Hemeroteca - febrero 2013

Es la experiencia de todo Hombre creyente: el Espíritu Santo rompe nuestros esquemas. La decisión de su Santidad nos rompe los esquemas, nos pilla por sorpresa, a todos. Y todos como dice la CEE nos sentimos un poco huérfanos, no porque nos quedemos sin pontífice, sin líder espiritual, sino porque Dios escribe bien recto con los renglones...

Recibe en tu e-mail todas las novedades