Prensa Invitada

Santa Cruz y la espía atxabaltarra

El cura SantaCruz con parte de su partida durante la 3º carlistada

«Fusilamos lo preciso. Nada más que lo preciso. Hay muchos revoltosos. Si en cada pueblo se fusilara a dos o tres de los que arman ruido, se quedaba esto como una balsa de aceite». El cura Santa Cruz, legendario guerrillero carlista, era un hombre sin duda severo. Pero las tropas liberales contra las que combatía -a las que despectivamente llamaban ‘beltzak’ (negros)- tampoco se distinguieron por su magnanimidad. La brutalidad y las atrocidades fueron el pan de cada día durante la II Guerra Carlista (1872-1877).

Para seguir leyendo esta entrada en el Diario Vasco, pulse aquí.

Temas

Reciba gratuitamente nuestras noticias en su correo electrónico

RecibA en Su e-mail todas las novedades
Ha podido leer este artículo gracias al esfuerzo de quiénes hacen posible TradicionViva, un espacio de análisis y debate lejos de los dogmas de la corrección política, que se sostiene gracias a la generosidad de sus lectores. Si quiere ayudarnos puede hacer un donativo en la Cuenta 0073/0100/52/0498126649 – IBAN ES5100730100520498126649 o realizando una donación pulsando aquí. También puede colaborar remitiéndonos sus colaboraciones, reportajes, artículos de opinión, ilustraciones, reseñas de libros, noticias de tu asociación … a nuestra dirección redaccion@tradicionviva.es.
Recibe en tu e-mail todas las novedades