por la Causa. 

Sentimos el dolor de su ausencia, pero tendremos un nuevo intercesor por los destinos de nuestra patria, junto a los innumerables mártires de la Tradición y hombres del Ideal que nos han precedido, que dedicaron sus vidas, en guerra y en paz, a servir al Rey de Reyes.  

Elevamos nuestra oración por Luis Hernando de Larramendi, nos unimos al dolor de toda su familia y de toda la gran familia del Carlismo, y le damos gracias a Dios por tu obra y tu labor.

¡Ante Dios no serás héroe anónimo!

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

COMPARTE:


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 12.000.000 de páginas vistas anualmente en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en Telegram: t.me/tradicionviva / Facebook: @editorial.tradicionalista / Twitter: @Tradicion_Viva / Youtube: youtube.com/c/tradicionvivaTv / Suscríbete a nuestro boletín digital gratuito, pulsa aquí.

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

El editor recomienda

Javier Urcelay
Escrito por

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

NUESTROS LIBROS

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.

Agenda

No hay próximos eventos actualmente.

Publicidad

DESTACADOS

EN AMAZON

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

Publicidad

Actualidad

Fallece el historiador navarro Tarsicio de Azcona a los 98 años.

Carlismo

El diario de Alfonso de Borbón narra su viaje a Constantinopla, Suez, Egipto y Palestina en la primavera de 1868.

Carlismo

LEER EN PDF El editor recomienda Presentación de “Viaje al Cercano Oriente en 1868”, diario de Alfonso de Borbón VÍDEO: Brindis a la virtud...

Publicidad

Copyright © 2022. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.

Boletín gratuito

Reciba en su correo nuestro boletín digital

(tras cumplimentar el formulario le enviaremos un correo para que confirme la suscripción)

Holler Box