Connect with us

Hi, what are you looking for?

Tradición VivaTradición Viva

Historia

Proceso revolucionario

El proceso revolucionario recibió un impulso en España con las Cortes de Cádiz.

La degollación de los frailes, en San Francisco el Grande (Madrid). Reproducción de una obra de Ramón Pulido.

El proceso revolucionario recibió un impulso en España por una parte con José Bonaparte, llamado por el pueblo Pepe Botella, que es un rey que viene ya con la Constitución debajo del brazo, que trae una monarquía liberal y que inicia una desamortización muy clara y una persecución religiosa. Y, por otro lado, las Cortes de Cádiz estaban de acuerdo con eso. Estaban en contra de los invasores, sí, pero haciendo una revolución política con una Constitución calcada de la de 1791 de la Revolución Francesa, una monarquía parlamentaria. Los decretos de Cádiz ya son revolucionarios y ya contemplan una desamortización a gran escala de los bienes eclesiásticos. Eran enemigos de José Bonaparte, pero estaban en su misma dirección. Vuelven a expulsar a la Compañía de Jesús, que había sido restaurada por Pío VII justo después de Napoleón. Suprimen todos los monasterios de España, 290, se salvan 8 por razones históricas, como El Escorial. De los conventos, suprimen 1.701, la mitad de los que había. Aparte de eso destierran a ocho obispos, expulsan de España al nuncio apostólico y de paso asesinan al obispo de Vich, Raimundo Strauch, por realista.

El pueblo reacciona levantándose en las guerrillas, el mismo fenómeno de la Guerra de Independencia, a favor del rey y de la Iglesia. Cuando en 1823 vienen los Cien Mil Hijos de San Luis a restaurar el Antiguo Régimen en un paseo militar llegan hasta Madrid y rescatan al rey en Cádiz, donde lo habían llevado.

Fernando VII muere en 1833, y en 1834 tiene lugar la primera matanza de frailes de la historia de España, el 17 de julio en Madrid. Grupos perfectamente organizados empiezan a matar frailes, comenzando por los jesuitas, que habían vuelto otra vez. En la calle de Toledo, en la colegiata de San Isidro matan a 16 de formas atroces como se ve en el cuadro. Luego esos mismos grupos van a los mercedarios, dominicos, capuchinos y finalmente acaban con los franciscanos de San Francisco el Grande, donde eliminan a casi toda la comunidad: eran cincuenta frailes, lograron escaparse dos. El gobernador militar, José Martínez, contempla el espectáculo a caballo, algunos soldados colaboran en el saqueo. Dura de doce del mediodía hasta las diez de la noche sin la menor reacción militar. Detrás estaba el Gobierno. Lo dice el personaje que lo preside, Francisco Martínez de la Rosa, uno de los padres de la constitución de 1812 y masón de alto rango. Y no se depuraron responsabilidades, no se castigó a los asesinos. Ya en 1834 tenemos el espectáculo alucinante de una matanza de frailes en la capital de España promovida por el Gobierno. Entonces llega la Desamortización, en 1836 con Mendizábal, otro destacado masón. Quedan suprimidas todas las Órdenes religiosas de varones y todos sus bienes nacionalizados. Pusieron en la calle a 24.000 frailes, sin indemnización y sin nada. Los más jóvenes se buscaron la vida como pudieron, los mayores se vieron en una auténtica penuria. El gobernador civil de Madrid, Olózaga, otro masón, ordena la demolición en Madrid de 17 conventos. Para ellos era vital que dejaran de enseñar. La enseñanza, como denuncia León XIII en su condena de la masonería, ha sido siempre su fijación, quitar la enseñanza a los religiosos. Además, la influencia enorme que había tenido el clero desapareció.

Puede leer:  Reseña: Pío Moa: Hegemonía española y comienzo de la Era europea

somatemps.me

COMPARTE:


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 12.000.000 de páginas vistas anualmente en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en Telegram: t.me/tradicionviva / Facebook: @editorial.tradicionalista / Twitter: @Tradicion_Viva / Youtube: youtube.com/c/tradicionvivaTv / Suscríbete a nuestro boletín digital gratuito, pulsa aquí.

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Written By

Click to comment

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.
Advertisement

DESTACADOS

El nuevo orden mundial (NOM)

Historia del carlismo

Advertisement

Análisis

Plinio Corrêa de Oliveira escribió en diciembre de 1958, de un tirón, en apenas unos días, su obra magna «Revolución y Contra-Revolución» (que citaremos...

Análisis

Plinio Corrêa de Oliveira escribió en diciembre de 1958, de un tirón, en apenas unos días, su obra magna «Revolución y Contra-Revolución» (que citaremos...

Análisis

Plinio Corrêa de Oliveira escribió en diciembre de 1958, de un tirón, en apenas unos días, su obra magna «Revolución y Contra-Revolución» (que citaremos...

Análisis

Plinio Corrêa de Oliveira escribió en diciembre de 1958, de un tirón, en apenas unos días, su obra magna «Revolución y Contra-Revolución» (que citaremos...

Advertisement

Copyright © 2023. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.