Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Tradición Viva

Religión

Monseñor Schneider: la Misa tradicional, incluso a costa de un “exilio litúrgico”

Con motivo de la Conferencia de Identidad Católica organizada por la revista The Remnant los días 1 y 2 de octubre de 2022, en Pittsburgh (Estados Unidos), Monseñor Athanasius Schneider hizo varias declaraciones, traducidas al francés por Jeanne Smits en su blog. Hemos incluido en este artículo las palabras más significativas del obispo auxiliar de Astana (Kazajistán), sobre la Misa tradicional y la persecución a la que está sometida en Roma y en las diócesis.

El 4 de octubre, el sitio LifeSiteNews publicó estas palabras extraídas de su conferencia en Pittsburgh: «Los poderes fácticos odian lo santo, y por eso persiguen la misa tradicional», palabras fuertes completadas con este sabio llamamiento: «sin embargo, no debemos responder con ira y pusilanimidad, sino con la profunda certeza de la verdad, la paz interior, la alegría y la confianza en la divina Providencia».

El prelado también afirma: «Declarar que el rito reformado del Papa Pablo VI es la única expresión de la lex orandi del rito romano -como hace el Papa Francisco- es una violación de la tradición bimilenaria respetada por todos los pontífices romanos que nunca mostraron tal intolerancia rígida».

Y añade: «No se puede crear de golpe un nuevo rito, como hizo Pablo VI, y declarar que ese rito es la expresión exclusiva del Espíritu Santo en nuestro tiempo, y al mismo tiempo retratar el rito anterior -que prácticamente no sufrió cambios en el espacio de al menos mil años- como defectuoso y nocivo para la vida espiritual de los fieles». Y señala con toda razón que tal argumento «lleva inevitablemente a la conclusión de que el Espíritu Santo se contradice a sí mismo».

En esencia, Monseñor Schneider está de acuerdo con las críticas formuladas, desde 1969, por los cardenales Alfredo Ottaviani y Antonio Bacci en su Breve Examen: «El nuevo Ordo de Pablo VI debilita sin duda la claridad doctrinal en cuanto al carácter sacrificial de la Misa y debilita considerablemente la sacralidad y el misterio del culto mismo». Mientras que la Misa tradicional contiene e irradia «una eminente integridad doctrinal y una sublimidad ritual».

Esto explica la hostilidad de quienes persiguen la Misa tradicional: «El esplendor de la verdad, el carácter sagrado y sobrenatural del rito tradicional de la Misa inquieta precisamente, entre los clérigos que ocupan altos cargos en el Vaticano, a los que, como otros, adoptaron una nueva posición teológica revolucionaria, más cercana a la visión protestante de la Eucaristía y del culto, caracterizada por el antropocentrismo y el naturalismo».

Y reitera: «Pablo VI es el primer Papa en dos mil años que se ha atrevido a hacer una revolución del ordo de la Misa: una verdadera revolución». Tal declaración, en el momento también en que Monseñor Schneider ha publicado su libro «La Misa Católica», haría esperar que el obispo eligiera celebrar exclusivamente la Misa tradicional en latín. Por el momento, también celebra la Misa de Pablo VI en determinadas circunstancias.

Especialmente porque en el resto de sus declaraciones, invita enérgicamente a los sacerdotes y fieles adheridos a la Misa tradicional a no temer el «exilio litúrgico» visto como una persecución sufrida por Dios.

Luego establece este paralelo histórico: «La persecución actual cuyo objetivo es un rito guardado celosa e inmutablemente por la Iglesia romana desde al menos un milenio -y por lo tanto mucho antes del Concilio de Trento- hace pensar hoy en una situación análoga a la de la persecución contra la integridad de la fe católica durante la crisis arriana en el siglo IV.

«Aquellos que, en ese tiempo, preservaban firmemente la fe católica fueron desterrados de las iglesias por la gran mayoría de los obispos, y fueron los primeros en celebrar misas clandestinas de alguna manera».

Y manda un mensaje a los perseguidores: «Podemos decir a estos hombres de la Iglesia de nuestro tiempo, espiritualmente ciegos y soberbios, que desprecian el tesoro del rito tradicional de la Misa y que persiguen a los católicos que se adhieren a él: «No lograrán vencer ni aniquilar el rito tradicional de la Misa».

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

«Santo Padre, Papa Francisco, no logrará destruir el rito tradicional de la Misa. ¿Por qué? Porque está luchando contra la obra que el Espíritu Santo ha tejido tan cuidadosa e ingeniosamente a lo largo de los siglos».

La verdadera obediencia de la Iglesia

Respondiendo a las preguntas de Michaël Matt, director de The Remnant, el 13 de octubre, Monseñor Schneider aclaró la naturaleza de la verdadera obediencia en la Iglesia, con elementos de explicación que recuerdan a los desarrollados por Monseñor Marcel Lefebvre, hace más de 40 años:

«Debemos continuar incluso si en algunos casos decimos que no podemos obedecer al Papa en este momento porque ha emitido estos mandamientos u órdenes que obviamente socavan la fe, o nos roban el tesoro de la liturgia; es la liturgia de toda la Iglesia, no es la suya propia, sino la de nuestros padres y nuestros santos, por lo que tenemos derecho a ella.

“En estos casos, aunque desobedezcamos formalmente, estaremos obedeciendo a la Iglesia de todos los tiempos, e incluso, con esta desobediencia formal, manifiesta, honraremos a la Santa Sede custodiando los tesoros de la liturgia, que es un tesoro de la Santa Sede, pero que está temporalmente restringida o discriminada por quienes actualmente ocupan altos cargos en la Santa Sede».

