Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Cultura

“¿Qué hacer? Vivir con la decadencia de Europa´´, por David Engels

Occidente está sin aliento, es tarde, probablemente demasiado tarde para cambiar el rumbo.

«Leyendo a Engels, se me ocurrió la extraña idea, incluso incongruente, de que Nietzsche, si viviera hoy, quizás sería el primero en desear una renovación del catolicismo. Mientras combatía encarnizadamente al cristianismo como “religión de los débiles”, se daría cuenta, hoy, de que toda la fuerza de Europa reside en esta “religión de los débiles”; y que, sin ella, Europa está condenada…» Michel Houellebecq



Occidente está sin aliento, es tarde, probablemente demasiado tarde para cambiar el rumbo, y nadie sabe lo que vendrá después de la anunciada colisión entre la bien-pensancia y la realidad. Y, sin embargo, hay que vivir, vivir con la decadencia de Europa, vivir con la certidumbre de que mañana tal vez sea peor que hoy; vivir sabiendo que los días de la civilización, tal y como la conocemos, están contados. ¿Qué hacer?, ¿cómo gestionar nuestra vida cotidiana?, ¿cómo proyectarse, pese a todo, hacia el futuro?, y, sobre todo, ¿qué hacer para legar nuestra herencia en peligro a nuestros descendientes? He aquí algunas preguntas a las que este vademécum intenta dar respuestas prácticas y realistas.

 

INDICE DEL LIBRO:

Publicidad.

Presentación. La catedral interior por Carlos X. Blanco Martín.

Superar la desesperación.

  1. Ser realista.
  2. Desentenderse del Estado.
  3. Desobedecer.
  4. Crear una nueva sociedad civil.
  5. Abandonar la ciudad.
  6. Invertir y comprar.
  7. Comprar europeo.
  8. Liberarse del cortoplacismo.
  9. Formar parte de la naturaleza.
  10. Rodearse de belleza.
  11. Sí a la igualdad de los sexos, no a la de su identidad.
  12. Fundar una familia.
  13. Educar a vuestros hijos.
  14. Cumplir con el deber.
  15. Ser tolerante, pero no suicida.
  16. Medir las palabras.
  17. Creer.
  18. Meditar.
  19. Leer.
  20. Superar la división izquierda-derecha.
  21. Reapropiarse de Europa.
  22. Sentir orgullo por la propia historia.

 

A modo de conclusión: Estar preparado.

Publicidad.

– Prepararse para lo inevitable.

– Convertirse en uno mismo.

– Repensar la sociedad.

Publicidad.

Posfacio.

 

ANEXO (entrevistas a David Engels).

Publicidad.

– La decadencia de Occidente no es algo accidental.

– Seguir siendo europeo se ha convertido en un acto de resistencia.

– Ya no se puede confiar en las estructuras institucionales, que se están desmoronando, sino construir redes paralelas.

Publicidad.

COMPRAR EL LIBRO

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

Publicidad

Revista Soberanía Social

Reciba gratuitamente la revista cuatrimestral "Soberanía Social", y semanalmente la selección de artículos del editor.

Podcast

Publicidad

LIBRO

Carlismo para principiantes
Publicidad

Videos

Paul Kengor habla sobre su nuevo libro "El diablo Karl Marx."

Cultura

“No soy escapista, que cierra los ojos a la realidad actual española. Lo que ocurre es que no considero como realidad solamente la angustia,...

Cultura

Una nueva edición a cargo de Agustín Sánchez Aguilar reedita ocho obras geniales del Fenix de los Ingenios.

Cultura

Surgieron a ambos lados del Atlántico un movimiento de unión entre los antiguos pueblos católicos e hispanos, herederos de aquella renovada Roma que fue...

Publicidad

Copyright © 2020. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.