El escándalo del santuario ecológico de Gallifa.

Santuario ecológico de Gallifa

Santuario ecológico de Gallifa

Gallifa es un municipio de la comarca del Vallés Occidental, en la provincia de Barcelona. Allí se encuentra la iglesia de Santa María del Castillo, edificio románico del siglo XI,  está construida en el punto más alto del interior del castillo de Gallifa y está documentada en el 1060. Consta de una nave con ábside con un piso fortificado levantado con aspilleras construido en el siglo XIV que constituía un último recurso de la resistencia de los habitantes del castillo. Hasta 1860 fue parroquia de una parte del término, función que compartía con la iglesia de Gallifa. La imagen de la Virgen de la ermita del castillo  fue destrozada por los radicales de izquierda durante la guerra civil española (1936-1939).

En 1985, el rector de Gallifa, mosén Josep Dalmau, inició la reconstrucción de la iglesia románica. Al no disponer de una imagen para la misma, el coleccionista Jesús Prujà le ofreció una imagen de una talla de una Virgen del siglo XI, que había encontrado en el desván de una masía de la zona de Olot. De esta imagen no se conoce ni el nombre ni el origen. Mossén Dalmau aceptó y la renombró con la imposible advocación de la Virgen de la Ecología para una talla románica. Allí se encuentra el “santuario” ecológico de Gallifa.

Una vez restaurada la iglesia, el lugar fue convertido en un espacio de encuentro y defensa de los valores ecológicos desde una perspectiva cristiana, según mosén, quien muy orgullosamente afirma que es el primero en el planeta Tierra dedicado a la ecología.En el interior del perímetro del antiguo castillo hay un parque con multitud de iconos evocativos de los valores de la ecología, el montañismo y, lo que es peor, el paganismo, de modo que ha suscitado un gran escándalo.

Unas consideraciones al respecto[1]:

 

  1. El Santuario Ecológico situado en la Ermita del Castillo de Gallifa depende del rector Josep Dalmau de la parroquia de Sant Pere y Sant Feliu de Gallifa, perteneciente al arciprestazgo de Moiá, Diócesis de Vic, sufragánea de la Archidiócesis de Tarragona.

 

  1. Entrando en el sitio web del Santuario, en la pestaña de “Espectacle so i llum!”, se comenta que el recinto exterior está presidido por una estatua de la diosa-madre de Diana-Artemisa, la “Señora de Efeso” (Hechos, 19:28), la de los múltiples pechos o perlas de ámbar con la luna creciente en la cabeza, que dice que es un símbolo paradójico de la fecundidad y virginidad de la Tierra y de la Vida (aunque confunde los atributos de Diana-Artemisa con los de Astarté-Ishtar), y que además existe un tronco envejecido que simboliza, a su vez, la muerte, haciendo sincretismo de los árboles sagrados de la mitología germánica (Yggdrasil, Roble de Thor, Irminsul, Glasir…)

 

  1. En la pestaña de “Activitats”, se habla del movimiento ecologista como proyecto alternativo, y hace suyas las palabras de Toynbee que asume la creencia en una Realidad Espiritual o Presencia espiritual, que históricamente ha tomado los nombres o aspectos de Brahma, Alá, Dios o Nirvana.

 

  1. En la de “Moviment Ecològic”, propugna la síntesis entre el viejo mito pagano de la Virginidad y de la Fecundidad, el movimiento ecológico moderno y el cristianismo.

 

  1. En “Breu història”, dice que los devotos de la ecología vienen al Santuario Ecológico para plantar un árbol en su recinto como una vela votiva, una plegaria encendida perpetuamente a María, abogada de la virginidad fecunda, o sea, de la Naturaleza virgen.

