¿Papiro sobre la mujer de Jesús? Una burda falsificación

Corrado Paolucci | Cortesía Aleteia.org

¿Papiro sobre la mujer de Jesús? Una burda falsificación

El “Evangelio de la mujer de Jesús” es con toda seguridad una falsificación. La enésima confirmación, como escribe Tempi el 6 de mayo, llega de un estudio recientemente publicado por Christian Askeland, un investigador americano de la Indiana Wesleyan University, especializado en versiones coptas del evangelio de Juan. El texto, escrito sobre un papiro datado en el 700 – 800 después de Cristo, fue descubierto hace dos años por la Harvard Divinity School, en el que se lee “Jesús les dijo: os presento a mi esposa”, y es, en realidad, obra de un falsificador del siglo XXI.

Diversas incongruencias

En un estudio juzgado legítimo e interesante por la propia autora del descubrimiento del papiro, Karen King, Askeland ha demostrado que el “evangelio de la esposa de Jesús” es una falsificación, gracias a la comparación con un segundo fragmento, una versión copta del evangelio de Juan, adquirido por Harvard junto con el fragmento sobre la mujer de Jesús, y después publicado en la Harvard Theological Review.

Askeland ha demostrado que el segundo fragmento es sin duda una falsificación. El texto ha sido de hecho parcialmente copiado de una investigación de 1924, recientemente publicada en internet, escrita en un particular dialecto copto (Lycopolitan), pero que los escribas del 700-800 (edad a la que se remonta el papiro) nunca habrían podido conocer, al haberse extinguido entre tres y cinco siglos antes. Comparando el fragmento falso con el que habla de la mujer de Jesús, Askeland ha encontrado más de una simple similitud. ¿Quizás lo escribió la misma mano?

Engaño del papiro autentico

¿Cómo consiguió el falsificador engañar a los expertos de Harvard y a los instrumentos de investigación de la prestigiosa universidad americana? Según los expertos, utilizó un trozo de papiro realmente antiguo, escribiendo dos textos evangélicos con un tipo de tinta particular compuesta de hollín, capaz de engañar los test de espectroscopia Raman usados para calcular su edad. Y para escribir el texto del evangelio de Juan, como demuestra el estudio de Askeland, el falsificador se inspiró libremente en un estudio de 1924, desde hace unos años descargable en internet en formato pdf.

Errores gramaticales

El escepticismo sobre el pasaje copto en el que Jesús presenta a su hipotética esposa deriva de los errores gramaticales presentes en el texto, del hecho que parece una copia del evangelio de Tomás, pero también del insólito uso de las negritas en la frase sospechosa. El experto de religión de la Brown University, Leo Depuydt, en un artículo también publicado en la Harvard Theological Review explica que el uso de las negritas parece querer producir cierto efecto cómico. “Suena más o menos así – escribe Depuydt – ‘mi esposa: ¡sí, he dicho mi esposa, lo habéis oído bien!’”. Para el experto, el fragmento “podría funcionar para un sketch de los Monty Python”, no para un estudio científico.

Le recomendamos






Comenta

Comenta nuestras noticias con tu cuenta facebook.

entrevistas tv
logo opinion portada