Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Tradición Viva

Religión

Ser cristiano en Marruecos

“Es imposible avanzar en el camino de los derechos de los cristianos marroquíes”.

Imagen con licencia Pixabay
image_pdfLEER EN PDF

Mustapha Soussi tiene 49 años, pero se convirtió al cristianismo con 24, por lo que ha vivido la mayor parte de su vida siendo un cristiano converso en Marruecos. Su padre era imán en Taroudant, un pueblo del sur del país magrebí y Soussi estudió en una escuela coránica hasta los 18. Pero algo no le encajaba en su interior, no se sentía del todo a gusto con el Islam y empezó a estudiar la Biblia.

Durante años, comparó ambos textos sagrados y encontró numerosas contradicciones en el Corán. Finalmente, en 1994, tras una etapa de meditación, se convirtió al cristianismo. Sus siete hermanos dejaron de hablarle. -Ahora solo le hablan dos de ellos-. Sus padres, también. Todo su entorno, amigos, vecinos, primos y compañeros de trabajo, le dieron la espalda. “A los cristianos nos ven como bichos raros, infieles, aunque seamos igual de marroquíes que los musulmanes. Pero yo estaba cansado de vivir en la clandestinidad y necesitaba dar la cara, salir a la luz. Hay marroquíes convertidos al cristianismo que tienen miedo incluso de contárselo a su familia. Tienen que llevarlo toda la vida a escondidas”, explica Soussi, que hace cuatro años decidió salir del armario de la religión y contarle al mundo que es cristiano.

Sin embargo, temió la persecución que tanto él como su mujer y su hijos comenzaron a sufrir tras la decisión de hacerlo público. Debido a ese acoso, su familia se vio obligada a abandonar el hogar y mudarse a otra ciudad del sur de Marruecos, situada a 300 kilómetros de Taoudant. Él se quedó, pero tuvo que enfrentarse a los desprecios de sus amigos y de sus compañeros de trabajo.

Soussi fundó la Coordinadora de Cristianos marroquíes en 2017, una de las dos asociaciones -ilegales porque no están reconocidas por el Ministerio de Interior-, que abogan por los derechos de los cristianos marroquíes en Marruecos. A finales de 2018, debido al acoso, dimitió de su puesto. Ahora le sustituye Zouhair Doukali, también cristiano y marroquí. Ambos luchan por los derechos de los cristianos marroquíes en un país que establece el islam suní como única religión para todas las personas nacidas en el país magrebí.

Asma Duffri, de 25 años, pertenece al Comité de Cristianos marroquíes. Este comité, a su vez, está integrado dentro de la Asociación Marroquí por los Derechos y las Libertades de las minorías religiosas en Marruecos, que defiende los derechos de los musulmanes chiítas, de los ahmadis, los ibadis y los cristianos desde abril de 2018. Es también una asociación ilegal. Ha tratado de formalizar su situación con el Ministerio de Interior en varias ocasiones para obtener reconocimiento jurídico. Aunque, de momento, no han tenido una respuesta positiva. Pero debido a esos trámites formales con las autoridades marroquíes, les dejan reunirse en su local sin ser perseguidos. No para celebrar cultos, pero sí para hacer reuniones y charlas sobre los asuntos que les conciernen.

Vivir en la clandestinidad

Asma se convirtió al Islam hace tres años por la misma razón que Soussi: veía incoherencias y tenía muchas dudas respecto al Corán. Sobre todo respecto al lugar que relega el Islam a las mujeres. De hecho, ella no practicaba el Islam antes de convertirse. Tampoco era creyente. Conoció el cristianismo a través de las redes sociales, contactando con otros cristianos de Túnez, Libia y Egipto. Y tras entrar en contracto con cristianos marroquíes en Rabat, decidió convertirse. Su familia que vive en Agadir, localidad situada al sur de Marruecos y la ciudad natal de Asma, no sabe nada de la inclinación religiosa de su hija.

Y Asma tampoco está preparada para decírselo. “Yo creo que no tendría demasiados problemas porque mi padre tampoco es creyente ni practicante musulmán, pero de momento prefiero llevarlo en el anonimato. No solo por mis padres. Es que todo esto es un tabú aquí. Y los cristianos no tenemos ningún derecho. Marruecos no nos deja practicar la fe en libertad. Solo los extranjeros, los occidentales y los africanos, pueden entrar libremente a las iglesias y vivir el cristianismo abiertamente. Nosotros tenemos prohibida la entrada a las Iglesias”, explica en una reunión con El Confidencial en una cafetería de Rabat, tras cambiarse de mesa, ya que no quería que nadie le escuchara. ¿Miedo? Un poco, pero más bien son las pocas ganas de tener que esquivar miradas hirientes y sentirse incómoda, dice.

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Los cristianos marroquíes pertenecen al 4%, según datos de la Asociación por las Libertades y los Derechos de las religiones minoritarias, de población que han decidido salirse del Islam suní y convertirse a otra religión, culto o rama del islam. Según las cifras que maneja el Comité de cristianos marroquíes, en Marruecos habría 9.000 cristianos conversos, aunque es probable que haya muchos más. Jawad Elhamidy, el fundador de la Asociación a favor de los Derechos de las minorías religiosas, estima que son 300.000 los marroquíes que no siguen la única doctrina permitida en Marruecos que es el islam suní. Cualquier conversión a otra religión es ilegal y no está aceptada por la Constitución. Para Asma, “el sistema político y la religión es lo mismo”. Por eso, asegura, “es imposible avanzar en el camino de los derechos de los cristianos marroquíes”.

