Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Tradición Viva

Entrevistas

Asturianismo e Hispanidad. Entrevista a Carlos X. Blanco

Entre extremistas de izquierda y mandiles masónicos, se ha creado un falso identitarismo astur aberrante que no tiene posibilidades de futuro,

Entrevista de Jaime P. Quirós.

Conversamos con Carlos X. Blanco, histórico pensador germinal del nacionalismo asturiano (La Nación Asturiana, 2007; Casería y socialismo, 2008, etc.), hoy importante teórico de la Hispanidad. Filósofo, novelista, articulista, Carlos nos ofrece pistas para un nacionalismo identitario “unitivo”, “aglutinante”, hispanista e imperial. Le agradecemos estas palabras de respuesta a nuestras cuestiones.

-Usted se ha destacado hace décadas como uno de los fundadores del nuevo nacionalismo asturiano. Ya hace tiempo que se distanció de esas posiciones. ¿Qué es lo que usted denuncia exactamente en el llamado “asturianismo” actual?

CXB: denuncio, literalmente, la estupidez. No poseer una visión estratégica de las Asturias, no querer madurar a la hora de defender con seriedad los elementos identitarios de estos territorios astures (o asturcántabros), es “estupidez”. Querer y no poder. Y ser impotente por ignorancia, eso sólo tiene un nombre: Estupidez. 

En bable o lengua asturiana decimos: “ser fatu”, ser “magüetu”. En Asturias nunca triunfará un “soberanismo” de corte independentista. Ese intento, ya muy viejo, que arranca de 1975 y de la muerte de Franco, el intento de imitar los métodos (sangrientos e infames) y los discursos (infames) del vasquismo violento es algo que nunca va a tener el menor éxito. En las Asturias nace España, justamente en la Batalla de Covadonga (722). La fuerte identidad astur que la población del Principado siempre ha sentido, nunca estuvo reñida con un no menos fuerte sentido de españolidad. Una españolidad mucho más depurada que la propalada por los liberales del siglo XIX y sus sucesores, auténticos impostores. Una españolidad a la que le sobra la tauromaquia, el castellanocentrismo, el flamenquismo, la cabra de la Legión o la canción de Manolo Escobar. Es la españolidad genética, la que surge con los inicios bélicos y rebeldes de la Hispanidad -con Pelayo, padre de la Hispanidad- en la lucha contra el moro y en la “restauración” del ejército, la Iglesia, y el poder de los godos. 

-De acuerdo. Pero su nacionalismo de otros tiempos, como por ejemplo el del libro “La Nación Asturiana” (2007) ya dejaba caer que no podía ser independentista. El independentismo (o “soberanismo”) asturiano es muy minoritario, pero acapara gran parte del llamado “movimiento asturianista”. Pero, frente a él, ¿acaso no es la meta más o menos disimulada de todo nacionalismo alcanzar un Estado propio? Si no es así, su planteamiento identitario pero hispanista ¿no supone, en realidad, regresar a las consabidas posturas regionalistas o federalistas?

CXB: La fórmula exacta en la que se tiene que reorganizar todo el Estado, y en la cual caben las distintas identidades históricas y regionales españolas, es un tema muy complejo. Cualquier modelo no centralista distinto de esta aberración de las 17 taifas me parecería deseable, la verdad. España se centrifuga, se profundizan las desigualdades entre regiones, crece la insolidaridad entre españoles, aumenta el caciquismo. El “autonomismo”, es decir, el Régimen del 78, traducido en diseño territorial, es un fiasco. Una verdadera traición a la esencia de España. Han hipostasiado comunidades autónomas. La provincia de Santander, por ejemplo: el gran Xaviel Vilareyo (fallecido en 2015) no se cansaba de repetir que lo mayor de sus comarcas históricas estaba indisolublemente ligado al reino asturiano y, después, al leonés (sucesor del asturiano): Asturias de Santillana, Asturias de Trasmiera, país de la Liébana… Cualquier día habrá “cantabrismu”, “bercianismu” o “soberanistas” riojanos o murcianos. Esto es un despropósito, un manicomio. 

Yo estoy por la restitución de “Las Españas” tradicionales y forales. En mi libro más reciente, “Por la España tradicional” (Letras Inquietas, 2022: http://www.letrasinquietas.com/por-la-espana-tradicional/), abogo por adoptar criterios puramente históricos (antes que étnicos o lingüísticos) para reconstituir la legitimidad foral y el nivel de autogobernanza de cada comunidad orgánica. Me parece una de las más importantes aportaciones del carlismo y, después, del tradicionalismo hispano.

