Connect with us

Hi, what are you looking for?

Tradición VivaTradición Viva

Análisis

Enseñanza digital: un desastre a punto de ocurrir por Francesco Prandel

Se muestra que los países miembros que más han invertido en educación digital son los que han tenido resultados escolares más decepcionantes.

Imagen con licencia Pixabay

Carta abierta a los Directores de Escuela y al Director General del Departamento de Educación y Cultura de Italia.

Estimados Gerentes,

Escribo esta carta abierta para conocer su posición y sus intenciones con respecto a la digitalización de la enseñanza.

Con el advenimiento de la “buena escuela” de Matteo Renzi desde el Ministerio hacia abajo, el potencial y las virtudes de la enseñanza digital han comenzado a celebrarse. Las escuelas de todos los niveles están equipadas con registros electrónicos, tabletas, pizarras multimedia y lo digital se ha convertido en la nueva frontera de la enseñanza.

Desde un punto de vista científico, la enseñanza digital no solo deprime el aprendizaje , sino que también provoca graves trastornos físicos , neurológicos , cognitivos y conductuales en los estudiantes. Así lo afirma el neurocientífico francés Michel Desmurget en su libro “El cretino digital”:

«En lo que se refiere al uso lúdico de las pantallas, de hecho, la ciencia destaca una larga lista de influencias nocivas, tanto para niños como para adolescentes. Influencias que afectan a todos los pilares del desarrollo, desde el somático, es decir, el corporal (con efectos, por ejemplo, sobre la obesidad o la maduración cardiovascular), hasta el emocional (por ejemplo, la agresión o la depresión), pasando por el cognitivo, también llamado intelectual. (por ejemplo, lenguaje o concentración). Las repercusiones son muchas y afectan también al rendimiento académico. En efecto, parecería que el uso de la tecnología digital en el aula, con fines educativos, no es más beneficioso que los demás. Las famosas investigaciones internacionales PISA lo confirman con resultados aterradores, por decir lo menos”.

Aquí Desmurget hace referencia a una encuesta realizada por países de la OCDE en 2012. En la que, entre otras cosas, se muestra que los países miembros que más han invertido en educación digital son los que han tenido resultados escolares más decepcionantes.

Entonces, mientras los jóvenes descartan los efectos nocivos de la sobreexposición a las pantallas recreativas, ¿qué está haciendo la escuela? Digitalizar la enseñanza: de esta manera la sobreexposición a las pantallas se promueve a hiperexposición por parte de la propia escuela.