 

  1. Para terminar de completar el cuadro, han aparecido junto a la estatua de la diosa-madre Diana-Artemisa fotos en las que se ve en primer término banderas independentistas y la presencia de unos seis sacerdotes con vestimentas sagradas preparados para celebrar una misa. La gravedad de la permanencia de la estatua de Diana-Artemisa en el espacio sagrado de un Santuario católico catalán, recuerda, al decir de algún religioso, la situación descrita por Ezequiel, 8, en la que el profeta ve lo siguiente en el Templo de Jerusalén (Biblia de Jerusalén):

 

– La posible estatua de Astarté introducida por Manasés

– 70 ancianos de Israel inciensando representaciones de reptiles y animales repugnantes y basuras idolátricas  grabadas en las paredes

– Mujeres plañendo al Dios asirio-babilónico Tamuz-Adonis

– 25 hombres de espaldas al Santuario postrados hacia el sol de Oriente

Daniel, por su parte, ve la supresión del sacrificio y la ofrenda eucarísticas y la abominación de la desolación (San Mateo 14 y San Marcos 13).

Estatua pagana de la diosa-madre de Diana-Artemisa

Estatua pagana de la diosa-madre de Diana-Artemisa

A las autoridades eclesiásticas corresponde decidir lo correcto en esta situación y si la entronización de una estatua pagana de la diosa Diana-Artemisa[2] en un santuario católico y si el contenido de las enseñanzas que imparte el rector de la parroquia de Gallifa, se ajustan a la verdadera doctrina de fe y moral católicas. Máxime cuando esto constituye una necesidad frente a un sacerdote rebelde de forma explícita y pública, para no sembrar ya más escándalo y confusión para la salvación de las almas, y para determinar que un sacerdote católico debe ser una persona ejemplar y referente para la verdad de fe y moral católicas. Esto, además, afecta por solidaridad del Cuerpo Místico a todo el resto de obispos y al otro arzobispo de la Conferencia Episcopal Tarraconense[3].

 

En la entrevista que le hicieron a Mossèn Josep Dalmau i Olivé el 1 de junio del 2009, se manifestó partidario de la paridad hombre-mujer en la Iglesia, en el tema del sacerdocio femenino; de la opcionalidad del celibato; de la revisión de la ética sexual católica; de las relaciones sexuales prematrimoniales porque afirma que es mejor para evitar casamientos nulos; de las parejas homosexuales y del derecho a la adopción por ellas. Se manifiesta a favor del aborto y de la eutanasia, a la inseminación artificial, a la fecundació “in vitro”, al cultivo de células embrionarias y a la donación de órganos. A lo único que parece oponerse es a los vientres de alquiler y a la Humana Vitae de Pablo VI[4]. Pura heterodoxia. Oriol Domingo, informador religioso hasta hace poco de La Vanguardia, explica en In saecula saeculorum que la Oración sobre el Mundo que, al parecer se reza en Gallifa, puede estar inspirada en la Liturgia sobre el Mundo o liturgia cósmica de Teilhard de Chardin.

 

Pero quién es este mossén tan heterodoxo?

 

Josep Dalmau y Olivé (Sant Llorenç Savall, Barcelona,​​  20 de octubre de 1926) es un sacerdote, escritor, teólogo y activista catalán.Estrenó de cura como rector suplente en San Pedro Molanta y el Arboçar, en la comarca del Alt Penedés.

Considerado conflictivo por la jerarquía de la Iglesia, en 1958 fue, contra todo pronóstico, nombrado rector de este pequeño pueblo del Vallés Occidental, Gallifa, que poco después pasó a la jurisdicción del obispado de Vic con cuyo obispo mantendrá relaciones conflictivas. La estancia en Gallifa además de permitirle disponer de tiempo para otras actividades fuera de la población, lo llevará a animar la vida del pueblo y desarrollar su actividad pastoral creando un grupo scout mixto, adecuando la rectoría como casa de colonias y terreno de acampada, lo que facilitó la llegada de grupos de jóvenes catalanes del resto del Estado. Publicará la revista infantil  El Carro que llegó a tener mil suscriptores etc. La organización de cursos de formación obrerista en Gallifa facilitará contactos con la gente del Frente Obrero de Cataluña (José Ignacio Urenda y Bariego, Miguel Roca Junyent, Alfonso Carlos Comín y Rubio…). Será profesor de Moral en la escuela de aprendices de la Maquinista Terrestre y Marítima de Barcelona donde hará labor de concienciación, e introducirá el movimiento de la Juventud Obrera Cristiana, JOC, donde militarán futuros líderes obreros como Daniel Cando Cando, Manuel Murcia Ros, etc.