-Entonces el criterio lingüístico para deslindar identidades ¿no es un error? ¿Se posiciona usted en contra o a favor de la cooficialidad del bable? ¿Qué futuro le ve usted a esta lengua no oficial y a otras lenguas regionales?

CXB: la visión romántica herderiana de “una lengua, un pueblo”, está fracasando estrepitosamente en España. El bilingüismo más sano y normalizado, hasta que llegó el R78, era el de la convivencia del castellano con el gallego, por un lado, y con el catalán-valenciano-mallorquín, por el otro. Ninguna “dictadura” pudo prohibir lo que hacía (y sigue haciendo) la gente cuando lo hace con naturalidad y sin politizaciones. Ni los liberales jacobinos ni Franco acabaron con este bilingüismo. Si tus antepasados más remotos tanto como tus padres y vecinos de siempre eran bilingües, tú lo acababas siendo. Pero gran parte de los que fuimos bilingües con el asturiano y, hasta el R78, también con el vascuence, lo que conocimos fue diglosia. Nuestra lengua vernácula no tenía prestigio y actuaba como un “código” entremezclado e interferente que impedía hablar bien el castellano a la vez que tampoco se hablaba bien la lengua vernácula. 

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Pero el R78 abrió las puertas al sistema de las taifas y las taifas instrumentalizaron políticamente las lenguas españolas. De una parte, los políticos caciquiles metieron y sacaron provincias en las nuevas entidades autonómicas, creadas ad hoc, acorde con sus intereses extractivos y plutocráticos, no acorde con las identidades. ¿Por qué León no está unido a Asturias o forma una comunidad propia y, por el contrario, ha de estar unido a Castilla? ¿Por qué dos Castillas, y por qué no dos Andalucías…? Se han consagrado unos entes artificiales, y las lenguas regionales y hasta los dialectos se han empleado como ariete contra la unidad patria, como elemento de separación, y no de unión y engrandecimiento de España. Habría que empezar proclamando la inquebrantable españolidad de todas las lenguas que aquí conviven con el castellano, incluyendo el portugués y el catalán y el vascuence…Lo he defendido en artículos como “Todas las lenguas españolas” [https://latribunadelpaisvasco.com/art/7690/todas-las-lenguas-espanolas].

 En lugar de crear mini-academias regionales, la RAE debería tener secciones para las demás lenguas regionales de España, pues el bable o el vascuence, el catalán o el gallego-portugués, etc. también son lenguas nuestras.

El bable o lengua asturiana tiene un gran problema. No es el número de hablantes (si incluimos a la masa diglósica y a los que lo comprenden bien aunque lo usen mal) que puede llegar al 90% en muchas comarcas del Principado, ni tampoco la falta de consenso de los partidos regionales, ni la conciencia lingüística bloqueada por prejuicios y fallos de transmisión generacional… Nada de eso es un problema para que el bable/asturiano sea cooficial. El problema lo constituyen los propios “bablistas”.

-Por favor, explíquenoslo para que lo podamos comprender mejor. Pues sobre usted se ha conjurado una especie de “conspiración de silencio” en esos ambientes. A ciertos sectores les ha sentado muy mal que usted los califique como “comunistas del bable y la gaita” o, sencillamente, “bablegaitas”. ¿Por qué esas denominaciones?