Puede leer:  Reviviendo las tradiciones familiares católicas

En una entrevista con el director de LifeSiteNews, John-Henry Westen, el 28 de octubre, Monseñor Schneider habló sobre la persecución, evocando la época de las catacumbas:

«Un ejemplo de este tipo de situación, tanto para los fieles como para los sacerdotes -de ser en cierto modo perseguidos y marginados por quienes ocupan los altos cargos de la Iglesia, por los obispos- es el que sucedió en el siglo IV, conocido como arrianismo.

«En ese entonces, los obispos válidos, los obispos lícitos, la mayoría de ellos, perseguían a los verdaderos católicos que guardaban la tradición de la fe en la divinidad de Jesucristo, Hijo de Dios. Esta era la cuestión de vida o muerte, de la verdad, de la tradición de la fe. Y así estos fueron expulsados ​​de las iglesias, fueron obligados a ir a las «raíces», a las misas al aire libre.

«En cierto modo, nosotros también podemos encontrarnos en tales situaciones. Y ya ha sucedido, sobre todo después de Traditionis custodes. Hay lugares donde la gente es literalmente expulsada de las iglesias parroquiales donde durante muchos años se había celebrado la misa tradicional en latín aprobada por el Papa Benedicto XVI y los obispos locales.

«Hoy, en el nuevo contexto de Traditionis custodes, algunos obispos -repito- están literalmente expulsando de las iglesias, de las parroquias, a los mejores fieles, a los mejores sacerdotes: los están expulsando de la iglesia parroquial conocida como iglesia madre. Y estos fieles se ven obligados a buscar nuevos lugares de culto, como gimnasios, escuelas o salones de asamblea, etc.

«Es una situación similar a una cierta forma de catacumbas. No son literalmente catacumbas porque todavía pueden celebrar públicamente, pero se puede comparar con el tiempo de las catacumbas porque no pueden hacer uso de las estructuras ni de los edificios oficiales de la Iglesia».

Y recuerda de nuevo qué es realmente la obediencia en la Iglesia: «Debemos aclarar el verdadero concepto y significado de la obediencia. Santo Tomás de Aquino dice que la obediencia absoluta e incondicional se la debemos solo a Dios, pero a ninguna criatura, ni siquiera al mismo Papa. La obediencia al Papa y a los obispos en la Iglesia es, por tanto, una obediencia limitada.

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

«Así, cuando el Papa o los obispos ordenan algo que socavará manifiestamente la plenitud de la fe católica y la plenitud de la liturgia católica -ese tesoro de la Iglesia, la misa tradicional en latín- es dañino porque socava la pureza de la fe; al socavar la pureza del carácter sagrado de la liturgia, estamos socavando a toda la Iglesia.

«Disminuimos el bien de la Iglesia, el bien espiritual de la Iglesia. Disminuimos el bien de nuestras almas. Y en esto no podemos colaborar. ¿Cómo podríamos colaborar en disminuir la pureza de la fe, cómo podríamos colaborar en disminuir el carácter sagrado, sublime, de la liturgia de la Santa Misa, la Misa tradicional milenaria de todos los santos?

En tal situación, tenemos la obligación (no se trata solo de decir que “podemos” en determinadas ocasiones) de decir al Santo Padre, a los obispos, «con todo el respeto y el amor que les debemos, no podemos ejecutar estas órdenes que dan porque perjudican el bien de nuestra santa Madre Iglesia».

«Así que tenemos que buscar otros lugares y, sin embargo, de alguna manera ser formalmente desobedientes. Pero de hecho seremos obedientes a nuestra santa Madre Iglesia, que es más grande que cualquier Papa. ¡La Santa Madre Iglesia es más grande que un Papa en particular! Y así obedecemos a nuestra santa Madre Iglesia.

«Obedecemos a los Papas de todas las épocas que han promovido, defendido y protegido la pureza de la fe católica, incondicionalmente, sin concesiones, y que también han defendido la santidad y la liturgia inmutable de la Santa Misa a lo largo de los siglos».

Fuentes: The Remnant/LifeSiteNews – trad. à partir de J. Smits/DICI n°426 – FSSPX.Actualités

COMPARTE:


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 12.000.000 de páginas vistas anualmente en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en Telegram: t.me/tradicionviva / Facebook: @editorial.tradicionalista / Twitter: @Tradicion_Viva / Youtube: youtube.com/c/tradicionvivaTv / Suscríbete a nuestro boletín digital gratuito, pulsa aquí.

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Foto del avatar
Escrito por

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

NUESTROS LIBROS

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.
Publicidad

DESTACADOS

EN AMAZON

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

Publicidad

Historia

A comienzos del siglo XIV, fuertes contrastes y tensiones sociopolíticas amenazaban con romper el equilibrio Iglesia-Imperio que, a través de diversas vicisitudes, se había...

Entrevistas

Gabriel Calvo Zarraute es sacerdote y párroco rural en los Montes de Toledo. Se licenció en Estudios Eclesiásticos, en Teología Fundamental, en Historia de la...

Historia

Tras el cónclave que dio origen al cisma en 1378, el santo dominico se apresuró a escribir un Tratado para vencer la llamada “indiferencia”...

Religión

Aún no se digiere el impacto del libro de Mons. Ganswein, cuando ya todos hablan de “In buona fede” de Muller.

Publicidad

Copyright © 2022. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.