En 1965 será por primera vez juzgado por el Tribunal de Orden Público, por el escrito firmado por cuatrocientas veinte personas enviado a la Audiencia donde se denunciaba torturas a Jordi Pujol y pedían que se investigara.  El segundo fue con motivo de la  “Manifestación de capellanes de 1966”  ante la “Jefatura Superior de Policía”, tras la cual fueron procesados ​​cuatro de los promotores. El juicio celebrado en 1969 los condenó a un año de cárcel y 10.000 pts de multa, pero tras las presiones del Vaticano, obligó al Consejo de Ministros a indultar antes de que el Tribunal Supremo se pronunciara. Ese mismo año participará en la protesta por el Proceso de Burgos que propició la creación de la Asamblea Permanente de Intelectuales Catalanes en 1971 que, junto a otros grupos, dieron lugar a la Asamblea de Cataluña.

No ha sido miembro de ningún partido, pero sí se afilió al  sindicato de  la CNT, a pesar de las resistencias, dado el histórico talante anticlerical de esta organización. Intentó ya dentro del sindicato hacer una aproximación entre el cristianismo y el anarquismo como había hecho años antes entre el marxismo y el cristianismo con encuentros y charlas en todo el Estado. En 1986 se implicará en el desarrollo del independentismo. El año 2009 será uno de los promotores del manifiesto de apoyo a Suma Independencia.

Josep Dalmau es partidario de una Iglesia nacional, alternativa y progresista de comunidades de base, tal como se lee en su libro: Josep Dalmau, “Un capellà rebel, un sacerdot lliure”, Proa 2009 y por sus enseñanzas, parece que está apartado de la plena comunión con la Iglesia Católica, porque, en efecto, en ese artículo de Església Plural se contiene una lista de respuestas proporcionadas por el propio Josep Dalmau que lo sitúan fuera de la plena comunión con las verdades de fe y moral católicas.

En la faceta de escritor, la obra teológica y cívico política se inició en 1967 con el libro que causó gran impacto Distensiones cristianomarxistes. Este libro junto con el Agonía del autoritarismo católico escrito en 1968 y el Contrapuntos al “Camino” del Opus Dei de 1970 que serán secuestrados posteriormente a la salida al mercado. Se da la circunstancia de que sus libros de temática religiosa nunca pasaron la censura eclesiástica. Fue el primer cura de Europa al no pasarla pero la publicó, contra el parecer, de la jerarquía eclesiástica. Su teología ha sido conceptuada como “Teología popular”. Los últimos años Josep Dalmau ha incidido en la temática independentista con los libros La batalla por la autodeterminación dentro de la Unión Europea, publicado en 1995, y Españoles por fuerza el año 2002. También ha iniciado la redacción de sus memorias con la publicación en 2009 del libro Un cura rebelde, un sacerdote libre. Memorias: primera parte (1926-1968) y en 2014 de Segundas memorias. Una lucha por sobrevivir con dignidad.

Por último, decir que es seguidor de las tesis del jesuita francés Teilhard de Chardin quien tiene un concepto de la evolución que contiene enseñanzas erróneas y peligrosas, al considerar que la evolución humana culminará en el Punto Omega (cristificación), además de proponer conceptos discutibles como la Hiperfísica, la Evolución Creadora, la noosfera, la Cristosfera y el Cristo Cósmico, entre otros, por lo que sus hipótesis lo aproximan a la filosofía gnostico-panteista y la New Age; ideas condenadas por el Vaticano .