CXB:  No son términos que me haya inventado yo. Ya estaban en uso el mundillo asturianista cuando yo empecé a intervenir en él. Unas cuantas personas clave en el asturianismo se libran de esa etiqueta. Yo rescataría a don Xuan Xosé Sánchez-Vicente, ensayista, filólogo y político destacado del Partíu Asturianista. Gracias a él existe una “ley de uso” del asturiano que se acerca mucho a una cooficialidad de facto. Otro polígrafo, el padre del nacionalismo panasturianista, con una gran visión de la territorialidad de los países asturianos, fue don Xaviel Vilareyo, ya fallecido (http://adaraga.com/en-recuerdo-de-xaviel-vilareyo-y-en-contra-de-los-bablegaitas/). A ambos pude conocerlos personalmente, todo un honor. En modo alguno eran bablegaitas sino asturianistas serios, rigurosos. Los bablegaitas -muy al contrario- son aquellos individuos de izquierdas que usan el bable o llingua asturiana como “código” de una ideología supuestamente obrerista, revolucionaria, independentista, etc, pero carecen de sentido identitario. Son internacionalistas y antisistema disfrazados de soberanismo. Han hecho mucho daño: han conseguido grabar en la mente de las personas una ecuación: “en bable, es decir, de izquierdas”. Con ello, la Tradición y la verdad han perdido la batalla. Rescatar y promocionar el bable es igual de importante que salvar los hórreos, las caserías, el paisaje…, no es adoptar un código antisistema. Es salvar el patrimonio de un pueblo. La derecha asturiana, aquejada de cobardía y necedad en grandísima medida, quiere declararle la guerra a la oficialidad del bable sin percatarse de que eso es enajenarse a buena parte de la población oriunda. Digo oriunda porque hace décadas que muchos empadronados en Asturias son de origen foráneo y raramente se van a interesar por esta cuestión patrimonial: no lo ven como suyo, en una palabra.

Cuando los comunistas y antisistema empezaron a usar el bable para las consignas y carteles de puños en alto, hoces y martillos, los ideólogos comenzaron a apropiarse de algo que, antes de 1974, curiosamente se asociaba más bien al mundo rural, a la tradición, al regionalismo conservador. “Conceyu Bable” fue la raíz de ese fracaso del bablismo actual: empezaron a ideologizar, a politizar el idioma en el peor sentido de la palabra. Era como si hubieran empezado a repartir carnets de buenos asturianos, y el buen asturiano era el obrero, el minero, el habitante de las Cuencas del carbón, y no el hijo profundo de una tierra milenaria…. Conceyu Bable, una asociación cultural y no un partido nacional, fue un error, no consiguieron sino igualar la lengua patrimonial de los asturianos con “el rojerío”. Falso y malintencionado error que la Academia de la Llingua perpetuó. 

La propia dignidad de la lengua asturiana lo sigue pagando hoy. Cuando lideré un movimiento ciudadano en pro de la llingua y de la identidad asturiana, esos impotentes y fracasados herederos de “Conceyu Bable” y de los micropartidos de izquierda, todos trabajando para el PSOE, me acusaron de “transversal” o “interclasista”. A mucha honra; creo que es el único camino: para ciertos temas, temas de rescate, supervivencia cultural y patriotismo, hay que estar unidos. No se trata de ser de izquierdas o de derechas. Se trata de ser asturiano como forma específica de ser español. Defender tu comunidad orgánica. 

Puede leer:  “Hoy la izquierda ejerce un monopolio de la cultura que es preciso desenmascarar”

Pero la derecha es muy necia en esto. Cuando viene un señor de VOX, venido de Getafe, Sevilla o Valladolid, y se pone a decir en nuestros pueblos cuál ha de ser la lengua de nuestra gente…no hacen más que perder votos y enajenarse a un público que, en otros temas quizá más urgentes (por ejemplo nuestra situación de colonia frente a los USA, los marroquís o los eurócratas), podrían tener sintonía y hasta simpatía hacia él. 

NUESTROS LIBROS RECOMENDADOS

Ahora, como si fuera un reflejo pavolviano, en vez de asociar la estrella roja y el idioma asturiano, lo hacen con los colores del arcoíris.

CXB: Claro es la típica evolución de ese engendro que hoy es la “izquierda”. Una vez desarticulado el movimiento obrero, la izquierda dejó de existir. Comenzaron a comprar eslóganes “identitarios”, pero no sólo eslóganes de identidades regionales o nacionalidades, sino consignas y símbolos de identidades “de bragueta” (como diría J.M. de Prada), color de piel, hábito alimentario, o de lo último que nos imponga la ingeniería académica de los USA. Las chorradas identitarias sin base real, ya estén en bable o en griego clásico, en ruso o en panocho, no dejan de ser chorradas. Por eso me reafirmo: el peor enemigo del bable no está en la derecha, en el “españolismo”, etc. Está en los propios defensores autoerigidos como tales. Yo he tratado con muchos de ellos y sé a qué perfil corresponden. Algunos pretendían ser más nacionalistas que nadie, al frente de micropartidos de izquierda que, a la postre, en cuanto vino el vendaval de “Podemos”, se fusionaron con el invento o gravitaron hacia Izquierda Unida que, en el fondo, siempre tuvo mando en plaza al alimón del PSOE a la hora de repartir subvenciones para sus libritos, sus conciertos, su “vida cultureta”. Había (hay) muchos desocupados en Asturias, rodando por los bares, paseando el perro, esperando de la FSA un “puestín” esto es, un pequeño cargo municipal, una concejalía, etc. 

