Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Tradición Viva

Análisis

La Iglesia Católica ha sido pionera de la Civilización

Importante señalar que los encargados de todo este intenso proceso de restauración cultural, fueron los monjes católicos.

Imagen con licencia Pixabay
image_pdfLEER EN PDF

Una de las más populares leyendas negras en contra de la Iglesia Católica, es la que dice que ella ha sido la culpable del atraso de la civilización. Muchos católicos no saben cómo responder porque, por una parte, desconocen los aportes que la Iglesia le ha dado al mundo, y por otra parte, porque se han creído la leyenda negra, han creído que es verdad lo que se cuenta sobre el supuesto atraso que impuso la Iglesia sobre la civilización occidental. Veamos, contrariamente a lo que se suele decir, algunas de las maneras en que la Iglesia ha sido pionera de la civilización.

El filósofo Bertrand Russell, en su libro, Historia de la filosofía occidental, nos describe la situación de los primeros cinco siglos de la era cristiana:

Después de una calma durante el siglo IV, en el (siglo) V se completó la extinción del Imperio occidental y el establecimiento de los bárbaros por casi todo su territorio. Las guerras de bizantinos y lombardos destruyeron lo que quedaba de la civilización de Italia. Los árabes conquistaron la mayoría del territorio del Imperio oriental, se establecieron en África e Hispania, amenazaron las Galias y en alguna ocasión saquearon Roma. Los daneses y normandos causaron estragos en la Galia y en Britania, en Sicilia y en Italia meridional. La vida, en todos estos siglos fue precaria y llena de penalidades. 

Muchos son los historiadores que han llegado a la conclusión, de que la verdadera causa del atraso civilizatorio fueron las invasiones bárbaras. Estos pueblos estaban acostumbrados al homicidio, a las guerras y a la venganza como métodos para solucionar los conflictos y mantener el orden, porque no les interesaba establecer qué cosa era la justicia y sentenciar a los culpables siguiendo criterios razonables.

En este sentido, la Iglesia innova las costumbres de estos pueblos ya que comenzó a infundir en esta gente el espíritu del Evangelio y particularmente, la ética del llamado Sermón de la Montaña. Antes de que la Iglesia les convenciera de que la justicia no era lo mismo que la venganza, la guerra o la violencia, la forma en que los bárbaros pretendían hacer justicia, era por medio de prácticas ínfimamente racionales.

Una de estas prácticas poco racionales, era la ordalía del agua hirviendo, bastante común entre ellos, que consistía en introducir la mano del prisionero en un caldero de agua hirviendo para extraer de su fondo, una piedra. Luego se le ponía un vendaje en su brazo y tres días después, una vez quitada la venda, el prisionero era declarado culpable si la herida comenzaba a curar y las costras comenzaban a ser visibles. De lo contrario, el prisionero era hallado culpable. Estos métodos fueron sustituidos por criterios diferentes, basados en lo que el Evangelio enseñaba. De esta forma, la Iglesia introdujo criterios totalmente nuevos para juzgar los delitos cometidos.

Pero aún con esta innovación, las invasiones bárbaras continuaron. Al llegar a los distintos asentamientos europeos, arrasaban lo que encontraban a su paso. La Iglesia por su parte, continuaba de pie en su misión fundamental, que siempre ha sido anunciar la Buena Nueva de Jesucristo. Un dato interesante en la forma en que muchos de estos pueblos bárbaros aceptaron el Evangelio, era que bastaba con que el caudillo de las hordas se convirtiera para que la gente se convirtiera con él.

NUESTROS LIBROS RECOMENDADOS

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

De esta forma de conversiones de algunos pueblos bárbaras surgió un hombre llamado Carlo Magno, considerado como el Padre fundador de Europa quien fuera protagonista de un épico desarrollo de un primer imperio basado en los principios cristianos conocido como Imperio carolingio. El papa León III lo confirmo como rey, y Carlo Magno decidió dejarle a la Iglesia, el desarrollo cultural de su imperio. La gente de su reino y los hombres más importantes de su séquito, recibían la educación que la Iglesia impartía en las llamadas escuelas catedralicias; preludio de lo que siglos más tarde, el mundo recibiría de la Iglesia Católica: las universidades.

El Imperio carolingio se caracterizó por un proceso breve pero intenso de restauración de la cultura clásica. Se reintrodujo el estudio del latín gracias a que la Iglesia ya lo usaba para el culto y la liturgia y que a su vez, sirvió para unificar, por medio de una sola lengua, al imperio de Carlo Magno. También se renovaron los estudios de los textos de los Padres de la Iglesia y los textos de los grandes pensadores del antiguo imperio romano.