 

De esta situación se puede afirmar lo siguiente:

  1. La creencia en la New Age y en mitos paganos representa un retroceso espiritual de entre unos 2.000 años (San Pablo en Éfeso con Artemisa) y unos 2.600 años (Judá antes del exilio con la estatua de Astarté en el Templo de Jerusalén).
  2. Estas creencias realizan un vaciado espiritual completo en la vida de un sacerdote católico (y de un laico).
  3. La colocación de una estatua pagana en el santuario es un pecado de idolatría que viola el primer mandamiento de la Ley de Dios. Y la situación espiritual de este Santuario está fuera de todo control de la Iglesia católica.
  4. Es la opinión de un sector de exorcistas que una estatua pagana en un recinto católico representa un riesgo de infestación demoníaca, sin tener en cuenta las posibles ceremonias no católicas que hayan podido hacerse en este lugar, vacías de espiritualidad católica y su sustitución por la de la New Age anticatólica.
  5. Esta sustitución de espiritualidad conlleva un proceso lógico:

– Primero, una teología postconciliar vació desde 1960 la personalidad espiritual católica propia: redujo la eucaristía a símbolo y la Iglesia a una agencia de acción social, política y lingüística; racionalizó toda la mística (el ángel y el demonio son símbolos personificados del bien y del mal); despreció los mandamientos y la confesión; violó los ritos sacramentales (misas dadas de cualquier manera, casi siempre de forma rutinaria); relativizó la moral (Dios es amor y todo lo permite)…
– Segundo, dado que el hombre tiene unas necesidades religiosas y espirituales, desde la década de 1990 se rellenó con la espiritualidad de la New Age: orientalismo, ocultismo, espiritismo, paganismo, magia, mitologismo, y nuevas creencias o religiones laicas (ecología y naturismo, feminismo, eneagramas, terapias alternativas, espiritualidades sin dios ni transcendencia, meditación, zen, tao, yoga, chakras…)[5]

 

Sorprende la gran cantidad de partidarios de esta “espiritualidad” que defienden y contraponen a la del catolicismo a la cual acusan de estar basada en un perjudicial antropocentrismo y añaden: “Es un hecho absurdo y obtuso considerar que la Divinidad -si lo prefieren “Dios”- haya dado en exclusiva una religión verdadera a unos pocos de sus “hij@s”, que se localizan incomprensiblemente en una sola cultura y en un momento de su historia; negando cualquier tipo de verdad en las expresiones de otras religiones o prácticas espirituales. Su afirmación de la falsedad de todas las religiones, salvo una (la suya), es suponer un Dios diminuto e injusto que nada tiene que ver con algo elevado sino con la mísera y repugnante voluntad de dominio. Les aconsejo que abandonen los dogmas que les impiden entender la manifestación de la vida y este planeta, como una expresión de la Divinidad (sin abandonar la fe católica, si es así su preferencia). Para finalizar, me recuerdan a las reticencias con la que la que la ortodoxia de la Iglesia acogió a Francisco de Asís; algo de lo más granado del cristianismo, precisamente porque no se presta a monopolios y se abre con amor a todas las expresiones de la Divinidad. Así, como rezaba el lema hippie y que seguro que suscribiría Jesús -para su escándalo-: hagan más el amor (en su amplia, variada y fantástica manifestación) y menos la guerra (idem)”.

Con “espiritualidades” y doctrinas así, que confunden las doctrinas de San Francisco de Asís con las de estos charlatanes, no es de extrañar que hayan proliferado tanto sectas, chamanes y brujería. En España ya contamos con más de 5000 brujas orgullosas de sus ritos y enseñanzas. No obstante, se engañan.  La preocupación por el cuidado ambiental es un tema relativamente nuevo del que la Iglesia no se ha desentendido. Se puede tomar como un hito histórico el libro Primavera Silenciosa de Rachel Carson, publicado en 1962, que denunciaba los efectos de los pesticidas sobre los ecosistemas.