-Usted ha denunciado reiteradamente el boicot hacia la iniciativa ciudadana “Pola Xuntanza” [Por la Unidad] de las fuerzas sociales y políticas identitarias asturianas. Atribuye a los “comunistas del bable y la gaita” el impedir, desde 1974, toda unión de asturianos con conciencia identitaria. ¿Esta oportunidad perdida es obra del PSOE?.

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

CXB: Sin duda alguna. El Régimen clientelar del PSOE, siempre escoltado y prolongado por IU (y más recientemente por Podemos y su galaxia) ha domesticado a su favor el sentimiento identitario asturiano desde el fin del franquismo. De hecho, en el Régimen anterior el interés por el bable (en sus amplias variedades dialectales), el folklore, la etnografía, etc. fue tarea en la que se volcaron regionalistas conservadores y colaboradores del Régimen (Constantino Cabal, etc.), un Régimen que no persiguió la asturianía, todo lo contrario. Más atrás en el tiempo, fue la Ilustración conservadora española (reformistas y tradicionalistas a un tiempo, como Jovellanos y Caveda y Nava) la que quiso impulsar una Academia de la Lengua Asturiana y un proyecto social, educativo y económico para Asturias como “país”. Los poetas bablistas más cultos del siglo XX, como el Padre Galo, eran personajes claramente tradicionalistas. Es puro cuento eso de asociar asturianismo y “rojerío”. Un cuento inventado por el PSOE y los bablegaitas que la propia derecha asturiana y española, en general tan ignorante de todas las cosas, se ha tragado. 

Y el cuento mayor que existe se refiere a la “cultura de las subvenciones”. Fíjese bien. Un libro mío en asturiano fue subvencionado por la Consejería, creo que con 2.000 euros. Yo no he visto un euro, fue todo para la casa editorial. A trancas y barrancas llegaron a mis manos cuatro -sólo cuatro- ejemplares para regalar a los amigos. La editorial no hizo nada, que yo sepa, en materia de promoción y labor post-imprenta. ¿Sirve de algo un dinero gastado así? ¿De qué se trata? ¿De mantener chiringuitos de amiguitos? Porque el Régimen del PSOE, clientelar e inamovible en el Principado desde hace décadas, lo que hace es mantener microsiglas, microeditoriales, microintelectualoides, personajillos éstos que sin las propinas correspondientes, serían “ni-nis”. El problema es que estos individuos limosneros pretenden decidir quién es progresista y quién es fascista. Decidir quién es identitario y quién no. Pero a todos les vi el plumero en cuanto la izquierda, en aquel momento “izquierda hundida”, les salvó el huracán “Podemos” (en su momento, una marca blanca del PSOE muy bien regada por el capital de los mass media, marca destinada a que no ganara la derecha y salvar los trastos de la “casa común” de la izquierda). Entonces comprobé cómo profes de instituto, supuestos nacionalistas pero admiradores de la Albania Comunista, llegaron a concejales en algún pueblo de la Cuencas mineras. Entonces comprobé como rockeros “radikales”, imitadores del batasunismo ruidoso de las Vascongadas, también alcanzaban concejalías…¿eran estos los referentes de un “nacionalismo de izquierdas”? Uno de ellos llegó a decir: “el nacionalismo asturiano o es de izquierdas o no es”.

Comprendo, ese tipo de músicos que cantaban aquello de “Reconquista, inventu fascista”. Y que usaban el bable en las letras para reclamar una nueva invasión islámica de España.

