Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Tradición Viva

Cultura

Ceremonial

Cuadro de Jules Lenepveu la Coronación de Carlos VII

Hasta la Revolución Francesa el mundo no conoció la aberración que se llama gnosticismo de Estado. En los pueblos paganos, así como en los cristianos era convicción, sin controversia, el carácter religioso del que se deberían revestir todas las manifestaciones de la vida pública.

En las grandes monarquías, en las repúblicas aristocráticas o burguesas, todos los acontecimientos de relieve de la vida civil eran conmemorados de modo religioso: investiduras de jefes de Estado, celebración de héroes nacionales, glorificación de hechos de armas notables, expresión de los grandes lutos nacionales, todo se hacía en ceremonias de culto, como las consagraciones, las misas de acción de gracias o de Requiem, los Te Deum, etc. En el cuadro de Jules Lenepveu la Coronación de Carlos VII, que se encuentra en el Panteón de París.

Esos actos, como claramente se ve, no tenían carácter exclusivamente simbólico o alegórico. Si bien que sirviesen también para manifestar de modo oficial la alabanza, la alegría o la tristeza nacional, tenían también un contenido muy real, que era el acto religioso por el cual la colectividad nacional, como tal, refería al Creador sus alegrías y sus dolores, su gloria y su infortunio, adorando, agradeciendo, expiando o suplicando gracias, oficialmente reunida a los pies del Dios tres veces Santo.

En el altar mayor de la catedral de Notre Dame de París, en la diabólica Revolución Francesa, durante una “fiesta de la Razón” se le dio culto a la “diosa Razón”. Actos análogos se repitieron en otras catedrales o iglesias francesas.

Con esa revolución comenzaron los actos públicos de carácter meramente lego. Esos actos procuraban copiar las manifestaciones públicas de fondo religioso del Antiguo Régimen, sucedáneo que no raras veces fue simiesco, como la adoración de una actriz semidesnuda representando a la diosa razón. Despojadas forzosamente esas manifestaciones de su contenido real, que era religioso, quedaron reducidas a la condición de fórmulas huecas, sin ningún otro valor que el de una fría alegoría. Se “guillotinó” el carácter religioso de las ceremonias públicas.

Desde 1789 hasta ahora, la composición de alegorías cívicas evolucionó sin duda, y poco a poco se encontraron, en ese terreno, formulas tocantes, expresiones de gran hermosura literaria o escénica, perfectamente capaces de impresionar una gran multitud. Pero, en el fondo de todas ellas, queda siempre la impresión de las alegorías que no son más que una figura fugitiva e impalpable de la realidad, de alegorías que se desvanecen inmediatamente después de la ceremonia, y que pasan como pasan todas las cosas de la Tierra.

COMPARTE:


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 12.000.000 de páginas vistas anualmente en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en Telegram: t.me/tradicionviva / Facebook: @editorial.tradicionalista / Twitter: @Tradicion_Viva / Youtube: youtube.com/c/tradicionvivaTv / Suscríbete a nuestro boletín digital gratuito, pulsa aquí.

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Puede leer:  VÍDEO: "Ser contrarrevolucionarios es estar con nosotros". Pedro Fernández Barbadillo
Escrito por

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

NUESTROS LIBROS

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.
Publicidad

DESTACADOS

EN AMAZON

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

Publicidad

Opinión

Dos jóvenes bromean despreocupadamente. Podrían ser dos estudiantes que se preparan para una broma afeitándose el pelo. El que hace de peluquero, tras su...

Carlismo

El 28 de abril de 1894 contrajeron matrimonio don Carlos y doña Berta de Rohán. En el estudio de Adéle, en Viena se realizó...

Carlismo

Anciano de ochenta y tres años, capitán de la guerra carlista, comandante de voluntarios en Filipinas, condecorado con multitud de cruces; hombre bueno, caía...

Religión

¿Cómo debemos hacer apostolado? Con las armas de la franqueza: “Que vuestro sí sea sí, y vuestro no, no, para que no caigáis bajo...

Publicidad

Copyright © 2022. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.