Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Tradición Viva

Religión

Matrimonio, Eucaristía y doctrina social de la Iglesia

Entre los Sacramentos del Matrimonio y la Eucaristía por un lado, y la Doctrina Social de la Iglesia por otro, hay un vínculo estrecho. La relación podría parecer extraña si se considera que el primer ámbito concierne a la vida sacramental de la Iglesia y el segundo, en cambio, al compromiso en la sociedad y en la política. Sin embargo, las dos dimensiones no son ajenas entre sí porque todo el esfuerzo de los cristianos para construir el mundo según el plan de Dios y para la salvación del hombre tiene su motivación teológica y el apoyo de la gracia precisamente en el sacramento eucarístico y en todos los sacramentos, de los que proviene la regeneración que, después, se traduce en la transformación de las relaciones sociales. Por esto se puede decir que si en la Iglesia se debilita el sentido del valor de los sacramentos y, en particular, la relación entre matrimonio y eucaristía, también el compromiso social y político de los cristianos pierde de vista su fundamento último y su auténtico significado, reduciéndose así a simple acción social solidaria.

 

En el matrimonio se funda la familia y en ésta se funda la sociedad. Y, al contrario, sin matrimonio no hay ni familia ni sociedad, sino un conjunto de relaciones individuales distintamente entrelazadas y sin orden alguno. El matrimonio es de orden natural. Sin embargo, la naturaleza no consigue proveerse totalmente a sí misma y, de hecho, decae cuando pierde el contacto con lo sobrenatural. Lo mismo le sucede al matrimonio que, siendo también de orden natural y teniendo en este orden su dignidad autónoma, de hecho no consigue mantenerse fiel a sí mismo sin la elevación al estado de gracia. Esto no sucede sólo con el matrimonio, sino con todo el orden natural. Una prueba empírica de esto lo da la disminución de los matrimonios civiles después del alejamiento que ha habido del matrimonio religioso como práctica social. Si la naturaleza se bastara a sí misma, reduciendo o eliminando el matrimonio religioso, el matrimonio civil, que es de orden natural, debería permanecer firme. Pero no es así: también el matrimonio civil se deteriora, tal como podemos ver.

 

En el matrimonio se funda la familia y, por consiguiente, la sociedad. De hecho, sólo en el matrimonio entre hombre y mujer se encuentra la acogida complementaria según un orden en el que se funda, sucesivamente, cualquier otra relación social que quiere plantearse según un orden, y no siguiendo unos deseos subjetivos. Sin matrimonio no hay «socialidad», ni sociedad, ni orden social. No hay «socialidad» porque en el origen de la sociedad debe haber una relación no como suma de dos individuos, sino como complementariedad integradora y esto sucede sólo entre el hombre y la mujer. No hay sociedad porque sólo la pareja heterosexual complementaria es generadora de nueva vida de manera natural. No hay orden social porque, a diferencia de la pareja heterosexual abierta a la vida que con esto manifiesta un «plan» sobre ella, la simple suma de individuos no revela ningún orden con una finalidad, sino una mera yuxtaposición.

Publicidad.

 

Puede leer:  El juez Serrano intervendrá junto al autor en la presentación del libro Hijos del feminismo de José R. Barrios

Si se elimina el matrimonio, queda bien poco de la sociedad. Si ésta no evidencia un orden, como en la visión cristiana según la cual el acto creador de Dios se extiende también a los fundamentos de la vida social, las normas morales públicas pierden su fundamento y todo es contextualizado. Los principios no negociables se pierden y, con ellos, cualquier norma moral objetiva y absoluta.

 

El matrimonio necesita del Sacramento del Matrimonio; lo necesita también social y políticamente. La doctrina de la fe siempre ha considerado el adulterio como un pecado y un acto moral grave que no puede ser justificado. El adulterio pertenece a los «intrinsece mala». De este modo, la Iglesia también ha protegido al matrimonio como institución social y, con éste, a toda la sociedad y su orden. Si se eliminara, si el adulterio se convirtiese no en una situación objetiva de pecado, sino en una situación que hay que valorar caso por caso, si la interpretación de la situación se atribuyera sólo a la conciencia individual y si fuera posible que el divorciado que se ha vuelto a casar y que convive more uxorio accediera al Sacramento de la Eucaristía, entonces esa protección se eliminaría y las consecuencias serían negativas tanto a nivel social como político y, sobre todo, a nivel de aplicación de la Doctrina Social de la Iglesia.