CXB: Prefiero no hacer sangre con estas meteduras de pata, rayanas en la traición. Se corresponde muy bien con esa izquierda desnaturalizada que se alegraba de la violación de monjas en el 34, y que calla la boca ante la voladura de la Cámara Santa, la destrucción de las Reliquias que en ella había (Cruz de la Victoria, Cruz de los Ángeles), la pérdida de los fondos de la Universidad, la ocupación colonialista que el ejército de Franco hizo con tropas de moros. La izquierda que calla con respecto a la epidemia de violaciones que conllevó la presencia de moros mercenarios (pagados por la II República) y la destrucción casi definitiva de cualquier regionalismo y de una identidad astur a partir de la represión de aquella “revolución” que fue más bien golpe de Estado del cual el PSOE, junto a los anarquistas, fue culpable. La izquierda ha traicionado a Asturias en multitud de ocasiones. Pero también aquella “derecha” aterrorizada que recurrió a la morisma y a españoles torturadores, cometió contra la Cuna de España una traición.

-Candano, un periodista muy conocido en el Principado, niega que España haya nacido en Covadonga, e incluso resta credibilidad y relevancia a la Batalla, ¿Revisionismo histórico? Frente a ellos, ¿los gustavobuenistas llevan razón?

CXB: En esta fase de degradación (una Asturias sin niños, sin industria, sin campo, con crecimiento demográfico negativo, poblada en gran parte por emigrados venidos del sur) los extremismos proliferan. Se traiciona y se asesina la verdad. El asturianismo debe reapropiarse de Covadonga y de la gesta de los Reyes Caudillos. Con un bable normalizado y la exaltación de hitos que más bien avergüenzan (el octubre del 34, el “cuencaminerismo”) no se construye una identidad, mientras que se niega nuestra verdadera raíz, que es el covadonguismo. Nuestra identidad de origen es germanocéltica e hispanorromana. Pero ya quedamos pocos: primero con las migraciones de españoles meridionales, provocadas por la revolución industrial y la minería, y ahora con la migración internacional. Entre extremistas de izquierda y mandiles masónicos, se ha creado un falso identitarismo astur aberrante que no tiene posibilidades de futuro, con cuadros de gente inepta que siempre crearán muros entre esos activistas (paniaguados del PSOE en su mayoría) y el pueblo, lo que quede del pueblo astur. En frente, otros extremistas. En realidad, se trata de la misma actitud sectaria liderada por un oscuro personaje, “materialista” según él mismo, que nunca se adaptó bien a una región que tan cálidamente le ofreció discípulos y cátedra. Sus discípulos y descendientes (hemos de incluir a su hijo) nunca comprendieron bien el alma asturiana. Al fallarles el PCE, buscaron novio en Aznar. Al inventarse VOX, se hicieron “think tank” de una sucursal “jacobina” de Israel-Pentágono-OTAN, devolviéndonos una España ceñuda y, en el fondo, cerrada a la transversalidad que nos es tan necesaria. Toda esa majadería anticelta de los gustavobuenistas sólo se puede comprender en términos de obsesión. Gustavo Bueno hizo creer a media España que los asturianistas iban por la calle con cascos con cuernos y pieles de oso. Detrás de cada maestro de asturiano veían a un “filoetarra”, etc. Bueno tenía cosas ridículas. Era un gran sabio, pero dejó una herencia ambivalente, no siempre positiva. Con gente que piensa así y que dice esas bobadas no se va a ningún sitio. Ni a recoger billetes.

Muchas gracias por sus palabras. Hay mucho material para reflexionar.

-CXB: Muchas gracias a usted. Puxa Asturies. Viva España. Arriba la Hispanidad.

COMPARTE:


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 12.000.000 de páginas vistas anualmente en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en Telegram: t.me/tradicionviva / Facebook: @editorial.tradicionalista / Twitter: @Tradicion_Viva / Youtube: youtube.com/c/tradicionvivaTv / Suscríbete a nuestro boletín digital gratuito, pulsa aquí.

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Escrito por

TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen.

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

NUESTROS LIBROS

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.
Publicidad

DESTACADOS

EN AMAZON

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

Publicidad

Entrevistas

Gabriel Calvo Zarraute es sacerdote y párroco rural en los Montes de Toledo. Se licenció en Estudios Eclesiásticos, en Teología Fundamental, en Historia de la...

Entrevistas

José María Zavala presenta su último libro "El reloj del Apocalipsis. Cómo sobrevivir a los últimos tiempos"

Cultura

La Hispanidad es “otro” Occidente alternativo e incompatible estructuralmente con la Anglosfera.

Entrevistas

«España es el país donde más personas han muerto perdonando a sus verdugos». Es el lema de la última campaña de la ACdP sobre...

Publicidad

Copyright © 2022. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.