Puede leer:  El “Apostolado de la Adoración”

Pero todos, pertenezcan a una asociación o no, se ven obligados a vivir su fe en la clandestinidad. Se reúnen en Iglesias caseras, que suelen ser las casas de alguno de los feligreses o locales clandestinos que usan para leer los Evangelios y poder celebrar el culto. “Las autoridades saben que existen algunas de estas iglesias clandestinas, pero les dejan tranquilos porque tienen apoyo y financiación de extranjeros. Los demás no tenemos que reunir en casas de amigos”, aclara desde esta asociación.

Tienen muchas dificultades para cambiarse el nombre islámico a uno bíblico. -“Solo una persona, en Marrakech, ha conseguido cambiarse el nombre musulmán a uno cristiano, pero es muy costoso y lleva muchos trámites y tiempo”, explica Asma-. Tampoco pueden casarse por un rito eclesiástico o civil. Ni ser enterrados por un rito cristiano en cementerios cristianos. En Marruecos solo hay cementerios musulmanes. Y sus hijos tienen que estudiar el Islam en la escuela, obligatoriamente. No pueden celebrar la Navidad o la Semana Santa.

Una no-boda cristiana

Kamal Rassain, de 30 años, se convirtió al Islam en el año 2011, cuando tenía 21. Es de Tetuán. Sus padres, los dos, son Amazigh. “Los amazighs no era musulmanes antes de las llegada de los árabes”, explica a este periódico justificando su conversión al Islam. “Desde el principio sentí que la religión musulmana no me gustaba. Tenía la intuición y instinto de que no era para mí, ya que desde niño estaba buscando algo diferente dentro de la religión y, finalmente, encontré el amor del Señor Jesús. Siempre he tenido un montón de problemas con los musulmanes, tanto fuera como dentro del lugar del trabajo. Para ellos soy un infiel debido a mi simpatía hacia Cristo”, continúa. 

El junio del año pasado, coincidiendo con el mes de Ramadán, Kamal decidió casarse con su esposa, Loubna, también cristiana, por el rito cristiano. Tras la difusión del vídeo de su boda en Youtube y el eco de la noticia, empezaron a vivir una serie de abusos y persecuciones que no habían sufrido hasta la fecha. Cuando intentaba salir a Ceuta, le retiraron el pasaporte. Todavía no se lo han devuelto. “Los gendarmes me insultaron, me llamarón ‘infiel apóstata’ y tiraron la bolsa que llevaba, en la que estaba mi pasaporte y mi teléfono, al otro lado de la cerca. Me rompieron el móvil y me dijeron que fuera a una comisaría a recoger el pasaporte. Cuando fui me dijeron que allí no había ningún documento. Desde ese día estoy sin documentación”.

La boda finalmente fue anulada por las autoridades marroquíes y según asegura Kamal, ahora tienen “un hijo que no está registrado en ningún lado, es como si fuera un hijo de padres solteros”, ya que ellos no figuran como casados. Pero se niegan a casarse por el rito musulmán. “Somos cristianos y exigimos nuestro derecho a casarnos como cristianos. Igual que hacen los judíos o los musulmanes en este país.

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Arrestos y detenciones

En teoría, en Marruecos solo es delito el proselitismo. En la práctica, los cristianos marroquíes alegan que eso no es verdad, ya que el año pasado detuvieron a un joven en Marrakech porque encontraron entre sus pertenencias un libro de religión cristiano.

Meses después, en Rabat, arrestaron a otro joven. Buscaron libros y papeles cristianos, pero no encontraron nada. Tres horas después lo soltaron. El Ministerio de Interior marroquí ha negado ambas detenciones en la prensa, pero la Asociación por los derechos de las minorías religiosas, afirma que tiene constancias de que han sucedido, ya que en ambos casos los familiares se pusieron en contacto con ellos tras la detención y la ausencia de sus hijos.

COMPARTE:


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 12.000.000 de páginas vistas anualmente en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en Telegram: t.me/tradicionviva / Facebook: @editorial.tradicionalista / Twitter: @Tradicion_Viva / Youtube: youtube.com/c/tradicionvivaTv / Suscríbete a nuestro boletín digital gratuito, pulsa aquí.

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Escrito por

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

NUESTROS LIBROS

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.
Publicidad

DESTACADOS

EN AMAZON

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

Publicidad

Actualidad

El Frente POLISARIO denuncia que Marruecos aprovecha el apoyo de Pedro Sánchez para organizar un foro empresarial hispano-marroquí en el Sáhara Occidental ocupado.

Religión

Nuestro mundo languidece porque se ha apartado de Dios y ha adorado a los ídolos en lugar de adorar solamente al Dios verdadero que...

Religión

Precisamente la Iglesia existe para EVANGELIZAR.

Cultura

Solo una Europa que vuelva a ser cristiana, inmune al fanatismo ideológico porque ponga su salvación en Dios, puede luchar por el ideal sin...

Publicidad

Copyright © 2022. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.

Boletín gratuito

Reciba en su correo nuestro boletín digital

(tras cumplimentar el formulario le enviaremos un correo para que confirme la suscripción)

Holler Box