Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Actualidad

El ecologismo de mercado no es un oxímoron

El ecologismo es crucial, ahora más que nunca. Pero no es incompatible con los mercados y los derechos de propiedad.

Artículo redactado por Kai Weiss y publicado en Austrian Economics Center

Ningún otro tema ha desempeñado un papel tan importante en 2019 como el cambio climático y el ecologismo en general. Con una Ola Verde de partidos ecologistas echando humo, Greta Thurnberg viajando por el mundo -en un barco-, las protestas de los Fridays for Future y, en formas más extremas de desobediencia civil, las manifestaciones de la Rebelión de Extinción en aumento, podemos decir que la lucha contra el calentamiento global es un tema que estará aquí por mucho tiempo.

Precisamente, debido a esto, es impresionante cómo el ecologismo ha sido, en gran medida, un tema solo discutido por la izquierda política. Muy a menudo, particularmente en el pasado pero aún hoy a menudo, los partidarios del libre mercado se han confundido a sí mismos, en un rechazo de la administración medioambiental, en una negación del cambio climático o, si no se da nada de esto, en insultos contra los oponentes del espectro político -por ejemplo, constantes ataques ad hominem contra la joven activista Greta Thurnberg. Empero, los defensores del libre mercado han de darse cuenta de que merece la pena proteger las muchas maravillas de la naturaleza y este mundo.

En los años recientes, muchas cosas han cambiado por suerte. Cuando el ex presidente del Property and Environment Research Center (PERC), Terry Anderson, abogaba por un “ecologismo de libre mercado” hace pocas décadas, fue ridiculizado por promover un oxímoron. El mercado y la preservación de la naturaleza no van de la mano, según los críticos. Hoy, mucha gente se da cuenta de la importancia del rol que los mercados o, al menos, los mecanismos de mercado, pueden desempeñar un rol potencial en la protección del medioambiente. Nuevas organizaciones enteramente dedicadas a estas ideas han brotado en los últimos meses y años, tales como la American Conservation Coalition, la Clean Capitalist Leadership Council y la British Conservation Alliance.

Publicidad.



Mirando a la crucial cumbre sobre cambio climático de la ONU en 2020, en Glasgow, y el futuro del ecologismo de libre mercado en general, los defensores del libre mercado han de intensificar sus esfuerzos en hacer que sus voces sean escuchadas. Parte de ello requiere que cese el negacionismo del cambio climático como argumento contra el ecologismo. Incluso aquellos que -por cualquier razón- son escépticos del ampliamente existente consenso científico necesitan darse cuenta de que proteger la belleza de la Tierra es una tarea esencial. Esto no es pese a lo equivocadas que puedan ser las soluciones planteadas puedan ser, sino precisamente debido a que lo son y las alternativas son profundamente necesarias. Tenemos que interactuar activa y civilmente con estas preocupaciones en vez de recurrir al insulto. El discurso civil siempre es importante. Los problemas medioambientales no son diferentes.

Es más, necesitamos soluciones prácticas a los problemas medioambientales, no utopías ideológicas. Muy a menudo, los defensores del libre mercado se han contenido en discusiones ecologistas para simplemente exigir la privatización de todo -por ejemplo, privatizar el aire y los océanos, o cualquier cosa que pudieras imaginar. Estos son interesantes experimentos de pensamiento y a veces las verdades importantes se basan en estas demandas -por ejemplo, que el ecologismo solo puede funcionar cuando se basa en derechos de propiedad privada- pero, en gran parte, estas peticiones son, al menos, como mucho, simplemente inviables y, por lo tanto, poco aportan a la discusión. Necesitamos soluciones actuales a los problemas actuales de hoy. ¿Cómo incentivamos la innovación de los emprendedores? ¿Cómo prevenimos los incendios? ¿Cómo podemos mejorar los parques nacionales y las actividades al aire libre con más elementos privados. ¿Qué es preferible: las rebajas fiscales “limpias” o un impuesto al carbón o participando en los mercados a través de sistemas de comercio de emisiones -o una combinación de algunos de estos? En muchos respectos, simplemente hemos rozado lo superficial de estas preguntas.