Antes de 1972, no se tenía una clara conciencia de los impactos negativos que podrían causar sobre el ambiente las actividades humanas, pero la Iglesia a través de sus distintas Encíclicas ha ido mencionando la responabilidad del hombre sobre la creación.  La Constitución Pastoral Gaudium et Spes de 1965 o la Encíclica Populorum Progressio de 1967 aunque no hayan hablado explícitamente del cuidado del medio ambiente, sí hablaban claramente de la responsabilidad del hombre en este tema.

San Juan Pablo II, contribuiría enormemente a definir, mediante escritos y discursos, la recta aproximación que debían mantener los católicos frente a la crisis ambiental, denunciando los impactos ambientales provocados por los abusos del hombre pero apartándose claramente de cualquier forma de panteísmo o ecologismo radical.

A pesar de eso, varios siglos antes, San Francisco de Asís (1182–1226) ya entonaba el Cántico de las Criaturas, donde le agradece al Creador por el “Hermano Fuego”, la “Hermana Agua”, la “Hermana Tierra” y todas las criaturas del mundo. Mostraba así su creencia que todo lo creado era obra divina y que todos los seres debían tratarse como “hermanos” y “hermanas”. No es extraño entonces, que los Franciscanos de hoy en día también muestren un fuerte acento hacia la fraternidad con la naturaleza. Por un lado tienen una sólida escuela filosófica que nace desde San Buenaventura (1218–1274) y que ha prevalecido hasta nuestro tiempo en varias universidades. Por otra parte tienen proyectos concretos de reconciliación con la creación, como el “proyecto ecológico franciscano” de Holanda, que ayuda a las personas a entrar en contacto con Dios en la naturaleza.

El Papa Francisco da mucho crédito a algunas interpretaciones científicas y hace suyas algunas preocupaciones hoy compartidas, aunque aún  debaten los científicos sobre las mismas. Pero en el mismo momento en que se sitúa dentro del problema utilizando todas las razones de la razón laica, propone la interpretación cristocéntrica, lo sitúa dentro de una poderosa visión de fe, lo eleva a una perspectiva inaudita para los “profesionales del ecologismo”, absolutamente alejado de propuestas panteistas.

Muchos han alabado la Laudato si’ demasiado deprisa, esperando así atraerla a su sistema de pensamiento del que querían fuera una confirmación. Están decepcionados, porque la perspectiva de Cristo, tal como ha explicado el Papa, no se sitúa dentro de ninguna escuela de pensamiento humano[6].


 

[1] Ramon Graupera Vila es un gran experto en la New Age El escándalo del Santuario ecológico de Gallifa: http://germinansgerminabit.blogspot.com.es/2012/06/el-escandalo-del-santuario-ecologico-de.html

[2] Y esta estatua, ¿quien la encargó, la pagó, cuánto costó y qué escultor la hizo? ¿Cuándo la quitarán y quién pagará el coste del desmontaje?

[3] Ramon Graupera Vila Publicado por Germinans Germinabit 

[4] Programa de radio “L’oracle” de Catalunya Radio del día 3 de febrero del 2009, en la entrevista con Xavier Grasset y otros contertulios (en www.ivoox.com buscando “Conversa mossèn Josep Dalmau”)

[5] Ramon Graupera Vila: Germinans Germinabit

[6] Mons. Giampaolo Crepaldi: “En la Laudato si’ el Papa Francisco recoge y desarrolla la reflexión del magisterio social sobre el problema ecológico”

http://www.vanthuanobservatory.org/dossier/dossier.php?lang=es&id=2271

 

Le recomendamos






Comenta

Comenta nuestras noticias con tu cuenta facebook.

entrevistas tv
logo opinion portada