También se realizaron innovaciones importantes, por ejemplo, la invención de las letras minúsculas carolingias, las mayúsculas y los espacios entre las palabras que facilitó y agilizó la lectura de estas grandes obras. Se retomó el estudio de lo que en la cultura clásica se conocía como las siete Artes Liberales, es decir: la geometría, la matemática, la astronomía, la música, la lógica, la retórica y la gramática.

Puede leer:  Epílogo del libro “RENOVATIO EUROPAE“

Importante señalar que los encargados de todo este intenso proceso de restauración cultural, fueron los monjes católicos. Ellos salvaron la cultura de las invasiones de los bárbaros ya que bastaba con que quedara un solo convento en pie para que los monjes hicieran el trabajo de volver a trascribir a mano las obras de los Padres de la Iglesia, los textos de la Grecia Antigua y los grandes textos de los latinos: de Virgilio, Cicerón o Séneca. Casi todos los textos clásicos que se conservan hasta el día de hoy, son los que los monjes de ese tiempo se encargaron de restaurar y preservar.

A pesar de que el imperio carolingio finalizó en el año 843, la labor de los monjes continuó dando sus frutos. Estos hombres de vida monástica siguieron preservando e impulsando la educación y la cultura. Pero también fueron los pioneros en otras áreas, por ejemplo, en el trabajo manual, principalmente en la agricultura, en el desarrollo del arado y la siembra de granos y hortalizas, en la apicultura, en la elaboración de vinos, siendo que los monjes cistercienses inventaron el famoso champán. Los monjes fueron los primeros en producir derivados de la leche como el queso, y los primeros en practicar el cruce para mejorar la calidad del ganado mayor y del ganado menor.

En el siglo XVI, en Inglaterra los monjes habían puesto las bases para lo que dos siglos después se conoció como la Revolución Industrial. Probablemente esta revolución hubiese llegado mucho antes, pero el rey Enrique VIII que comenzara una encarnizada persecución contra la Iglesia Católica, destruyó completamente los muchos conventos en donde ya se estaban ensayando trabajos con hierro que estos monjes fundían en los hornos que ellos mismos construían.

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Todos los monjes estaban inspirados en la famosa regla de San Benito, ora et labora. Para los monjes la oración y el trabajo eran medios para alcanzar la santidad. Y aunque el objetivo fundamental era la unión espiritual con Dios en la Vida Eterna, los monjes, sin embargo, en este mundo, transformaron su entorno y fueron los principales artífices de lo que hoy conocemos como Civilización Occidental. Es en occidente donde brotaron tres grandes rasgos de toda civilización. En primer lugar, la cultura, la educación, la lectura y la escritura como puntos fundamentales de desarrollo. En segundo lugar, las urbes como el centro de la vida social. Las capitales del mundo, siguen siendo los focos centrales donde se desarrolla la vida artística, económica, política, etc. Y en tercer lugar, la producción de ideas, de saberes y de conocimientos filosóficos, científicos o de cualquier otra índole.

Así, pues, muy al contrario de lo que se suele hacer creer, de que la Iglesia Católica ha sido la causa del atraso; en realidad ha sido ella quien ha impulsado el desarrollo. Las subsiguientes innovaciones económicas, culturales, políticas, etc., en occidente, han tenido como base, todo el trabajo que los monjes católicos realizaron para la preservación, restauración e impulso de lo que hoy llamamos Civilización Occidental. Desde las innovaciones jurídicas, a la producción de ideas y conocimientos científicos o filosóficos; al cultivo de la tierra, hasta el desarrollo de las grandes ciudades, la Iglesia Católica siempre ha sido pionera.

COMPARTE:


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 12.000.000 de páginas vistas anualmente en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en Telegram: t.me/tradicionviva / Facebook: @editorial.tradicionalista / Twitter: @Tradicion_Viva / Youtube: youtube.com/c/tradicionvivaTv / Suscríbete a nuestro boletín digital gratuito, pulsa aquí.

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

NUESTROS LIBROS

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.

Agenda

No hay próximos eventos actualmente.

Publicidad

DESTACADOS

EN AMAZON

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

Publicidad

Podcast

Imaginamos un mundo sin infierno y sin cielo. Un mundo que dejó de diferenciar el bien del mal y acabó difundiendo el vicio y...

Entrevistas

LEER EN PDF Entrevista al organizador del Rosario de Hombres de Sevilla: «España es Tierra de María, y, dentro de ella, Sevilla, es el...

Religión

LEER EN PDF El cardenal Raymond Burke, que se ha caracterizado siempre por ser claro en sus manifestaciones se ha dejado de medias tintas,...

Actualidad

Fallece el historiador navarro Tarsicio de Azcona a los 98 años.

Publicidad

Copyright © 2022. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.

Boletín gratuito

Reciba en su correo nuestro boletín digital

(tras cumplimentar el formulario le enviaremos un correo para que confirme la suscripción)

Holler Box