Publicidad.



Todos nosotros necesitamos pensar acerca de posibles soluciones en casa, a nivel nacional, estatal, comunal o incluso local sobre cómo mejorar el medio ambiente. Tendemos a pensar que esto es un problema que solo se puede resolver de manera global -pero, particularmente, cuando vamos más allá del calentamiento global, el ecologismo está mejor garantizado, a menudo, cuando se aplica en más acciones locales, como el gran Elinor Ostrom demostró. Como en muchas otras áreas, la descentralización puede ser una gran bendición para la naturaleza también, ya que la gente descubre maneras de cuidar de los recursos y la naturaleza en el terreno, en vez de dejarlo en manos de tecnócratas confundiéndose desde una urbe capitalina remota.

En cuanto al calentamiento global, hay que decir que, por supuesto, se trata de un problema global -el nombre ya lo dice de por sí. Y, sin embargo, aquí de nuevo, soluciones privadas y pro-mercado están disponibles, por ejemplo, a través de los tratados de libre comercio en bienes y servicios medioambientales. Para desarrollar más soluciones y promoverlas en el reino de la política global, la colaboración entre partidarios del libre mercado en todo el mundo es esencial. Afortunadamente, este esfuerzo cooperativo está popularizándose. Por ejemplo, en diciembre, la red EPICENTER, ubicada en Bruselas, organizó un seminario en París, donde 15 think tanks pro-mercado se reunieron para abordar el ecologismo. Solo unos días más tarde, el primer Climate and Freedom Colloquium tuvo lugar en Madrid, en vistas de la cumbre del cambio climático de la ONU, con pensadores pro-mercado de distintos lugares del mundo (las notas que estás leyendo fueron preparadas para este evento). Y en un momento de autopromoción desvergonzada, el Austrian Economics Center está trabajando con la British Conservation Alliance y alrededor de quince de las organizaciones pro-mercado más prominentes de Estados Unidos, Reino Unido, Bruselas y la Europa Continental, en un libro introductorio al ecologismo de mercado, que se lanzará el próximo año. El entusiasmo que hemos recibido por este proyecto es una prueba sobre la medida en la que el ecologismo es una oportunidad para ir más allá de conflictos inútiles y, en cambio, colaborar en la promoción de una alternativa mucho más necesaria al statu quo ecologista.

Publicidad.

Por lo tanto, una discusión sobre el ecologismo y el calentamiento global por parte de aquellos a favor de la economía de mercado está, finalmente, teniendo lugar. Solo puede haber buenas noticias. El ecologismo es crucial, ahora más que nunca. Pero no es incompatible con los mercados y los derechos de propiedad. Ambos encajan perfectamente bien. Así que trabajemos por una visión ecologista que escapa del apocalíptico tenor de hoy y muestra un futuro optimista a través de la colaboración voluntaria entre personas y comunidades, y por medio del emprendimiento, la innovación y la filantropía.

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

Agenda

No hay próximos eventos actualmente.

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

Publicidad

Revista Soberanía Social

Reciba gratuitamente la revista cuatrimestral "Soberanía Social", y semanalmente la selección de artículos del editor.

Podcast

Publicidad

LIBRO

Carlismo para principiantes
Publicidad

Actualidad

La ONU utiliza el cambio climático como disculpa para desarrollar la ingeniería social.

Opinión

Hay autores que afirman que se está dando un enfriamiento, y un descenso de la luz solar, mientras otros defienden la teoría del calentamiento...

Tecnología

Podemos reducir los efectos del cambio climático no solo gestionando mejor el uso de las industrias tradicionales, como el transporte, sino también el consumo...

Actualidad

La joven activista ambiental participó junto a los principales expertos en salud durante un programa excepcional dedicado a la epidemia de coronavirus.

Publicidad

Copyright © 2020. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.