Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Opinión

No hay izquierda que no sea siniestra …

Que Dios en su misericordia nos conceda estar a la derecha según su juicio, junto a los pobres y lisiados, y ciegos y cojos.

Imagen: Pixabay

Por Evaristo Palomar

Lo que resulta poco discutible. El Evangelio es nítido. Refiere el juicio supremo y final. Criterio, pues, de todo acto humano y de toda la historia. En cada momento y para el conjunto. Atendamos el pasaje en Mateo (25, 31-33): «Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria acompañado de todos sus ángeles, entonces se sentará en su trono de gloria. Serán congregadas delante de él todas las naciones, y él separará a los unos de los otros, como el pastor separa las ovejas de los cabritos. Pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda». E inmediatamente, nos ofrece la materia (34-36, 41-43): «Entonces dirá el Rey a los de su derecha: “Venid, benditos de mi Padre, recibid la herencia del Reino preparado para vosotros desde la creación del mundo. Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; era forastero, y me acogisteis; estaba desnudo, y me vestisteis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a verme (…/…) Entonces dirá también a los de su izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el Diablo y sus ángeles. Porque tuve hambre, y no me disteis de comer; tuve sed, y no me disteis de beber; era forastero, y no me acogisteis; estaba desnudo, y no me vestisteis; enfermo y en la cárcel, y no me visitasteis”.»

La revolución quiso adelantar dicho juicio tomando asiento a la izquierda de la presidencia de la naciente Asamblea Nacional sobre Francia (atender que el castellano asamblea traduce ecclesia / eklessia, del latín y griego respectivos…). Se consumaba así el parto luterano de las iglesias nacionales de desembocadura liberal: la nación o voluntad soberana como religión. Hasta nuestros días, cuando se socializa la autodivinización del Hombre –tras Marx, como praxis revolucionaria.

El despistado Vidal-Quadras en su ¿Qué era? -la derecha- ¿qué es? (Barcelona, 1997; a los veinte años de la entrega de la del conservador y anticarlista furibundo de la Cierva) recoge en el hall precisamente los vers. 32-33, tras el prólogo de la siniestra –cf. supra– Regàs. Escribe: “La derecha siempre lo es respecto a una izquierda, que a su vez puede ser la derecha de otro sector, y así sucesivamente. La interpretación y la defensa de los valores definidores en cuestión no puede depender del origen de coordenadas desde el que hagamos la medición de la ubicación política considerada” (40).  Con lo que habiendo invocado a Bobbio (29) y Sartori (33), Vidal -bonapartista de II Imperio- nos lleva de la mano de Hegel: lo indeterminado en tanto absoluto.

Publicidad.

Podemos, no obstante, obtener cierta luz: en la misma izquierda está su derecha y su izquierda. Lo que la hace llevadera, la falsa derecha u orgullo del propio mérito: sans ennemis à gauche. Sin enemigos a la izquierda, porque el enemigo es la derecha. Una caracterología del izquierdismo nos lo presenta odiando la verdad y desenvolviéndose en la mentira, acusador, enfrentador, involutivo y operando siempre por inversión del plan divino. De ahí que invoque a los pobres afirmándose desde el Hombre en su máxima negación: contra toda realidad humana hasta su desquicio.

Que Dios en su misericordia nos conceda estar a la derecha según su juicio, junto a los pobres y lisiados, y ciegos y cojos. Por pura misericordia suya. Y en este deseo, ser extremo. Santos y beatos mártires españoles, ¡alcanzadnos misericordia!

COMPARTE


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA:

Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano desde una perspectiva tradicionalista, y nosotros los publicaremos. También puedes enviarnos artículos sobre la fe católica y la cultura, entendiendo cultura como amor a la verdad y la belleza, reseñas de libros, artículos de opinión … Ya somos más de 9.000.000 de lectores en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es

Publicidad.

Te necesitamos

Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN.

 

Te puede interesar:

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

Revista gratuita

Revista Soberanía Social

Reciba gratuitamente la revista "Soberanía Social", y la selección de artículos del editor.

LIBRO

Carlismo para principiantes

Revista Tradición Viva

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

Podcast

HISTORIA DEL CARLISMO

Publicidad

Rafapal: El carlismo

Análisis

La conclusión a este breve repaso, es que el denominado desorden no es único, está francamente extendido.

Opinión

En Valencia la pandemia ya ha destruido el 50% del tejido empresarial y lo que queda tendrá que hacer filigranas para mantenerse en pie.

Opinión

Las restricciones llegan hasta el reducto de lo espiritual: Cierre de los lugares de culto, en la fase dura, aforo limitado en las sucesivas,...

Miscelánea

Ya está disponible la lotería de Navidad para mantener la Revista Reino de Valencia.

Publicidad

Copyright © 2020. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.