Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Opinión

Lo peor. ¿Lo peor …?

Lo peor fue la negación de nuestra unidad como pueblo en la Fe Católica.

Imagen con licencia Pixabay

Por Evaristo Palomar

Aquí la sorpresa es quien se sorprende. Y hay quienes manifiestan su faz entre lo atónito y el pasmo. Lo que no quita para que algún devoto –en tanto inconsciencia de lo sobrenatural y de lo natural- sentencie que las elecciones son para aceptarlas. Es el caso que entre nosotros lo peor ya aconteció. No ahora, en que a lo que asistimos es a consecuencia tras consecuencia sin tocar fondo.

Lo peor hay que reconocerlo en aquel infausto día en que tuvo lugar la apostasía pública de nuestro Dios y Señor, y que principiaba por negar el primer principio de nuestra paz y prosperidad públicas: la negación de nuestra unidad como pueblo en la Fe Católica. Torras y Bages, aquel venerable Obispo de Vich, lo formuló espléndidamente: “l’Espanya, conjunt de pobles units per la fe catòlica”. Así, negado el principio se arrumbaba consiguientemente la conciencia católica, lo que arrastra la misma conciencia humana.

Se negó la declaración del episcopado español del 8 de diciembre de 1965, alentando a mantener la Unidad Católica. Se negó a San Pablo VI que, en ocasión como el XIX centenario de la predicación apostólica de san Pablo -1964-, nos urgiera a “mantener la Unidad católica como rosa preciosa”. Se negó a san Juan XXIII, quien en 1961 se expresaba en estos términos: “¡Cuánto Nos ha consolado en Nuestras visitas a España el ver repletos los templos, rebosantes los seminarios, alegres y serenos vuestros hogares y familias! Somos testigo de las grandes virtudes que adornan al pueblo español. Que el Señor os conserve la unidad en la fe católica y que haga vuestra Patria cada vez más próspera, más feliz, más fiel a su misión histórica”.

Negada, pues, la misión no extraña que nos hallemos en postración bajo la losa apátrida e inhumana de 1978. Lo demás, mera añadidura.

Publicidad.

Mantengamos, pues, en nuestro corazón el deseo de que restaurada nuestra constitución política Dios nos alcance vivir como mujeres y hombres libres en la pluralidad de estos Reinos, y en fidelidad a nuestra misión histórica.


Nuevo (Telegram): Canal para suscribirse https://t.me/tradicionviva

Te necesitamos

Somos un espacio de análisis y debate lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar remitiéndonos tus artículos, reseñas de libros, noticias de tu asociación … a nuestra dirección redaccion@tradicionviva.es, o haciendo una DONACIÓN.

 

Publicidad.

Te puede interesar:

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

Agenda

No hay próximos eventos actualmente.

EL LIBERALISMO ES PECADO

Publicidad

Revista Soberanía Social

Reciba gratuitamente la revista cuatrimestral "Soberanía Social", y semanalmente la selección de artículos del editor.

Podcast

Publicidad

LIBRO

Carlismo para principiantes
Publicidad

Opinión

El siguiente paso de la degenerada super clase mundialista será la “normalización” de la pedofilia. Al tiempo….

Opinión

Lo líos de faldas de Pablo Iglesia ¿no son actos para programas como Salvame?

Opinión

La corrección política nos ha llevado a esto que Glucksmann tituló 'Occidente contra Occidente'. La corrección nos ha llevado a flagelarnos por el simple...

Opinión

Si el error manifestado a la conciencia nos causa repudio, la mentira, en su alcance personal y existencial, imposibilita la más mínima condición humana...

Publicidad

Copyright © 2020. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.