“Demencia digital” es un término acuñado en Corea del Sur, el país a la vanguardia de la digitalización de la enseñanza. Pero también es el nombre de una patología y el título de un libro publicado por el neurocientífico alemán Manfred Spitzer, que dirige la Clínica Psiquiátrica y el Centro de Neurociencia y Aprendizaje de la Universidad de Ulm. Para aquellos que no tengan tiempo de leerlo, me gustaría señalar un documento de tres caras, «Sobre el impacto de la tecnología digital en los estudiantes, con especial referencia a los procesos de aprendizaje», una encuesta de investigación realizada por el Senado en 2021. Aquí hay algunos extractos. «Están los daños físicos: miopía, obesidad, hipertensión, trastornos musculoesqueléticos, diabetes. Y están los daños psicológicos: adicción, alienación, depresión, irascibilidad, agresión, insomnio, insatisfacción, disminución de la empatía. Pero lo más preocupante es la pérdida progresiva de las facultades mentales esenciales, las facultades que durante milenios han representado lo que sumariamente llamamos inteligencia: la capacidad de concentración, la memoria, el espíritu crítico, la adaptabilidad, la capacidad dialéctica… Estos son los efectos que el uso, que en la mayoría de los casos sólo puede degenerar en abuso, de smartphones y videojuegos afecta a los más jóvenes. Nada más que cocaína. Implicaciones idénticas, químicas, neurológicas, biológicas y psicológicas. Esto es lo que afirman la mayoría de los neurólogos, psiquiatras, psicólogos, pedagogos, grafólogos y miembros de las fuerzas del orden, cada uno desde su propio punto de vista “científico”. Un cuadro objetivamente alarmante, también porque evidentemente está destinado a empeorar. […] Por todas estas razones, no es exagerado decir que el mundo digital está descerebrando a las nuevas generaciones, un fenómeno destinado a caracterizar a la clase dominante del mañana. […] Del ciclo de audiencias realizadas y de la documentación adquirida, no surgió evidencia científica sobre la efectividad de la tecnología digital aplicada a la docencia. De hecho, toda la investigación científica internacional citada demuestra, números en mano, lo contrario. En resumen: cuanto más se digitalicen las escuelas y los estudios, más caerán tanto las habilidades de los estudiantes como sus futuros ingresos». no ha surgido evidencia científica sobre la efectividad de la tecnología digital aplicada a la enseñanza. De hecho, toda la investigación científica internacional citada demuestra, números en mano, lo contrario. En resumen: cuanto más se digitalicen las escuelas y los estudios, más caerán tanto las habilidades de los estudiantes como sus futuros ingresos». No ha surgido evidencia científica sobre la efectividad de la tecnología digital aplicada a la enseñanza. De hecho, toda la investigación científica internacional citada demuestra, números en mano, lo contrario. En resumen: cuanto más se digitalicen las escuelas y los estudios, más caerán tanto las habilidades de los estudiantes como sus futuros ingresos».

Por tanto, las instituciones son perfectamente conscientes de la gravedad de la situación. Pero en lugar de buscar tapadera, en lugar de “fomentar, en las escuelas, la lectura en papel, la escritura a mano y la práctica de la memoria” como sugiere la encuesta que acabamos de mencionar, promueven y potencian la enseñanza digital.

Para cualquiera que haya conservado un mínimo de juicio independiente, esta situación solo puede parecer surrealista. Pero basta con ir y leer el “Plan Escuela 4.0” para darse cuenta de lo real que es el avance de la enseñanza digital, y por tanto del enorme daño que la escuela está causando a los alumnos. Un daño que el PNRR está llevando a niveles paroxísticos, precisamente porque obliga a las escuelas a implementar formas cada vez más extremas de enseñanza digital.

Advertisement. Scroll to continue reading.
Puede leer:  ¡Prepárese para la inminente escasez de alimentos y agua!

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

El conflicto de intereses vinculado a la enseñanza digital es tan obvio como tácito. Por un lado, las ganancias desorbitadas de los gigantes digitales. Los cuales, como es sabido, persiguen sus objetivos infiltrándose en las instituciones y comprando a sus altos directivos. Por otro, la misión del colegio, que es poner a los alumnos en las mejores condiciones para crecer cultural e intelectualmente. Por “saber leer el libro del mundo”, como cantaba Fabrizio De Andrè.

Los intereses de las multinacionales de TI (tecnologías de la información) entran en conflicto con los de los jóvenes incluso fuera de la escuela. Basta pensar en el fenómeno de los “hikikomori”, o retiros sociales. El término, de origen japonés, generalmente se refiere a adolescentes que han desarrollado tal adicción a los videojuegos, las redes sociales e internet que ya no salen de sus habitaciones. Muchos de ellos incluso abandonan la escuela. Solo en Italia, se han determinado 120.000 casos. El fenómeno va en aumento y, detrás de cada uno de estos casos, hay una familia desesperada. Una familia dejada sola por las mismas instituciones que, perseverando en celebrar la digitalización, llenan de pantallas hasta los colegios, como si fuera ya no hubiera demasiadas. Teniendo en cuenta que actualmente no existe una supervisión activa del fenómeno “hikikomori”, y que la vigilancia pasiva detecta generalmente del uno al diez por ciento de los casos reales, es fácil darse cuenta de que estamos frente a un flagelo social de proporciones aterradoras. Cientos de miles de jóvenes que están muriendo por dentro. No dentro de su habitación, dentro de su alma. Porque un adolescente que no puede salir de su habitación no es tan diferente de un adolescente enterrado en su ataúd. ¿No se daría el caso de que, al menos en la escuela, las pantallas permanezcan encendidas solo el tiempo estrictamente necesario? Porque un adolescente que no puede salir de su habitación no es tan diferente de un adolescente enterrado en su ataúd

