Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Tradición Viva

Religión

San Bernardo, Doctor de la Iglesia y Cazador de almas

Nació Bernardo en Borgoña (Francia)  en el año 1090.Sus padres tuvieron siete hijos  a quienes formaron debidamente en latín, literatura y sobre todo en la fe cristiana, que para ellos era lo más importante. Bernardo sintió que el Señor le llamaba a ser monje, y ocurrió que,  cuando salió de casa para irse al monasterio,  se llevó consigo a sus cuatro hermanos menores y un tío,   dejando que su hermana cuidara al papá  (la madre ya había fallecido) y el hermanito menor para que cuidara de las posesiones que tenían.
Se cuenta que,  cuando llamaron al menor para decirles que se marchaban al monasterio,  Bernardo les dijo:
«¿Así es que ustedes se van a  ganarse  el cielo y me dejan a mí únicamente en el mundo?  Esto no lo puedo aceptar»
Pasado cierto tiempo,  también Bernardo ingresó como monje.   Y más tarde llegaron también al monasterio el papá y el esposo de la hermana  (la cual también se marchó de religiosa). ¡Caso prácticamente único en la historia de la Iglesia!

Pocas personas han tenido una personalidad tan impactante y atrayente como la de nuestro Bernardo de Claraval:   poseía todas las cualidades que pueden hacer amable y simpático a un joven,  además de inteligencia viva y brillante. Su temperamento era bondadoso y alegre, y se ganaba la amistad de cuantos trataban con él. Esto y su físico lleno de vigor y lozanía  era ocasión de graves peligros para su castidad.
Por eso durante algún tiempo se enfrió su fervor y empezó a volverse hacia lo mundano y lo sensual,  cosa que le llenaba de desilusión. Después de cada fiesta se sentía más y más triste y muy desilusionado del mundo y de sus placeres.

Como sus pasiones sensuales le atacaban violentamente,  una noche se metió en el hielo hasta quedar casi congelado. El tremendo remedio le trajo mucha paz.
Durante la celebración de una noche de Navidad, Bernardo se quedó dormido y le pareció ver al Niño Jesús de Belén en brazos de María. La Santa Madre le ofrecía al Niño para que lo amara y lo hiciera amar mucho por los demás.
Desde ese día,  Bernardo ya no pensó sino en consagrarse totalmente al servicio divino y al apostolado cristiano. Para obedecer los designios de Dios,  Bernardo se marchó al monasterio de los monjes benedictinos cistercienses y pidió ser admitido.
San Esteban, el Superior, le admitió con gran alegría, pues hacía quince años que nadie había ingresado en el monasterio. Pero ni la familia ni los amigos de Bernardo  vieron con buenos ojos el que Bernardo se  retirase  ya para toda la vida en el monasterio.
Llegó al citado monasterio cisterciense con 31 compañeros más, dispuestos a ser monjes.
En el año 1112, a la edad de 22 años, ingresó en el monasterio.
Resulta muy difícil encontrar en toda la historia de la Iglesia un caso como el de San Bernardo con ese poder de atracción a la vida consagrada.
En los centros de estudio, en los pueblos, en las ciudades,  los jóvenes, al oirle hablar,  se marchaban en grupos numerosos a que Bernardo les instruyese en la vida monástica y en las excelencias de la vida religiosa.
A lo largo de su vida,  Bernardo fundó unos  300 monasterios para varones,  e hizo llegar a alta santidad a gran cantidad de ellos.  Le llamaban «el cazador de almas y vocaciones»       Con su apostolado consiguió que unos  900  jóvenes hicieran profesión religiosa como monjes.
En el monasterio del Císter, San Bernardo mostró tales cualidades de líder y de santo,  que a los 25 años fue enviado como Superior a fundar un nuevo monasterio en Claraval,  donde los monjes tenían que trabajar duro para ganarse el pan,  pues la vida del monje consiste en orar y trabajar por y para Dios. En Claraval empezó con 20 compañeros,  pero con el paso del tiempo,  el monasterio llegó a tener unos 130 monjes.    De este monasterio salieron monjes a fundar otros 63 cenobios.
Después de  San Juan Crisóstomo  y  de  San Agustín es difícil encontrar otro orador cristiano que despertase en las gentes grandes deseos de santidad.  Fue llamado «doctor melífluo»  por su predicación  «boca de miel».

Puede leer:  Cristofobia

Su inmenso amor al Señor y a la Virgen María y su grandísimo deseo de ganar almas para Dios  le llevaban a estudiar horas y horas cada sermón que iba a pronunciar y luego,  como sus palabras eran saetas de fuego,  el efecto en los oyentes era verdaderamente digno de admirar.   Nunca predicaba si antes no oraba largamente.
Lo que más deseaba Bernardo era vivir en el monasterio dedicado a la oración y al trabajo,  pero las necesidades de la Iglesia de su tiempo hicieron que  el Papa, los obispos, el pueblo y los reyes  le pidiesen contínuamente que fuera a ayudarles.
Con una salud sumamente débil  recorrió prácticamente toda Europa predicando la paz,  deteniendo las herejías,  corrigiendo errores,  animando a los desanimados y hasta reuniendo ejércitos para defender a los pueblos cristianos.  Bernardo era el árbitro aceptado por todos.
Si durante el día no dejaba de atender estos asuntos tan importantes para la Iglesia de su tiempo,  las noches las pasaba en vela, orando.
Después de haber llegado a ser el hombre más famoso de la Iglesia de su tiempo,   Bernardo dejó este mundo el 20 de agosto de 1153,  a los 63 años de edad.
Fue canonizado en 1170 por el Papa Alejandro III, y proclamado Doctor de la Iglesia por el Papa Pío VIII.

Oración.- 
    
Oh Dios,  que hiciste del abad san Bernardo,
inflamado por el celo de tu casa, 
una lámpara ardiente y luminosa en tu Iglesia;
concédenos,  por su intercesión,  participar
de su ferviente espíritu y caminar siempre
como hijos de la luz.
Por Jesucristo, nuestro Señor.  Amén.

José Vicente Martínez, pbro.

COMPARTE:

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 12.000.000 de páginas vistas anualmente en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en Telegram: t.me/tradicionviva / Facebook: @editorial.tradicionalista / Twitter: @Tradicion_Viva / Youtube: youtube.com/c/tradicionvivaTv / Suscríbete a nuestro boletín digital gratuito, pulsa aquí.

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

José Vicente Martínez, Sacerdote.

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

NUESTROS LIBROS

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.
Publicidad

DESTACADOS

EN AMAZON

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

Publicidad

Religión

Los cimientos de la histórica capilla de la calle Laforja de Barcelona han vibrado al vivir un momento histórico, pues era la primera vez...

Videos

El editor recomienda VÍDEO: La Reforma-Capítulo 1: Un mundo católico VÍDEO: "Ser contrarrevolucionarios es estar con nosotros". Pedro Fernández Barbadillo VÍDEO: El porqué de...

Actualidad

Se ha sabido que el Obispo de Matagalpa está sufriendo de afectaciones cardíacas agravadas por su reclusión.

Religión

El jueves se reunió el Obispo de Fontibón con el presidente de la empresa administradora, y se restauró el contrato de comodato.

Publicidad

Copyright © 2022. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.