 

Publicidad.

El Sacramento de la Eucaristía tiene un fundamento social e, indirectamente, político de enorme importancia. Una consideración teológica menor por parte de la Iglesia comportaría preocupantes consecuencias respecto al compromiso de los católicos en la Doctrina Social de la Iglesia. El Sacramento de la Eucaristía es el verdadero fundamento de la comunión entre los hombres. La caridad, reina de todas las virtudes sociales, tiene en el Sacrificio del Altar su alimento último. Ninguna virtud humana y social, como por ejemplo la justicia, tan importante para la Doctrina Social de la Iglesia, podría sostenerse con sus solas fuerzas. Cualquier decaimiento de la dimensión sobrenatural comporta un coste en la dimensión natural.   En el Sacrificio del Altar, Cristo muerto y resucitado cumple una creación nueva, incluida la re-creación de la convivencia humana que se origina en el matrimonio. Por el matrimonio y la eucaristía pasan, por lo tanto, las energías sobrenaturales para el compromiso en la sociedad a la luz de la Doctrina Social de la Iglesia.

 

Puede leer:  Presentación del Informe de Evolución de la Familia en Europa 2018 en el Parlamento Europeo

La admisión de los divorciados que se han vuelto a casar a la Eucaristía, incluso según la lógica del caso por caso, y por consiguiente sin dañar formalmente la Doctrina, pero minandola con una pastoral deforme, provocaría muchas dificultades en el compromiso de los católicos en su defensa y promoción de la familia, y para encarnar en la sociedad los principios de la Doctrina Social de la Iglesia.

El editor le recomienda

Carta a los católicos del mundo entero
¿Llega la gran iglesia masónica universal? Abu Dhabi construirá una iglesia, una mezquita y una sina...
Acudir a la fuente
«Fue así como impedimos la ordenación de una mujer (trans)». Cardenal Sarah.
9 de noviembre de 1938. La noche de los cristales rotos
La Universidad Loyola Marymount y la pérdida de la fidelidad
La Mafia de San Galo. Reseña de un libro de Julia Meloni
Michael O'Brien, sobre el tiempo del Anticristo: «La Iglesia sufre la peor apostasía de su historia»
Reviviendo las tradiciones familiares católicas
La Virgen María jamás cometió pecado
“Y su reino no tendrá fin”
En el día de los difuntos
Oración de la mañana
Comunicado en defensa de las comunidades monásticas de vida contemplativa
Suprimen la cuasiparroquia de la Fraternidad San Pedro en Guadalaja (México)
La arquidiócesis mexicana suprime la parroquia de la misa latina tradicional dirigida por la FSSP
ARGENTINA: Por la Misa Tradicional, hoy más que nunca a Luján hay que peregrinar
¿En qué parte de la historia ha quedado olvidada la Iglesia Militante?
El porque he escrito el "Camino del Calvario"
Mons. Demetrio Fernández ¿los creyentes somos contagiosos?
Los defensores de la Misa Tradicional se sienten "sospechosos, marginados y desterrados"
¿Ya no creemos en el demonio? El cardenal Blase J. Cupich prohíbe rezar la oración a San Miguel Arcá...
La descristianización moderna de la sociedad tiene su origen en el afán de opiniones novedosas y en ...
Francisco convoca institutos tradicionales en Roma
Publicidad

NUESTROS LIBROS

Revista gratuita

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.

Agenda

No hay próximos eventos actualmente.

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

Cultura

El próximo martes 26 de octubre a la 8 de la tarde tendrá lugar la presentación del libro Hijos del feminismo de José R....

Opinión

Incluso en algunos casos hay más mujeres agresoras que hombres.

Actualidad

El informe denunció específicamente la “llamada ‘declaración de consenso de Ginebra sobre la promoción de la salud de la mujer y el fortalecimiento de...

Entrevistas

INFINITO + 1 ha logrado producir cada una de sus películas, gracias a personas que se han sumado a esta misión con generosidad y confianza....

Publicidad

Copyright © 2021. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.

Boletín gratuito

Reciba en su correo nuestro boletín digital

(tras cumplimentar el formulario le enviaremos un correo para que confirme la suscripción)

Holler Box