Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Análisis

Salud reproductiva y abortos seguros

Las palabras lo soportan todo, la mente no. Así decían los griegos. Después de varios milenios, también ocurre hoy. Por ejemplo, cuando se habla de “salud reproductiva” en relación a los así llamados “abortos seguros”.

Fijémonos por un momento en esas expresiones. La idea de salud implica preservar la vida, no destruirla. Si se añade el adjetivo “reproductiva”, el significado podría parecer claro: se trata de cuidar la salud en todo lo que se relaciona con las funciones reproductivas, también en lo que se refiere al embarazo, al parto y la lactancia.

Incluir como parte de la salud reproductiva el aborto procurado encierra una fuerte contradicción. Si alguien provoca un aborto, elimina una vida humana. Es decir, comete un acto contrario a la vocación propia de la medicina, va contra la integridad y la salud de un ser humano pequeño, indefenso, necesitado de todo.

Algunos dirán que hay abortos que se hacen para promover la salud de la madre, incluso para salvar su vida. Un aborto con una finalidad buena no deja de perder su carácter intrínsecamente injusto: nunca será correcto destruir de modo directo una vida humana inocente, ni siquiera para beneficiar a otro ser humano.

Publicidad.

Otros añadirán que por culpa de abortos clandestinos son dañadas o incluso mueren cientos de mujeres. Con esa motivación, exigen y piden que el aborto sea legalizado precisamente para evitar los graves peligros que se dan en miles de abortos realizados sin las suficientes garantías sanitarias.

Este modo de pensar, sin embargo, vuelve a ser contradictorio. Si el aborto consiste en eliminar la vida del hijo en el seno materno, y si un acto de ese estilo es siempre una injusticia muy grave, no tiene sentido legalizarlo para evitar los inconvenientes que se producen cuando los abortos se realizan en la clandestinidad. Los delitos lo son siempre, y los peligros que puedan darse si alguien busca realizar algo tan injusto como el aborto no justifican convertir en bueno lo malo para evitar tales peligros.

Por eso resulta patente la contradicción de la fórmula “aborto seguro”. Si sería ridículo hablar de “robos seguros” y promover leyes que obligasen a los bancos a una serie de medidas para evitar que los ladrones sufrieran daños a la hora de escapar con el dinero, también es paradójico añadir la palabra “seguro” a la eliminación de los hijos, por olvidar lo que ocurre en cada aborto: la muerte provocada de un ser humano inocente.

Es cierto, las palabras lo soportan todo. Por años grupos de poder han inventado fórmulas para vender un delito como algo normal e incluso como algo bueno. En realidad, nunca llegará a ser correcto cubrir bajo la idea de salud el acto que elimina a un hijo. Y nunca será “seguro” el modo de realizar abortos que va contra uno de los principios de la verdadera seguridad: evitar daños a los inocentes.

Publicidad.

Afortunadamente, existen diversas voces que denuncian la manipulación que se encierra en este tipo de expresiones. Unirnos a ellas permitirá salir del engaño de los abortistas y preparará el terreno a una cultura de la salud y de la seguridad, para el bien de los hijos y de sus madres, especialmente cuando éstas encuentren dificultades serias a lo largo de los meses del embarazo

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicidad

Revista gratuita

Revista Soberanía Social

Reciba gratuitamente la revista "Soberanía Social", y la selección de artículos del editor.

Observatorio Familia y Vida

Agenda

No hay próximos eventos actualmente.

LIBRO

Carlismo para principiantes

Revista Tradición Viva

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

Rafapal: El carlismo

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

Religión

Las consecuencias de la desobediencia a la Ley de Dios se traducen en daño, angustia, dolor, muerte.

Actualidad

Vemos como lo “políticamente correcto” sigue invadiendo el mundo de las organizaciones internacionales al servicio del nuevo orden mundial.

Análisis

La necesidad de crear la figura del “obstructor de vínculos de familia” y de prever su registro en el derecho uruguayo y en otros...

Opinión

Son evidentes las indicaciones del nuevo orden mundial a favor de la ideología de género que alienta la lucha de sexos.

Publicidad

Copyright © 2020. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.