Por favor, estimados Gerentes, no eludan sus responsabilidades respondiendo que están obligados a seguir las directivas ministeriales. Si lo hiciera, dada la gravedad de la situación, no sería tan diferente de esos oficiales que, siguiendo órdenes sin cuestionarlas, se convirtieron en cómplices de masacres y desastres. Y, por favor, no contesten que “hay que educar a los jóvenes en el uso consciente de estas herramientas”. Llamar “herramientas” a los dispositivos digitales significa, como mínimo, no haber entendido el alcance del problema: “el smartphone ya no es una herramienta, sino que se ha convertido en un apéndice del cuerpo”, reza la citada encuesta. Y el hecho de que la escuela promueva “el uso consciente” de algo que tiene “las mismas implicaciones, idénticas, químicas, neurológicas, biológicas y psicológicas que la cocaína” debería hacernos reflexionar. Así como, a nivel local, las cifras brindadas recientemente por el Dr. Stefano Calzolari, director de la unidad territorial de neuropsiquiatría infantil de la APSS, deben hacernos reflexionar. Cifras que muestran un aumento alarmante de problemas de aprendizaje y malestar psicológico-social. Sin duda, sería simplista atribuir la propagación de disturbios reportada por Calzolari únicamente a la invasión de pantallas que hemos presenciado en la última década. Pero negar que el abuso de las tecnologías digitales -dentro y fuera de la escuela- esté contribuyendo a agravar la situación es negar la evidencia, es decir, adoptar las actitudes más anticientíficas. «Hoy, un docente no puede ignorar los resultados que resultan de la ciencia empírica y de los estudios teóricos», afirmó recientemente Paolo Pendenza, presidente de la Associazione Nazionale Presidi per il Trentino ¿Y puede un Director ignorarlos?

Publicado originalmente en italiano en https://www.sinistrainrete.info/articoli-brevi/26025-francesco-prandel-didattica-digitale-un-disastro-annunciato.html

COMPARTE:


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 12.000.000 de páginas vistas anualmente en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en Telegram: t.me/tradicionviva / Facebook: @editorial.tradicionalista / Twitter: @Tradicion_Viva / Youtube: youtube.com/c/tradicionvivaTv / Suscríbete a nuestro boletín digital gratuito, pulsa aquí.

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Foto del avatar
Written By

Carlos Javier Blanco, asturiano, Doctor en Filosofía. Autor de diversos libros como "La Caballería Espiritual", "La Luz del Norte", "Oswald Spengler y la Europa Fáustica", "De Covadonga a la Nación Española".

Click to comment

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nuestros libros

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.
Advertisement

DESTACADOS

Lo + leído

En Amazon

El nuevo orden mundial (NOM)

Historia del carlismo

Advertisement

Tecnología

Las nuevas herramientas para silenciar y cancelar a los conservadores se están creando bajo la rúbrica de brindar “salvaguardias” contra la discriminación.

Tecnología

¿Cambiará nuestra existencia? ¿Trabajaremos menos tiempo? ¿Qué pasará con el arte, literatura, la docencia? ¿Conviviremos con robots en un futuro no lejano? ¿Qué será...

Análisis

“No hay competencia sin conocimientos porque ser competente implica aplicar con eficacia lo que se sabe para resolver problemas concretos. Sin saber, no hay...

Análisis

Por Eric Sammons No hace mucho tiempo, el Papa Francisco, al lamentar la existencia de católicos estadounidenses “retrógrados”, dijo que “la doctrina evoluciona… La doctrina también...

Advertisement

Copyright © 2023. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.